-MODERADOR:  Cedemos la palabra al Gobernador del Estado de México, doctor Eruviel Ávila Villegas.

-GOBERNADOR ERUVIEL ÁVILA VILLEGAS: Muchas gracias.

Muy buenas tardes.

Quiero, primeramente, compartirles una alegría, un orgullo, como mexicano, como mexiquense:

Hace unos días, el señor Presidente de la República, nuestro paisano y amigo, que nos visita una vez más, el licenciado Enrique Peña Nieto, recibió en manos de la Asociación de Política Exterior de Estados Unidos, el galardón de Estadista 2016.

Pero, además, ante Mandatarios de diferentes países del mundo hizo uso de ésta, la tribuna más importante que puede haber en el mundo, que es precisamente la Asamblea General. Y ahí, propuso siete acciones muy concretas para proteger y apoyar a nuestros paisanos, hermanos, para los migrantes de México y del mundo.

Son acciones que cuentan y que cuentan mucho. A veces no se cuentan, pero aquí se las valoramos mucho al señor Presidente de la República.

Nos sentimos orgullosos de usted, señor Presidente.

Quiero también destacar la importancia de la Reforma Educativa. La Reforma Educativa que ya está dando resultados concretos. Una reforma que es muy del Presidente Peña Nieto, que es un logro muy de su Gobierno, del consenso que logró a nivel nacional.

Y la implementación, yo diría que es también muy difícil. Fue muy complicado, la reforma constitucional, la aprobación de las leyes, pero la implementación yo digo que es de igual o más complicada.

Yo quiero reconocerle, señor Presidente, que el Secretario Aurelio Nuño, me consta, el Estado de México es testigo de ello, se ha abocado para que la implementación de la Reforma Educativa llegue a todos los salones y beneficie a todos los alumnos de todo el país.

Gracias, Secretario Nuño, por el apoyo brindado al Estado de México

Y, hoy se está estrenando, se está estrenando un nuevo Secretario del Gabinete Federal, un paisano nuestro, un amigo muy responsable, muy entregado, muy trabajador, Luis Enrique Miranda Nava.

Felicidades, como nuevo titular de la SEDESOL. a SEDESOL.

Y, si bien, si bien va a servir a todo el país, porque así debe de ser. Sabemos que cuando se trate del Estado de México su corazón le va a latir todavía más fuerte y va a apoyarnos todavía más a los mexiquenses.

Verdad, Secretario.

A la Secretaria Rosario Robles, le agradezco mucho su apoyo.

Quiero decirle, señor Presidente de la República, que ya la Secretaria Robles es mexiquense por adopción. Aquí prácticamente se la vive, otorgando apoyos y trayendo siempre su saludo y dando muchos beneficios a los mexiquenses.

Gracias, Secretaria.

Querido Frank Guzmán, lo aprecio muchísimo.

Señor Director General del INEA.

Amigas y amigos:

Primeramente, quiero felicitar a las egresadas, egresados que hoy están recibiendo su certificado de educación básica.

Muchísimas felicidades, porque no es fácil.

Ustedes seguramente tuvieron que dedicar tiempo, esfuerzo, seguramente descuidaron a la familia para poder lograr este certificado, que se va a traducir en mejor calidad, calidad de vida, en un ejemplo para sus hijos.

Y yo les invito a que no quede ahí, que hagan uso de la Universidad Digital que creamos en este gobierno con el apoyo del Gobierno de la República, para que sigan estudiando, para que se sigan preparando y sigan siendo ejemplo para todos sus hijos.

Yo quiero decirles que gracias al trabajo que INEA ha realizado aquí en el Estado de México, el Estado de México ocupa el primer lugar nacional en el Programa Especial de Certificación.

Arriba el INEA.

El liderazgo de Mauricio se ha visto y se ha traducido en más y más logros, y está transformando muchas vidas aquí en el Estado de México y en todo el país.

Gracias, Mau, por todo el apoyo que nos has brindado.

Y yo quisiera, señor Presidente, para concluir, si usted me autoriza, girar cuatro instrucciones muy concretas a la Secretaria de Educación del estado, Ana Lilia Herrera que, por cierto, está trabajando con mucho entusiasmo.

Primero. Que todos los alumnos de INEA entren también al Programa de Útiles Escolares. Todos.

Segundo. Que en coordinación con el INEA se haga un inventario y si hacen falta sillas, bancas, pizarrones o lo que sea necesario, inmediatamente, con recursos del Programa al Cien, se dote para que puedan estudiar con dignidad.

Tercero. Que la próxima semana, si Mauricio lo autoriza el Secretario de Educación, desde luego, se entreguen las 300 computadoras adicionales a las 300 que ya entregamos, para poder seguir con estas jornadas de certificación. La próxima semana.

Y cuarto, y última. Para que los alumnos de INEA, alumnas, alumnos, señoras, señores, amigas, amigos, todos, puedan estudiar debidamente, si alguien necesita sus lentes, vamos a hacer jornadas para que vayan directamente a los centros de INEA, les tomen su graduación y les demos sus lentes gratuitamente.

