-MODERADOR: Hace uso de la palabra el licenciado Enrique Serrano Escobar, Presidente Municipal de Juárez, Chihuahua.

-LIC. ENRIQUE SERRANO ESCOBAR: Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, y amigo de los juarenses, padrino de Ciudad Juárez.

Señor Gobernador Constitucional del estado, licenciado César Duarte Jáquez.

Secretarios y otros funcionarios que acompañan al Presidente de la República.

Legisladores Federales y Locales; representantes de los Poderes del estado; funcionarios Federales, estatales y municipales.

Distinguidos invitados.

Ciudad Juárez le da una muy cordial bienvenida al Presidente de todos los mexicanos, y a quien ofrecimos nuestro total apoyo en el 2012, cuando vino a plantearnos su propuesta política que lo llevó a esa altísima responsabilidad.

Señor Presidente.

Esta ciudad, que ha sido escenario importante en muchos momentos de nuestra historia, ha sufrido el rezago e injusta desatención de sus demandas más sentidas en muchas épocas.

Y para colmo, vivimos en el sexenio anterior, la peor crisis de inseguridad que no veíamos desde la Revolución, cuando se toma Ciudad Juárez y cae el régimen de Porfirio Díaz.

Los juarenses estábamos postrados ante la delincuencia, la economía en retroceso y la sociedad espantada, pero gracias a su apoyo, el trabajo del Gobernador César Duarte, el compromiso coordinado de las autoridades de los tres órdenes de Gobierno, y la participación activa de la sociedad, nuestra ciudad logró sobreponerse a la adversidad.

Y hoy, agradecemos la ponga como ejemplo, lo cual asumimos con un gran compromiso.

En estos nuevos tiempos requerimos superar enormes rezagos históricos en infraestructura, tener un sistema de transporte público integral, cruces internacionales más ágiles en el tránsito del comercio exterior, y hacer más competitiva nuestra región, para lo cual trabajamos también, con autoridades norteamericanas.

Trabajamos también, señor Presidente, y agradecemos a usted el apoyo que nos ha brindado para el inicio de la transformación del Centro de la ciudad, la construcción del Centro de Convenciones y del Hospital de Especialidades.

En este terreno, que tuvo usted a bien entregar a los juarenses. El terreno más valioso de Juárez, es el que usted entregó recientemente a los juarenses.

Muchas gracias, señor Presidente.

El año pasado tuvimos un crecimiento récord en generación de empleo, pero buscamos empleos mejor pagados con la fracción de industria pesada y de alta tecnología, por lo que le pedimos su apoyo para consolidar una estación intermodal en el Poniente de la ciudad, a traer una planta armadora de vehículos, en lo cual ya existen adelantos con el gobierno chino.

A recuperar con mayor velocidad la vivienda abandonada y una entrega bajo distintos esquemas, aprovechando la presencia aquí, del Secretario de SEDATU, Jorge Carlos Ramírez Marín, que nos ha apoyado muchísimo; y a obtener más rápido las 300 patrullas que nos faltan para un mejor servicio.

Me permito entregarle en unos momentos, un documento donde se enlistan los principales proyectos a que he hecho mención, conociendo que usted es hombre de grandes retos, de visión transformadora y con un aprecio especial a Juárez, lo cual nos lo ha demostrado desde el inicio de su Gobierno.

Señor Presidente:

En los juarenses tiene usted grandes aliados para transformar a México, para avanzar en pos del desarrollo, para consolidar el país que queremos la gran mayoría de los mexicanos, y tiene, también, grandes amigos que lo queremos y lo respetamos.

Nosotros contamos con usted. Cuente usted con nosotros.

Muchas gracias, señor Presidente.

-MODERADORA: Tiene la palabra la ciudadana licenciada Alejandra de la Vega Arizpe, Empresaria de Ciudad Juárez, Chihuahua.

-LIC. ALEJANDRA DE LA VEGA ARIZPE: Muy buenas tardes.

Bienvenido, señor Presidente, Enrique Peña Nieto.

Nos da gusto finalmente recibirlo en Ciudad Juárez. Ésta es su casa.

Gobernador César Duarte; distinguido presídium; amigos y amigas:

En el 2010, Ciudad Juárez, puerta grande de nuestro país, fue clasificada como la ciudad más peligrosa del mundo; situación que colapso la economía local, generando un decrecimiento del nueve por ciento del PIB.

