-MODERADOR: A continuación hace uso de la palabra el licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación.

-SECRETARIO MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG: Muy buenos días a todos.

Señora Angélica Rivera de Peña, Presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo para el Desarrollo Integral de la Familia.

Saludo a la representante de la UNICEF en México; a la Directora del DIF Nacional; Diputada Federal; al Presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación; al Director General del Consejo Nacional de Población e Identificación; señora Subsecretaria; señoras Presidentas y Directores de Sistemas Estatales DIF; a los Directores Generales de Registros Civiles Estatales; organizaciones de la sociedad civil; señoras y señores:

El Registro del Nacimiento de las Niñas y Niños representa, sin duda, la materialización del derecho humano a recibir un nombre, adquirir una nacionalidad, establecer sus vínculos familiares, culturales, nacionales y, en consecuencia, contar con una identidad.

De acuerdo con datos proporcionados por el INEGI en su informe Conociendo México 2012, hay cuatro nacimientos cada minuto en nuestro país; sin embargo, como se ha dicho aquí, muchos de estos no se registran.

Treinta y dos millones y medio de mexicanos tienen menos de 14 años de edad, lo que da una idea de la magnitud de esta población y de los retos que hay que atender. Tres de cada cuatro niños viven hoy en hogares con padre y madre, uno de cada seis sólo tiene en su casa la guía y la formación de la madre, y uno de cada 100 niños mexicanos viven solamente con los padres.

Según datos de CONEVAL la mitad de los niños y niñas viven en condiciones de pobreza y la mayor carencia que presentan es el acceso a los servicios de salud.

Los niños y niñas tienen derecho a una vida plena, a la salud y a la educación, a jugar y crecer sin maltrato ni violencia, a no ser discriminados.

La identidad es el derecho que permite que se ejerzan y se cumplan otros derechos. La identidad los acompañará permanentemente, toda la vida, proporcionando oportunidades de igualdad ante la ley.

Debemos de pasar de derechos que pareciera que corresponden solamente a los estados, a la Nación, al Estado mexicano, a los derechos que son de los individuos, que son de las personas.

Diversos son los instrumentos internacionales que consagran el derecho a la identidad y los derechos de la infancia, y entre ellos destaco: la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Declaración de los Derechos del Niño, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Americana de Derechos Humanos, Pacto de San José de Costa Rica y la Convención sobre los Derechos del Niño. Es precisamente en los Artículos 7 y 8 de esa Convención, en los que se consagran los derechos al nombre, nacionalidad y preservación de su identidad.

Al ratificar la Convención sobre los Derechos del Niño y en el marco de los Artículos 1, 4 y 133 Constitucionales, nuestro país asumió el compromiso de que estos derechos deben, se hagan realidad.

Nuestra Ley para la Protección de los Derechos de Niñas y Niños y Adolescentes, que se ha replicado en la mayoría de las entidades federativas, establece el derecho a la identidad y exhorta a los gobiernos locales a que dispongan lo necesario para que la madre y el padre registren a sus hijos. No obstante existir este marco legal, tenemos un subregistro de nacimientos, sobre todo en los casos de niñas y niños indígenas, y de los que viven en zonas rurales remotas.

Por ello, el día de hoy me da mucho gusto asistir a un evento de gran transcendencia para la infancia mexicana: la Firma del Convenio para la Implementación de la Campaña Nacional para el Registro Universal, Oportuno y Gratuito, de Nacimientos de Menores de Edad.

Hay un dato. Tenemos 32 formatos diferentes en cada una de las entidades y tenemos 32 precios diferentes también en cada uno de los estados.

Por ello, es que este proceso, como se ha dicho anteriormente, se va a realizar a través de los Sistemas Estatales DIF en coordinación con los Registros Civiles de cada una de estas 32 entidades federativas.

