-MODERADORA: Para iniciar este evento, hace uso de la palabra el ingeniero Egidio Torre Cantú, Gobernador del Estado de Tamaulipas.

-GOBERNADOR EGIDIO TORRE CANTÚ: Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Señor licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación; Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina; General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional; licenciado Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República; doctor Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda y Crédito Público.

Señoras y señores integrantes del gabinete legal y ampliado del Gobierno de la República; Diputado Ramiro Ramos Salinas, Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura del Estado de Tamaulipas.

Magistrado Armando Villanueva Mendoza, Presidente del Supremo Tribunal de Justicia; señoras y señores magistrados; señoras y señores legisladores locales y Federales; presidentes municipales; servidores públicos; representantes de los medios de comunicación.

Distinguidos invitados.

Tengan todos ustedes muy buenas tardes.

Es un alto honor recibir nuevamente al licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Señor Presidente, en menos de 10 días, su segunda visita a nuestro estado. Muchas gracias, señor Presidente, por acompañarnos.

Sea usted bienvenido a la Ciudad y Puerto de Tampico. Bienvenido a Tamaulipas; tierra de costa y frontera, tierra de gente noble, de gente valiosa.

Su presencia siempre es motivo de júbilo. Es un mensaje de paz, es un mensaje de prosperidad que fortalece la confianza de los tamaulipecos en un mejor futuro para todos.

Señoras y señores:

Es una gran distinción conmemorar hoy, aquí, en Tampico, el Día de la Marina.

Los tamaulipecos, entre otras muchas cosas, gozamos de un enorme privilegio de la naturaleza; tenemos 433 kilómetros de rico y bello litoral; contamos con dos puertos de altura aquí, en esta zona hermosísima de nuestro estado, y uno de cabotaje en construcción en el Norte de nuestro estado. Sin duda alguna, son emblema de nuestra vocación marítima.

Este memorial pone de relieve el orgullo que sentimos todos por las mujeres y los hombres del mar. Les expreso a todos nuestro reconocimiento por las invaluables aportaciones que realizan de manera permanente en favor de nuestra gente, en todas las actividades del sector marítimo de nuestro país.

De manera especial, agradecemos el esfuerzo ejemplar que día a día realizan los marinos para que los tamaulipecos gocemos a plenitud de una Nación libre, segura, nuestra.

Reconocemos su incondicional entrega al servicio de la Patria. En especial, al señor Almirante Vidal Francisco Soberón, Secretario de Marina; nuestro agradecimiento y nuestro afecto.

Quienes tenemos el privilegio de habitar esta extraordinaria región del noreste mexicano, sabemos de la importancia que tiene Tamaulipas en la vida nacional, sabemos la relevancia que ha tenido y tiene ese sólido sur en la grandeza y el progreso de México.

Los habitantes de esta hermosa tierra son emblema de nuestro ser. A lo largo de nuestra historia, los vientos y las tempestades han forjado el carácter decidido y fuerte de los tamaulipecos. Nuestra geografía y las adversidades han afianzado en nosotros una profunda vocación por el trabajo, un infatigable espíritu de lucha, un intenso amor a México, por sobre todas las cosas.

Hace casi 185 años, nuestras Fuerzas Armadas se llenaron de gloria en el último intento de reconquista de la Corona Española.

La victoria de Tampico, en 1829, es un hito que representa el carácter y el patriotismo de los tamaulipecos; es un acontecimiento que muestra y eleva el honor, la entrega, la dignidad del pueblo tamaulipeco frente a las dificultades.

En este siglo XXI, desde las regiones se sigue escribiendo la historia de México. Tamaulipas, lo sabemos muy bien, es un estado clave en el desarrollo nacional. Muchas son las aportaciones que sumamos a la grandeza de México.

Es indiscutible el liderazgo y potencial de esta rica conurbación. Tan sólo en estos tres municipios, de Altamira, Ciudad Madero y Tampico, encontramos una gran industria petrolera y petroquímica, una importante derrama económica y de bienestar social que emana de sus puertos, comercio, de sus atractivos turísticos.

Una estructura educativa vinculada estrechamente al mercado laboral, y el dinamismo de un patrimonio cultural de gran arraigo y de gran orgullo.

Pero antes que todo y primero que nada, el capital más importante de nuestro estado; su gente. Los tamaulipecos somos muy nacionalistas, así lo expresó Jesús Reyes Heroles: Siempre que México lo ha requerido, Tamaulipas ha puesto a su servicio el pensamiento y la voluntad de sus mejores hijos.