Hoy, somos reconocidos internacionalmente como la ciudad que más rápido pudo salir de una situación tan compleja como la que nos tocó vivir; logro que nos llevó a ser incluidos en la lista de las 100 ciudades más resilientes del mundo.

Reconocemos, en el tema de la seguridad, el liderazgo del Gobernador César Duarte, pero no podemos olvidad las causas fundamentales que nos generaron los altos niveles de violencia: corrupción en las instituciones, corrupción en la autoridad.

Nos preguntamos cómo podemos hacerle para blindar nuestras instituciones de la corrupción, así como también la falta de oportunidad para nuestros jóvenes.

Cuando los líderes, nuestros gobernadores, la autoridad, la ciudadanía asumen su responsabilidad, sí es posible construir un México en paz.

La experiencia de nuestra ciudad con la crisis de inseguridad, nos forzó a desarrollar un modelo: la Mesa de Seguridad y Justicia de Juárez; un espacio de trabajo y colaboración interinstitucional de los tres niveles de Gobierno y la participación ciudadana, con el principio de corresponsabilidad.

Así, aprendimos que no sólo se puede salir de una de las peores crisis, sino colaborar en la construcción de una mejor comunidad, de un mejor país.

En la Mesa de Seguridad pasamos de la protesta y la descalificación, a la propuesta y a la colaboración.

Actualmente, ya se han instalado Mesas de Seguridad en otras 12 ciudades de la República, siguiendo el modelo de Ciudad Juárez.

Le menciono algunos de los avances en nuestra ciudad en materia de seguridad:

Llevamos 16 meses con cero secuestros.

Cerramos el año de 2014, con 424 homicidios, comparados con tres mil 84 en el año de 2010. El pasado mes de diciembre hubieron 22 homicidios, lo que representa el nivel más bajo de los últimos ocho años.

Una reducción de 94 por ciento en robo de vehículos y 72 por ciento en robo de comercios. Y la extorsión, que es un crimen que coarta las posibilidades de futuro a las micros, pequeñas y medianas empresas, se ha reducido a mínima expresión, teniendo el 100 por ciento de los casos denunciados a la fiscalía del estado, resueltos.

Quiero destacar que esto no hubiera sido posible sin el trabajo y el compromiso de los policías, de los ministeriales, de los jueces, de los magistrados, y de algunos ciudadanos valientes que dieron el paso al frente para denunciar. Son ellos quienes han logrado estos resultados.

Sin embargo, hemos visto casos en otras ciudades en el mundo en donde los buenos indicadores se revierten, con la complacencia de los actores.

Señor Presidente:

Queremos contar con la participación decisiva del Gobierno Federal para fortalecer las instituciones que tienen la responsabilidad en los procesos de justicia, así como el Estado de Derecho.

En Ciudad Juárez nos sentimos muy orgullosos de que en diciembre la tasa de homicidios bajó a 424. Sin embargo, a unos metros de aquí, en la vecina ciudad, terminaron el año con 21 homicidios.

Debemos reflexionar sobre el valor de la vida.

Como decía Martin Luther King: la verdadera paz no es simplemente la ausencia de tensión. Es la presencia de la justicia.

Al día de hoy, Juárez observa una mejoría sustancial en seguridad y, como consecuencia, generación de empleos. Sin embargo, seguimos con grandes rezagos históricos en temas fundamentales para que los juarenses puedan tener una calidad de vida digna.

Menciono sólo algunos ejemplos:

El 60 por ciento de las calles de las colonias está sin pavimentar.

El ingreso per cápita en Juárez es menor a la media nacional.

El poder adquisitivo se redujo por el impacto del incremento al IVA. Tenemos cinturones de pobreza comparables con las regiones más pobres de Chiapas.

El Consejo Coordinador de Ciudad Juárez ha identificado una serie de proyectos iniciales necesarios para disminuir el rezago de la ciudad, destacándose, por supuesto, si no logramos una equidad fiscal, esta brecha sólo seguirá incrementando.

Proyecto Número 1. Proyecto de Vialidad y Transporte Funcional.

Necesitamos vialidades que permitan una rápida movilidad, un transporte colectivo digno, un mejor acceso a servicios de emergencia y vigilancia.

Número Dos. Acceso a servicios de salud de calidad para los más de 960 mil derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Tenemos casos, en Ciudad Juárez, de derechohabientes que han fallecido por falta de atención oportuna. Cerca de 800 pacientes al mes, tienen que viajar más de 900 kilómetros para ser atendidos, por falta de especialistas e infraestructura.