Para la Secretaría de Gobernación es muy satisfactorio ser parte de esta suma de esfuerzos institucionales, y colaborar para que la iniciativa de la señora Angélica Rivera de Peña haga realidad abatir este rezago nacional y logre poner bandera blanca en el país en materia de registro de nacimientos y del derecho a la identidad de todos los mexicanos.

Usted, señora, está pasando del dicho a la realización, del discurso a la ocupación; el decir que los niños, las niñas son su prioridad, y hoy inicia demostrándolo. La campaña que este convenio establece será universal.

A fin de asegurar la cobertura del registro de nacimiento de todos los niños y niñas del país, sin discriminación alguna por motivo de condición económica, sexo, origen, origen geográfico, situación migratoria o nacionalidad de los padres.

El registro será gratuito, por lo que se eliminará el cobro de cualquier pago por el servicio de registro de nacimiento o emisión de acta y será oportuno, en virtud de que se realizará inmediatamente después del nacimiento.

Para lograr estos objetivos, agradecemos la colaboración de la representación de la UNICEF en México, agencia de la Organización de las Naciones Unidas de reconocida labor en la defensa y protección de los derechos de la infancia, que nos aportará su experiencia internacional y nacional en el tema.

Estamos seguros que está campaña abatirá el rezago y eliminará los obstáculos que hasta ahora han impedido a un gran número de niñas y niños mexicanos el acceso pleno a sus derechos y permitirá unirnos a los esfuerzos de otros países de América, de América Latina y del Caribe en la meta, como se ha comentado, de alcanzar antes del 2015 el Registro Universal de Nacimientos.

Hoy, usted, señora, y la institución que dirige, el DIF, demuestran que las familias son el centro de su trabajo, porque sabemos que es ahí donde se inicia la formación de buenos ciudadanos.

De cómo sea la infancia, dependerá en buena medida el México que seremos en las próximas décadas. El avance de una sociedad puede medirse por cómo se trata a los más pequeños.

Conocemos de los rezagos que viven muchas niñas y niños mexicanos, las dificultades que tienen que sortear para acudir a la escuela o para alimentarse del modo adecuado. O que también que padecen hambre o que enfrentan situaciones de violencia; que a pesar del progreso general aún hay mucho que hacer para lograr el cumplimiento pleno de los derechos de la niñez en todas nuestras regiones.

Hoy estamos avanzando, estableciendo medidas legislativas, políticas y normativas para contar un más robusto Sistema Nacional de Protección a los Derechos de la Infancia. Debemos de hacerlo día a día, para que niños y niñas vivan una infancia con plenitud de derechos y oportunidades, que los prepare para los desafíos que enfrentarán en el futuro.

La meta del Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, de lograr un México en paz, próspero, incluyente, con mejor educación y con responsabilidad global, sólo se logrará si nos comprometemos todos e iniciamos atendiendo a lo mejor que tenemos: las niñas y los niños.

Recordemos lo que nos afirmaba Luis Donaldo Colosio: México no nos fue heredado por nuestros padres, sólo nos fue prestado por nuestros hijos.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Escuchemos el menaje de la señora Angélica Rivera de Peña, Presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema Nacional DIF

-SRA. ANGÉLICA RIVERA DE PEÑA: Gracias.

Muy buenos días a todos, casi tardes

Saludo con afecto al Secretario de Gobernación, licenciado Miguel Ángel Osorio Chong; a la señora Isabel Crowley, Representante de UNICEF de México; a mi compañera Laura Vargas Carrillo, Titular del Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia.

A todos los que hacen el favor de acompañarnos. Muchas gracias por estar aquí.

Me da mucho gusto contar con la presencia de las presidentas y de los directores generales de los sistemas estatales DIF, y de los directores generales de los registros civiles estatales.

Muchas gracias por acompañarnos.

Gracias a todos los medios de comunicación. Les agradezco su presencia.

María Guadalupe Aguilar Flores y Rosendo Antonio Valenzuela Guajardo.

Qué alegría haberles entregado su acta de nacimiento que les da su identidad como mexicanos. Ustedes dos son un ejemplo de los niños beneficiados que vamos a tener durante esta campaña.

