-MODERADOR: Queda en uso de la palabra el doctor Eruviel Ávila Villegas, Gobernador del Estado de México.   

-GOBERNADOR ERUVIEL ÁVILA VILLEGAS: Muy buenas tardes.

Queremos darle la más cordial y cálida de las bienvenidas a quien siempre está muy pendiente de su querido y natal Estado de México, quien apoya permanentemente y generosamente a esta gran entidad.

Bienvenido a su casa, señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.     

Al Presidente Municipal de San Felipe; a los Poderes Públicos; pero sobre todo, a nuestra gente, a nuestros hermanos mazahuas.

Nos da mucho gusto recibirlo aquí, en su tierra, que lo quiere mucho.

 

            Saludo también, con mucho afecto y respeto, a la Secretaria y Secretarios del Gobierno Federal; y a los integrantes del Gabinete del señor Presidente de la República.

 

            Sean todas, todos, bienvenidos:

 

            El hambre y la mala nutrición son realidades que despiertan la preocupación en todo el mundo, y México no es la excepción. Por eso, hace dos años, el señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, impulsó la Cruzada Nacional contra el Hambre. Un esfuerzo sin precedentes.

 

            Y hoy, quiero expresarle, señor Presidente, el reconocimiento de los Gobernadores del país, porque su estrategia está ya dando resultados concretos para beneficio de la gente que más lo necesita.

 

            Hoy, entre los beneficiarios de la Cruzada, la carencia de acceso a la alimentación bajó de 100 a 42.5 por ciento. Es decir, en un par de años casi seis de cada 10 personas atendidas por la Cruzada dejaron de tener carencia alimentaria.

 

            Además, las carencias sociales se redujeron, como el acceso a la salud. Bajó en un 73 por ciento, al pasar del 30.3 por ciento al 8.2 por ciento.

 

            Para muestra un botón: Aquí, en San Felipe del Progreso, se redujo en un 6 por ciento la pobreza alimentaria y en un 19 por ciento la pobreza extrema alimentaria, según datos del CONEVAL. 

 

            Por eso, señor Presidente, hoy le quiero informar y participar que seguiremos apoyando los Gobernadores del país, y especialmente el Estado de México, esta Cruzada Nacional contra el Hambre.

 

            Tenemos 70 programas alineados a esta estrategia nacional. Hemos invertido más de tres millones, más de tres mil 400 millones, tres mil 400 millones de pesos en programas alimentarios para apoyar a las mujeres rurales, para apoyar a la gente que más lo necesita.

 

            Y, hoy, le quiero expresar toda nuestra solidad a la población de San José del Rincón y de San Felipe del Progreso, que amablemente nos acompaña, para dar la bienvenida al señor Presidente.

 

            Hace algunas semanas el señor Jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán, nos platicaba, nos daba un dato muy interesante.

 

            De acuerdo a datos del INEGI, de 2010 y proyecciones hacia 2015, se estima que un millón 400 mil mexiquenses son originarios o provienen del Sur de nuestro país y de ahí la importancia, señor Presidente, que usted haya impulsado el Programa de Zonas Económicas Especiales en el Sur de nuestro país, porque además de apoyar a nuestros hermanos de aquella región de esta gran República Mexicana, también estamos apoyando a quienes vienen de otras entidades y de esta manera finalmente trabajando en equipo damos mejores resultados.

 

            Y, hoy, señor Presidente:

 

            Quiero informarle que estando alineados a la Estrategia Nacional de Salud, estamos dando formalmente el anuncio del Programa de Obesidad Infantil para prevenir y combatir la obesidad infantil.

 

            El Día de la Alimentación, hoy ponemos en marcha formalmente el Programa Moda, en el Estado de México, que atenderá a un millón de niños adolescentes, 850 mil con obesidad y más de 150 mil con algún grado de anemia.

 

            Más de cuatro mil promotores de la salud, estaremos llevando a cabo un programa para medir, para orientar, para detectar y atender a nuestros alumnos de manera personal y directa.

