-MODERADOR: Toma la palabra el contador público, Jorge Herrera Caldera, Gobernador del estado de Durango.

-GOBERNADOR JORGE HERRERA CALDERA: Campesinos de México, bienvenidos.

Durango los recibe con los brazos abiertos.

Es un honor para Durango ser sede de este Congreso Nacional Extraordinario de la Confederación Nacional Campesina.

Gracias por permitirnos celebrar su 77 Aniversario, y reivindicar su papel histórico en las grandes transformaciones de México.

Mucho nos motiva que encabece este Congreso el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto. Un Presidente que asume con valentía y determinación las decisiones que el país necesita para construir un futuro de prosperidad y bienestar.

Como siempre, señor Presidente, sea usted bienvenido. Durango es su casa.

Es un verdadero gusto recibir también, a Secretarios de Estado, a quienes saludo en la persona del licenciado Miguel Ángel Osorio Chong.

Sean ustedes bienvenidos.

A mis amigos: la Gobernadora Electa; los Gobernadores; Gobernadores Electos; Senadoras; Senadores; Diputadas y Diputados Federales; Presidentes Municipales; gracias a todos por su presencia.

A todo el cenecismo del país aquí, reunido, los saludo en la persona de nuestro nuevo líder nacional de nuestro partido, el licenciado Manlio Fabio Beltrones.

Bienvenidos sean todos.

Celebro que esta Confederación Nacional Campesina se reúna en Durango.

Agradezco a mi amigo, el Senador Manuel Cota Jiménez, por distinguir a Durango con la sede de este magno evento. Gracias, mi amigo Senador, líder de los campesinos de México.

Saludo también, a todo el Comité Directivo de la CNC, en su Secretario General, un paisano de los nuestros; Rubén Escajeda.

Saludo a los exdirigentes nacionales de la CNC en dos grandes personalidades; en don Augusto Gómez Villanueva, y también en un duranguense; don Maximiliano Silerio Esparza.

Y saludo a los líderes agraristas de todo el país, en el Diputado Carlos Matuk, dirigente de la CNC en nuestro estado.

Siempre mi respeto y mi reconocimiento a nuestros queridos exgobernadores: don Héctor Mayagoitia Domínguez, don José Ramírez Gamero y, una vez más, nuestro gobernador cenecista, exgobernador, Maximiliano Silerio Esparza.

Hoy, nos reúne el reconocimiento a la Confederación Nacional Campesina, como fuerza viva de transformación social.

Los cenecistas han sido protagonistas de las luchas agrarias de México, promotores de las grandes obras de infraestructura hidroagrícola y forjadores de instituciones públicas que hoy atienden las necesidades y demandas de los campesinos mexicanos.

Hoy, nos convoca una de las más grandes causas del país, con la que existe una deuda histórica: el campo mexicano.

Hoy, nos mueve el compromiso de dialogar y encontrar juntos el camino para impulsar, para respaldar con toda nuestra fuerza el liderazgo transformador del Presidente Enrique Peña Nieto y su compromiso de promover una reforma profunda al campo.

Queremos decirle: Estamos con usted, señor Presidente.

Una reforma al campo para pasar de las pérdidas, a las ganancias; de los apoyos asistenciales, al respaldo productivo. Una reforma para consolidar un campo con rostro humano, que garantice sus derechos sociales, vivienda digna, ingreso suficiente, protección a la salud y educación para sus hijos.

Una reforma que reconozca y valore la importancia de su lucha histórica. Una reforma responsable en el presente y visionaria hacia el futuro.

Una reforma que sí es posible con la fuerza de la CNC, porque ustedes, los campesinos y las campesinas de México, han sido aliados del Presidente Enrique Peña Nieto en las grandes transformaciones que han ocurrido en nuestro país.

Una reforma que sí es posible, como son posibles los beneficios que ya son tangibles, gracias a las reformas transformadoras que están en acción.

Con la Reforma Financiera, se han ampliado las oportunidades para el campo; más créditos, más baratos y, sobre todo, créditos oportunos, con apoyo especial para nuestras queridas mujeres del campo.

