-MODERADOR: Toma la palabra el licenciado Valentín Díez Morodo, Presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología.

-LIC. VALENTÍN DÍEZ MORODO: Excelentísimo señor Aníbal Cavaco Silva, Presidente de la República Portuguesa.

Excelentísimo licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Estimados Ministros.

Secretarios.

Invitados especiales.

Empresarios, tanto portugueses como mexicanos, que nos acompañan.

Señoras, señores.

Amigos todos.

Muy buenos días, esperando que queden satisfechos de esta reunión llevada a cabo que, la verdad, ha sido un honor para mí estar hoy con ustedes.

Este Seminario intitulado: Oportunidades de Comercio e Inversión México-Portugal, el cual es otra muestra de la estrecha relación y el interés mutuo que mantienen nuestros países.

Portugal y México nos enorgullecemos de celebrar este año el 150 Aniversario del inicio de la relación bilateral, 150 años que han fortalecido nuestros vínculos.

Somos, como diría José Saramago: La memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos.

Este hito en nuestra historia bilateral es una invitación a la reflexión sobre el presente y el futuro de nuestra relación.

Empecemos con el presente, los lazos comerciales entre México y Portugal son cada vez más sólidos.

Nuestro comercio bilateral ha crecido más del 50 por ciento en la última década, pasando de 313 millones de dólares a prácticamente 500 el año pasado.

Asimismo, las inversiones de México en Portugal crecen día con día. Entre 2009 y 2013, las compañías mexicanas invirtieron más de 10 millones de dólares en territorio portugués, y en el caso muy concreto, también, de Portugal en México ya hay 116 empresas portuguesas que están presentes.

Estas cifras han permitido que México sea el segundo socio de Portugal en América Latina.

Por su parte, Portugal es el décimo octavo destinatario de las exportaciones mexicanas y el décimo sexto socio comercial de México en la Unión Europea; por lo que estas cifras son una invitación a potenciar aún más nuestro intercambio.

Nos falta mucho, mucho camino por recorrer.

Y yo invito a los empresarios de ambos países a que hagamos un esfuerzo extra, las circunstancias están favorables.

Y, como diríamos en México: la mesa está puesta, hay que aprovecharlo y seguir adelante.

A futuro, y así lo menciono, debemos aprovechar la complementariedad de nuestras economías y nuestro creciente interés en la cooperación económica, en sectores de media y alta tecnología.

Queremos aprovechar las cadenas globales de valor; y, por ello, venimos a hacer alianzas con empresas portuguesas del sector de moldes y troqueles, también con otras industrias en las que unidos, México y Portugal, podemos incrementar el valor agregado de nuestras exportaciones.

Sectores, como ya se han estado mencionando, y señores presidentes hemos estado abordando ya mucho todos estos temas, el de alimentos frescos procesados, el de manufactura avanzada, energético, infraestructura, de manera particular.

Muy especialmente tenemos que poner una atención en el turismo en ambos sentidos. No simplemente demostremos nuestras bellezas, igual que Portugal también las tiene, que sea en ambos sentidos con un gran futuro y grandes proyecciones.

Separadamente de ello, hay grandes oportunidades para ambos lados.

También quisiera destacar el interés en impulsar el diálogo y acercamiento de nuestros países en espacios multilaterales, donde ambos coincidimos, como la Cumbre CELAC-Unión Europea y la Alianza del Pacífico, de la que Portugal es observador.

Y aprovecho la ocasión, el señor Presidente, usted nos va a hacer favor de ser testigo de ello, que en unos días más México tomará la presidencia Témpore de la Alianza del Pacífico, por lo que pueden estar seguros que Portugal tendrá en nosotros, también, un aliado más para dar todo nuestro apoyo.

En ambos casos se fomentan el diálogo, los acercamientos que impulsan aún más nuestra relación bilateral con miras al futuro.

