-MODERADORA: Escuchemos la intervención del Presidente saliente de la Confederación de Cámaras Industriales, señor Francisco Funtanet Mange.

-C. FRANCISCO FUNTANET MANGE: Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto:

Sea usted bienvenido a los trabajos de esta 97ª Asamblea General Ordinaria de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos.

Los industriales en México reconocemos y valoramos el respaldo, apoyo y espíritu de diálogo que durante su Administración ha otorgado el Gobierno de la República a nuestro sector.

Respetables Secretarios de Estado, Gobernadores y Legisladores que hoy nos honran con su presencia; miembros del Gabinete Ampliado del Gobierno de la República; integrantes de la Comisión Ejecutiva del Consejo Coordinador Empresarial; honorables representantes del Cuerpo Diplomático acreditado en nuestro país; Presidentes de Cámaras y Asociaciones que integran CONCAMIN.

Mi querido amigo Manuel Herrera Vega, Presidente entrante de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos:

Muchas felicidades y mucho éxito.

Amigos líderes del sector laboral; licenciado Joaquín Gamboa Pascoe, Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México, CTM; saludo también a Ximena Navarrete, Miss Universo 2010; representantes de los medios de comunicación que hoy nos acompañan; invitados especiales; amigas y amigos industriales.

Para mí es motivo de gran orgullo haber tenido el privilegio de presidir la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos durante el ejercicio 2012-2015. Una etapa caracterizada por grandes transformaciones nacionales y que proyectarán, sin duda, al país hacia un mucho mejor futuro.

Estos tres años han representado un periodo complejo, de importantes desafíos sociales, económicos y productivos para México. Pero también de muy gratas satisfacciones y resultados en favor de nuestras empresas y de nuestros sectores.

Sin duda, el honor de ocupar la Presidencia del organismo empresarial con mayor tradición en México, representa una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida, ante todo, porque gracias al diálogo, unidad y esfuerzo compartido con Cámaras y Asociaciones de nuestra Confederación, hemos definido juntos un rumbo claro y firme para la industria mexicana del Siglo XXI.

Desde marzo del 2012, cuando asumí con entusiasmo y alto sentido de responsabilidad la presidencia de nuestra querida Confederación, ofrecí todo mi esfuerzo para contribuir a que fuera un organismo moderno con mayor representatividad, influencia y liderazgo.

Hoy, me siento satisfecho por lo alcanzado al lado de todos ustedes, pero sin duda, serán ustedes mismos a quienes les corresponda evaluar los resultados de la administración que hoy concluye.

Estos tres años, han sido de intenso trabajo, efectiva interlocución entre la industria y el sector público, donde hemos privilegiado el diálogo y la búsqueda de visiones compartidas, pero también, elevamos la voz con pronunciamientos firmes cuando así exigían las circunstancias.

Años muy cortos, días muy largos, durante los cuales ofrecí todo mi empeño y energía para contribuir desde esta posición al progreso económico mexicano y a la construcción de una mejor y más justa sociedad.

A lo largo de mi administración, puse todo mi empeño en generar mejores condiciones para nuestras empresas y para sus trabajadores, atendiendo los mandatos del sector industrial mexicano, con la única intención de reafirmar a CONCAMIN como uno de los principales protagonistas de la historia moderna de nuestra Nación.

Hemos estado presentes en el proceso modernizador, impulsado por el Presidente Enrique Peña Nieto, que llevó a México a discutir y aprobar las grandes reformas, que estoy cierto nos proyectarán como una de las naciones más competitivas.

Los industriales contribuimos con determinación y conocimientos, propuestas viables y datos duros en esta fase histórica, que sin duda, representa la plataforma del progreso mexicano para las próximas décadas.

Durante este periodo, México experimentó grandes avances para su reindustrialización, permítanme solo destacar algunos de ellos.