Señor Presidente:

Juárez necesita un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social de tercer nivel.

Número Tres. Ya lo mencionaba el Alcalde: Rehabilitación del Centro Histórico.

Juárez debe contar con un Centro Histórico digno, a una de las puertas de acceso internacionales más importantes de México, que represente nuestra historia, nuestra identidad y, además, sea un punto de referencia para el turismo y los visitantes de negocios.

Número Cuatro. Desarrollar la infraestructura de logística internacional, de acuerdo a los requerimientos globales.

Se requiere mayor y mejor capacidad en las aduanas, que permitan una mayor conectividad internacional en beneficio del comercio de nuestro país.

Número Cinco. Creación de un Centro de Investigación e Innovación, que impulse el desarrollo de las vocaciones de Juárez, que fortalezca a nuestras empresas actuales, que genere empresas locales vinculadas a las internacionales, que atraiga a empresas de más valor y empleos mejor pagados.

Este Centro es necesario para que Juárez se incorpore a la economía del conocimiento.

Número Seis. Centro de Convenciones.

Ya lo mencionaba el Alcalde también; es importante como equipamiento de negocios en esta ciudad, y actualmente contamos con la tercera parte del costo total del proyecto.

Punto número Siete. Imagen de Ciudad Juárez.

En su visita a Chihuahua, señor Presidente, en diciembre del 2012, planteábamos el tema de la necesidad de mejorar la imagen. Necesitamos posicionar a Juárez como una ciudad segura, distinguida por su industria, comercio internacional y entretenimiento, así como por su excelente ubicación.

Necesitamos cambiar la percepción, que es tan lenta en seguir el cambio de la realidad, sobre todo hoy, que tenemos tan buenas noticias.

Número Ocho. Inclusión en el Site Selection de ProMéxico, para una armadora automotriz.

En Juárez, hoy producimos el 70 por ciento de los componentes de un auto, y no somos, hoy, una opción para ser sede de una automotriz.

No sólo nos resta competitividad, sino que nos pone en desventaja, porque al estarse instalando en otras partes del país, pudiéramos perder una parte de la proveeduría que hoy está instalada en Ciudad Juárez.

Estos proyectos desarrollados por el Consejo Coordinador Empresarial, y algunos otros que se mencionan en la carpeta que le haremos entrega, serán el inicio de un plan de recuperación total de nuestra ciudad, por lo que le pedimos se instale formalmente una mesa interinstitucional permanente, con participación ciudadana, liderada por el Secretario de Hacienda, el doctor Luis Videgaray, donde se asegure la realización de estas iniciativas, y que sea capaz de articular los proyectos necesarios en el corto y mediano plazo, para capitalizar el potencial de nuestras fronteras, convirtiendo a Juárez en un modelo de éxito y de esperanza; en una inspiración para nuestro querido México.

La única forma de avanzar, es con compromiso y trabajo.

Lo esperamos, señor Presidente, en seis meses, para que juntos podamos revisar los logros de esta mesa y, así, lograr este sueño.

Tenga la seguridad que Ciudad Juárez es tierra fértil de gente trabajadora. Cada peso que el Gobierno Federal invierte en Juárez, traerá una alta rentabilidad en beneficio del país.

Le pedimos que sea usted, el Presidente que detone el potencial de nuestra frontera.

Si logramos que ganen más los que ganan menos, ganaremos todos.

Muchas gracias.

-MODERADORA: A continuación, el licenciado César Duarte Jáquez, Gobernador del estado de Chihuahua.

-GOBERNADOR CÉSAR DUARTE JÁQUEZ: Muchas gracias, muy buenas tardes.

Me da mucho gusto esta tarde reunirnos con tan representativa presencia de la sociedad juarense, chihuahuense, en este espacio que en sí mismo menciona y hace presente el señor Gobernador, la forma en la que el gobierno del estado, con el respaldo de la Administración que usted preside en la República, ha buscado transformar la relación de la sociedad con el Gobierno, y lo hemos hecho desde distintos frentes.

En materia de seguridad, hemos escuchado las expresiones que, siendo franco, señor Presidente, yo hubiese dudado escucharlos alguna vez.

Cuando asumimos el Gobierno, nos encontramos a los médicos, a los abogados, a los prestadores de servicios, a los empresarios, reclamando, manifestándose, exigiendo la atención de la autoridad ante un reclamo justo, ante la violencia, ante los hechos más lastimosos y que de ninguna manera podemos siquiera pensar que deben volver a suceder.