 

            Estense muy pendientes hermanos de San Felipe del Progreso y San José del Rincón, porque estaremos visitando las escuelas de esta región Norte del estado y de todo el Estado de México.

 

            Señor Presidente:

 

            Muchas gracias por visitarnos.

 

            Estamos muy contentos con su presencia.

 

 

-MODERADOR: Hace su intervención el licenciado José Eduardo Calzada Rovirosa, Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

 

 

-SECRETARIO JOSÉ EDUARDO CALZADA ROVIROSA: Muchas gracias.

 

            Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

 

            Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, con su permiso. Estimado señor Gobernador Eruviel Ávila Villegas, me da mucho gusto saludarlo, señor Gobernador.

 

            A mis amigas y amigos de Gabinete, del equipo de trabajo del señor Presidente de la República; a las y los productores, que el día de hoy nos congregamos en este importante estado y municipio, para celebrar dos propósitos importantes, ambos de Naciones Unidas:

 

            Primero. El Día Mundial de la Alimentación.

 

            Y segundo. También, muy importante, el Día Internacional de las Mujeres Rurales.

 

            Hace un par de semanas, el señor Presidente de la República, me hizo favor de manera generosa, de invitarme a colaborar en su equipo de trabajo en esta importante Secretaría.

 

            Unas horas más tarde, me reuní con un gran amigo, a quien tengo pocas semanas de conocer, pero que auténticamente le hemos aprendido mucho, en México y, por supuesto, un servidor, a nuestro amigo Fernando Soto, que es titular de la FAO en nuestro país.

 

            Este hombre, créanmelo, es una gente comprometida con la alimentación, es una gente comprometida con México.

 

Juntos trabajamos para hacer políticas públicas más eficaces y, también, para la operación de las políticas públicas, para que le lleguen a más personas, particularmente, en las zonas rurales; y particularmente, también, a las mujeres rurales.

 

            Hace un momentito que llegamos, platicaba con una mujer, que más tarde les va a platicar ella misma una historia de éxito, con Lizbeth.

 

Es una mujer que hace un par de años recibió un apoyo de CDI, está produciendo, Lizbeth, carne de cerdo junto con algunas compañeras, no me adelanto en la historia de éxito.

 

Pero ese es parte del trabajo que hace la FAO, junto con las secretarías que tenemos injerencia en el sector rural, junto con SEDESOL, junto con SEDATU, junto con CDI, y muchas otras dependencias, como es el caso de DICONSA, de LICONSA; que trabajamos, precisamente, por órdenes del señor Presidente de la República, para llegar a más lugares, y para que nuestra gente viva mejor.

 

            Hoy el campo mexicano tiene, sin duda alguna, grandes retos, pero también, tenemos grandes oportunidades. Y hoy, tenemos buenas cifras, señor Presidente, como he tenido la oportunidad de compartirle.

 

            Nuestras exportaciones son mayores a nuestras importaciones por primera ocasión en 20 años. Hoy producimos, amigas y amigos, el 69 por ciento de los granos y oleaginosas que se consumen en nuestro país.

 

            Son cifras importantes, organismos internacionales nos dicen que debemos de producir el 75 por ciento, estamos muy cerca, para el 2020, ése debe de ser el compromiso de México.

 

            Hace un momentito que llegábamos, veíamos esas fotografías y las platicaba con nuestro amigo, Fernando, bien interesante. Somos el tercer, ahí están los limones, somos el tercer productor de limón en el mundo, somos el primer productor de aguacate del mundo, somos el primer exportador de jitomates del mundo.

 

            Amigas y amigos:

 

            Vamos avanzando, sin duda alguna, tenemos muchos pendientes todavía por delante y, particularmente, con nuestra gente que vive en el campo y que en zonas rurales necesita más apoyo por parte del Gobierno Federal.

 

            Es la instrucción que tenemos por parte del señor Presidente, haremos nuestro trabajo con esmero, les pedimos que tengan confianza en nosotros, trabajamos al 100 para mejorar la vida de nuestra gente.

 

            Muchísimas gracias.

 

-MODERADOR: A continuación se proyectará el video: Conmemoración del Día Mundial de la Alimentación.

