-MODERADOR:  Para dar inicio con este evento, toma la palabra el maestro Héctor Eduardo Bonilla Castañeda, fundador y Presidente del Consejo de Administración de PROTEAK UNO.

 -MAESTRO HÉCTOR EDUARDO BONILLA CASTAÑEDA:  Muchas gracias.

Señor Presidente de la República:

Muchísimas gracias por acompañarnos. Es para nosotros un honor tenerlo aquí.

Hoy, inauguramos formalmente esta planta, que ha sido el esfuerzo de muchísimos años, y nos honra muchísimo tenerlo aquí.

Señor Gobernador; señores Secretarios; amigos y amigas de PROTEAK.

 México es un gran país. Es un país lleno de oportunidades y posibilidades de desarrollo. Es un país de gente trabajadora y con condiciones naturales envidiables por cualquier otra nación del mundo.

PROTEAK empezó tibiamente hace 15 años, con el objeto de generar desarrollo sustentable. Y hoy, gracias al apoyo y convicción de nuestros inversionistas, de las AFORES y de todos los trabajadores de PROTEAK, nos hemos convertido en la mayor empresa forestal de México.

A lo largo de los años, y particularmente durante esta Administración, hemos recibido el apoyo invaluable del Gobierno Federal, cuyos programas contribuyen muy significativamente al desarrollo del sector forestal.

Esperamos que esta planta, la mayor inversión forestal industrial del país y la mayor inversión de capital privado no petrolero de la región, sirva como ejemplo de lo que se puede lograr en el sector forestal, con trabajo, esfuerzo y amor.

Llegar hasta aquí, no ha sido fácil. Escuchamos las más variadas explicaciones de por qué nunca lo lograríamos: que a nadie le interesa invertir en el largo plazo, que es imposible trabajar formalmente en el campo, que el régimen fiscal no es el adecuado para la actividad, que la infraestructura del Sureste no permite el desarrollo, que no se puede generar desarrollo económico, social y ambiental al mismo tiempo. Que, por algo, nadie lo había hecho en México antes.

Hace apenas seis años, invitamos a todos los mexicanos a impulsar el cambio, a través de sus ahorros para el retiro. Cuando lo hicimos, les propusimos plantar 12 mil hectáreas de plantaciones forestales comerciales. Hoy, tenemos más de 18 mil.

Le propusimos ser un ejemplo de sustentabilidad y responsabilidad social. Hoy, todas nuestras plantaciones están certificadas por FSC. Hoy, tenemos el mayor programa de bonos de carbono de México para mitigar el calentamiento global.

Hoy, tenemos un programa de asociación con pequeños productores de la región, respaldado por el Gobierno del estado y la Comisión Nacional Forestal.

Hoy, todos nuestros trabajadores, más de mil 500 ya, no sólo están afiliados al IMSS, sino que son formales y 100 por ciento bancarizados.

En México, hay grandes historias que contar, porque, lo digo con convicción; México es un gran país. Y esto, es sólo el principio para PROTEAK.

Muchas gracias, señor Presidente.

Muy amable.

-MODERADOR: A continuación, se proyectará el video: Mover a México.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Cedemos la palabra al Gobernador del estado de Tabasco, licenciado Arturo Núñez Jiménez.

-GOBERNADOR ARTURO NÚÑEZ JIMÉNEZ: Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto:

Le reitero la bienvenida a Tabasco y le agradezco, junto con la empresa PROTEAK, la aceptación de la invitación para venir a inaugurar esta importante planta para el desarrollo de Tabasco.

Saludo al ingeniero Rafael Pacchianno, el Secretario de SEMARNAT; al ingeniero Jorge Rescala, Director de CONAFOR, que han estado muy pendientes del desarrollo forestal de Tabasco y del apoyo a esta empresa.

Saludo al maestro Héctor Eduardo Bonilla, Fundador y Presidente del Consejo de Administración de PROTEAK UNO.

Y desde luego, a los Poderes públicos del estado: al Diputado Marcos Rosendo Medina Filigrana, Presidente del Congreso Local; al Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Jorge Priego Solís.

Al Presidente Municipal de Huimanguillo, Sabino Herrera Dagdug; a los Comandantes de las Zonas 30 Militar y 5ª Naval; a los socios y a los representantes de las AFORES que han invertido en esta empresa.

A los trabajadores de la misma; a los Delegados Federales; a los servidores estatales y municipales que nos acompañan.

Básicamente, Presidente, decirle que éste es un proyecto importante para Tabasco, porque atiende una de las dos prioridades que le hemos estado planteando al estado, a partir de la situación que vive.

Tabasco, en el Siglo XX, en los años 30, padeció una crisis en el sector bananero, porque dependíamos en exceso de la producción de plátano; el llamado oro verde. Al punto que el Gobernador de la época, Francisco Trujillo Gurría, decía en uno de sus informes de gobierno que no se había podido pagar a la burocracia durante tres quincenas sucesivas, por la crisis platanera.

Desde entonces, aprendimos la lección de lo que se dice coloquialmente; de no poner todos los huevos en un solo canasto, y empezó un proceso de diversificación de las actividades productivas del estado, que lideró la expansión ganadera en Tabasco. Hasta acumulamos un neologismo: la ganaderización, para explicar lo que había pasado en Tabasco.

