-MODERADOR: Queda en uso de la palabra el maestro Rolando Rodrigo Zapata Bello, Gobernador del estado de Yucatán.

-GOBERNADOR ROLANDO RODRIGO ZAPATA BELLO: Saludo con gran afecto, aprecio y, sobre todo, reconocimiento, a alguien que con hechos y realidades muestra todos los días su amistad y respaldo a Yucatán: al Presidente Enrique Peña Nieto.

Muchas gracias, señor Presidente.

Estimados Secretarios, Directores de su Gabinete; amigos todos; estimados representantes de la sociedad yucateca aquí, presentes.

Saludo con emoción a quienes hoy reciben con mucho mérito su certificado de estudios. Estamos muy orgullosos de todas y de todos ustedes.

Muchas felicidades.

Amigas y amigos:

Yo pregunto: cómo atender plenamente las aspiraciones de bienestar de los ciudadanos de Yucatán y México.

La respuesta es concreta: con una visión precisa del punto al que se quiere llegar, tomando decisiones y asumiendo responsabilidades.

Y son, precisamente, esas cualidades las que en Yucatán nos permiten asegurar que el bienestar lo estamos logrando hombro con hombro, gracias a la guía del Presidente de la República, el licenciado Enrique Peña Nieto.

Bajo su visión y bajo su liderazgo, con su apoyo en obras y programas, y con su equipo de trabajo, siempre hemos recibido de su Gobierno muy buenas noticias para Yucatán.

Por eso, le decimos, con una gran emoción:  bienvenido. Bienvenido, nuevamente, a Yucatán.

Porque en Yucatán somos testigos de una mayor justicia para las mujeres y mejores oportunidades para nuestra población indígena.

Las buenas noticias las encontramos en la inauguración de múltiples obras de infraestructura social y para el desarrollo económico, así como el anuncio de nuevas inversiones industriales.

Hay buenas noticias, porque la coordinación en seguridad que encabeza su Gobierno, nos permite vivir en armonía, y porque esa misma forma de trabajo permite que nuestra actividad turística esté en ascenso.   

La transformación del país la vemos en las computadoras para los estudiantes de sus telebachilleratos, en las acciones de vivienda social o en la tecnificación del campo y, especialmente, vemos optimismo en cada yucateca y yucateco que hoy reciben su certificado por haber terminado la primaria o la secundaria. De los miles que lo han logrado, gracias a su programa especial de Certificación.

Yucatecas y yucatecos, pero hay que decirlo: más yucatecas.

A ver dónde están las mujeres. Presentes las mujeres, con su esfuerzo de lucha y gran fortaleza de espíritu, señor Presidente.

Nos llena de optimismo doña María del Pilar Cocom, de aquí, de Mérida, que a sus 68 años se certifica en la primaria. Nos emociona que Luis Felipe Palomo de Seyé, hoy pueda tener un certificado de secundaria que le abrirá mejores puertas en el mundo, a sus 17 años.

Cada certificado significa una oportunidad para prosperar. Cada certificado es el resultado de un esfuerzo personal y familiar. Por eso, felicitamos a cada uno de los miles de yucatecas y yucatecos de los 106 municipios que se encuentran hoy, aquí, y que representan a muchos más que lo han logrado.

Ustedes se están superando y son un ejemplo de la voluntad y el tesón de lo que son capaces de hacer, y ése es el poder transformador de la educación y esa es la razón por la que Yucatán impulsa la Reforma Educativa de Enrique Peña Nieto.

La abraza con maestros que destacan nacionalmente en las pruebas de evaluación, con escuelas que tendrán una inversión histórica para su remodelación y con niños que ocupan las primeras posiciones en las Olimpiadas de Matemáticas o jóvenes que estudian postgrado.

Sin duda, en este momento se está formando la generación más preparada en la historia de Yucatán, con la que podremos avanzar hacia una sociedad más incluyente y de igualdad, donde sean efectivos los derechos sociales, tal y como busca la Estrategia Nacional de Inclusión Social de su Gobierno.

Gracias a su apoyo, señor Presidente, en 2015, Yucatán fue la quinta entidad que más redujo la pobreza en la última medición de CONEVAL, y con las directrices que hoy se emprenden con su política social, nuestras perspectivas son aún mejores.

Por todo eso, seguiremos trabajando coordinadamente por la educación de calidad y la inclusión social plena.

Seguiremos trabajando junto a usted, señor Presidente, para que todos los días de su Gobierno y, particularmente, en sus próximas visitas en nuestro estado, sigan las buenas noticias.