CONCAMIN es hoy, nuevamente un órgano de consulta del Estado mexicano en todos los temas relacionados con la industria y hemos hecho valer con esfuerzo y creatividad este carácter otorgado por la legislación vigente.

En materia energética, gracias a la Estrategia Integral para el Suministro de Gas Natural, elaborada e implementada en conjunto con el Gobierno de la República, se revirtió el desabasto de este importante hidrocarburo para la planta productiva mexicana.

En materia de Estado de Derecho, de manera conjunta con la Secretaría de Hacienda, el SAT, la PGR, COFEPRIS, PROFECO, la Secretaría de Economía y el IMPI, al interior de la Mesa de Combate a la Ilegalidad propuesta por CONCAMIN, logramos grandes avances en la lucha contra la piratería, el contrabando y la economía informal.

En materia internacional, acompañamos al Gobierno de la República en diversas negociaciones comerciales, promoviendo condiciones competitivas para nuestras empresas y para nuestros sectores.

Quiero destacar, en este punto, el Acuerdo de Asociación Transpacífico, mejor conocido como TPP.

Otro hecho no menos importante, es que hoy los industriales mexicanos cuentan con la certeza que les otorga el Convenio de Buenas Prácticas Comerciales, para proveer a las grandes cadenas en condiciones más justas y equitativas.

Gracias al Movimiento Nacional por la Innovación, apostamos por una efectiva vinculación entre los sectores gubernamental, académico y de investigación con las necesidades de la planta productiva, para dotar de mayor valor agregado a los productos hechos en México.

Nuestras empresas tienen hoy mayores oportunidades de crecimiento, suficiencia de hidrocarburos, un marco legal moderno que les permitirá competir con éxito en los mercados globales.

La industria confederada mantiene una efectiva coordinación con las autoridades para promover la legalidad y el Estado de Derecho; así como la atracción de inversiones y generación de empleo en todo el territorio mexicano.

A 97 años de su fundación, CONCAMIN es un organismo moderno, de calidad certificada y con plena capacidad y reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Al concluir este ciclo, me llevo la enorme satisfacción de haber alcanzado juntos grandes avances para nuestra industria, haber contribuido a la transformación nacional reflejada en las reformas y, sobre todo, haber reafirmado y encontrado en el camino grandes colaboradores y amigos con quienes, sin duda alguna, conseguiremos reposicionar a nuestra querida Confederación, como uno de los organismos con mayores contribuciones al desarrollo de México y al bienestar de sus habitantes.

No tengo duda, que el periodo que hoy inicia mi sucesor sabrá dar continuidad a lo alcanzado hasta el momento, realizará los ajustes pertinentes y responderá con la inteligencia, liderazgo y creatividad que le caracterizan, a la gran encomienda y alta responsabilidad de dirigir los destinos de la industria nacional.

Estoy seguro que mi muy querido amigo Manuel, será distinguido, al igual que a mi administración, con el pleno apoyo y participación, así como el respaldo de todos los industriales mexicanos.

Hoy el rumbo de México está trazado, se vislumbra un futuro promisorio, el gran desafío que tenemos como sociedad, industria y gobierno es seguir sumando esfuerzos para lograr aterrizar las reformas logradas y hacerlas realidad, aprovecharlas al máximo y lograr con ellas un crecimiento estable, dinámico y sostenido.

Por mi parte, tengo la convicción de continuar trabajando por el bien de México.

Estoy seguro que coincidiremos en otros espacios, desde distintos frentes, para trabajar unidos y lograr la construcción de una Nación en permanente innovación y crecimiento.

Agradezco profundamente a los integrantes del Gabinete Legal y Ampliado del Gobierno de la República por escuchar y trabajar de manera constante para atender las demandas legítimas de la industria nacional.

A los señores Gobernadores les reconozco la visión compartida con los industriales para impulsar el desarrollo productivo regional, pues como lo hemos señalado, no existe mejor política de desarrollo social que la instrumentación de efectivas políticas de desarrollo económico regional.

