-MODERADOR: Tiene la palabra el licenciado Rubén Moreira Valdez, Gobernador del Estado de Coahuila.

-GOBERNADOR RUBÉN MOREIRA VALDEZ: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de México:

Muchas gracias por estar aquí, en Coahuila.

Señor Sergio Marchionne. Gracias por recibirnos aquí, en esta empresa.

Ildefonso Guajardo Villarreal. Señor Secretario, un gusto en que esté usted aquí.

Don Bruno Cattori. Gracias, también.

Saludo con gusto a don Hugo Díaz, en quien reconocemos su liderazgo y su alianza con Coahuila, para que estas plantas sigan creciendo acá, en nuestro estado.

Saludo al Alcalde de Saltillo; a los Poderes; a quien nos acompaña acá, en el presídium.

Saludo a los trabajadores de esta gran familia.

Saludo a los jóvenes universitarios que nos acompañan de la Ateneo Fuente, de la Escuela de Economía.

Señor Presidente:

Le doy la más cordial bienvenida a Coahuila de Zaragoza. Es para nosotros un gusto recibirlo por tercera ocasión en nuestro estado.

Como usted sabe, se encuentra en el Valle de Derramadero, lugar de historias centenarias. Aquí, los primeros pobladores de Saltillo se establecieron hace más de 400 años.

En su última visita, hace apenas unos meses, inauguró una gran acerera de la región Centro.

Hoy, hace lo mismo con una gran planta automotriz, de una empresa líder en el mundo, que es orgullo de las y los coahuilenses. Porque, en verdad, Presidente, nosotros estamos orgullosos de que Chrysler esté en Coahuila.

Estamos en el extremo de la Zona Metropolitana Ramos Arizpe-Arteaga Saltillo donde se asienta el mayor clúster automotriz del país.

Nos acompañan los trabajadores que a mi gusto, son los mejores de México.

En ellos se conjuga ser líderes en productividad en la industria manufacturera. Líderes en años de escolaridad y una lealtad y una buena relación laboral que nos permite decir que en Coahuila marchan muy bien las cosas.

La industria automotriz de Coahuila es muestra de la calidad con la que podemos hacer las cosas los mexicanos.

En apenas cuatro décadas, los coahuilenses nos convertimos en una potencia en el ramo.

Por las puertas de esta factoría salen los mejores vehículos del mundo. Este año modelos producidos aquí en Coahuila fueron premiados como los vehículos del año.

Es por razones como estas que ser coahuilense nos llena de orgullo.

En este estado, la productividad y el trabajo son la constante de una sociedad que venció al desierto. Líderes en producción de carros de ferrocarril, plata refinada, carbón, vehículos, tractocamiones, acero y además contribuimos con el más del 10 por ciento de la energía eléctrica para mover a México.

Nuestra fuerza industrial nos ha convertido en una de las economías más dinámicas del país, pero también, provoca que pasemos por alto que de estas tierras sale el alimento diario para 12 millones de mexicanos.

A nosotros, la competencia nos ha traído bienestar.

Qué sería de nuestro estado sin los Tratados Internacionales de Comercio.

Los coahuilenses estamos preparados por nuestra tradición y cultura para luchar y competir.

Esto no es la acción sólo de un gobierno, es la vocación de una sociedad que se forjó en los confines de la Patria. Una sociedad donde se siente lo que es ser mexicano.

A la entrada de este Valle, sucedió una de las más grandes batallas que haya vivido nuestro país en defensa de la soberanía nacional.
Hoy somos una sociedad de trabajo y los hijos de muchos de estos trabajadores y de otros coahuilenses, ya tienen su plan de vida en la idea de ser ingenieros, técnicos o politécnicos.

Están construyendo un porvenir con la perspectiva de incorporarse a esta empresa o a otras que vengan.

Aquí quiero saludar al señor Marchionne y reconocerlo como un amigo de Coahuila.

Con la empresa que él dirige tenemos una alianza. Con sus funcionarios hemos dedicado muchas horas a planear inversiones, a buscar la solución de conflictos e, incluso, a conjuntar esfuerzos para resolver problemas sociales, como la sequía o las inundaciones.

Los coahuilenses, Presidente, no olvidamos el gesto de los trabajadores, que aquí están, cuando se solidarizaron con la inundación de Piedras Negras. Pero, también, con la empresa nos hemos sentado a construir aventuras culturales, como el Gran Museo del Desierto.