Esa experiencia nos llevó, señor Presidente, a tener una mayor claridad en la importancia, y que la participación ciudadana se da, de la mano con el Gobierno, a resolver los problemas de la sociedad misma.

Hay quien malinterpreta pensando que la autoridad no tiene, de ninguna manera, la sensibilidad o la perjura para lograr cambios trascendentales.

Y Ciudad Juárez es el más vivo ejemplo. Y, sin duda, la materia más sensible de ellas, que es la seguridad, es lo que hoy ratifica que en los hechos, la coordinación de los tres niveles de gobierno, y la participación de la sociedad que exige, puede, sin duda, mostrar una transformación que marque una trascendencia, como la que aquí se ha dicho.

La región del mundo que en más corto plazo ha logrado una bajar una cresta de inseguridad, como la que vivió Juárez. Ni siquiera ninguna región de Italia, ni siquiera ninguna región de Colombia, registra en este corto plazo la transformación.

Pero no estamos satisfechos, porque sabemos bien que estos pasos que hemos logrado pueden correr riesgo si no seguimos haciendo lo que tenemos que hacer.

Y ese fue otro paso fundamental que en Chihuahua logramos, de la mano de la sociedad: la transformación de las instituciones, la creación de una sola policía, en la que dejamos la competencia indebida entre corporaciones, y se convirtió en una coordinación plena a combatir de frente a la inseguridad, a la impunidad.

Chihuahua, señor Presidente, mantiene mes con mes, la más alta cifra de cumplimiento de órdenes de aprehensión, por encima del 100 por ciento mensual. Esa es la única forma de combatir la inseguridad.

Cuando me preguntan en la mesa de seguridad o los medios en México, por qué no hay secuestro en Juárez. La respuesta es muy sencilla: porque los secuestradores están en la cárcel, y eso es lo que ha cambiado las cosas.

Porque hemos logrado avanzar en el esclarecimiento de los delitos. Que falta mucho por hacer, sí, pero hemos venido profesionalizando a nuestros cuerpos y buscando mejores condiciones de vida para ellos.

Una transformación a fondo a nuestro marco jurídico en el Código Penal, en el fortalecimiento al Ministerio Público, en la forma en el que el mismo Poder Judicial está del lado de los humanos derechos, observando los derechos humanos.

Pero hemos priorizado la defensa de la víctima, y hemos buscado que el combatir la impunidad genere, en una sinergia, que la sociedad valore la importancia de vivir en una cultura de la legalidad.

Se lo decía al señor Presidente ahorita que transitábamos del aeropuerto. En 2010, ocho de cada 10 carros no tenían placas en Ciudad Juárez, era la anarquía en la que transitaban ahí secuestradores, extorsionadores, armas, recursos, asaltantes, y que es, precisamente, hoy lo que valora la sociedad juarense.

La cultura de la legalidad es rentable, por eso, hoy tenemos buenas calificaciones los chihuahuenses, mayor crecimiento económico, menor informalidad o mayor formalidad en el empleo de toda la República.

Tenemos, el primer lugar en exportaciones no petroleras, el 15 por ciento de las exportaciones nacionales, salen del Estado de Chihuahua, y eso, ha hecho sin duda, que el fortalecimiento de las instituciones nos esté generando mayor confianza.

En los cuatro años de mi administración, llevamos una inversión directa extranjera, por encima de los cinco mil millones de dólares, son cifras que en contraste al momento de la crisis de inseguridad, como lo decía Alejandra de la Vega, que tuvimos un decrecimiento de 9 por ciento, hoy sostenemos por encima del 5.4 por ciento.

Ese crecimiento económico está generando más empleo, vemos las calles, los cines, los centros comerciales, los servicios, la recuperación de los espacios públicos con una gran esperanza.

Por eso, la importancia de los planteamientos que ha hecho aquí el señor presidente municipal, que ha hecho Alejandra de la Vega, en representación de la Mesa de Seguridad y la Sociedad Civil.

En la que la coincidencia de los empresarios, de los sindicatos, de los trabajadores, es que debemos voltear a fortalecer la competitividad de esta gran frontera.

Tenemos que apostarle y hemos iniciado de manera modesta, pero con un gran éxito en la renovación, transformación y modernización del transporte público.