Señores Presidentes:

El día de hoy, 42 empresarios mexicanos y más de 250 empresarios portugueses se han congregado aquí para escuchar las oportunidades de negocio en manufactura, infraestructura, turismo, como ya lo mencioné, tecnologías de la información y logística, que nuestros países ofrecen.

México y Portugal son países en plena transformación. Las reformas impulsadas en ambas naciones buscan sentar las bases para un ambiente de negocios más competitivo para los hombres de negocios.

Una participación tan nutrida, como la que se encuentra aquí, es prueba del genuino interés del sector empresarial de llevar la relación bilateral entre ambos países a un nivel aún más elevado.

Es prueba de que en nuestros países el sector empresarial ha encontrado las condiciones necesarias para su desarrollo.

Señoras y señores:

Exhorto a los empresarios aquí reunidos a dar continuidad, a los negocios que de aquí emerjan, a que hagan de esta una oportunidad permanente para que en el futuro próximo podamos presenciar la multiplicación de las inversiones y los flujos de comercio entre México y Portugal.

Aprovechemos esta sinergia y multipliquemos nuestros negocios.

El día de hoy consolidamos un paso más hacia ese objetivo.

México y Portugal, como fronteras atlánticas, debemos estrechar aún más nuestras relaciones y crear así un puente más fuerte, a través de más negocios y más alianzas.

Viva México.

Viva Portugal.

Muchas gracias a todos.

-MODERADORA: A continuación me gustaría invitar al excelentísimo señor Presidente de la República Portuguesa, doctor Aníbal Cavaco Silva, que haga su intervención.

-PRESIDENTE ANÍBAL CAVACO SILVA (Interpretación al Español): Señor Presidente, querido amigo; señores miembros del Gobierno; señoras y señores empresarios; señoras y señores:

Me gustaría saludar calurosamente al señor Presidente de México, don Enrique Peña Nieto, así como a los distintos miembros de su delegación aquí presentes.

Me gustaría felicitar a las organizaciones participantes en esta iniciativa y a todos les agradezco su presencia aquí.

Las excelentes relaciones políticas entre México y Portugal que en los últimos años han cobrado un nuevo impulso, nuestras afinidades culturales y la complementariedad de nuestras economías hacen que nuestros dos países sean socios naturales.

México es un país que guarda grandes oportunidades. Además de su dimensión, es una economía que tiene una fuerte capacidad industrial y que revela una creciente propensión a la inversión y al consumo de calidad.

Es una satisfacción para nosotros notar el proceso importante de liberalización que se está llevando a cabo a partir de los sectores de la energía y de las telecomunicaciones, promovido por el Gobierno mexicano.

Y felicitamos aquí a su Presidente, señor Peña Nieto, por las reformas estructurales en curso.

Por su parte, Portugal es un país plenamente integrado en el gran espacio de la Unión Europea cuya presencia es importante en todos los continentes, en África, en el Magreb, en los países lusófonos, concretamente en Angola y Mozambique hasta Oriente en China, en Macao o en Timor.

Además, Portugal hoy en día es una importante puerta del Atlántico hacia Europa, el Puerto de Sines es el primer puerto de aguas profundas en las rutas de acceso a este continente, tanto si llegan desde África como a través del renovado Canal de Panamá.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

Una vez acabado el programa de ajuste, Portugal ha recuperado su credibilidad y su acceso a los mercados.

La economía portuguesa hoy es más competitiva, más sostenible y está más integrada en la economía global.

No hay duda de que Portugal ofrece hoy en día excelentes condiciones para los inversores de fuera de Europa que deseen entrar en el mercado europeo.

Del proceso de ajuste surgió, han surgido claras señales de recuperación de la actividad económica que han tenido efecto en el descenso del desempleo y, sobre todo, lo más relevante es el hecho de que esta retoma se ha apoyado en el aumento de nuestras exportaciones, que pasaron del 30 por ciento del Producto Interior al 40 por ciento del mismo en el año 2013.