Con los empresarios que invierten aquí hacemos sinergia. Igual empujamos proyectos, que promovemos el estado. Decidimos con ellos las obras que se ejecutan con los impuestos que aportan, o decidimos y articulamos, juntos, nuevas experiencias de aprendizaje, como la educación dual, que siguiendo un proyecto impulsado desde su Gobierno, tiene en Coahuila sus primeros pilotajes.

También, agradezco, nuevamente, a nombre de mi estado, a usted, señor Presidente, por haber dispuesto que dependencias como la Secretaría de Economía, la Secretaría del Trabajo y ProMéxico, intervengan directamente para que muchas factorías vengan a Coahuila, o para ayudarnos a promover la entidad en el exterior, o para mantener la paz laboral, que aquí, en Coahuila es envidiable.

Sin el apoyo de usted y sus funcionarios, este desarrollo industrial donde estamos no hubiera sido posible. Hoy nos sentimos con la confianza de acercarnos al Gobierno Federal y verlo como aliado.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

Un Estado como Coahuila no se puede detener. Un estado como el nuestro cuyos productos surten el mercado internacional, compiten con sociedades de todo el mundo.

Hoy nos urge que se concrete el impulso de reformas que usted ha propuesto. Necesitamos energía más barata, electricidad y gas que a buen precio nos permitan producir a costos más bajos.

Esperamos la extracción del gas Shale y el Shale Oil, riqueza que la naturaleza puso bajo nuestra tierra, y que espera ser aprovechado para el beneficio de todas y todos los mexicanos.

Hoy queremos, cuanto antes, que nuestras escuelas mejoren. Licenciado Peña, lo felicito por su visión de estadista, queremos a nuestros niños diestros en matemáticas y en el manejo del lenguaje.

Queremos a todos nuestros jóvenes en edad preparatoriana en el aula, lejos de la delincuencia y muy próximos al trabajo.

Hago aquí un paréntesis. En las cercanías de esta planta, inician labores preparatorias técnicas y también un nuevo Tecnológico Internacional Bilingüe, compromiso suyo de campaña que hoy es realidad.

Al fin de este año serán cinco nuevos tecnológicos, que estarán en diversas regiones de Coahuila. Aquí, donde todo es competencia, sabemos de los elementos que son freno para el desarrollo. Tenemos claro que se requieren recursos para que todos los jóvenes vayan a la preparatoria.

Aquí, en donde el 2009 dejó muchos trabajadores temporalmente desempleados, sabemos de la importancia de un seguro para enfrentar las contingencias.

Aquí, donde en el vasto desierto todavía encontramos ancianitas y ancianitos sin una pensión, esperamos que se concrete su propuesta de una vida digna para ellos.

Señor Presidente:

Gracias, por su valiosa presencia en Coahuila. Y déjeme comentarle que al día siguiente de las visitas que usted ha realizado a nuestro estado, como candidato o Presidente, siempre alguien me pregunta cuándo volverá.

Así que, de una vez y para satisfacer a muchas y muchos que mañana me externarán esa inquietud, lo invito a regresar pronto. Por acá hay muchas empresas que inaugurar, muchos caminos que recorrer y muchas manos que le quieren saludar.

Gracias, Presidente.

Gracias.

-MODERADOR: Escuchemos la intervención del maestro Ildefonso Guajardo Villarreal, Secretario de Economía.

-SECRETARIO ILDEFONSO GUAJARDO VILLARREAL: Con su permiso, señor Presidente.

Saludando a don Rubén Moreira, Gobernador Constitucional de Coahuila de Zaragoza y reconociendo en él, el liderazgo necesario para impulsar el desarrollo económico de un estado como el Estado de Coahuila, donde me consta que en varias ocasiones que lo he buscado lo encuentro aparte de trabajando en su estado, su segundo lugar natural Detroit, cabildeando inversiones para el bien y para el futuro de Coahuila donde ha tenido un gran éxito en la atracción de inversión extranjera con gran impacto en la generación de empleos.

Felicidades, Gobernador por poner en práctica esta triple hélice donde universidades, centros de investigación, empresarios y gobierno con un solo fin y en sincronía, están haciendo la transformación de Coahuila, una realidad indiscutible.

Saludo con respeto a don Sergio Marchionne, quien no hace mucho tiempo visitó al señor Presidente de la República cuando era Presidente electo y donde le planteó dos temas en esa visita, señor Marchionne, su preocupación con la suspensión de exportaciones a Brasil y Argentina por el tema del conflicto comercial, pero también, le planteó su preocupación por la Norma de Emisiones que se estaba negociando.