Agradezco también a Legisladores de distintas fracciones parlamentarias representadas en el Congreso de la Unión, con quienes logramos generar una agenda de trabajo dinámica con el único propósito de potenciar las capacidades de los diversos sectores productivos mexicanos.

Nuevamente, reconozco a los integrantes de Cámaras y Asociaciones que integran CONCAMIN por su confianza, respaldo y participación en todas las actividades impulsadas desde mi gestión.

De igual manera, expreso mi gratitud a todos los integrantes de mi Mesa Directiva al acompañarme en este periodo, a los presidentes de comisiones por su compromiso y experiencia en favor del bien común.

Por supuesto, agradezco a la Dirección General, encabezada por la actuaria Tania García, quien me acompañó desde el inicio de este proyecto.

Tania:

Hoy podemos decir: Misión cumplida.

Agradezco a las cuatro direcciones de área; a todo el personal operativo de esta gran institución por sus labores que día a día hacen posible construir una industria en permanente desarrollo y de esta manera contribuir a lograr la Nación a la cual todos aspiramos.

A todo el equipo que me acompañó estos tres años de trabajo les reitero una vez más: no hay mayor satisfacción que la del deber cumplido.

De manera especial y particular agradezco a mi madre y a mi hermano por su comprensión y respaldo.

A mis hijos por su cariño y apoyo permanente. Ustedes, mis niños, representan mi principal motivo para trabajar siempre por un México mejor.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

No quiero omitir mencionar, que mi administración empezó el día 30 de marzo del año 2012. Ese día me comprometí a trabajar arduamente en favor de la industria nacional.

Pero ese mismo día, un hombre joven, con experiencia y visión, en Guadalajara precisamente, inició su campaña político-electoral, rumbo a la Presidencia de la República, comprometiéndose a cambiar a México con rumbo y dirección.

Propuso hacer reformas, que en ese momento eran impensables, pero indispensables para transformar al país. Tres años después, usted le ha cumplido a México. Los cambios son una realidad.

Esa es la credibilidad y certeza que requiere nuestra Nación.

Si alguien quiere ver el futuro de nuestro México, sólo tiene que conocer el contenido de las reformas alcanzadas, a través de un gran acuerdo nacional. Se trata de cambios que apuntalan a nuestra economía y el ambiente de negocios, pero también la fortaleza de las instituciones y la evolución democrática de nuestro país.

Es por ello, que reitero el reconocimiento de los industriales a usted, señor Presidente, por su disposición a colaborar y tender puentes de entendimiento con nuestra Confederación y los diferentes sectores que la conforman, así como con la sociedad entera.

Juntos, logramos impulsar diversos temas y transformaciones al andamiaje jurídico de nuestra Nación, que nos permitirán continuar contribuyendo de manera firme y decisiva al progreso nacional.

De manera personal, señor Presidente, le agradezco todo el apoyo, respaldo y amistad que me ha brindado, no sólo a lo largo de estos tres años, sino de ya muchos más.

Señor Presidente:

Siempre encontrará en mi persona, a un mexicano comprometido con las mejores causas de nuestro país, así como a un aliado de su Administración y, en lo personal, le digo que siempre seguirá contando con mi amistad, respeto y compromiso.

Señoras y señores:

México es un país de grandes oportunidades, excelentes recursos y una gran calidad humana, que se está transformando en democracia. Hagamos nuestras estas oportunidades, para heredar a nuestros hijos el México que merecen.

No quiero concluir mi intervención, sin desear el mayor de los éxitos a mi amigo Manuel Herrera, quien a partir de hoy encabeza el sector industrial mexicano.

Manuel, estoy seguro que llevarás a cabo una gran administración y sabes que en mi persona siempre has tenido, tienes y tendrás un amigo y un aliado.

Muchísimas gracias.

-MODERADOR: Enseguida invitamos con respeto al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, a tomar Protesta a la nueva Mesa Directiva de CONCAMIN.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Señoras y señores, muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Es para mí un motivo de gran honor estar en esta Asamblea de CONCAMIN, precisamente, en el relevo de su dirigencia.

