-MODERADORA: Queda en uso de la palabra el General de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Roberto Francisco Miranda Moreno, Jefe del Estado Mayor Presidencial.

 

 

-GENERAL ROBERTO FRANCISCO MIRANDA MORENO: La educación es el desarrollo en el hombre de toda la perfección de que su naturaleza es capaz, Emmanuel Kant.

 

            Ciudadano licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.

 

            Nos sentimos honrados con su presencia.

 

            Licenciado Humberto Castillejos Cervantes, Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal; licenciado Francisco Guzmán Ortiz, Jefe de la Oficina de la Presidencia; licenciado Eduardo Sánchez Hernández, Coordinador General de Comunicación Social y Vocero del Gobierno de la República.

 

            Ciudadanos Generales, ex Jefes del Estado Mayor Presidencial.

 

            Señores medios de comunicación que hoy nos acompañan.

 

            Compañeros de armas.

 

            Respetables familias:

 

Sean ustedes todos bienvenidos.

 

            El 20 de noviembre de 1910, además de ser el inicio de la Revolución Mexicana, significó una fecha que señaló a México un nuevo rumbo en la búsqueda de la estabilidad social y permitió iniciar el desarrollo, incorporando a otros sectores sociales.

 

            Desde entonces, el Estado Mayor Presidencial forma parte de la nueva configuración del México de las instituciones.

 

            En este marco histórico, nuestra institución recibió el legado de generar hacia el interior de su estructura una mentalidad de renovación.

 

Esto nos ha permitido adaptarnos a las circunstancias que vivimos y estar en sincronía con las exigencias que nos demandan nuestras misiones.

 

            Estos retos hacen que nuestra transformación institucional sea de carácter multidimensional, porque abarca aspectos estructurales, administrativos, logísticos, tecnológicos y, sobre todo, de seguridad.

 

            En este proceso de transformación, agradezco el apoyo incondicional de las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina Armada de México, ya que han sido fundamentales para el progreso profesional de nuestros integrantes.

 

            Para el desarrollo de los eventos y giras presidenciales, las Fuerzas Armadas, junto con la Policía Federal, han brindado su apoyo con recursos materiales y humanos, requeridos para reforzar el despliegue de seguridad, la cobertura logística y el apoyo administrativo, coadyuvando con el Estado Mayor Presidencial para garantizar la seguridad del Presidente de la República.

 

            Estamos convencidos que nuestra misión requiere estar preparados para afrontar situaciones imprevistas, por eso, en forma permanente analizamos todas sus aristas para poder responder con prontitud y eficiencia.

 

            La base de esta actuación es la especialización de cada equipo de trabajo. Por ello, nuestra fortaleza radica en actualizarnos en conocimientos y procedimientos técnicos y tácticos, bajo estándares internacionales que en su aplicación objetiva producen resultados satisfactorios y sobresalientes.

 

            Señor Presidente:

 

            Su Estado Mayor Presidencial se mantiene en un ciclo de evolución, con la premisa de ser mejores todos los días del año. Por ello, trabajamos mediante el ejemplo, la constancia, el entusiasmo y la rectitud.

 

Somos promotores de actitudes positivas, para mover a los subordinados a que busquen su desarrollo profesional.

 

Esta actitud se deriva del honor militar, que nace en el alma y se materializa como una poesía del deber.

 

            Hoy nuestro compromiso con México, es disponer de militares y marinos con un perfil definido de valores, virtudes y plenamente capacitados en las tareas que le compete la alta misión que tenemos conferida.

 

            La dinámica de cambio que usted ha emprendido, señor Presidente, nos demanda una evaluación permanente de nuestra actuación y es una prioridad que debemos cumplir en beneficio del pueblo de México.

 

            El ascenso a un grado superior reconoce la antigüedad en el grado, la buena conducta militar y civil, la buena salud y la capacidad física, así como la actitud y la aptitud profesional.

 

            Su propósito en la estructura del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, así como en la Armada de México, es cubrir cargos y funciones con personas capaces, con méritos en base a su desempeño profesional.

 

            La superación individual es un deber en esta Institución. Es parte del compromiso adquirido con el Estado Mayor Presidencial.

 

Muestra de ello, es este grupo de militares y marinos que en esta fecha histórica de México, obtienen un grado superior.

 

Del Ejército Mexicano ascienden Cuatro Generales, 20 Jefes y 46 Oficiales; de la Fuerza Aérea Mexicana, dos Jefes Y nueve Oficiales. Por parte de la Armada de México, un Vicealmirante y once Oficiales.