Me da mucho gusto que el señor Presidente en el primer mes de su Gobierno, dio solución a los planteamientos que usted le hizo cuando él era Presidente electo.

Restablecimos el comercio con Argentina y definimos una regla de emisiones totalmente consistente con América del Norte y con la integración productiva que hacemos en estos tres países.

Saludo, también, con respeto al señor Alcalde, a Jericó por el gran desempeño en la integración que está haciendo en Saltillo para el desarrollo.

Y, sin duda, al representante en México a Bruno Cattori de Chrysler y a toda la familia Chrysler en México, a todos sus trabajadores que son realmente los responsables de este gran éxito.

A don Eliseo Mendoza, líder del Congreso local, al señor Presidente del Tribunal, señor Gregorio Alberto Pérez y al General de Brigada, Dagoberto Espinoza de la VI Región Militar.

El señor Presidente en sus cinco grandes metas nacionales planteó que México tenía que dar resultados en un estado de México próspero.

La meta más importante en ese objetivo, es, sin duda, lograr un crecimiento sostenido, sustentable y regionalmente equilibrado que sirva como medio para propiciar el desarrollo, abatir la pobreza y alcanzar una mejor calidad de vida para la población.

Yo creo que el elemento central de gran importancia para este gran objetivo es seguir aportando todos los incentivos necesarios para que se desarrolle en México la inversión, la inversión nacional y extranjera.

El Gobierno del señor Presidente ha sido un gran aliado de toda aquella inversión que tenga un efecto multiplicador en nuestra economía, que se reflejen encadenamientos productivos que sumen a un mayor número de proveedores nacionales, se traduzca en generación de empleos y, sobre todo, de mejores salarios para los mexicanos.

De los flujos de inversión extranjera recibidos por nuestro país en el primer semestre de este año, el sector automotriz destacó. Recibimos, en los primeros seis meses, dos mil 400 millones de dólares.

Adicionalmente a eso, en sus primeros 10 meses de Gobierno de esta Administración, los anuncios de inversión, como el que se va a hacer hoy, se acumulan en más de dos mil millones para éste y el próximo año, esto proviene de cuatro de los ocho grandes grupos automotrices instalados en México.

La industria automotriz tiene una gran relevancia, en la estrategia de integración a la globalidad y articulación de cadenas de valor. Contribuye con el 2 por ciento del Producto Interno Bruto Nacional, y en el sector manufacturero con el 15 por ciento de la producción.

De las exportaciones totales de México, este sector es responsable del 25 por ciento de lo que exportamos al mundo, empleando más de 600 mil trabajadores. En el 2013 la industria automotriz exportó 55 mil millones de dólares de exportaciones.

Sin duda, una empresa que ha tenido una participación relevante en los recientes flujos de inversión, así como en el origen, desarrollo y consolidación de la industria automotriz, ha sido Chrysler.

Esta empresa automotriz ocupó en el 2012 la cuarta posición como productor y exportador de vehículos ligeros en México; fabricó 455 mil unidades, y de ellas exportó 424 mil a 40 países en América, Asia, África y Europa.

Desde que Chrysler se instaló en México, allá por 1938 hasta el día de hoy, ha habido una alianza estratégica fundamental entre el Gobierno mexicano y Chrysler.

Al igual que el resto de las armadoras automotrices, Chrysler ha encontrado en México el capital humano que ha complementado sus fortalezas, logrando que, además de los procesos tradicionales de estampado, ensamble y fabricación de motores en sus plantas de Coahuila y del Estado de México, cuente también con el Centro de Ingeniería Automotriz en la Ciudad de México, con alcance global.

Con la inauguración de esta nueva planta para la fabricación del vehículo unitario más importante de Chrysler en su último lanzamiento, Chrysler se posiciona para mejorar su participación en la producción y venta nacionales, así como en la exportación de vehículos fabricados en México.

Esta nueva planta de ensamble se sumará a la producción a gran escala, se sumará a otra producción a gran escala de un nuevo motor de la familia Chrysler en su Planta de Ramos Arizpe, en este mismo estado.

Ambas inversiones fortalecen la posición del sector industrial de los municipios de Saltillo, donde se encuentra esta planta, y de Ramos Arizpe, donde serán los trabajos de la nueva planta de motores, integrándose al corredor industrial del Norte de México y consolidando un clúster de una de las cadenas globales de valor más dinámicas de nuestro país.