Para nosotros, México siempre ha estado primero; siempre hemos estado con la patria. El amor a México mueve a nuestro ser. Por ello, apoyamos sin reservas las trascendentes reformas constitucionales promovidas con visión de Estado, por usted, señor Presidente.

Lo hicimos, porque sabemos que son necesarias e inaplazables para lograr el México que todos queremos.

Actuamos con responsabilidad por el bien de la República. Actuamos como siempre, siguiendo su ejemplo; pensando en la prosperidad de la Nación.

Destacamos la importancia de la Reforma Energética, porque sabemos que es una propuesta de vanguardia que pone a México a la altura de las grandes transformaciones mundiales.

Porque, además, traerá un desarrollo sin precedentes que generará grandes beneficios a todas nuestras regiones.

Tamaulipas es clave para mantener a México como potencia energética.

Ocupamos los primeros lugares en la producción de petróleo, gas y energía eléctrica; 60 por ciento de nuestro territorio tiene potencial para hidrocarburos.

Desde nuestros litorales se exploran yacimientos, como los encontrados en aguas profundas, frente a las costas de Matamoros.

En Madero refinamos el crudo. En la petroquímica de Altamira lo transformamos. En la Cuenca de Burgos aportamos las reservas de gas no asociada al petróleo más importante del país. En Reynosa lo procesamos.

Somos grandes generadores de energía eléctrica convencional, y tenemos un excelente potencial para aprovechar las energías eólicas y solar.

Está claro que tenemos toda la energía para transformar a México, y colocarlo en el lugar que, sin duda, se merece.

Todo ello y más, representa la gran riqueza de esta privilegiada región; horizonte llamado a la grandeza, paisaje de verdes esperanzas, territorio de ejemplares heroísmos.

Sin embargo, las condiciones difíciles de inseguridad por las que atravesamos frenan la marcha de nuestras acciones.

El pueblo tamaulipeco, quien con lealtad, honestidad y compromiso por la Patria se entrega día tras día para mover a México, nos demanda recuperar la paz y la seguridad que merecemos como sociedad.

Nos exige, muy justamente, nuevos esquemas y resultados. Nos urgen acciones compartidas para salir adelante y marcar nuestro rumbo con prosperidad y armonía.

Ante esta realidad, solicitamos su ayuda. Solicitamos el respaldo del Gobierno de la República para hacer frente a la alta responsabilidad de garantizar la seguridad de nuestra gente.

Su respuesta ha sido precisa, ha sido contundente.

La estrategia integral de seguridad puesta en marcha así lo demuestra.

Lo que se impone ahora, es continuar por el camino trazado con decisión, con eficacia para dar los resultados que todos los tamaulipecos merecemos.

Que nadie lo dude; vamos a seguir haciendo nuestra parte, nunca nos hemos vencido, nunca nos venceremos. Por Tamaulipas, todo.

Señor Presidente:

Los tamaulipecos encaramos nuestro propio tiempo con principios y con valores vigentes.

Estamos convencidos que la colaboración y el esfuerzo conjunto son la mejor vía para responder a las demandas de paz, de progreso y de bienestar de nuestra gente.

La grandeza de esta tierra está en el esfuerzo diario de su gente, en su entrega al trabajo, la devoción a su familia y en su determinación por prosperar y por salir adelante.

Hoy, nuevamente Tamaulipas le dice: Gracias, señor Presidente.

Muchas gracias por su incondicional apoyo para alcanzar la tranquilidad en nuestra tierra.

Gracias, porque moviendo voluntades para la paz, usted es la prueba irrefutable de un liderazgo moderno, siempre sensible, siempre cercano a la gente.

Cuenta usted, hoy y siempre, con nosotros, señor Presidente, con nuestra energía para unificar esfuerzos con todo su equipo, por el proyecto superior que representa cada mujer y cada hombre de nuestra entidad; los tamaulipecos, que son ejemplo de arraigo y valentía, fortaleza y empuje, orgullo y alegría.

Reconocemos, todos, el trabajo comprometido que realizan en favor de los tamaulipecos los integrantes del gabinete de seguridad, encabezados por el Secretario de Gobernación, el licenciado Miguel Ángel Osorio Chong.

Agradecemos a las y los integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Secretaría de Marina Armada de México, de la Policía Federal, de la Procuraduría General de la República, del CISEN. Sus valiosas tareas en beneficio de nuestra gente son reconocidas y muy apreciadas.

Con usted al mando, señor Presidente, y con la probada capacidad de su equipo, sabremos continuar con objetivos claros, con acciones precisas y la mirada puesta en un futuro de bienestar y de armonía para todos.

Bienvenido a Tamaulipas, señor Presidente.