Por eso, sin mayor preámbulo y reservando a mi mensaje para poder hacer algunos comentarios y compartir con ustedes algunas reflexiones, pregunto a las señoras y señores empresarios integrantes de la Mesa Directiva 2015-2016 de la Confederación de Cámaras Industriales:

Protestan cumplir y hacer cumplir la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones, su reglamento y los estatutos que rigen a la CONCAMIN, velando por los intereses de sus agremiados, al tiempo de contribuir al desarrollo económico del país.

-VOCES A CORO: Sí, protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Si no lo hicieran así, que la CONCAMIN y la Nación se los demande.

Muchas felicidades, señores.

-MODERADORA: Hace uso de la palabra el Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, licenciado Manuel Herrera Vega.

-LIC. MANUEL HERRERA VEGA: Saludo al señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Es un honor contar con su presencia, misma que engalana la 97ª Asamblea General Ordinaria de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos.

Muchas gracias por acompañarnos, señor Presidente.

Señores Gobernadores, Legisladores y Secretarios de Estado, aliados de la industria mexicana que nos honran hoy con su presencia.

Señor Gobernador del Estado de Jalisco, maestro Jorge Aristóteles Sandoval; representantes del Poder Judicial Federal y de los órganos autónomos constitucionales.

Representantes del sector obrero mexicano que nos acompañan; rectores de instituciones de educación superior; integrantes de la Comisión Ejecutiva del Consejo Coordinador Empresarial.

Distinguidos representantes del honorable Cuerpo Diplomático acreditado en México; representantes de los medios de comunicación; presidentes, directores generales y miembros de las cámaras y asociaciones que integran la CONCAMIN.

Amigas y amigos industriales.
Señoras y señores:

Agradezco profundamente a los líderes industriales y empresariales que han confiado en mí perfil y en mí trayectoria al darme su voto para dirigir los destinos de nuestra Confederación de Cámaras Industriales.

A las 105 cámaras y asociaciones que conformamos la CONCAMIN: muchas gracias.

Hoy CONCAMIN representa la posibilidad de generar la prosperidad y el bienestar que tanto anhela la sociedad mexicana.

Agradezco de manera muy especial a mi esposa, a mis hijas, a mis padres y a toda mi familia. Son ustedes mi mayor motivación.

Desde ahora agradezco su comprensión por mis ausencias y reconozco el incondicional apoyo que he recibido siempre, y en especial, en este nuevo capítulo en mi empeño por servir a México.

Sepan que los amo profundamente.

Quiero, de manera muy particular, reconocer y agradecer el trabajo, el empeño, la dedicación y los grandes logros obtenidos al frente de esta Confederación, de nuestro entrañable amigo Francisco Funtanet Mange.

Paco:

Te reiteramos nuestro reconocimiento, nuestro respeto, pero sobre todo nuestra amistad y nuestro cariño, dejas una huella indeleble en la emblemática máquina industrial de CONCAMIN.

Muchas felicidades.

La responsabilidad que hoy asumo implica un gran compromiso, el cual involucra a todos los que estamos aquí en este evento, a nosotros como industriales, a los tres niveles de Gobierno, a los tres Poderes, al sector académico, a la sociedad en general.

Nuestro compromiso se llama México y nuestro objetivo es lograr que nuestra sociedad sea más próspera y más justa.

Permítanme compartir un dato de la UNESCO en materia de generación de conocimiento que a mí me tiene sorprendido.

En el Siglo XVIII, en la época de la máquina de vapor, el conocimiento humano acumulado tardaba 150 años en duplicarse completamente.

Hoy el conocimiento humano acumulado sólo tarda dos años en duplicarse completamente.

Para el 2020, en tan sólo cinco años, se espera que todo el conocimiento humano acumulado pueda duplicarse, en su totalidad, en menos de 80 días.