Señoras y señores:

El Gobierno del Presidente Peña trabaja hombro con hombro con la industria, para lograr que un mayor número de cadenas globales de valor se desarrollen en México.

Con el propósito de continuar esta tendencia en el sector automotriz, el Gobierno Federal implementará una política industrial para este sector, basada en cuatro estrategias:

La primera. Fortalecer el mercado interno, mediante líneas de acción como el ordenamiento del mercado de autos usados importados y el mejoramiento de las condiciones de financiamiento para la adquisición de vehículos nuevos.

La Reforma Financiera impulsada por el Presidente de la República, y que ya ha sido aprobada en la Cámara de Diputados y en proceso en el Senado de la República, cumple con este segundo objetivo.

La segunda meta en este Plan Industrial para el sector automotriz, es construir un entorno de negocios que aliente la productividad. En este sentido, nos hemos dado a la tarea de detectar las necesidades de proveeduría de la industria terminal y de autopartes, para integrar los esfuerzos del Gobierno Federal a través del Programa ProAuto.

Este programa concentra sus esfuerzos hacia el desarrollo de una red nacional de proveedores, que responda a las necesidades de la industria en su conjunto y, con ello, incremente el contenido nacional en la producción automotriz.

El tercer gran instrumento es el impulso, justamente, de la estrategia de triple hélice para la investigación y desarrollo, sobre todo para incorporarla en las cadenas de valor.

Y finalmente, lo que mencionó el señor Gobernador, su cuarto instrumento es la diversificación de los mercados de exportación, en donde continuaremos negociando el acceso a nuevos mercados, particularmente hacia aquellos que han presentado las tasas de crecimiento más dinámicas, como lo hemos hecho con Alianza del Pacífico y con el Acuerdo de Asociación Transpacífica.

Con esas estrategias, el Gobierno Federal reitera su disposición para continuar trabajando de manera corresponsable con la industria automotriz para elevar su productividad y reforzar su competitividad

Muchas felicidades y los mejores parabienes a la nueva familia Chrysler de México por esta nueva planta y la inversión que hoy anuncian.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación hace uso de la palabra el señor Sergio Marchionne, Presidente y Director General de Grupo Chrysler.

-SR. SERGIO MARCHIONNE (INTERPRETACIÓN DEL INGLÉS AL ESPAÑOL): Señor Presidente de México, Enrique Peña Nieto; Gobernador Rubén Moreira Valdez; miembros del presídium; colegas y amigos.

Buenas tardes.

Es un enorme placer para mí estar hoy con ustedes, en esta ocasión de la apertura e inauguración de esta planta. Y traigo saludos de todo el mundo, que los conoce y sabe de ustedes.

Quiero agradecer al Presidente Peña, por honrarnos con su presencia.

Señor Presidente:

Quisiera expresarle lo importante que es para nosotros contribuir para el éxito del sector automotriz aquí, en México. Una realidad que se ha hecho ya, que partió el sueño junto con esta planta. Y vamos a demostrar cuánto creemos en México.
Lo consideramos una coincidencia muy significativa, porque en este preciso mes está Chrysler cumpliendo 75 años en México

Hemos recorrido un camino muy largo, desde aquellos tiempos. Y ahora México juega un papel fundamental en la estrategia de nuestra empresa y sus operaciones.

Contamos ahora con alrededor de 100 mil empleados, siete plantas, oficinas y un centro de ingeniería aquí, en Saltillo, y nos hemos convertido en el tercer mayor exportador del país.

También realizamos una inversión de 10 mil 400 millones en México el año pasado, por concepto de bienes y servicios. Un total que, se espera, llegue a 14 mil millones para el año 2013.

Pero yo creo que la relación que tenemos con México es especial no únicamente por el lado económico, sino por la manera en que se ha creado esta relación, por la integración cultural que hemos logrado con México y, sobre todo, por la larga historia de retos y la larga historia de éxitos que hemos compartido y que nos han ayudado a crecer juntos.

Esta nueva Planta es solo uno de los tantos compromisos que tenemos con este país.

Y nos muestra nuestras ambiciones para el futuro, así como el deseo que tenemos de continuar fortaleciendo esta relación.

Esta Planta, también, es evidencia de los valores de Chrysler. Tenemos una cultura por la manera en que hacemos las cosas con solamente trabajando arduamente, sino dejando que los hechos hablen por sí solos.