 

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

 

 

-MODERADOR: Queda en uso de la palabra la señora Lizbeth Reyes Sánchez, vecina del Municipio de San Felipe del Progreso.

 

 

-C. LIZBETH REYES SÁNCHEZ: Buenas tardes a todos.

 

            Señor Presidente de México, licenciado Enrique Peña Nieto; señor Gobernador Eruviel Ávila Villegas; señores Secretarios y Secretarias del estado.

 

            Señoras y señores:

 

            Mi nombre es Lizbeth Reyes Sánchez. Soy mujer mazahua, originaria de la Comunidad del Tunal Nenaxi, de este Municipio de San Felipe del Progreso.

 

            Actualmente, ocupo el cargo de tesorera en el Grupo La Fortaleza. Nuestro proyecto es cría y engorda de cerdos.

 

            Señor Presidente:

 

            Para mí, es un honor hacer uso de la palabra a nombre de todas las personas beneficiadas y que hoy reciben los apoyos, y de los que ya hemos recibido antes, de los programas de su Gobierno, que usted encabeza.

 

            Por ello, quisiera, en este espacio, contarle a usted y a los presentes cómo hemos participado en un proyecto productivo y nos hemos superado cada día pero, sobre todo, de manera que hemos podido contribuir a la producción de alimentos.

 

            Nuestro proyecto está conformado por cinco socias: María Francisca, Nadia, Sharen, María Lidia y su servidora.

 

            Al igual que usted, iniciamos en el 2013, acudimos a la CDI a solicitar el apoyo y la asesoría para formalizar nuestro proyecto, ya que antes cada una criaba en su casa los cerdos y decidimos unirnos para sacarle más provecho a la actividad que ya realizábamos.

 

            Así fue como empezamos, en ese mismo año adquirimos ocho vientres para pie de cría, recursos para construir corrales, alimentos balanceados, no fue fácil empezar, pero nos organizamos para contribuir a las tareas de nuestro grupo.

 

            Cuidamos de nuestro pie de cría, mantenerlos limpios, cuidarlos de que no se nos enfermaran, darles las raciones de alimentos adecuados.

 

            Así fue, como fuimos aprendiendo como se crían de manera tecnificada los cerdos.

 

            En el 2014, logramos nuestro segundo apoyo, recurso que consistió para equipar nuestra granja La Fortaleza, compramos un molino de ventilador, una mezcladora vertical y ampliamos nuestras instalaciones.

 

            No fue fácil salir adelante, pero demostramos que el primer recurso lo apoyamos de manera adecuada. Así fue como logramos nuestros primeros ingresos, los vientres se multiplicaron.

 

            En este año, estamos recibiendo nuestro tercer apoyo que consiste en recursos para comprar ocho hembras más, para pie de cría.

 

            Un semental, más corrales, una bomba de agua, así como capacitación y asistencia técnica.

 

            Este año, estamos consolidando nuestra granja La Fortaleza, con una producción rural. Ahora tenemos actualmente 25 vientres de pie de cría, dos sementales.

 

            Estamos engordando 250 cerdos de engorda anuales y estamos vendiendo 400 lechones al año, animales de muy buena calidad.

 

            Así, también, señor Presidente, aprovecho este espacio para darle un merecido homenaje, un respeto a una gran persona, a un ser humano, a un amigo, a un hermano de las mujeres indígenas, de los hermanos mazahuas, ese es nuestro Delegado de la CDI, el licenciado Javier Jerónimo Apolonio.

 

            Con gran satisfacción le digo que el licenciado Javier Jerónimo Apolonio, es una persona responsable, es una persona que sabe oír a los indígenas, que sabe apoyar a las mujeres mazahuas, que nos da la oportunidad de tener una fuente de empleo.

 

            Gracias, licenciado Javier. Muchas gracias.

 

            Con gran satisfacción le digo que sabemos trabajar, que hemos aumentado la producción de carne de cerdo en el municipio. Y ahora queremos iniciar con la distribución de nuestros productos de manera directa.