Como serán buenas noticias ver terminados el Palacio de la Música, el nuevo Centro Internacional de Congresos, el Centro de Justicia Oral, el Hospital Materno Infantil, la Universidad Politécnica, la Carretera Mérida-Chetumal, la rehabilitación del Ferrocarril a Coatzacoalcos y las grandes plantas industriales, sólo por señalar algunos ejemplos que hoy, ya se construyen gracias a su apoyo, señor Presidente.

Seguiremos trabajando para que la formación de capital humano y la seguridad sean las piedras angulares del bienestar social y la prosperidad económica; una prosperidad en la que todos participen, porque no queremos que nadie, absolutamente nadie, se quede atrás.

Por eso hoy, en Yucatán es un día de alegría. Un día de optimismo. Un día en que miles de yucatecos que con gran mérito se gradúan de primaria y de secundaria, tienen a un padrino de lujo en ésta, su graduación; el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Muchas gracias, señor Presidente. Bienvenido a su casa.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación, se proyectará el video titulado: Programa Especial de Certificación.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Hace uso de la palabra el doctor José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Desarrollo Social.

-SECRETARIO JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA: Señores:

Muy buenos días.

No hay señores acá presentes, señor.

Señoras:

Muy buenos días.

A ver, señores, muy buenos días.

Señoras:

Muy buenos días.

Hoy, es un día muy importante, y yo tengo mucha suerte de compartirlo con ustedes. Es importante para quien recibe su certificado. A partir de hoy, tendrá nuevas oportunidades.

Es importante para sus familias, para sus hijos, para sus hijas, para sus nietos, para sus nietas, que tendrán en casa un ejemplo de superación. Es importante para sus comunidades. A partir de hoy, cuentan con más mujeres y hombres listos para impulsar su desarrollo.

Es importante para Yucatán. Abate su rezago educativo y, en ese esfuerzo, Yucatán es líder en el país.

Muchas felicidades, señor Gobernador.

Pero es importante para todo México, porque reconocer y certificar lo que nuestra gente ha logrado, nos fortalece y nos beneficia.

Por eso está aquí el Presidente, porque sabe que es importante, porque avanzamos en dos temas: inclusión y educación.

Gracias, señor Presidente, por ser testigo de honor en esta fiesta de graduación.

Yo les pregunto, porque es muy meritorio: quiénes aquí, levantando la mano, tienen hijos en primaria; quiénes tienen hijos en secundaria.

Y podría seguirle, señor, pero nos quedamos en primaria y secundaria.

Todas estas jefas de familia le están dando a sus hijos la oportunidad que muchas de ellas no tuvieron. Sus hijas, sus hijos y nosotros, desde aquí se los aplaudimos. Su experiencia y esfuerzo, les dieron los conocimientos básicos que en la escuela no pudimos darles.

Como mexicanos, tenían derecho a esa educación y tenían derecho, también, a obtener un documento que así lo acreditara. La vida les dio uno, y con los certificados que tienen en sus manos, hacemos efectivo el otro derecho. Esta graduación, así vista, es un acto de justicia.

Hoy, México reconoce sus méritos y hace efectivo su derecho a certificar los conocimientos que han seguido.

Después de la primaria, qué sigue. Vamos por ella. Después de la secundaria. Y lo más importante: nunca dejar que nuestras hijas y que nuestros hijos abandonen los estudios.

Desde el Gobierno, vamos a acompañar cualquier paso que ustedes decidan dar.

Ésta no es una estrategia aislada. Es parte de la Estrategia Nacional de Inclusión que el Presidente Enrique Peña Nieto nos ha instruido llevar a cabo en todo el país.

Una estrategia que implica educación. Una estrategia que implica salud. Una estrategia que implica vivienda, seguridad social y alimentación.

Entre 1990 y 2015, la carencia en calidad, espacios y servicios en la vivienda, y la carencia de salud, se abatieron en promedio 80 por ciento. El rezago educativo sólo disminuyó en 30 por ciento.

Este año, queremos lograr lo que antes tomó seis; uno y medio millones de mexicanos que van a abandonar su condición de rezago educativo. Uno y medio millones de nuevas oportunidades y ejemplos de vida.

Cuatro de cada cinco adultos que van a participar en el Programa Especial de Certificación, son beneficiarios de PROSPERA o Adultos Mayores. Aquí están, señor, las Jefas de Familia de PROSPERA, que lo saludan con afecto.

Y vamos a alcanzar nuestras metas, porque en PROSPERA tenemos un cuarto bat: está Paula Hernández liderando esos trabajos.

Porque Mauricio López, del INEA, tiene dedicación y liderazgo; porque Rolando Zapata está convencido de que la educación es clave para un Yucatán próspero. Porque Aurelio Nuño tiene un compromiso valiente con la educación.