Hoy tiene un gran éxito esta primera línea, hemos venido platicando con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y saludo al señor Subsecretario, le damos la bienvenida, para que consolidemos el proyecto más ambicioso de transporte público en esta frontera.

Yo estoy seguro, señor Presidente, que si nosotros evitamos que tres o cuatro horas de tiempo que invierten las madres trabajadoras que van a la manufactura, atendieran más a sus hijos, estuvieran más en su casa y llegaran más rápido a su empleo, tendríamos un potencial de crecimiento en calidad de vida y en condiciones de vida de los habitantes de esta gran frontera.

El transporte es uno de los enormes retos que hoy tiene Juárez, pero que también se avizora, sin duda, la forma de resolverlo, pero además lo conozco señor Presidente, sé de sus capacidades y sé que muy pronto nos habrá de dar esa gran noticia.

Yo quiero darle las gracias, señor Presidente, por muchas razones.

Primero. El gran impacto que ha tenido en la economía de los chihuahuenses, el que usted, después de 12 años que nos quitaron, sin ninguna atención y consideración la tarifa de verano, usted se la haya regresado a los chihuahuenses con una gran decisión.

Hechos son amores y no buenas razones.

Doce años que el Gobierno Federal ignoró que en Ciudad Juárez suben las temperaturas por encima de 45 grados, 12 años que se desestimó la necesidad de que la población requiere una tarifa similar a las zonas en las que ya tenía Ciudad Juárez, ni siquiera habría que dársela, nos la quitaron, y usted se las regresó.

Eso ha tenido un gran impacto en la economía de las familias y miles y miles de recibos nos llegaron, porque me incluyo, nuestro recibo en nuestra casa en ceros, porque fue una recuperación que desde la Secretaría de Energía, usted instruyó para que los chihuahuenses la recuperaran.

Pero hablando de energía, señor Presidente, darle las gracias porque se le ha apostado a Chihuahua, como a ningún estado en la inversión de infraestructura en ductos para el manejo de energéticos, de gas particularmente.

Chihuahua el año próximo estará concluyendo la red de mil 500 kilómetros de ductos, ninguna otra entidad federativa tiene esta capacidad, pero además nos la está dando a quienes tenemos vocación competitiva, a quienes tenemos una relación directa con la industria, a quienes hemos mostrado al mundo entero ser una región competitiva por la calidad de nuestra mano de obra.

Pero esa infraestructura, señor Presidente, a la que usted le ha apostado con decisión y, nada menos en esta semana pasada se licitó el último ducto que ingresa a nuestro estado por Ojinaga, llegará a Delicias, a Camargo, a Jiménez, a Parral y llegará hasta La Laguna.

Con el ducto que ya se ingresó por Ciudad Juárez, por Chihuahua y que ha tomado el rumbo para Cuauhtémoc, para Guerrero, para Madera, para la sierra, hasta Sinaloa, seremos el estado en el que esté llegando al 95 por ciento de la población el abasto de gas, que tiene el valor al 20 por ciento del gas que teníamos y que competíamos aún con él; es decir, cinco veces más barato el gas.

Eso permitió otra decisión que por años esperamos, señor Presidente, y que también hace 12 años nos la cerraron, la Planta Productora de Fertilizantes, en Camargo.

Queremos agradecerle porque la activación e inversión que PEMEX ya anunció, y que inició el proceso de licitación, con una inversión de 500 millones de pesos, tendrá la generación y producción de fertilizantes que atenderán al estado con mayor producción de maíz amarillo, y que lo hacemos sin riego.

Es maíz de temporal que con fertilizantes a mejores precios, y así somos el número uno en el país, potenciaremos enormemente nuestras capacidades e iremos a terrenos en los que hasta hoy no habíamos logrado llegar, como es la engorda de ganado, que también hemos recuperado el estatus sanitario, gracias a su apoyo y que hoy el ganado de Chihuahua vale 400 por ciento más que lo que valía hace tres años.

Muchas gracias, señor Presidente por este respaldo.

Así exportamos hoy nuestro ganado. Valía 250, 300 dólares, ahorita hasta mil 300, o mil 400 dólares nos pagan por un becerro al exportarlo, y gracias al estatus sanitario que con decisión su Gobierno.

Hoy la actividad ganadera del estado tiene su mejor momento. Aquí están los ganaderos y es la actividad primera que nos enseñaron los españoles, es una actividad que nos llena de orgullo, pero además es un potencial que tenemos, porque hoy sabemos también la importancia de ser competitivos.