Secretaria:

Voy a evaluar esto pronto, y ante un testigo de honor, que es el señor Presidente de la República.

Muchas gracias a todos.

-MODERADOR: Enseguida se proyectará el video Programa Especial de Certificación.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: A continuación, hace uso de la palabra el maestro Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Señor Presidente, con su permiso.

Señor Gobernador, amigo Gobernador, muchas gracias por la bienvenida aquí, en este estado que queremos tanto.

Señor Secretario de Desarrollo Social, amigo Luis. Primer evento que tenemos juntos, el primero que, seguramente, será de muchos. Muchas gracias, también, por estar aquí.

Y Rosario, muchas gracias, también, por todo el apoyo que siempre has dado a la educación. Gracias por estar aquí. Muchas gracias, Rosario.

Señor Presidente:

Es un honor poderlo acompañar hoy, en un día tan especial. Hoy es un día muy especial por tres motivos.

El primero, es porque el día de hoy aquí, en el Estado de México, estamos en la graduación de 10 mil adultos que se están graduando de primaria y de secundaria porque decidieron romper barreras, decidieron poder acabar lo que no pudieron en otro momento y porque están convencidos que la educación tiene un poder fundamental para transformar sus vidas.

Y hoy estamos aquí con un padrino de lujo, que es el Presidente de la República, para festejarlos a todos ustedes en esta graduación.

Levanten la mano, por favor, quienes se están graduando de primaria el día de hoy aquí.

Quiénes se están graduando de secundaria.

Señor Presidente:

Si me autoriza, quiero pedir un aplauso para todos los graduados del día de hoy, que con su esfuerzo están logrando un sueño.

Con su esfuerzo están logrando un sueño que por diversos motivos tuvieron que suspender, pero que decidieron, a partir de su esfuerzo, a partir de su dedicación personal, poderlo lograr y poderlo conseguir.

Y por eso, de verdad, muchas felicidades.

El segundo motivo, señor Presidente, por lo que es hoy un día muy importante, es que junto con estas 10 mil personas, hombres y mujeres que están hoy aquí, recibiendo su certificado y graduándose de primaria y de secundaria, el día de hoy usted va a estar entregando el certificado un millón y medio de este año.

Hoy estaremos llegando a una meta, que era una meta anual, que estamos consiguiendo en septiembre y que, con eso, señor Presidente, podemos comprometer que al término del año tendremos cerca de dos millones de personas que han terminado la primaria y la secundaria, y que han salido del rezago educativo. Y ese es otro motivo de orgullo el día de hoy.

Y el tercero, señor Presidente, es porque este año, el 1 de septiembre, el INEA, el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos está cumpliendo 35 años. 35 años dedicados a superar el rezago educativo.

En estos 35 años, señor Presidente, el INEA le ha enseñado a leer y escribir a más de 12 millones de personas, ha logrado que más de cinco millones de personas terminen la primaria y que más de ocho millones y medio de personas terminen la secundaria.

Esto suma un poco más de 25 millones de personas. Esto es más grande que países como Chile, por ejemplo, o más grande que cualquier país de Centroamérica.

Éste es el esfuerzo que en 35 años ha hecho este noble Instituto y que hoy, gracias a su apoyo, a su convicción, y como parte de la transformación y de la Reforma Educativa, estamos haciendo una transformación que no se tenía.

De esos 25 millones de personas, y esto es importante para dimensionarlo, que han salido del rezago educativo, un millón y medio se han hecho de enero a septiembre de este año.

Ese es el impulso y ese es el compromiso que el INEA tiene con usted y con la transformación educativa del país.

Muchas felicidades a todos.

Y por lo mismo, quisiera, aquí nos acompañan todos los directores del INEA en los estados, que levanten la mano, que les demos también un aplauso por su esfuerzo y su dedicación.

Muchas felicidades.

Al igual, señor Presidente, que nos acompañan los técnicos pedagógicos y los asesores del INEA, que gracias a ellos esto es posible.

Un aplauso para ellos, también muy fuerte, por favor.

Para concluir, señor Presidente, solamente quiero decir que estas cifras de las que hablamos van más allá de números. Son historias concretas de hombres y mujeres que la educación ha cambiado y ha transformado su vida.

Historias como la de Citlalli, que en un momento más nos va a compartir y que ahorita tuve el gusto de estar platicando con ella; o historias como muchas que me he encontrado recorriendo el país, como me lo ha pedido el Presidente.

Historias como la de Fabián, que es un joven de Campeche, que tuvo que dejar la secundaria para apoyar a su mamá y poder sacar el gasto de la casa.

Y cuando Fabián entró a trabajar era un joven muy responsable y dedicado y le empezó a ir bien. Y en el hotel en el que trabaja en Campeche, lo querían ascender, pero cuando supieron que Fabián no tenía la secundaria, no lo pudieron ascender.