Y porque el Presidente Peña Nieto cuenta con ustedes, los que perseveran, los que son ejemplo para sus hijos, los que le echan ganas, los que quieren hacer equipo con él para transformar a México.

Muchas gracias, señor Presidente.

-MODERADOR: A continuación, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos hará entrega de Certificados de Educación Básica a alumnos del Programa Especial de Certificación.

(ENTREGA DE CERTIFICADOS)

-MODERADOR: Tiene la palabra el maestro Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Muy buenas tardes.

Señor Presidente, con su permiso.

Es para mí un verdadero gusto y un honor, señor Presidente, poderlo acompañar en esta gran fiesta de graduación de quienes, con un gran esfuerzo de ustedes y de sus familias, hoy están consiguiendo un sueño que en algún momento de interrumpió, que es terminar la primaria o la secundaria.

Y, además, es un honor, señor Presidente, porque en más de una década, es usted el primer Presidente que está acompañando a una generación que se está graduando de secundaria o de primaria.

Y, además, a una tan numerosa: 10 mil yucatecas y yucatecos el día de hoy, señor Presidente, están recibiendo sus certificados, apadrinados por usted.

Muchas gracias, señor Presidente.

Saludo, también, con mucho gusto al señor Secretario de Desarrollo Social, a mi amigo y colega, el doctor José Antonio Meade.

El señor Presidente de la República nos ha instruido trabajar de la mano, trabajar coordinados, y hoy puedo decir con mucho gusto que, para abatir los rezagos, para abatir la pobreza, la Secretaría de Desarrollo Social y la SEP son una misma.

Y quiero reconocer el trabajo y el liderazgo que lleva mi amigo Pepe Meade en abatir la pobreza, y en hacerlo juntos y caminar juntos como uno mismo; SEDESOL y SEP.

Muchas felicidades por ese esfuerzo, Pepe.

Y también, señor Presidente, quiero saludar y hacer un reconocimiento público al Gobernador de Yucatán, a Rolando Zapata. Y lo hago, señor Presidente. Estuve aquí, hace unas cuantas semanas, y lo dije: Yucatán va a la vanguardia en la Reforma Educativa y tiene un Gobernador muy comprometido, y que por eso está logrando los resultados que está logrando en materia educativa.

Felicidades, Rolando.

El día de hoy, en esta gran fiesta de graduación, todas y todos ustedes están demostrando algo que es fundamental para el México y para el país que está empeñado en construir el Presidente de la República; están demostrando que sí es posible que cuando por diversos motivos se interrumpe un sueño, sí es posible complementarlo, sí es posible llegar a él.

Y están demostrando algo que es fundamental; que la educación tiene el poder de transformar vidas.

La educación tiene el poder de transformar su vida, y al transformar su vida, transformar el de su familia; y al transformar el de su familia, transformar el de su comunidad; y al transformar el de su comunidad, el de su estado y, por supuesto, transformar el del país entero.

Esa es la visión y el compromiso del Presidente de la República, al impulsar una Reforma Educativa que lo que busca es, precisamente, esto; transformar vidas a través de una educación de calidad, y al transformar las vidas de las personas y de sus familias, poder transformar la vida de México.

El Presidente de la República, desde que tuve el honor que me nombrara Secretario de Educación me ha instruido estar recorriendo el país, estar yendo a las escuelas, conociendo a los maestros, dialogando con ellos, a los estudiantes, para conocer de manera directa la realidad de lo que sucede en el país, en las escuelas, con los maestros y con los alumnos.

Y en esa oportunidad, he podido conocer a mucha gente como ustedes, que la educación está transformando sus vidas.

En Campeche, por ejemplo, un estado aquí, vecino, conocí a un joven como muchos de los que están hoy aquí, a Fabián.

Fabián, cuando tenía 15 años, tuvo que dejar de estudiar para apoyar a su mamá. Su mamá, que a la vez también era papá, era la única cabeza que tenía en su familia, y Fabián tuvo que dejar la secundaria para apoyarla y sacar adelante a su familia. Y Fabián entró a trabajar a un hotel.

Y 15 años después, cuando Fabián cumplió 30 años, a través del buen trabajo que había desempeñado, sus jefes le querían dar un ascenso, lo querían promocionar. Pero resultó que Fabián, por ese motivo, no había terminado la secundaria, y no le podían dar ese ascenso.

Fabián se acercó al INEA. Y hoy, Fabián, como todos ustedes, el día de hoy terminó la secundaria. Está ya estudiando la prepa en línea, está estudiando inglés, va a estudiar italiano y quiere estudiar la carrera de turismo.