Terminamos la construcción de esta instalación desde cero a velocidad de la luz en 18 meses con una inversión de mil 100 millones de dólares que darán como resultado más de 100 mil empleos directos, nuevos, empleos creados para diciembre de este año.

Los bancos de desarrollo mexicano, BANCOMEXT y NAFIN, proporcionaron apoyo esencial que hicieron que este proyecto fuera una realidad.

El vehículo que ensamblamos aquí, la camioneta Gran ProMaster es un elemento muy importante que ejemplifica de nuevo el valor de la alianza que tenemos entre FIAT y Chrysler.

ProMaster se basa en FIAT Ducato que se encuentra ahora en su tercera generación con más de 4.5 millones de unidades vendidas a nivel mundial. De hecho, es la única camioneta que en este momento se está ensamblando en México.

Y como le mencioné al Presidente anteriormente, uno de los vehículos comerciales más avanzados en la región del Tratado de Libre Comercio.

FIAT Profesional es uno de los productores más grandes de vehículos comerciales y su experiencia en sus más de 110 años de existencia va a jugar un papel muy importante en ayudar a RAM a expandir su línea comercial.

Estoy muy feliz de ver tantos de nuestros trabajadores aquí de la línea de producción.

Antes de este programa, tuve la gran experiencia de pasar tiempo en esta Planta y sentir de manera personal la pasión y el orgullo que ustedes traen a sus empleos.

Quiero que sepan que aprecio muchísimo su arduo trabajo y su dedicación a los principios de Manufactura de Clase Mundial que nos permite competir con las plantas más importantes del mundo.

Sé que seguiremos contando con que ustedes continuarán proporcionándonos la calidad por la que se conoce a Saltillo, sobre todo, al construir o al ensamblar la Ram 1500 que ha ganado tantos premios.

Todo esto no hubiera sido posible sin el espíritu de colaboración que hemos encontrado aquí tanto a nivel Federal como a nivel estatal.

El Presidente Peña siempre ha mostrado un gran compromiso para promover proyectos importantes y estratégicos. Y hemos logrado conocer esta visión tan estratégica que ya tenía desde que era Gobernador del Estado de México, cuando apoyó la inversión para el ensamble del FIAT 500, en la planta de Toluca.

En su Administración Federal, su Gobierno, ha jugado un papel fundamental en atraer inversiones a Saltillo y ha demostrado un gran liderazgo de apoyo al libre comercio, apertura de los mercados y expansión de las oportunidades económicas.
También, quisiera agradecer al Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y al Secretario ambiental, Juan José Guerra, por su liderazgo en la implementación de nuevas normas de eficiencia de combustibles que han alentado el desarrollo o impulsado el desarrollo de vehículos de combustóleos alternativos, que contribuirán al desarrollo sustentable.

También, quisiera agradecer al jefe del sindicato de Chrysler en México, Hugo Díaz, por su compromiso, el compromiso que ha realizado de ayudarnos a llevar al éxito de esta planta y por su apertura al momento de negociar, por primera vez en la industria automotriz en México un contrato de tres años.

También tenemos una relación con el estado de Coahuila. Creo que no pronuncié bien el nombre, pero una relación en la que en las instalaciones automotrices de México se encuentran, en particular sobre todo al Gobernador Rubén Moreira Valdez, por su compromiso y por su apoyo a nuestras actividades en Coahuila, y por sus nuevos proyectos de inversión.

Ahora tengo el privilegio de anunciar una nueva inversión que viene para Saltillo. Nos encontramos ahora en el proceso de agregar una nueva línea de producción. Está a unos minutos de aquí, en la planta del Norte de Saltillo, para el motor de cuatro cilindros Tigershark.

En este momento estamos ensamblando un motor nuevo cada 17 segundos en México. Y este nuevo motor va a aumentar aún más este índice y a fortalecer el papel de México como una plataforma estratégica para Grupo Chrysler.

Invertiremos 164 millones de dólares adicionalmente y hemos comenzado ya en nuestro proceso de contratación para esta nueva línea, agregando un total de 470 nuevos empleos para finales de este año.

Creo que estos proyectos tendrán un efecto positivo para fortalecer la base de proveedores y otros negocios y operaciones regionales, mientras que aumentará la competitividad general de México en la economía global.

Quisiera agradecer al Presidente Peña Nieto y al Gobernador Moreira Valdez, por su apoyo y su impulso en este momento tan importante para Chrysler. Nos sentimos privilegiados, tanto en FIAT como en Chrysler, por la oportunidad de contribuir al futuro y al crecimiento futuro de México.

Gracias.