 

            Es decir, ofrecer al público nuestra carne de cerdo fresca, por kilo, en chorizo, carnitas y jamón. Así las familias de nuestro municipio tendrán la ventaja de poder adquirir alimentos frescos y de calidad, a precios accesibles, para mejorar su alimentación.

 

            Vamos muy bien, señor Presidente. Hoy, lo digo con orgullo. Nosotras tenemos cinco empleos fijos, 11 empleos temporales. El trabajo dignifica a la mujer y al ser humano.

 

            Nosotras nos sentimos muy contentas y agradecidas por el apoyo de su Gobierno, por haber confiado en nosotras. Hoy, comparto para usted y para todos los productores de alimentos de México, ésta es la experiencia de mi grupo.

 

Reiterando que no es tan fácil, que estamos claras que tenemos que seguirnos preparando; y, sobre todo, tenemos que trabajar de manera organizada.

 

            Sabemos que el alimento que se genera en los campos de México y nosotras estamos orgullosas de contribuir a la alimentación de nuestro país.

 

            Sabemos que hoy usted va a entregar importantes apoyos a la producción para mejorar las condiciones de vida de muchas familias. Sabemos que van a recibir viviendas, Seguros de Vida para Jefas de Familia, apoyo para jóvenes emprendedores y apoyo para proyectos productivos.

 

            A nombre de todos los que reciben. Muchas gracias.

 

            Que no vamos a defraudarlo, vamos a trabajar por la alimentación de nuestras comunidades, vamos a trabajar por México.

 

            Muchas gracias por escucharme, el día que gusten, están invitados a conocer nuestra granja La Fortaleza.

 

            Gracias, señor Presidente.

 

            Qué Dios lo bendiga.

 

 

-MODERADOR: A continuación el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos realizará la entrega de apoyos y recursos a beneficiarios del Municipio de San Felipe del Progreso.

 

 

(ENTREGA DE APOYOS Y RECURSOS)

 

 

-MODERADOR: Tiene la  palabra el señor Fernando Agustín Soto Baquero, Representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. 

 

 

-SR. FERNANDO AGUSTÍN SOTO BAQUERO: Muy buenas tardes.

 

            Excelentísimo señor Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto; distinguida señora Secretaria y señores  Secretarios de Estado; distinguido señor Gobernador Constitucional del Estado de México. 

 

            Distinguidos y distinguidas miembros del presídium; estimados vecinos, hombres, mujeres y jóvenes del Municipio de San Felipe del Progreso y de San José del Rincón.   

 

            Excelentísimo Presidente: 

 

            Reciba del Director General de la FAO, don José Graziano da Silva, un saludo personal y muy afectuoso. Él hubiera querido estar acá, hoy, con nosotros, para ver los logros de la Cruzada Nacional contra el Hambre, a la que le auguró muchos éxitos en su visita, hace dos años atrás.

 

            En todos los países del mundo se celebra o se conmemora el Día Mundial de la Alimentación. Y hoy se celebra en forma conjunta con el Día Internacional de la Mujer Rural, de la mujer campesina, de la mujer indígena.

 

            Y eso tiene un gran significado, porque la seguridad alimentaria depende en gran medida del papel protagónico de la mujer. 

 

El mundo reconoce que México ha tenido un papel protagónico en la construcción de una Agenda de Desarrollo Sostenible al año 2030, que todos los países del mundo suscribieron en la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas.

 

Y entre sus primeros objetivos está la erradicación del hambre, de la pobreza extrema y alcanzar la seguridad alimentaria; una mejor nutrición  y promover una agricultura sostenible, igualmente, los países de todo el mundo se han comprometido a alcanzar la igualdad entre los géneros y empoderar a las mujeres y niñas.

 

            Hoy, es un día de reflexión y de compromiso, el mundo ha logrado importantes progresos, se produce toda la cantidad de alimentos necesarios para sustentar a todos los habitantes del mundo.

 

            Sin embargo, aún hay 800 millones de personas en el mundo, que sufren hambre y aún mil millones de personas en el mundo que están en pobreza extrema.