Ésta es, y será siempre su casa.

Muchas gracias por todo.

-MODERADORA: A continuación, el Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina, dirigirá unas palabras.

-SECRETARIO VIDAL FRANCISCO SOBERON SANZ: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.

Licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación; General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional.

Ingeniero Egidio Torre Cantú, Gobernador del Estado de Tamaulipas; distinguidos integrantes del gabinete y funcionarios que nos acompañan; honorables integrantes del cuerpo diplomático acreditado en nuestro país.

Distinguidos representantes del sector marítimo nacional; almirantes, generales, capitanes, jefes, oficiales, cadetes, clases y marinería; estimados representantes de los medios de comunicación.

Damas y caballeros:

Es un gran honor, un compromiso y una responsabilidad hacer uso de la palabra a nombre del sector marítimo nacional, en este día en el que las y los marinos de México celebramos contar con una Marina cien por ciento mexicana; y recordar, respetuosamente, a quienes han dejado su vida en y por la mar.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de la Fuerzas Armadas.

Señor Presidente:

Agradezco a usted, el distinguirnos con su grata presencia en este evento tan especial para el sector marítimo nacional.

Agradezco, también, la presencia del ingeniero Egidio Torre Cantú, Gobernador del Estado de Tamaulipas.

Del Presidente Municipal de Tampico; de los funcionarios del Gabinete del Gobierno de la República; así como de las diversas autoridades e invitados especiales que nos acompañan.

Hago extensivo mi saludo a todos los presentes, así como a todas y a todos los marinos del país.

El 1 de junio es una fecha trascendental para todos los mexicanos, pues celebramos y reconocemos el trabajo de quienes dedicamos nuestras vidas al mar; elemento estratégico en ambos litorales, que nos ha privilegiado con la riqueza de sus recursos naturales.

Un ejemplo de ello, es este puerto; frontera y ventana comercial de gran tradición marítima, el cual por muchos años sirvió de base para el desarrollo de la industria petrolera nacional, y donde actualmente se encuentra una de las más importantes flotas camaroneras del Golfo de México.

Hoy, conmemoramos el 97 Aniversario de la responsable y visionaria nacionalización de la Marina mexicana.

Hoy, celebramos 97 años de haber iniciado un compromiso nacional, en el que decidimos tomar el timón de nuestro propio destino.

Hoy, las y los mexicanos festejamos la firme decisión de la autonomía e independencia del Sector Marítimo Nacional.

Hablar del Día de la Marina Nacional significa recuperar el en el presente una memorable página de nuestra historia Patria.

En 1917, se estableció, en el Artículo 32 de nuestra Carta Magna que para pertenecer a la Marina de Guerra y poder desempeñar cualquier cargo o comisión en ella, sus tripulantes debían de ser mexicanos por nacimiento; misma condición fue requerida para ser capitán, piloto, patrón y primer maquinista en los buques mercantes.

A diferencia de la Marina de Guerra, en donde toda la tripulación debía de ser conformada por mexicanos por nacimiento, en los buques mercantes bastaba con que dos terceras partes de su tripulación lo fueran.

Debido a este precepto constitucional y estratégico, México logró nacionalizar la Marina, que en esos momentos se encontraba principalmente en manos de extranjeros.

Con la visionaria mirada del poder Constituyente, el Artículo 32 Constitucional, que entró en vigor el 5 de mayo de 1917, fue el instrumento jurídico principal para comenzar a construir el Sector Marítimo Nacional. Aunque, cabe señalar, que esta disposición no fue acatada inmediatamente por sus opositores.

Fue hasta el 1 de junio de 1917, cuando la Comandancia General de Marina logró designar, a través de la Capitanía de Puerto, a todos los capitanes, pilotos, y maquinistas mexicanos.

Así, se escribió la historia.

El 3 de junio de ese mismo año, zarpó del Puerto de Veracruz el primer buque con tripulación totalmente mexicana. Aquel día, el Buque Tabasco lucía en sus cubiertas con gran orgullo el pabellón mexicano, que daba cuenta de la nacionalización de nuestra Marina Nacional.

Debido a estos hechos y en reconocimiento a la importancia que tiene el sector Marítimo en nuestro país, en 1942 se decretó que cada 1 de junio se celebrara el Día de la Marina Nacional.

Han pasado ya más de nueve décadas de la nacionalización de nuestra Marina, periodo durante el cual el sector marítimo nacional ha tenido un progreso importante.

Sin embargo, nuestro sector tiene aún un horizonte inmenso por desarrollar, ante los requerimientos de un mundo globalizado y competitivo.