En el tema de exportaciones, señor Presidente, queremos también agradecerle la fortaleza que nos dio al establecer los mecanismos al interior del estado y desaparecieron las garitas. No podemos olvidar que era un reclamo antiguo de los chihuahuenses.

Usted permitió, señor Presidente, que un tema que tenía dividido a Chihuahua, desde toda su historia, con revisiones aduanales y limitando las capacidades industriales, comerciales, competitivas y de servicios de esta gran frontera, hoy un empresario juarense sin más trámite puede ir a darle servicio a la empresa más lejana de Quintana Roo, de Chiapas, o de Jalisco. Eso es lo que usted hizo al permitirnos integrar al estado, e impedir que existieran dos Chihuahuas.

Hoy, Chihuahua sin una frontera interna, es más competitivo, es más sólido; además de que creció, nuestros visitantes, el turismo de este fin de año se incrementó en más de un cien por ciento al año anterior, más de 80 por ciento de los paisanos que transitan por nuestras carreteras hacia otros estados de la República, creció un 80 por ciento sólo en 2014.

Esas cifras nos permiten aquilatar el valor de la seguridad, la nueva fama de que Chihuahua está seguro y está tranquilo, pero, sobre todo, la oportunidad de que ha desaparecido ese prejuicio de la corrupción en las aduanas internas de nuestro país.

Muchas gracias, señor Presidente, porque ese es un gran paso, que tendrá importantísimas aportaciones a la República, a la República y al estado.

También, señor Presidente, un conflicto de más de 14 años de adeudo de agricultores con la Comisión Federal de Electricidad, bastó que llegará usted, instruyera, y en tres meses teníamos resuelto un conflicto que llevó a tener a luchadores sociales en la cárcel, a regiones enteras improductivas, a conflictos absolutos entre productores y empleados de la Comisión Federal de Electricidad.

Ese paso, y que envió usted en su representación, al extraordinario embajador que tiene usted en Chihuahua, a don Pedro Joaquín Coldwell. Muchas gracias señor Secretario de Energía, por esa coordinación y el respaldo del Gobierno de la República en todas nuestras acciones.

Señor Presidente.

Un tema, que también nos ha permitido fortalecer el terreno de la seguridad, ha sido la prevención. Pero la prevención desde una óptica absolutamente distinta, y en la que a veces tenemos temores de dar pasos audaces.

Y créame que es de las acciones que más me enorgullecen como Gobernador de Chihuahua, el haber logrado por noveno semestre consecutivo, que no haya un solo rechazado ni de bachillerato ni de universidades.

El gran esfuerzo de las universidades públicas, privadas, de las instituciones educativas. El esfuerzo de hacer que cada institución flexibilizara sus espacios al grado de impedir que los jóvenes fuesen rechazados, nos ha permitido hoy, no sólo tener las capacidades, de evitar que caigan en la mano de la delincuencia, sino que también, tengan esperanza.

Y esa esperanza hoy, también, se la da Chihuahua, porque el potencial de tener generaciones de nuevos profesionistas, con la infraestructura que usted nos ha apoyado, competitiva como es los ductos, nos permitirá, sin duda, a Chihuahua aprovechar la riqueza, y el impacto que las reformas estructurales que usted impulsó como la energética, aprovechemos esas reservas que tienen miles de años esperando, el gas shale, el oil shale de Chihuahua.

Habremos de aprovecharlo como mayores de edad. Habremos de aprovecharlo como mexicanos libres, que eso es lo que usted le está dando a México de nuestros tiempos, libertad, mejores empleos, mejor pagados y competir con el mundo.

Eso es, sin duda, el potencial de la educación lo que nos permitirá una transformación, no hay agente más eficaz de transformación de una sociedad que la propia educación.

Por eso, la formación que estamos dando en las universidades tecnológicas y que usted nos ha respaldado, caminamos de dos a 15 universidades tecnológicas, avanzamos con 130 mil nuevos espacios de bachilleratos y universidades.

Y, hoy tenemos, señor Presidente, compromisos con instituciones internacionales que están abriendo las puertas a los técnicos, ingenieros y estudiantes chihuahuenses para que sean ellos los que manejen la infraestructura en ductos y el aprovechamiento a la riqueza energética de nuestro estado.