 

            Hoy, también, es un día propicio para valorar logros, sin olvidar los retos pendientes, y renovar la voluntad y el compromiso político para lograr la erradicación del hambre, la pobreza extrema y la mal nutrición.

 

            Vecinos de San Felipe del Progreso y de San José del Rincón, es muy significativo que el día de hoy, esta conmemoración se haga con ustedes, en representación de las comunidades y de las mujeres rurales, y que la misma sea encabezada por el Presidente de México.

 

            Esto indica que son ustedes los protagonistas de su propio destino.

 

            En este municipio, la Cruzada Nacional contra el Hambre, ha contribuido con evidencias verificables de que la pobreza extrema ha caído, así como la carencia alimentaria.

 

            Y esto significa que sí, se puede lograrlo y que hay que persistir y continuar en hacerlo.

 

            Para esto, es necesario que hacia la misma población se sumen las acciones de protección social, de acceso a oportunidades productivas, de ordenamiento agrario y del territorio; y de cuidado de los recursos naturales, del agua, de los suelos y de la biodiversidad.

 

            Todas estas acciones deben de caminar juntas de la mano, y ser adaptadas a las necesidades de las mujeres, de los jóvenes y de los pueblos indígenas.

 

            Los programas de protección social con enfoque de derecho y de género, y vistos como instrumentos de desarrollo, en lugar de asistencia, son indispensables, y principalmente los dirigidos a las mujeres, que tienen los mayores efectos en la seguridad alimentaria y en la nutrición.

 

            Ayer la FAO lanzó un Informe del Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación. Lo dio a conocer en todo el mundo, y en este informe se destaca el Programa PROSPERA; se destaca como un ejemplo que ha disminuido el número de pobres entre sus beneficiarios.

 

            Éstas son evaluaciones que la FAO, ha hecho en programas de transferencia de ingresos en todo el mundo, y destaca a PROSPERA. Es por haber reducido el número de pobres entre sus beneficiarios, pero, además, por haber mejorado sustancialmente su estado nutricional.

 

            Señor Presidente:

 

            Acá vemos en los rostros de cada hombre, de cada mujer y cada joven que hay mucha cultura, dignidad, y hay ganas de salir adelante. Lo que necesitan es acceso a mayores oportunidades productivas para conseguirlo.

 

            Brindar estas oportunidades es parte del propósito de su Gobierno, de democratizar la productividad en el campo, que significa la mejoría de la productividad y de los ingresos de los pequeños productores.

 

            Casi el 70 por ciento de las unidades productivas del país son menores a las cinco hectáreas y contribuyen con 40 por ciento de la producción agropecuaria del país, y generan el 60 por ciento del empleo.

 

            El mejoramiento de la productividad de este sector, además de generar mayores ingresos y bienestar a las familias, tenemos certeza que hará una importante contribución al muy dinámico crecimiento que ya tiene el sector agroalimentario en México y al empleo.

 

            México cuenta con todos los conocimientos y la experiencia para saber cómo hacerlo, cómo aumentar la productividad en los pequeños productores. Sólo un ejemplo de ello, es el Programa Especial de Seguridad Alimentaria, el PESA, que implementa SAGARPA en forma conjunta con los gobiernos de los estados.

 

            Otro caso, es el de la gastronomía mexicana, que ha sido catalogada como Patrimonio de la Humanidad, es un orgullo nacional, la comida une al país; y es un motor de crecimiento y de inclusión social.

 

Un país con tanta diversidad como México, puede sacar mayores ventajas de esa red inmensa de pequeños productores y más de medio millón de establecimientos, dedicados a la preparación de alimentos y de bebidas, que le brindan empleo a más de un millón y medio de personas, un 60 por ciento de las cuales, mujeres.

           

            Una mayor productividad debe lograrse en forma sostenible, con capacidades para su adaptación al cambio climático en los diversos ecosistemas del país, y de manera muy especial, en las zonas secas y semiáridas, donde habitan 42 millones de mexicanos y donde se están manifestando de forma cruda las principales consecuencias del cambio climático.