Hoy vivimos en la sociedad del conocimiento y de la información, y los retos van más allá de lo que a veces alcanzamos a ver. Para enfrentar dichos retos tenemos un gran país, un país rico en recursos naturales y sobre todo rico en talento y juventud.

Aprovechar ese talento debe de ser nuestra gran apuesta y al mismo tiempo nuestra gran responsabilidad.

El activo más importante que tenemos, sin duda, es precisamente el capital humano.

Al final de la jornada todo lo que los industriales mexicanos hacemos, todos, sin excepción, tiene que ver con un productor y un destinatario final, que es de carne y hueso, que tiene nombre, que tiene rostro.

Es por eso que nosotros los mexicanos y los industriales venimos a sumar por México.

Hablo en nombre de la Confederación más importante que une a la industria nacional, sector económico que integra, a más de la mitad de los trabajadores inscritos en el Seguro Social y contribuye con más del 30 por ciento del Producto Interno Bruto nacional.

Los industriales de este maravilloso país queremos ofrecer todo nuestro potencial, a favor de México. Es cierto que existen grandes retos de carácter externo como interno.

Vivimos en un mundo globalizado; nuestro país está cada vez más integrado al mundo y debemos de ser conscientes de que nuestras empresas, independientemente, de su tamaño y sector, tienen el potencial para competir con los liderazgos mundiales, para lo cual sólo necesitamos creer en nosotros mismos.

Tenemos grandes ejemplos en la industria tequilera, automotriz, de alta tecnología, por citar algunos.

Nuestro objetivo es que México sea reconocido por la excelencia en sus productos y servicios, y les aseguro que podremos lograrlo, sin lugar a dudas.

En lo interno, tenemos el reto de traducir las reformas estructurales, en los elementos para detonar el desarrollo en todos los sectores estratégicos.

Reconocemos los resultados de las reformas estructurales. Hoy en día ya conocemos el impacto favorable que está teniendo la Reforma en materia de Telecomunicaciones y la Reforma Energética por citar sólo algunas.
CONCAMIN, tiene presencia en todas las reformas. Y el desafío está en que dichas reformas conlleven también, un cambio en la manera de ver las cosas, de tomar las decisiones, de potenciar nuestras oportunidades y fortalezas.

De igual manera, es importante fortalecer el cumplimiento del Estado de Derecho, la seguridad jurídica y un entorno de legalidad que permita la confianza para atraer más inversiones y generar más empleos bien remunerados y permanentes.

Todavía existe desigualdad y pobreza preocupantes, por lo que la generación a la cual pertenecemos, tenemos el compromiso histórico de generar riqueza responsablemente compartida, que permita a todos los mexicanos construir su propia historia de éxito y de oportunidades.

Es por ello, que lograr la unidad de los mexicanos es también un gran reto. Es urgente que hagamos a un lado las diferencias y las confrontaciones.

Debemos aprender a trabajar con nuestra diversidad, por un solo objetivo: México.

Un México plural, diverso, heterogéneo, pero al final de cuentas un solo México.

La historia nos ha demostrado que cuando los mexicanos nos unimos hemos multiplicado voluntades y esfuerzos, y es entonces que no hay nada, ni nadie que nos debilite, ni que nos pueda vencer.

Los industriales de México queremos ser un factor de unidad y de cohesión y para ello estamos dispuestos a aportar todo lo que esté de nuestra parte, todo nuestro esfuerzo, todo nuestro ímpetu.

El tiempo de México es aquí y ahora.

Hoy tenemos un bono demográfico que significa juventud y talento; contamos con reformas estructurales que se están implementando. Gozamos de grandes ventajas competitivas como país.

Aprovecho para ratificar la vocación de CONCAMIN y su profunda convicción y compromiso social, así como su apuesta a lo más valioso que tenemos, que es nuestro capital humano.

