-MODERADORA: Hace uso de la palabra el General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional.

-GENERAL SECRETARIO SALVADOR CIENFUEGOS ZEPEDA: Ciudadano Enrique Peña Nieto, Presidente de la República y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.

Distinguidos integrantes del Gabinete e invitados especiales.

Almirante Vidal Francisco Soberón Sánz, Secretario de Marina; señores Almirantes y Generales; capitanes y jefes; oficiales; tropa y marinería.

Muy buenos días.

El marco de esta emblemática Plaza de la Lealtad es escenario idóneo para honrar a los marinos y soldados caídos en el cumplimiento de su deber.

Nos recuerda que la lealtad es imprescindible en la vocación militar y que junto con el honor constituyen los preceptos más importantes que rigen y recompensan nuestro diario quehacer castrense.

Nuestra Patria se encuentra en momentos de transformación y desarrollo, oportunidades que implican afrontar grandes retos. Varios ya se atienden a través de reformas sustantivas en diferentes áreas de la vida nacional, y otros más se harán frente en el futuro inmediato con el empeño e interés de todos los mexicanos.

Mediante la participación decidida para contribuir a reducir la violencia en el país, las Fuerzas Armadas, hermanadas y en apoyo de la seguridad pública y en estrecha coordinación y colaboración con la Policía Federal, se suman al esfuerzo gubernamental para encarar estos desafíos.

Así, el Instituto Armado cumple cabalmente la instrucción de nuestro Comandante Supremo para lograr un México en paz, acción determinante que converge con la voluntad nacional y el compromiso de las demás instancias del Estado para llevar a México a su máximo potencial.

En este contexto, sabemos y sentimos que la sociedad mexicana toda, deposita altas expectativas en sus Fuerzas Armadas.

Por ello, adecuamos constantemente nuestros sistemas educativo y de adiestramiento, así como nuestros procedimientos de actuación, lo que garantiza que las misiones y tareas que nos asigna la ley se realicen al nivel que demanda la vida democrática nacional.

Y nos modernizamos en aspectos torales, cómo la política de defensa, la actualización del Plan Militar de Defensa Nacional Conjunto, el reajuste del despliegue militar, la renovación de nuestra doctrina, la generación y optimización de sistemas activos e infraestructura, entre otros.

El Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea avanzan con guía y rumbo claros, impulsados y motivados para continuar siendo factor de estabilidad nacional, convencidos que no debe haber obstáculos que afecten la tranquilidad, la seguridad y el desarrollo de la población.

En esta misión se han destacado por su alto desempeño, celo y esmero, nueve corporaciones del Ejército, nueve de la Armada y cinco de la Fuerza Aérea, que hoy son reconocidas con Mención Honorífica por el Gobierno de la República.

Nos distingue y motiva la presencia del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas. Su asistencia es acción de mando y liderazgo, que imprime timbre de honor y enaltece la labor castrense.

Señor Presidente:

Las tropas aquí representadas le han cumplido a México. Han cumplido con eficiencia, con legalidad y con irrestricto respeto a los derechos humanos, enfrentando las diferentes manifestaciones de la delincuencia.

Su empeño fortalece la confianza que la ciudadanía deposita en sus Fuerzas Armadas y honra la memoria de los compañeros de armas, que han ofrendado su vida por un México mejor.

Compañeros de Armas integrantes de las unidades que hoy se reconocen:

Les expreso mi satisfacción y orgullo por su lealtad, honor y compromiso, reflejo del esfuerzo y ahínco con el que ustedes y las tropas a su mando, han puesto el alto el buen nombre de sus corporaciones.

Mantengamos firme la guardia por el bien de los mexicanos, por el bien de México.

Continúen comportándose con probidad, tanto en su vida privada como en todos los actos del servicio, con fibra, tesón e iniciativa, distintivos que les permitieron alcanzar tan sobresaliente logro.

Enhorabuena y felicidades por su significativa entrega.

Gracias a todos.

-MODERADOR: El Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina, hará uso de la palabra.

-SECRETARIO VIDAL FRANCISCO SOBERÓN SANZ: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas; licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación; General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional; distinguidos integrantes del Gabinete del Gobierno de la República y funcionarios que nos acompañan; señores Almirantes, Generales, capitanes, jefes, oficiales, tropa, clases y marinería; estimados representantes de los medios de comunicación; damas y caballeros:

Muy buenos días.

Es siempre un gusto estar en estas instalaciones de nuestros hermanos de armas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

Agradezco la hospitalidad que el día de hoy nos brindan al compartir con ustedes esta Plaza de la Lealtad.

Agradezco al licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, su interés por reconocer a las unidades operativas del Ejército, Fuerza Aérea y Armada que se han distinguido por realizar acciones meritorias para la seguridad de los mexicanos.

Expreso también mi reconocimiento al General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional, por su solidaridad con la Armada de México.