Con la Reforma de Telecomunicaciones, los mexicanos ya no pagamos el servicio de larga distancia, y éste, también, es un acto tangible.

No son discursos, no son beneficios de papel, son beneficios que se ven y se sienten ya, en los bolsillos de las familias mexicanas.

Por ello, en Durango valoramos profundamente las oportunidades que se están reflejando de estas reformas transformadoras.

Gracias a las reformas, en Durango se están generando en los últimos años cerca ya de 50 mil empleos; empleos formales, empleos en el campo, empleos en las ciudades.

Gracias a las reformas, en Durango se impulsa el Programa de Obra Pública más ambicioso de los últimos años. Como lo dijo el Presidente Enrique Peña Nieto: hechos son amores.

Y hoy, Durango avanza en sus ejes carreteros, construimos nuevos circuitos viales, tenemos una nueva estación ferroviaria, la más moderna en los últimos 30 años. Avanzamos en la conectividad.

Gracias a las reformas, a sus beneficios, Durango, junto con Nayarit, ocupa los primeros lugares en disminución de la pobreza y la pobreza extrema.

Gracias a las reformas y sus beneficios, en Durango, en los dos últimos años, hemos tecnificado con sistemas de riego más de 20 mil hectáreas. Pero les doy un dato, mientras que el promedio en el sexenio federal anterior, fue sólo de 500 hectáreas por año, tres mil en seis años. Con usted, señor Presidente, llevamos 20 mil hectáreas tecnificadas en sólo dos años.

Gracias, señor Presidente.

Está en operación, en la región lagunera, en Tlahualilo, el complejo procesador y de empaque de carne más grande de México, de la empresa SuKarne. Este proyecto tiene ya ahorita un hato ganadero de más de 200 mil cabezas.

Un proyecto que fortalece el esquema de agricultura por contrato, que nos ha permitido ya en estos momentos, reconvertir diferentes cultivos a la producción de maíz amarillo. Son ya, ahora, 150 mil toneladas de reconversión, ayudando a disminuir el déficit de este producto en nuestro país.

Por todo ello, Durango reconoce el liderazgo transformador de Enrique Peña Nieto, porque en la generación de empleos en Durango, está ahí el liderazgo transformador del Presidente de México, como nunca en la historia.

Porque en el combate y la disminución de la pobreza de a de veras, en Durango está el liderazgo transformador de Enrique Peña Nieto.

Porque en la expansión y modernización de la infraestructura en Durango, está ahí el liderazgo transformador de nuestro Presidente. En el fortalecimiento y competitividad del campo en Durango, está ahí el liderazgo transformador del señor Presidente.

Por ello, en el marco de la ley, vamos juntos con el Presidente Enrique Peña Nieto. Como lo dijo el licenciado Manlio Fabio Beltrones: sin sanas distancias, vamos juntos con responsable cercanía.

Con el Presidente Enrique Peña Nieto compartimos trayecto y proyecto. Compartimos también, la convicción de gobernar para transformar, y transformar para mejorar las condiciones de vida de nuestras familias.

Vamos juntos con los campesinos de México, por las respuestas a sus justas demandas.

Vamos juntos con el Presidente Enrique Peña Nieto.

Vamos juntos con nuestros campesinos.

Vamos juntos con la CNC.

Vamos juntos por una reforma profunda a nuestro campo.

Campesinos de México; unidos.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación, invitamos al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, a dar testimonio de la Firma del Convenio entre el Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Nacional Campesina y la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

Firman este documento: el Senador Manuel Humberto Cota Jiménez, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Nacional Campesina, y el licenciado Juan Carlos Cortés García, Director General de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.

(FIRMA DE CONVENIO)

-MODERADOR: Señoras y señores, compartimos el video: Transformando el campo de México.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Cedemos el uso de la palabra al ciudadano Senador Manuel Humberto Cota Jiménez, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Nacional Campesina.

-SEN. MANUEL HUMBERTO COTA JIMÉNEZ: Muchas gracias.

Muchas gracias.

CNC se vive. CNC se siente. Peña, CNC. Claro que sí.