 

            Estos ascensos representan un 6.6 por ciento más que el año 2014, aspecto significante que permitirá contar con mayor cantidad de militares y marinos preparados para el ejercicio del Mando en el Estado Mayor Presidencial.

 

            Las familias que nos acompañan son la inspiración y motivo fundamental del éxito que en este día reconocemos a los ascendidos.

 

Por ello, doy mi más sincera felicitación a los ascendidos y a sus apreciables familias.

 

            La lealtad es uno de los valores que por su importancia se practica, permanentemente, en el Estado Mayor Presidencial.

La lealtad es la máxima virtud que se refrenda ante un compromiso y como devoción sincera tiene un efecto ascendente, ya que inicia en la actitud de un militar o marino hacia la institución, y ésta en conjunto se proporciona al Presidente de la República.

 

            Quienes hoy ascienden cumplen con una parte primordial del precepto de lealtad, porque su interés para alcanzar la eficiencia en la función que ejecutan, se reflejó al estudiar con profundidad las materias que fueron motivo de evaluación, cuidar en varios aspectos su salud, y prepararse físicamente para alcanzar los parámetros exigidos.

 

            En conjunción, con las funciones que desempeñan y la obligación que conlleva a la familia, este grupo selecto de Generales, Jefes y Oficiales obtuvo el ascenso anhelado demostrando que es posible alcanzar el éxito cuando se planean las actividades personales y profesionales en un solo sentido.

 

            Tenemos la certeza que quienes entran al proceso de la educación se convierten en motores de cambio, siendo la única puerta que a corto plazo logrará la integración de las metas institucionales y a largo plazo, nos permitirá alcanzar los objetivos nacionales.

 

            En el Estado Mayor Presidencial se han facilitado los medios necesarios para que Jefes, Oficiales y Tropa efectúen estudios en diversos niveles educativos, sumándose al contexto que el Gobierno Federal ha emprendido en este rubro.

 

            Hasta la fecha se encuentran realizando estudios a nivel licenciatura: 43 Oficiales y 36 elementos de Tropa; en estudios de maestría 14 Jefes, cuatro Oficiales, tres elementos de Tropa y seis profesionistas civiles; y en estudios de doctorado siete Jefes, tres Oficiales, un elemento de Tropa y un profesionista civil. Siendo un total de 118 elementos de este organismo.

 

            La importancia de impulsar la educación en esta institución nos permite incrementar el desarrollo profesional del Estado Mayor Presidencial; promover niveles superiores de aprendizaje y de capacidad específica; impulsar la equidad e igualdad de género; fomentar la participación en la innovación laboral y; perfeccionar nuestros procesos y procedimientos funcionales.

 

            Aprovecho el marco de esta ceremonia, para informar a usted, señor Presidente, que el Estado Mayor Presidencial recientemente fue reconocido como Entidad de Certificación y Evaluación de Competencias por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales, dependiente de la Secretaría de Educación Pública.

 

            Lo anterior permitirá evaluarnos para perfeccionar las actividades técnicas y especializadas que realizamos.

 

            Nuestra razón de ser, es la seguridad, cuya prioridad implica mantenernos en constante revisión y actualización de nuestros protocolos de actuación.

 

            La seguridad está vinculada a la responsabilidad. Ambas convergen en un mismo propósito, actuar con oportunidad y eficiencia, siempre bajo el amparo de la legalidad.

 

            Personal ascendido:

 

Hoy ven coronado su esfuerzo.

 

Con su ejemplo influyen en la preparación de sus compañeros, elevan la moral en sus áreas de trabajo y  logran un merecido reconocimiento y fortalecen el sentimiento colectivo de la lealtad.

 

            Tener un grado nuevo implica renovarse con una visión institucional; motivo válido para que se preparen en las obligaciones que conlleva el peso de su jerarquía.

 

            Señor Presidente:

 

            En el Estado Mayor Presidencial, con los militares hoy ascendidos, cuenta usted con personal más preparado y más comprometido, ya que el ascenso implica una mayor competencia para cumplir con la alta encomienda de garantizar su seguridad.

 

            Somos siempre leales a nuestros principios y tradiciones para la grandeza de México que usted gobierna.

 

            Siéntase seguro. Los hombres del Presidente estarán siempre dispuestos a velar por su seguridad.

 

            Muchas gracias.

 

 

-MODERADOR: A continuación el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, hará entrega de insignias a personal de Estado Mayor Presidencial que ascendió al grado superior.

 

 

(ENTREGA DE INSIGNIAS)

 

 

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO, SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)