 

            Vecinos de San Felipe del Progreso y de San José del Rincón:

 

            Ustedes, a lo largo de miles de años han respetado y han convivido con la naturaleza, y hoy todos nosotros necesitamos de vuestra sabiduría y del rescate de prácticas que cuiden los recursos naturales.

 

            México, es uno de los países del mundo de mayor biodiversidad y de pequeños productores, por lo que la seguridad alimentaria en este país, puede lograr aspirarse a partir de cada familia, de cada hogar. A partir de cada comunidad, de cada territorio, una seguridad alimentaria construida de abajo hacia arriba, que asegure el acceso a los alimentos, a todos y a todas, dinamizando los mercados locales en los que hay capacidad de compra y hoy, deben ser abastecidos desde muy lejos.

 

            El marco jurídico e institucional que es necesario para esta construcción está en camino. México ha incorporado en su Constitución el derecho humano a la alimentación, no muchos países del mundo lo han hecho todavía.

 

            La Cámara de Diputados ha aprobado una iniciativa de ley sobre el derecho humano a la alimentación que ahora está para su aprobación en la Cámara del Senado.

 

            No se puede hablar de seguridad alimentaria en el campo, sin reconocer y valorizar los papeles que le toca desempeñar con gran entrega, compromiso y con mucho sacrificio a la mujer rural, a la mujer indígena, como jefa del hogar, como productora agrícola, ganadera, silvícola, pesquera.

 

            En el cuidado y alimentación de la familia, la que primero se levanta a encender el fuego para el primer alimento del día y la que se acuesta por último para dejar listas las cosas al día siguiente. Y como trabajadora, como jornalera agrícola temporal.

 

            Señor Presidente:

 

            Celebramos que la inclusión social sea en su Gobierno la columna vertebral del desarrollo. Cada vez hay una mayor certeza, señor Presidente, que o construimos un futuro para todos, o no habrá futuro aceptable para nadie.

 

            Permítame, con todo el respeto que merece su investidura, a nombre de la FAO hacerle una doble solicitud:

 

            Primero. La oportunidad de acompañar técnicamente, bajo su liderazgo y el de su Gabinete, aquellas políticas y programas     cuyo objetivo común sea mejorar la productividad de los pequeños productores, erradicar el hambre y la pobreza extrema.

           

            En ello, FAO quiere poner a disposición de su Gobierno las mejores experiencias que haya en el mundo. 

 

            Segundo. La oportunidad de sumarnos al logro de la meta nacional de su Gobierno, de lograr un  México con responsabilidad global. Contribuyendo a llevar, mediante la cooperación Sur-Sur, la enorme experiencia que tiene México, al resto de los países de la región y del mundo.

 

            Y particularmente en apoyo a la iniciativa de su Gobierno por una Mesoamérica sin Hambre.

 

            Quiero, finalmente, aprovechar para hacer un llamado en este día a todos los sectores de la sociedad mexicana para tomar como propia y hacer suya la Cruzada Nacional contra el Hambre.

 

            Erradicar el hambre y la pobreza extrema, no es solamente una responsabilidad de un Gobierno. Lo es del Estado, lo es del sector privado, de la sociedad civil, lo es de la academia, lo es de los movimientos sociales. Es un objetivo que debe unir a todos los mexicanos y mexicanas, sin ningún distingo.

 

            Lograr un México sin  hambre  y con igualdad de género, es una responsabilidad compartida.

 

            Así como los mexicanos se arropan en su Bandera y del fondo de su ser sale ese grito que celebra su Independencia; así como se ponen la camiseta tricolor y siempre tienen la certeza que sí se puede.

 

Asimismo, el llamado es a vestir la camiseta, el huipil, el jorongo o el sarape de sus conciudadanos que merecen tener acceso a oportunidades productivas para que con su propio trabajo y dedicación alcancen una vida mejor.

 

            Vivan los vecinos de San Felipe del Progreso y de San José del Rincón.

 

            Viva el Día Mundial de la Alimentación.

 

            Viva la mujer rural y la mujer indígena.

 

            Viva México.

 

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)