Señor Presidente.

Señor Presidente de la República:

Ante una apretada agenda y a unos cuantos días de rendir su Tercer Informe a la Nación, su presencia en la Inauguración del Congreso Nacional Extraordinario de Nuestra Confederación, el número 77, bien podemos interpretar como una muestra más de su solidaridad con las causas de los campesinos de México a usted nuestra gratitud y nuestra reciprocidad.

Gracias por su presencia.

Usted con nosotros. Nosotros con usted.

Hoy, a 77 años de la creación de nuestra organización, con la presencia de nuestros exdirigentes nacionales, de la Gobernadora y los Gobernadores, de los integrantes del Gabinete, hoy con el Secretario de Gobernación, de la fórmula Carolina-Manlio, que son nuestros Presidentes del Instituto y con la presencia de César Camacho, nuestro Coordinador de bancada, queremos decir gracias, estamos completos; gracias, y estamos listos, Presidente, para lo que venga. Claro que sí, con la CNC.

Queremos agradecer en nombre de todos y todas las campesinas de México que hoy aquí están, aquí están reunidos. Hemos hecho de Durango el espacio mexicano para escuchar la expresión de los campesinos.

Queremos agradecer la generosidad ilimitada, la hospitalidad del pueblo y del Gobierno de Durango. Sus manifestaciones de apoyo. Ellas serán un recuerdo imborrable y distintivo de este Congreso cenecista. Gracias, amigo Gobernador, Jorge Herrera. Por ello, Guadalupe Victoria y Francisco Villa son del estado de Durango.

En el marco de la celebración del Centenario de la Ley Agraria del 15, promulgada por don Venustiano Carranza, primer esfuerzo articulado de justicia social del Siglo XXI.

Por acuerdo de nuestra organización, decidimos no sólo realizar eventos alusivos. Decidimos, además, trabajar con mayor vigor para materializar las reformas que usted promovió, Presidente; y que las y los Diputados, las y los Senadores de la República, cenecistas con convicción y decisión, aprobamos como parte de la transformación del campo y de nuestro país.

Conscientes de que toda transformación tiene sus etapas difíciles, y en algunos casos de resistencia, pero convencidos de las reformas transformadoras que han puesto en movimiento a nuestro país, hoy convenimos en seguir luchando para complementarlas.

Hoy, aquí, reunidos, señor Presidente, Senadoras, Senadores, Diputadas, Diputados de la nueva Legislatura y de la que está por salir; los integrantes de las 32 ligas de comunidades agrarias y sindicatos campesinos; los comités municipales campesinos.

Todos en el territorio nacional, los comités de base, las ramas y organizaciones, sumados en millones de campesinos en todo México estamos de pie, y estamos prestos al llamado, al llamado de nuestro Presidente para fortalecer al Estado y, como decía don Augusto Gómez Villanueva, el día de ayer, como lo hizo con dos Presidentes de México: Presidente Enrique Peña Nieto, la CNC aquí estamos y estamos con usted.

Redoblemos el paso. Los campesinos de México estamos firmes, sin titubeos, sin concesiones, desde luego, al margen del interés del país, siempre y junto a usted, porque estamos conscientes que apoyando al Presidente de México, estamos transformando al campo de nuestro país.

De varias de las reformas en marcha, empezamos a sentir sus buenos efectos, deseáramos que fueran pronto, pero las reformas en el mundo transitan por un periodo y una gradualidad.

Pero las nuestras hoy se sienten; menos costos en la energía por el consumo de luz y gas en nuestros hogares, eliminación de cargos por llamadas telefónicas dentro del país y el adiós al gasolinazo que tanto lastimaba a los mexicanos.

En estas tres reformas, los beneficios han sido relevantes, en efecto, en la materia electoral ganaron, y ganaron bien gracias al Presidente, ganaron las mujeres, serán la mitad del Congreso, del Congreso de la Unión.

Y no. No sentimos competencia. Las queremos mucho, y prueba de ello, es que la Presidenta de este Congreso es la Senadora Mely Romero, de Colima; una mujer en el Congreso.