Se tiró la llamada por los científicos: Selva Alta Perennifolia. Deforestamos y, en contrapartida, desarrollamos pasturas para el ganado bovino.

Fíjese usted que, en 1950, el censo agropecuario reportaba 100 mil cabezas de ganado bovino en Tabasco, y en 1970, un millón 100 mil cabezas de ganado.

Evidentemente, se logró el propósito de diversificar la economía, pero se hizo en detrimento de la Selva Alta Perennifolia, al punto de que traíamos una deforestación bárbara que ahora, curiosamente, el péndulo regresa, y estamos caminando en sentido contrario a lo que hicimos todos esos años.

Ahora, estamos reforestando. Y aquí, el apoyo del Gobierno de la República ha sido fundamental. Hoy, entre lo que existía y lo que hemos hecho en su Gobierno, algo así como 20 mil hectáreas, estamos sumando, aproximadamente, 50 mil de plantaciones forestales comerciales.

Este proyecto de PROTEAK es líder en esta diversificación de nueva cuenta, ahora que de nueva cuenta caímos en la petrodependencia, en este caso ya no del oro verde, sino del oro negro.

Y les hemos dicho a los paisanos y a las paisanas, que Tabasco enfrenta dos grandes desafíos hoy:

Uno. Aprovechar las oportunidades abiertas por la Reforma Energética, que se van concretando, y se van a concretar, en la medida que quede atrás la etapa de los precios desplomados del petróleo, que habrá de ocurrir en algún momento, tarde que temprano. Y es evidente que Tabasco tiene buenas reservas en la zona continental, en la zona litoral del Golfo, y deberá seguir siendo, por ello, una entidad petrolera.

Pero la lección la tenemos que aprender, de que no podemos depender en la economía y en las finanzas sólo del petróleo. Y no tenemos que ir muy lejos de las respuestas de qué emprender. Ha habido actividades en las que, en la diversificación anterior, tuvimos éxito: la agroindustria y el turismo.

Y de las buenas noticias que hay del campo tabasqueño, está, precisamente, el desarrollo de las plantaciones forestales comerciales, y ahora esta inversión que se concreta en el municipio de Huimanguillo por parte de PROTEAK que, además, lo hace con pleno respeto al medio ambiente, en un esquema de sustentabilidad y de plena modernidad; las cosas bien hechas, que demuestran que se pueden hacer y de las que, como usted bien ha señalado, también hay que hablar.

Adicionalmente, otra buena noticia del campo tabasqueño, tiene que ver con la expansión de la palma de aceite, donde ya tenemos 20 mil hectáreas, todavía no todas en producción, pero eso nos coloca en el segundo sitio nacional de producción de palma de aceite, después de Chiapas.

Ya hay una planta extractora funcionando en Tabasco, hay dos en Palenque, Chiapas; está por concluirse una tercera en el Municipio de Emiliano Zapata, Tabasco, y están en proyección dos; una en esta zona de Huimanguillo, otra en Tenosique, y pronto habrá de justificarse una refinadora, que es la etapa ulterior y que le agrega mucho valor al aceite acá, extraído; es decir, aún en medio de las dificultades vinculadas a la dependencia petrolera y a la situación de los precios, vamos saliendo adelante.

Nos va a apoyar mucho en este esfuerzo de mediano y largo plazo para Tabasco, su disposición, Presidente Peña, y la del Congreso de la Unión, para incluirnos en una Zona Económica Especial, cosa que usted nos vino a anunciar el 4 de mayo pasado, en su segunda visita, anterior a esta tercera, al estado de Tabasco en lo que va del año.

Y desde luego, también nos apoya el Programa de Reactivación Económica y Desarrollo Productivo que usted ordenó para enfrentar las cosas más urgentes: liquidez, pago de pasivos de PEMEX, prórrogas fiscales, facilidades del Seguro Social, del INFONAVIT, financiamiento a fondo perdido, apoyo a PyMES, en lo que venimos trabajando, y apoyo a presupuestos.

Estamos conscientes y somos plenamente solidarios con el sentido de responsabilidad de su Gobierno en el manejo equilibrado de las finanzas públicas.

Sin embargo, no queremos dejar de aprovechar la oportunidad de mencionarle que, dada la situación crítica, todavía traemos una tasa de desempleo del 7.7; la más alta del país.

Dentro de los márgenes de maniobra estrechos que se tienen con el presupuesto, pudiéramos tener un cierto trato diferenciado, Campeche y Tabasco, habida cuenta de la problemática que compartimos.

Pero aquí, venimos a hablar fundamentalmente y a celebrar esta planta de desarrollo agroindustrial.

Yo felicito a los empresarios que, no obstante, todos esos temores y todas esas advertencias que se les hacían para no hacerlo, lo hicieron, y aquí está el resultado.

Felicitaciones por ello, porque de estos empresarios necesita México. Que se la jueguen con México en las buenas y en las malas, particularmente en las malas.

Así que felicito a todos los que han hecho posible PROTEAK, desde quienes han financiado el proyecto, quienes lo han conducido en el sentido empresarial, a toda su planta de trabajadores.

Y deseo que tengan mucho éxito por el bien del desarrollo forestal de México, por el bien del desarrollo forestal de Tabasco y porque salgamos adelante.

Muchas gracias, Presidente, y felicidades a PROTEAK.