Atento a estos retos marítimos, el Gobierno de la República que encabeza el licenciado Enrique Peña Nieto, a través del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, ha establecido las estrategias fundamentales para fortalecer el sector marítimo nacional.

En este sentido, con el fin de impulsar el relanzamiento de la Marina Mercante mexicana y la industria de la construcción naval en nuestro país, hace tan solo unos días se colocó en los talleres navales del Golfo, del Puerto de Veracruz, la Quilla del primer remolcador de la flota menor de Petróleos Mexicanos.

Este proyecto, que comprende a la fabricación de 22 embarcaciones de distintas clases, se realizará en Astilleros Nacionales del sector privado y de la Secretaría de Marina, hecho que representa un gran avance en la reactivación de la industria naval de nuestro país.

La construcción de estas embarcaciones contará con la supervisión profesional y técnica de elementos de la Armada de México, así como con la mano de obra calificada tanto del medio civil como naval.

Quiero subrayar la importancia que tiene la reactivación de la industria naval. Con este hecho, avanzaremos y fortaleceremos al sector marítimo, ya que las actividades económicas realizadas en los mares y puertos de México son esenciales para impulsar el crecimiento económico y el desarrollo de nuestro país.

En nuestros mares se desarrollan diversas actividades, como el comercio por vía marítima, la extracción, distribución y comercialización de petróleo y sus derivados, la pesca, el turismo náutico y la visita de cruceros a los puertos más importantes del país.

De nuestros mares extraemos tres cuartas partes de la producción nacional de crudo, y más de un tercio del gas natural que produce Petróleos Mexicanos.

Por mar, se distribuyen la mayor parte de las gasolinas que se consumen en el país, y se suministra gas y carbón a las termoeléctricas nacionales.

El mar es, también, una fuente de un gran número de alimentos que ponemos diariamente en nuestra mesa, ya que en sus aguas se capturan anualmente más de un millón de toneladas de productos pesqueros.

En el ámbito turístico los destinos de sol y playa de México representan ocho de cada 10 de los destinos más visitados, lo que aporta el 80 por ciento de los ingresos totales del sector.

Debido a la importancia que representa la actividad turística a nuestra Nación, la Secretaría de Turismo y la Secretaría de Marina hace unos momentos firmamos, a bordo del Buque Papaloapan, un convenio de colaboración para capacitar, evaluar y reconocer a los salvavidas que operan en las playas mexicanas.

Por otra parte, en los puertos mexicanos se movilizan más de un millón de vehículos automotores anualmente. De este total, 750 mil corresponden a exportaciones; es decir, más del 25 por ciento de la producción nacional de la industria automotriz se exporta vía marítima.

En esta síntesis, observamos que el sector marítimo contribuye decisivamente al desarrollo nacional.

Señor Presidente:

Las características geoestratégicas de México, así como la riqueza de nuestros recursos marítimos, son factores que pueden convertirse, como usted bien lo ha señalado en diversas ocasiones, en uno de los principales detonantes para mover a México.

Proteger los intereses marítimos antes mencionados, es un componente esencial de la seguridad y el desarrollo nacional. Por ello, señor Presidente, la Armada de México realiza día con día acciones con la misión de salvaguardar la soberanía nacional.

Mantener la seguridad en nuestros mares favorece el desarrollo del sector marítimo nacional y contribuye a que México alcance mejores niveles de competitividad en un mercado global que cada vez es más complejo. Lo hacemos con honor, respeto y lealtad institucionales.

Hoy, quienes integramos el sector marítimo nacional, compartimos con usted, señor Presidente, su visión de mover a México y alcanzar nuestro máximo potencial.

Señoras y señores:

El sector marítimo nacional está comprometido a unir esfuerzos y hacer cambios profundos en la estructura marítima del país, ya que sólo así podremos enfrentar los retos de cara al futuro.

En este sentido, estamos ciertos del gran compromiso que implica la Reforma Energética y sus leyes secundarias. Este cambio trascendental nos alienta a seguir preparándonos y a dar lo mejor de cada uno de nosotros.

Es, a todas luces, el inicio de una transformación que fortalecerá la soberanía nacional; un cambio favorable a México.

Estamos convencidos que bajo su guía, señor Presidente, la República continuará construyendo el país que queremos.

El sector marítimo nacional continuará trabajando, comprometida y responsablemente, hombro con hombro, para romper cualquier inercia que pretenda frenar nuestro desarrollo.

Unidos, alcanzaremos las metas comprometidas y, unidos, serviremos mejor a México.

Muchas gracias.

-MODERADORA: A continuación, se proyectará el video Potencial Marítimo de México.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)