Es indispensable aprovechar el talento e impulsar el crecimiento, a través del incremento en la productividad y en la competitividad. Así, generar riqueza responsablemente compartida, que permita elevar el nivel de vida de los mexicanos en un horizonte a corto plazo.

En este sentido, la CONCAMIN, como uno de los grandes pilares del Estado mexicano propone tres ejes de trabajo:

Primero. Proponer una gran alianza por una política industrial de nueva generación.

Segundo. Crear el Sistema Mexicano de Innovación.

Tercero. Desarrollar el ecosistema de encadenamiento productivo.

La gran alianza por una política industrial de nueva generación, pretende impulsar el crecimiento a partir de la reindustrialización de México. Para ello es indispensable construir agendas que permitan detonar la vocación de las regiones y elevar los niveles de competitividad.

Establecer el compromiso entre los industriales con los tres Poderes y los tres niveles Gobierno, con la academia y con la sociedad.

En el segundo. Crear el Sistema Mexicano de Innovación, que éste permita vincular y coordinar todos los esfuerzos en materia de innovación para alcanzar mejores niveles de desarrollo tecnológico y competitividad.

Haciendo más eficientes los recursos y generando con ello una cultura de innovación, tanto en las PyMES como en las grandes empresas a fin de lograr mejores condiciones para el crecimiento.

El tercero es desarrollar el ecosistema nacional de encadenamiento productivo para aprovechar las fortalezas de nuestra diversidad regional y sectorial.

Con esto lograr que nuestra cadena de producción se fortalezca y se complemente con todas las PyMES del país, así como incrementar el contenido nacional y otorgar mayor valor agregado a nuestras exportaciones.

Señor Presidente:

El momento por el que pasa México marca la pauta y la oportunidad para potenciar el activo más importante con que cuenta el país, el talento de su gente y el entusiasmo de salir adelante dándole vuelta a la página.

Ésta es la hora de la transformación de México. Es el momento de la industria.

México no puede ni debe esperar, y reitero, el tiempo de México es aquí y ahora.

Su presencia el día de hoy nos estimula y nos alienta. Cuenta usted con los industriales de México para llevar a nuestro país a su máximo potencial.

A nombre de mis compañeros de la CONCAMIN y con el compromiso de los industriales por delante, respetuosamente solicito a usted el impulso y su firme respaldo a esta gran alianza por una política industrial de nueva generación, que nos permita, con altura de miras, impulsar el crecimiento de México.

Hoy nos enorgullece la presencia de miembros destacados de su Gabinete, con el que mantenemos una estrecha y productiva colaboración, así como el compromiso y presencia de los representantes del Poder Legislativo y Judicial, quienes serán piezas claves en esta gran alianza a la que estamos convocando.

Estoy seguro que un México unido es un México próspero.

Ser mexicano es una condición de orgullo, de identidad, de pertenencia y, al mismo tiempo, de reto y de desafío.

Esta tierra es el lugar donde nacimos y donde queremos morir. Es el lugar donde amanecemos y día con día decidimos emprender la batalla para construir en el presente un mejor futuro. Es el lugar donde están nuestros sueños, nuestros afanes, nuestras ilusiones.

Los liderazgos que logran los grandes cambios en la historia de la humanidad son los que saben unir a la generación que coincide en el tiempo y espacio, y hoy estamos aquí.

Y, por ello, ratifico públicamente mi compromiso y mi determinación para brindar todo mi esfuerzo sin límite de tiempo en la consolidación de CONCAMIN como el pilar del desarrollo de México.

Amigas y amigos:

Einstein afirmaba que la gran energía motriz del universo es la voluntad. Quienes estamos aquí reunidos tenemos esa voluntad para cambiar a México con corresponsabilidad, con compromiso, con talento, con generosidad, con solidaridad y con pasión.

Los exhorto a que sigamos creyendo en nosotros mismos, en nuestro país, creer es tener la fortaleza de transformar.

Los industriales creemos en México y, por eso, creamos en México.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)