Hoy, Presidente, aquí demostramos la unidad de los campesinos de la CNC, demostramos también el respeto, la solidaridad, la fraternidad y la voluntad de trabajo en equipo con organizaciones hermanas, como las que hoy aquí están presentes.

Se los agradezco, con respeto, con admiración y con reciprocidad a los dirigentes de la CCI; del Consejo Nacional Agropecuario; del Consejo Nacional de Ganaderos; del CAMP; de los pequeños propietarios; de la CCC y de la UCD. Con algunos de ellos sostenemos coincidencias ideológicas, y con otras no contradicciones, pero nos une el amor por el campo y por México.

Así que, gracias a las hermanas organizaciones.

Señor Presidente:

A un año de que usted iniciara el Programa Especial de Crédito a Pequeños Productores, ya se han colocado créditos en más de 150 mil productores, de los cuales, alrededor del 85 por ciento son acreditados nuevos de la institución, y más alentador aún; es casi 38 mil beneficiarios son mujeres que trabajan por el campo.

Esto, Presidente, es el primer eslabón de la cadena productiva; ausente, aislado y desaparecido. Hace un año lo anunció, el 20 de agosto, y hoy, es una realidad. Esa es la mejor política económica, la que crea las condiciones para promover inversiones y crea nuevos empleos.

El convenio, bien me lo decía usted hace un momento: Hace un año te tomé protesta, y hace un año también entregó estas buenas noticias para los campesinos de México.

Quiero dar testimonio, porque claro en la CNC, cuando bien no se hacen las cosas, pero igual nobleza obliga cuando hay actitud, atención de resolverle a los campesinos.

El convenio que hoy firmamos con la Financiera Nacional de Desarrollo, donde su titular, Juan Carlos Cortés, ha interpretado su visión y compromiso con el campo mexicano, servirá para acelerar el paso y reafirmar el compromiso de seguir impulsando al sector agropecuario.

Lo digo quedito, y no por ello es necesario; requieren ampliar su personal, quieren, tienen voluntad y creo que lo van a poder lograr en bien de los campesinos.

Amigo Presidente, Enrique Peña Nieto:

Hemos tenido, sin duda, resultados, las cifras lo demuestran. Durante el periodo 2008-2012, el Producto Interno Bruto del sector agroalimentario registró una tasa promedio del 1 por ciento.

En el 2014, registramos una tasa promedio del 2.1 y nos convertimos en uno de los sectores más dinámicos del país.

Eso habla del buen equipo, del buen desempeño de la Secretaría de Agricultura, de su Secretario Enrique Martínez y Martínez, de su equipo, con quien hemos hecho un buen equipo.

Muchas veces se trata de resolver, pero se trata de atender, de tener actitud y de atender a los nuestros. Yo quisiera extenderme más, Presidente. El tiempo es de usted.

Yo sólo le digo, en síntesis, que corresponda con el compromiso de usted, señor Presidente.

Vamos a seguir modernizando y siendo más productivos, rentables en nuestra actividad; y, sobre todo, que los beneficios alcancen en forma más equitativa a los que menos tienen para continuar transformando el campo de México.

Decirle que estamos con usted, no es discursivo, es de nuestra parte una vocación, no institucional por la persona, institucional por esta importante organización, que en su cultura es el apoyo al Jefe de las Instituciones.

La unidad, la pasión y la decisión y compromiso con México que tenemos los campesinos, están hoy, con usted. Están para fortalecer nuestras instituciones. Están para ser más rica e incluyente nuestra diversidad.

Están hoy, para fortalecer a nuestro Presidente, y están para ser más grande a nuestra Patria.

Quisiera decirle, y bien lo dijo el Gobernador de Durango: amor con amor se paga.

Usted nos lo dio, nosotros le correspondemos.

Seremos mayoría en la Cámara de Diputados, lo digo con respeto y lo digo con realidad, somos institucionales, somos diversos, somos patriotas.

Por ello, Presidente, la expresión del campo mexicano es: México, creo en ti.

Enrique Peña Nieto:

Estamos contigo, Presidente.

Gracias.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)