Éste es el camino que vamos a seguir andando. Sabemos que una pequeña economía y abierta al exterior sólo se puede sostener a largo plazo con un sector exportador moderno y dinámico.

Sabemos, también, que es esencial mantener el ritmo de las reformas estructurales y que el crecimiento económico se tendrá que basar en esos cambios estructurales.

Queremos fundamentalmente impulsar el crecimiento privado, tanto nacional como extranjero, así como impulsar nuestro comercio internacional. Estamos decididos a proporcionar, a quien invierta en Portugal, un ambiente empresarial estable y atractivo.

En este sentido, estamos llevando a cabo reformas esenciales en el área de las relaciones laborales, de la justicia, de las autorizaciones y de la tributación empresarial.

Portugal, también, se beneficia de un nuevo e interesante programa europeo de apoyo a la inversión, especialmente dirigido a las PyMES, a las pequeñas y medianas empresas; y, también, apoyos y subsidios europeos a la innovación y a la competitividad.

Estamos promocionando una mayor interacción entre las empresas, las universidades y los centros de conocimiento científico y tecnológico, así como entre la inversión nacional y extranjera.

La mayoría de las empresas portuguesas presentes en este seminario, conoce ya este camino característico de sus procesos, ya conocidos y más, y de internacionalización en varias geografías, incluyendo países de América Latina.

Portugal cuenta con una nueva generación de empresas con una gran capacidad emprendedora, innovadora y tecnológica.

Muchas de estas empresas están desarrollando productos y servicios diferenciadores para nuevos sectores de la demanda del mercado mundial: la electrónica, la tecnología de la información, las energías renovables, las industrias farmacéuticas, en el sector automóvil y aeronáutico, en el desarrollo de aplicaciones de software para procesos de fabricación o de gestión, o en las industrias de la cultura y de la educación.

También las industrias llamadas tradicionales, como el calzado, la industria textil, el vestuario, mobiliario y la industria del sector agroalimentario y vinícola; la experiencia acumulada y una fuerte posición en los mercados internacionales, junto a una apuesta constante en la innovación y en la creatividad, representan importantes plusvalías que las empresas portuguesas han sabido capitalizar.

También destacan las capacidades de eficiencia energética, gestión medioambiental, las redes de infraestructuras, la ordenación, la revaloración urbanística, la gestión de las ciudades y las actividades relacionadas con el turismo, áreas, todas ellas, donde las empresas portuguesas ya han dado muestras en el mercado global de su valor.

Señor Presidente, señoras y señores:

El potencial de oportunidad de desarrollo de negocios y de colaboraciones entre nuestros países, sin duda, es enorme.

La firma de los instrumentos de cooperación empresarial, a la que acabamos de asistir, es una señal inequívoca de que estamos en el buen camino.

También constato con satisfacción que el acuerdo existente entre los dos países para evitar la doble tributación ha sido una implementación ejemplar.

La presencia portuguesa en el mercado global nos convierte, sin ninguna duda, en socios calificados para los empresarios mexicanos.

México, por su parte, está en una robusta ruta de desarrollo y ha manifestado su interés en desarrollar colaboraciones estratégicas con vistas a terceros mercados.

Tenemos, por lo tanto, objetivos estratégicos y oportunidades complementarias que podemos y debemos explotar.

Voy a terminar con esta convicción, pero no sin antes transmitirles las expectativas profundas y los deseos de que los trabajos de este seminario y los trabajos que le seguirán, sean pasos decisivos para que los empresarios portugueses y mexicanos puedan identificar intereses mutuos.

Estoy seguro de que los lazos económicos y la cooperación empresarial saldrán de aquí mucho más reforzados.

Ésta será una contribución, sin duda, de nuestros empresarios para profundizar las relaciones entre nuestros dos países, ahora, en este momento que celebramos los 150 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas.

Por eso me gustaría decir a los empresarios mexicanos y portugueses que aprovechen, y que aprovechen bien estas oportunidades que tenemos por delante.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)