Esta unión que mantenemos hoy las Fuerzas Armadas nos da la cohesión necesaria para que nuestros esfuerzos se sumen en favor de la sociedad mexicana.

Cuando los marinos militares iniciamos la carrera de las armas nos comprometemos con nosotros mismos, con nuestros mandos y con nuestro país a ser hombres dignos y a participar en el logro de los intereses nacionales plasmados en nuestra Constitución Política.

Lo hacemos con la firme convicción de cumplir con nuestro deber.

Tanto mandar, como obedecer, son acciones nobles que demanda el cumplimiento del servicio.

Cuando se desempeñan las obligaciones y se logra alcanzar la misión en situaciones adversas, se vuelve más meritorio y digno de reconocer.

Para lograr estos objetivos, es necesario contar con personal formado con altos valores, éticos y morales, que les brinden las habilidades y las actitudes para hacer frente a quienes vulneran la paz social, siempre con estricto apego a los derechos humanos.

La Armada de México se encuentra de luto por la pérdida de dos valiosos marinos mexicanos, que recientemente fueron privados de su vida por manos de la delincuencia.

Este hecho no nos detendrá. Por el contrario: ratificamos lo señalado por nuestro Comandante Supremo, de mantenernos firmes y dispuestos a velar por la vida, la seguridad y el patrimonio de cada uno de los mexicanos.

Lo anterior, nos obliga a trabajar con mayor profesionalismo, mayor audacia y mayor entrega, a fin de que la muerte de nuestros compañeros no sea en vano.

En este contexto, considero justo agradecer las muestras de apoyo y solidaridad que siempre han mostrado nuestros hermanos de armas, del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos.

De manera especial, resalto el oportuno apoyo que proporcionaron al llamado de auxilio durante el artero ataque en contra del personal de la Armada, el pasado domingo en el Estado de Michoacán, acción que logró salvar a dos de cuatro posibles víctimas a manos de la delincuencia organizada.

Lo anterior es muestra de que además de la buena relación existente entre el General Secretario y el un servidor, esta nueva coordinación también ha permeado a los mandos subordinados.

Estoy convencido que bajo la acertada directriz de nuestro Mando Supremo, el apoyo del Poder Legislativo y Judicial, en trabajo conjunto con nuestros hermanos de armas del Ejército, Fuerza Aérea y de la Policía Federal, así como de todas las autoridades responsables de la seguridad en el país, lograremos el México de paz y tranquilidad que merecen y anhelamos.

Señor Presidente:

Es un honor y motivo de orgullo ser testigo del reconocimiento que tiene a bien otorgar a aquellos que luchan y arriesgan su vida por garantizar el bienestar de nuestro país.

Frente a usted, tiene un grupo de hombres que en representación de sus unidades, han hecho su mejor esfuerzo por servir a México, sin esperar más recompensa que la satisfacción del deber cumplido.

Sé que para ellos es una gran distinción que usted les haga entrega de esta Mención Honorífica, la cual, sabrán enaltecer y transmitir al resto de sus compañeros.

Por mi conducto, los integrantes de la Armada de México reiteran su compromiso de continuar velando por la integridad y la seguridad de los mexicanos. En cada zona, sector o establecimiento naval en que se encuentre un marino, nos mantendremos preparados y alertas para responder con firmeza y eficacia, sus instrucciones.

Personal de la Armada de México:

A ustedes, y en general a todos los hombres y mujeres que integran la Secretaría de Marina, les manifiesto mi más franco reconocimiento por su entrega y profesionalismo.

Los exhorto a que continúen conduciéndose con lealtad a la Patria, como lo han hecho hasta ahora. Mantengan firme el timón ante cualquier temporal, y recuerden que desde tierra, aire o mar, los marinos estamos para servir a México.

Muchas felicidades.

-MODERADORA: De conformidad con lo estipulado en los artículos 70 de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea; que establece: Cuando algún militar, grupo de militares o unidades del Ejército y Fuerza Aérea ejecuten acciones meritorias que constituyan un ejemplo digno de tomarse en consideración y de ser emulado, serán recompensados con Mención Honorífica otorgada por la Secretaría a propuesta de los mandos territoriales o de tropas.

-MODERADOR: Y 63 de la Ley de Recompensas de la Armada de México, que indica: Las Menciones Honoríficas se otorgan a juicio del Alto Mando o Mando Superior en Jefe al personal o unidades de la Armada de México, que llevaren a cabo un acto que constituya un ejemplo digno de imitarse, se concede la Mención Honorífica.

-MODERADORA: El licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, hará entrega de Menciones Honoríficas a las unidades del Ejército, Armada y Fuerza Aérea por su destacada actuación en el desempeño de las operaciones para reducir la violencia en el país, demostrando lealtad institucional, esmero y celo en el cumplimiento de sus obligaciones.