Y Fabián decidió cambiar. Y después de 15 años de haber dejado la secundaria fue al INEA, terminó la secundaria y después de eso logró el ascenso y ganar más en su trabajo.

Y después, Fabián ya está terminando la preparatoria, está aprendiendo idiomas y ha decidido, porque lo sabe, al igual que todos ustedes, que la educación tiene el poder de transformar vidas.

Y así como ustedes, millones de historias de hombres y mujeres que deciden tomar el destino de su vida en sus manos, y transformarlo a través de la educación, hoy están teniendo éxito.

Ya lo decía Nelson Mandela: el arma más poderosa para transformar al mundo es la educación.

Y ese es el esfuerzo del señor Presidente de la República, el esfuerzo que estamos haciendo con la Reforma Educativa y junto con el INEA, también, salir del rezago educativo.

Muchas gracias a todos.

-MODERADOR: A continuación, el licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, entrega el certificado de Educación Básica un millón y medio. Lo recibe Laura Citlalli González Guzmán.

(ENTREGA DE CERTIFICADO)

-MODERADOR: A continuación, hace uso de la palabra la ciudadana Laura Citlalli González Guzmán, beneficiaria del Programa Especial de Certificación de Educación Primaria.

-C. LAURA CITLALLI GONZÁLEZ GUZMÁN: Estimado, señor Presidente Enrique Peña Nieto.

Honorable presídium que hoy nos acompaña.

Compañeros y compañeras del Programa Especial de Certificación.

Buenos días.

Permítanme presentarme y platicarles por qué estoy aquí hoy.

Presidente Enrique Peña, con su permiso.

Mi nombre es Laura Citlalli González Guzmán. Tengo 30 años. Soy orgullosa madre de tres hijos, más bien de seis. Soy la hermana mayor de cinco hermanos. Por la falta de dinero no pude concluir mi educación básica.

Hoy es un día muy importante en mi vida, pues hoy se cumple uno de mis sueños, hoy recibí mi Certificado de Primaria. Además, quisiera presumirles que fue con un excelente promedio, 9.5.

Quisiera agradecerle, señor Presidente, y también a usted, señor Gobernador, por el apoyo que a mí me dieron, y a miles de hombres y mujeres que hoy estamos aquí presentes, y que gracias al Programa Especial de Certificación pudimos terminar primaria y secundaria.

Y no es sólo eso. Los exámenes valoran el esfuerzo y el conocimiento que obtenemos día con día alrededor de nuestra vida. Éste es un paso muy importante para mi vida.

Por qué.

Porque quiero presumirle que quiero ser ingeniera en sistemas, y ya di el primer paso. El siguiente será obtener el Certificado de Secundaria. Posteriormente, el de la preparatoria, y no descansaré hasta conseguir el de ingeniera en sistemas.

Sé que no será fácil. Nada en la vida lo es. Se me presentarán dificultades, pero sólo serán pasajeras.

Soy una mexicana más, como muchas que trabajamos día con día para llevar la comida a nuestro hogar.

Señor Presidente:

Sé que estamos en una situación difícil, pero quiero agradecerle por el apoyo que hoy le da a mi familia.

Le agradezco por el Programa PROSPERA, del cual orgullosamente soy beneficiaria. Soy beneficiaria de esta gran familia de PROSPERA, y bien dicho, la gran familia de PROSPERA.

Ya que gracias a éste hoy estoy aquí, porque el personal que trabaja con nosotros en mi municipio, Chalco, Estado de México, nos invitó a participar en el Programa Especial de Certificación.

Quiero agradecerle, señor Presidente, por PROSPERA e INEA, que están trabajando en el Estado de México.

Además, permítame decirle que estoy orgullosa de ser precisamente yo la que haya recibido el certificado un millón y medio.

Quiero invitar a todas las personas mayores de 15 años que no hayan concluido su educación básica a que se acerquen al INEA, ya que en este momento hay una gran oportunidad de poder aspirar a mejores trabajos, a una mejor calidad de vida con el programa que está implementado, con este programa, que es Especial de Certificación.

Señor Presidente:

Sí quisiera hacerle mención que en el Estado de México el personal que usted tiene a cargo, tanto de INEA, como de PROSPERA, está trabajando de la mano con cada una de las familias y es un buen vínculo el que se ha armado entre PROSPERA e INEA.

Gracias a ellos hoy estamos aquí presentes y se está acabando el rezago educativo.

No tengo nada más que agregar, más que decirle que me siento honrada por ser yo la portavoz de miles de mexicanos que hoy, gracias al Programa Especial de Certificación, estamos obteniendo el certificado de primaria o de secundaria.

Me siento muy honrada por eso.

Y sí le quisiera decir, señor Presidente:

Agradezco su atención y quiero mi regalo.

Si usted me lo permite, quisiera un fuerte abrazo y un beso de su parte. Y lo recibo a nombre de todas mis compañeras.