-SECRETARIO EMILIO CHUAYFFET CHEMOR: Señor Presidente de la República; señor Gobernador; distinguidas autoridades; directivos de esta escuela; señores padres de familia; queridos niños.

Saludo, también, al señor dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Hoy, venimos aquí, a su escuela, a la Juventino Rosas.

Todo mundo sabe por qué se llama Juventino Rosas su escuela.

Por qué.

-INTERVENCIÓN: Porque era un señor, era un compositor.

-SECRETARIO EMILIO CHUAYFFET CHEMOR: Sí. Muy bien.

Porque un señor de Guanajuato, que fue un genial músico mexicano, le dio apellido a muchas escuelas.

Pero, don Juventino tuvo un problema desde niño. Se tuvo que ir de su tierra porque no tenía ni para estudiar ni para desarrollarse.

Por eso, el Presidente Enrique Peña quiere que esas situaciones ya no sigan ocurriendo en México. Y ha echado a andar una gran Reforma Educativa.

Una reforma que tiene por objeto darles a ustedes, a los niños y a los jóvenes de México, maestros más preparados, escuelas bien construidas y equipadas y, además, la posibilidad de que sigan estudiando más y mejor.

Esta reforma está dando los primeros cambios en el gran sistema educativo del país. Y uno de esos cambios, es la Escuela de Tiempo Completo.

La Escuela de Tiempo Completo, ya lo han visto ustedes, porque ingresaron en noviembre de este año al sistema, es una escuela que aumenta su jornada.

Tenían ustedes cuatro horas y media al día, sin la media hora del recreo, cuatro horas de trabajo, o sea, 800 horas en un año escolar.

Ahora, suben a ocho horas, descontando las dos de alimentos y de recreo; van a aumentar 400 horas, para ser mil 200 horas de estudio.

Y para qué les sirven mil 200 horas más.

Para convivir mejor con sus amigos, porque sólo conviviendo se aprende con alegría, que es lo que queremos en el Gobierno que preside el señor licenciado Enrique Peña, pase en todas las escuelas de México.

Queremos que fortalezcan la lectura; los desafíos matemáticos, que los resuelvan, que las matemáticas dejen de ser aburridas, para volverse amenas y que les sirvan a ustedes para resolver los problemas de la vida.

Ya verán los que aprendan bien matemáticas, que espero sean todos, van a ver cómo les sirve para resolver los problemas de su vida el saber bien matemáticas.

Queremos que aprendan, también, ciencias; que sepan de las cuestiones de salud; que se asomen, como ya vimos allá, arriba, a las tecnologías de la información y de la comunicación.

Y, también, a través no de maestros, sino de promotores. Gracias al Presidente Peña, estas escuelas, que ya son más de 15 mil en el país, había seis mil y tantas cuando inició su Gobierno, que estas escuelas tengan promotores en educación física, en educación artística y, también, en el inglés.

Yo creo que con estas nuevas disciplinas y con las que ustedes ya vienen estudiando, van a ser muy buenos estudiantes. Y el que es buen estudiante va a ser muy bueno en la vida, en lo que quiera hacer.

Aquí me tocó en la mesa un joven que me dijo, David, se llama, que quiere ser político, pero que quién sabe si llegue a serlo.

Yo le dije que todo lo que ustedes quieran hacer lo pueden lograr si estudian y que, por eso, el Presidente de la República ha decidido un gran cambio en favor de todos los niños y los jóvenes de México, para que estudien más, para que sepan más, para que tengan mejores herramientas y puedan salir adelante.

En las Escuelas de Tiempo Completo, hoy, hay dos millones de niños en el país y las vamos a seguir incrementando hasta llegar a 40 mil cuando termine el Gobierno.

Pero, queremos que en esto los padres de familia, como nos lo han demostrado en el comedor, sigan siendo los grandes aliados de la educación para sus hijos.

Los Consejos de Participación, el de aquí, fue capacitado para manejar el menú dietético de la Secretaría y la selección de las materias primas para la alimentación de los jóvenes.

Van a tener el respaldo del Gobierno, porque el señor Presidente y, también, el señor Gobernador, le conceden un gran valor a la educación.

Y seguramente, como Juventino Rosas, no tendrán ustedes que irse a buscar un mejor destino, porque lo hallarán aquí o donde quieran, porque la educación les va a abrir las puertas siempre.

Así lo quiere el señor Presidente.

Gracias.

-GOBERNADOR ERUVIEL ÁVILA VILLEGAS: Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Quiero, en nombre de los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial, aquí presentes; en nombre del Presidente Municipal, Pablo Bedolla; en nombre propio, desde luego, darle la más cordial de las bienvenidas a ésta, su casa, literal, su casa el Estado de México, y especialmente, a éste, el municipio más poblado de todo el país, que es Ecatepec de Morelos.

Saludo al señor Secretario de Educación Pública, al maestro Emilio Chuayffet Chemor; a los dirigentes sindicales del SNTE, especialmente al maestro Juan Díaz de la Torre; al representante del Sindicato Estatal; maestra, directora, maestra Cristi, muchas gracias por recibirnos.

Alumnas, alumnos; maestros; medios de comunicación, muchas gracias por esta oportunidad.

Hoy, señor Presidente, quiero darle las gracias en nombre de los mexiquenses, porque ha escogido usted el Estado de México, especialmente esta escuela, para poder dar a conocer este programa tan importante, un sello muy específico de su Administración, que son las Escuelas de Tiempo Completo.

Hay miles, hay millones de niñas, de niños, que ya se están beneficiando, y se habrán de beneficiar con el incremento que usted habrá, me refería usted que iba a instruir, a efecto de que más niños se beneficien de este programa. Es un programa muy completo, como lo podemos apreciar.

Le agradezco su paciencia, señor Presidente, que usted fue platicando con los alumnos, con los maestros, hizo una actividad deportiva inclusive; comió frijoles negros, muy sabrosos, por cierto, aquí, en el comedor.

Y estuvo personalmente checando cómo funcionan, precisamente, estas Escuelas de Tiempo Completo, que nos permiten, por una parte, desarrollar a los niños en sus aptitudes físicas, deportivas, a alimentarse muy bien.

Vi la comida muy balanceada, muchas felicidades, comiendo verdurita, comiendo frijoles todos.

Vi, también, a las maestras, a los maestros muy entusiastas. Cómo se entregan en cuerpo y alma a esta actividad.

Por eso, hoy quiero expresarles mi agradecimiento una vez más a las maestras, a los maestros responsables, generosos, que se la juegan con México, que se le han jugado con el Estado de México, dando lo mejor de sí.

Por eso, señor Presidente, quiero que sepa que aquí, en el Estado de México, apoyamos la Reforma Educativa, la reforma del Presidente Enrique Peña Nieto, para tener una educación como lo merecen los alumnos, las alumnas de este país y, especialmente, de este Estado de México.

Para terminar, no me cabe la menor duda que las y los niños aquí presentes, están aquí presentes los futuros médicos que van a hacer trasplantes de riñón, los futuros arquitectos que van a construir grandes carreteras.

No me cabe la menor duda que aquí, en esta niñez está, también, el próximo Gobernador o Gobernadora, y el próximo Presidente de la República.

Así es que, si piensan en grande, si estudian en grande, verán que van a llegar tan lejos como ustedes se lo propongan.

Felicidades por este concepto, señor Presidente.

Y gracias por todo su apoyo.