Chihuahua se preparó, señor Presidente desde que usted mostró qué rumbo le quería dar al país para aprovechar al máximo el potencial de las reformas estructurales.

También, gracias, señor Presidente, porque desde el inicio de este año, los chihuahuenses vamos a ahorrar más de mil 500 millones de pesos en larga distancia. Ese es un impacto muy importante a la economía chihuahuense y un potencial para la competitividad de los negocios y la atracción de inversiones que les hacían muy costosos servicios que hoy no teníamos al alcance.

Como ustedes habrán visto, he dado las gracias al señor Presidente, de acciones tangibles que han beneficiado y han potenciado a Chihuahua, que sin ellas hubiese sido imposible transformar e incorporarnos a mejores condiciones de seguridad, incluso, porque puede tenerse policía eficaz, pueden tenerse cárceles certificadas como lo hemos logrado en Chihuahua.

Lo que no se puede tener, es a la población sin esperanza, sin expectativas, sin oportunidad y, sobre todo, renunciando a una condición de elevar las expectativas de futuro.

Hoy, Chihuahua tiene una nueva condición y Juárez es el ejemplo, aquí se ha dicho y yo quiero agradecerle, señor Presidente otra aportación extraordinaria que me acaba de hacer en corto y que ahorita públicamente lo habrá de decir.

Nos trajo el señor Presidente las escrituras de un terreno que buscamos y que a los juarenses les consta, agotamos, y que hubo, incluso, hasta fricciones con el Gobierno Federal, tuvimos porque no se quería ceder el exhipódromo para Ciudad Juárez.

Es un terreno con un valor superior a dos mil millones de pesos que hoy el Presidente generosamente entrega oficialmente al estado y nosotros al Municipio de Juárez.

Ahí están las imágenes, señor Presidente, son las plataformas de lo que ya se licitó, gracias a la Secretaría de Salud.

Señora Secretaria de Salud, muchas gracias por el respaldo.

Ese es el nuevo hospital que se inició ya la construcción este año, son los primeros 300 millones de pesos, el 16 de diciembre pusimos la primera piedra, se licitó, esos recursos, tiene una inversión en dos años de 600 millones de pesos y con ello estaremos, después de haber reconstruido el Hospital de la Mujer, el Hospital General, el Hospital Infantil, puesto en marcha el Hospital Psiquiátrico, y este nuevo hospital, Ciudad Juárez, señor Presidente, tiene resueltos los servicios de salud por los próximos 30 años.

Esa es una gran noticia para Juárez.

Tiene unidad de quemados y unidad de oncología.

Además, señor Presidente, se ha iniciado también la construcción del centro de convenciones, que ese es un tema al cual los juarenses han aspirado por ser una ciudad competitiva, pero jamás se ha podido traer ninguna muestra, ni ninguna forma de poder presumir al mundo entero lo que se hace en Juárez, pocos saben en Juárez que uno de cada tres asientos de piel que llevan los carros del mundo se hacen en Juárez, uno de cada tres; es decir, el 30 por ciento de los asientos de piel en carros de lujo y comerciales se hacen en Ciudad Juárez, sólo esa planta tiene 25 mil empleados.

Eso es Juárez.

Juárez tiene una extraordinaria condición por nuestra ubicación geográfica, tiene una extraordinaria condición por la logística, por la vocación de su pueblo, que es un pueblo luchador y es un pueblo que se ha entregado para ser el mejor en lo que se ha decidido a hacer.

Por eso el centro de convenciones se convierte en un ícono que usted le heredará a Juárez y que estará saldando una antigua deuda con los juarenses.

Gracias, porque el Presupuesto Federal de este año trajo esta inversión, al igual que el de salud.

Y estoy seguro, señor Presidente, que con estas inversiones la promoción turística y de negocios de Juárez, la consolidación del sistema de salud, la consolidación del sistema educativo y sobre todo la consolidación de los esfuerzos en materia de seguridad en el que Juárez queremos que sea el referente de justicia en el mundo, estaremos dando un paso que Juárez esperaba para competir, no sólo con ciudades similares, sino con países enteros. De ese tamaño es la potencia de Juárez.

Yo quiero agradecer su presencia, señor Presidente, nos estimula, porque sé que la forma en la que usted nos ha resuelto siempre, las necesidades que nuestro estado tiene, ha permitido que avancemos, pero además hay que decirlo con claridad, porque quienes pretenden regatear los avances y la decisión que usted ha impulsado, quieren mostrar que Juárez o Chihuahua no tienen resultados. Todo esto lo hemos hecho sin deuda pública y, gracias a su apoyo, señor Presidente, no se ha endeudado Chihuahua.