Hoy, por supuesto, Fabián logró el incremento de sueldo en el hotel en el que trabaja, y logró su ascenso. Ése es el poder transformador que tiene la educación.

Ése es el esfuerzo que hoy están haciendo ustedes y que se están volviendo realidad, y que va a transformar también sus vidas, como transformó la vida de Fabián y de millones de mexicanos más que a través de mejores escuelas, maestros mejor preparados y, por supuesto, de gente como ustedes, que ha tenido el valor de recuperar un sueño que en algún momento se interrumpió, están transformando sus vidas y, con ello, la vida de México con una mejor educación.

Ése, y no es otro, es el propósito de esta gran transformación educativa que encabeza con gran claridad y valentía, el Presidente de la República.

Muchas gracias, y muchas felicidades a todos ustedes por creer en la educación, por creer que es posible cambiar su vida y cambiar la vida del país, a través de una mejor educación.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación, hace uso de la palabra la ciudadana Gloria Trinidad Segura Mis, alumna del Programa Especial de Certificación.

-C. GLORIA TRINIDAD SEGURA MIS: Buenas tardes.

Con el permiso del señor Presidente, Enrique Peña Nieto; del Secretario de Educación, Aurelio Nuño; del Secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, y nuestro Gobernador, el señor Rolando Zapata Bello.

Mi nombre es Gloria Segura Mis. Soy ama de casa. Tengo 44 años de edad. Soy madre y padre de tres hermosos hijos. Soy del Municipio de Seyé, Yucatán

Déjenme decirles que yo sólo tuve la oportunidad de estudiar la primaria y no pude continuar con la secundaria, por la muy penosa situación económica en que vivíamos.

Además, en aquella época, en mi pueblo, las posibilidades de ir a la escuela eran para los varones. Nosotras, las mujeres, teníamos que quedarnos en la casa a dedicarnos a las tareas del hogar.

Así que cuando me dieron a conocer por el personal del Instituto de Educación para Adultos el Programa Especial de Certificación, me animé a participar. Sin embargo, al principio no estaba totalmente convencida, y me fue muy difícil.

Pero gracias al apoyo de mis hijos, y de mi asesora de la Plaza Comunitaria, quienes siempre me motivaron, fue que me decidí.

Sentí muchos nervios, como los que tengo ahora, cuando me dijo mi asesora que debía presentar a través de la computadora. La verdad, nunca había manejado una.

Fui a la Plaza Comunitaria, pero al concluir el examen me dijeron que había certificado la secundaria. Fue uno de los días más felices de mi vida y compartirlo con mis hijos y ver que estuvieron orgullosos de mí, sentí que todo valió la pena, que mis miedos se convirtieron en alegría, más aún cuando he recibido del DIF municipal como un reconocimiento a mi esfuerzo la oportunidad de trabajar, dando clases de repostería.

Así como yo, hay muchas personas que están beneficiados con ese nuevo programa.

Por eso, yo invito a todos los que no han cumplido su primaria o secundaria, que se acerquen al Instituto de Educación para Adultos y participen en el Programa Especial de Certificación.

Muchas gracias, señor Presidente, Enrique Peña Nieto, por esa iniciativa suya que permite que muchas mujeres, como yo, tengan la oportunidad de obtener un certificado con el que puedan aspirar a un trabajo que sirva para el sustento de sus familias.

Gracias señor Gobernador, Rolando Zapata Bello, por su apoyo a este programa.

Gracias al Secretario Nuño, al Secretario Meade, por el trabajo conjunto que habla del señor Presidente, que tiene un equipo integral, un equipo que lucha por el bienestar de México, y ahorita por el de Yucatán, que estamos viviendo la certificación de muchos adultos, hombres y mujeres que igual que yo, no pudieron concluir la secundaria y la primaria.

Gracias.

Y a su gran equipo que, con paciencia y acompañamiento, logré llegar hasta aquí. Gracias a que ellos dan esa educación gratuita en mi municipio. Gracias a que tienen asesores con la capacidad de motivar y de ayudar a las personas para que podamos salir adelante.

Muchas gracias.

Gracias al Programa PROSPERA, también, que me ayuda con mi familia para que mis hijos puedan seguir estudiando. Esa oportunidad que yo no tuve, el programa actualmente me lo está dando.

Gracias, señor Presidente, porque esa es iniciativa suya. Gracias, señor Gobernador.

Porque ustedes tienen un equipo de trabajo grande, con el cual nosotros, los mexicanos, estamos beneficiados, y Yucatán, mi hermoso estado, está creciendo gracias al apoyo de usted.

Muchas gracias, señor Presidente.