Hoy es un día muy especial, ya que hemos firmado un convenio de gran importancia en beneficio de los derechos de los niños de nuestro país.

A través de este convenio, estableceremos lo que vamos a hacer en el DIF, en el Gobierno de la República y en los estados, para registrar a todos los niños de México.

Trabajar a favor de nuestros niños es una grata y hermosa tarea que nos estimula para dar lo mejor de cada uno de nosotros.

Buscamos que tengan mejores oportunidades, para convertirse en ciudadanos de bien.

Así, en el fututo, ellos van a poder participar de manera comprometida en la búsqueda de una sociedad más justa y equitativa.

Un México próspero, en paz, incluyente, sin discriminación, en el que tengan todos una educación de calidad, donde haya oportunidades y un gran bienestar.

Atender las necesidades de nuestros niños, y asegurar la protección de sus derechos fundamentales, es y será una de nuestras principales prioridades.

Por eso, estamos todos aquí, trabajando juntos, con todo nuestro esfuerzo para registrar a muchos niños de nuestro país, que no cuentan con ese requisito. Y por ello, no son reconocimos legalmente como ciudadanos mexicanos.

Damos inicio a la Campaña Nacional para el Registro Universal y Oportuno, a partir de hoy.

Estamos trabajando para que todos los niños de México sean registrados desde su nacimiento, y que cuenten con un acta que les proporcione una identidad y los acredite como mexicanos, y el día de mañana se sientan muy orgullosos de ser mexicanos.

Esta campaña se realizará en todo el país, para incluir a cada niño que nazca en territorio mexicano.

El Registro, además, Universal y Oportuno, como ya lo han mencionado, será gratuito, y de esta forma nos aseguraremos de que el trámite no sea una carga económica para todas las familias.

Estamos iniciando este gran esfuerzo, para proteger los derechos fundamentales de todos nuestros niños.

El Acta de Nacimiento es la puerta de entrada para todos los demás derechos: a la salud, a la educación, al cuidado y a la protección que el Estado les ofrece.

Con esto, también, vamos a lograr que se les reconozca su nacionalidad y que se les respete su idioma, o su lengua natal. Contarán con un documento que les acredite, efectivamente, como ciudadanos mexicanos, así como para cuando sean mayores podrán acceder a todos los derechos que tienen los adultos, los derechos humanos que contempla nuestra Constitución.

Como Sistema DIF, estaremos trabajando muy cerca con las direcciones de los registros civil de todos los estados, para alcanzar los mejores resultados.

A la participación ciudadana, también, juega un papel muy importante.

Por eso es indispensable lograr que las mamás y los papás, estén conscientes de lo importante que es el registro de nuestros hijos, y que deben poner todo su empeño en obtener el Acta de Nacimiento de sus niños.

Para que esto se logre, vamos a brindar todas las facilidades para registrar a sus hijos recién nacidos, dentro del mismo hospital en donde nazcan.

También, las unidades del DIF de todo el país, se habilitarán para apoyar el registro.

Además, vamos a establecer unidades móviles integrales, para trabajar en las comunidades de toda la República, incluyendo las más alejadas.

Confío en que con este trabajo tengamos la mejor respuesta de toda la sociedad en apoyo a esta gran campaña.

Somos, todos los que estamos aquí, un gran equipo que ahora se ha organizado para proteger los derechos de los niños y atender una de sus necesidades fundamentales, de contar con una identidad desde que nacen.

Estoy segura que todos entendemos la importancia que tiene el registro universal y el positivo impacto que traerá en todo el país.

Tengo la certeza de que la campaña que hoy iniciamos alcanzará los mejores resultados. Con ello, estaremos, sin duda, cumpliendo con lo que nos ha pedido el Presidente de la República: De hacer todo lo que se tenga que hacer para que México se mueva. Por nuestros niños, vamos a mover a México.

Muchas gracias.