Yo quiero agradecer al señor Secretario de SEDATU, Jorge Carlos Ramírez Marín, porque él nos ha acompañado en un reto mayor que tenía esta gran ciudad, las casas abandonadas a raíz, precisamente, de la crisis de inseguridad; firmamos un convenio con INFONAVIT y hemos venido destrabando una serie de retos, a los cuales podemos asumirnos que este año tendremos un avance tangible.

Gracias por el respaldo al nuevo Parque de Los Policías, que ese parque, con una gran historia tendrá un potencial en el futuro de Juárez, en la imagen y la nueva atención que a las policías y sus familias, de la reivindicación social que buscamos que se tenga.

Yo quiero, enfrente de mis paisanos, señor Presidente, ratificar nuestro aprecio, nuestro respeto y el reconocimiento en cada uno de estos puntos que hemos dicho, porque usted ha apoyado a Chihuahua sin limitantes, nos ha acompañado en toda gestión, nos ha respaldado siempre, y muchas gracias por estar aquí, señor Presidente.

Este espacio, que nos recuerda a Toluca por vitrales similares, siempre que llego recuerdo ese espacio extraordinario de la capital que usted bien gobernó; la verdad es que este lugar habla del nuevo tiempo de Juárez, espacios que le den competitividad a los servicios públicos, que le den atención digna a los ciudadanos, que les den dignidad a los mismos funcionarios que en ellos trabajan, para que esa imagen sea la que a partir de nuestros tiempos se lleven de Juárez, no otra.

El Centro Histórico de Juárez, señor Presidente, es un tema que hemos iniciado con esfuerzos, pero estoy seguro que el planteamiento que tenemos nos permitirá muy pronto también agilizar y acelerar el paso para darle ese nuevo rostro que Juárez merece.

Como lo tiene el CERESO de Juárez, de haber sido la cárcel más peligrosa del mundo, de Latinoamérica, estaba hasta certificado. Había carrera de caballos allá, adentro, imaginemos lo que había por ahí. Ahí sí había tepocatas.

La verdad es que la forma en que se certificó y hoy funciona el CERESO, le ha acreditado a Juárez cómo se pueden y se deben hacer las cosas.

Muchas gracias señor Presidente.

Gracias a su equipo de trabajo, a los poderes públicos, a los señores empresarios que hoy nos acompañan.

A don Osvaldo Rodríguez Borunda, muchas gracias por estar aquí, con nosotros, empresario editorial, líder en Ciudad Juárez.

Agradezco a don Jaime Bermúdez Cuarón, que es un ícono de la industria manufacturera.

También, a don Federico de la Vega, quiero agradecer su presencia, comerciante histórico de esta gran ciudad.

Y que su acompañamiento a don Valentín Fuentes Varela, también industrial gasero de esta gran ciudad, muestra el potencial que tiene Juárez.

Y la participación de la sociedad, Alejandra de la Vega, de manera muy especial, nuestra felicitación por tu valentía. ´

Tú no tenías ninguna necesidad de incorporarte a la Mesa de Seguridad, con los riesgos que eso ha implicado, y eso muestra la valentía con la cual has enfrentado. Y en tú nombre, a tus compañeros de la Mesa de Seguridad.

Al señor Presidente Municipal, Enrique Serrano Escobar, muchas gracias por su trabajo, por su talento y su compromiso al liderar a esta gran ciudad.

Gracias, Enrique, por ese compromiso y trabajo a favor de Juárez y los juarenses.

Los titulares de los poderes del estado.

Muchas gracias al Presidente del Congreso, al Presidente del Supremo Tribunal.

Y a la 5ª Zona Militar de manera especial.

Los chihuahuenses tenemos un gran cariño y aprecio por nuestras instituciones y, especialmente, por nuestro glorioso Ejército, que es la representación más genuina y directa del Ejecutivo Federal en nuestro territorio.

Muchas gracias, señor Presidente.

Gracias a nuestro glorioso Ejército Mexicano por su acompañamiento.

Felicidades, gracias a presidentes municipales, a todos a quienes nos acompañan.

Hoy es un gran día para Juárez, y son nuevos tiempos que Juárez, sin duda, seguirá marcando al país.

Señor Presidente:

Está usted en su casa.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)