-LIC. TRISTÁN CANALES NAJJAR: Señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto; distinguidos miembros del presídium; señores Secretarios de Estado que nos acompañan; señores Gobernadores; señores Legisladores.

Queridos amigos líderes sindicales; amigos radiodifusores de todo el país; señoras y señores:

Bienvenidos sean todos ustedes a esta Semana 55 de la Radio y la Televisión, que reúne a los radiodifusores de México para analizar y reflexionar sobre nuestros retos futuros, pero, sobre todo, para refrendar nuestro compromiso con México y con las instituciones de la República.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

La Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión en pleno y unida, lo recibe con afecto y respeto en esta tradicional comida de la familia de la radiodifusión mexicana.

Hace poco más de un año tuvimos el privilegio de reunirnos con usted, entonces, como Presidente electo de nuestro país. Hoy, es un honor para nosotros encontrarnos, por vez primera, con el Presidente Constitucional de todos los mexicanos.

En aquella ocasión, usted nos confió que se proponía a encabezar un Gobierno de la República que trabajara desde la pluralidad para construir los consensos necesarios para impulsar las grandes transformaciones que nuestro país requiere.

A un año de distancia, los industriales de la radio y la televisión reconocemos en usted, al Presidente que se ha propuesto solucionar los problemas de México, gobernando con todas las voces, en la concertación, con base en el diálogo constructivo, que permite concretar acuerdos. Ésta es la base de todo Gobierno democrático.

Por ello, reciba nuestro reconocimiento, nuestro respeto y nuestro más amplio apoyo a su Gobierno.

La Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión siempre ha confiado en México, siempre ha confiado en nuestras instituciones, y hoy confía plenamente en que con el liderazgo del Presidente Enrique Peña Nieto, nuestro país sabrá construir un mejor destino para los próximos años, y para las presentes y futuras generaciones.

Usted, señor Presidente, siempre contará con nosotros, porque la radio y la televisión siempre han estado de lado de México.

Somos una industria nacionalista y responsable, que cumple con todas y cada una de sus obligaciones, que es factor de progreso y de cambio y que despliega, además una intensa labor social al servicio de nuestro país.

La agenda de México es la agenda de esta gran industria. De ahí el espíritu que anima los trabajos de esta 55 Semana Nacional de Radio y Televisión cuyo lema es: Siempre con México.

Siempre con México, porque desde hace más de 90 años, la radio y la televisión han sido testigos y memoria de nuestra historia.

La radiodifusión nació para entretener, informar y acompañar a las familias mexicanas.
Y, desde entonces, hemos construido una red de comunicación que cubre el territorio de nuestro país de Norte a Sur y de Oriente a Occidente, y que atiende las necesidades de comunicación de más de 100 millones de mexicanos.

Siempre con México, porque una vez concluida la Revolución, contribuimos a la reconciliación nacional, a la construcción de un sistema político que ha permitido a nuestra Nación crecer y desarrollarse con estabilidad y paz social.

Siempre con México, porque hemos apoyado incondicionalmente a nuestras instituciones que son la base de la gobernabilidad y garantes de nuestras libertades.

Siempre con México, porque alentamos la pluralidad. Fuimos los primeros en darle espacio a todas las voces y a todas las corrientes políticas y hemos hecho de la defensa de la libertad de expresión una causa a favor de México.

Siempre con México, porque somos una industria que invierte en México, que se la juega con México, que día a día opera en un marco de competencia plena y que genera empleo directo a más de 100 mil mexicanos.

Siempre con México, señor Presidente, porque tenemos un compromiso indeclinable con la democracia y el progreso económico, político, social y cultural de México.

Este año nuestra reunión nacional se celebra en una fecha simbólica y, especialmente significativa para México, el aniversario 103 del inicio de la Revolución Mexicana que como todos sabemos, sentó las bases para la construcción del país democrático que hoy vivimos.
No es casual, señor Presidente, que hayamos decidido realizar este encuentro nacional en estas fechas, por la enorme trascendencia que la Revolución ha tenido en la vida política, económica y social de México.

Porque el aniversario de este episodio determinante en nuestra historia coincide con el nacimiento de la radiodifusión.

Por eso el desarrollo de la radio y la televisión no puede entenderse sin su referente obligado, orgánico a las etapas políticas, económicas y sociales más trascendentes en la vida moderna de nuestro país.

Por eso la historia de la radiodifusión es de alguna manera la historia de nuestras instituciones y de nuestra democracia.

Pensemos tan sólo en aquellos años, la sociedad demandaba derechos esenciales como igualdad, justicia y libertad.

Pensemos también, que era inaplazable un gran acuerdo para terminar con las profundas diferencias sociales y políticas que dividían al país y para poder construir un México más moderno y justo sobre un nuevo orden institucional.

Conscientes de ello en la década de los 30 la genialidad de una generación de políticos sensibles y con visión de Estado permitió terminar con años de lucha y estancamiento en todos los órdenes.

El paso de la lucha armada al México de instituciones fue vital para impulsar el crecimiento, el bienestar y el progreso de nuestro país.

En esos momentos centrales de nuestra historia la radiodifusión estuvo presente de manera institucional y responsable, precisamente como hoy lo estamos en esta nueva etapa que requiere grandes decisiones, transformaciones y reformas para darle un nuevo impulso y rumbo al futuro de la Nación.

El Pacto por México, impulsado por su Gobierno, señor Presidente, y apoyado por las principales fuerzas del país ha sido, sin duda, un instrumento democrático de excepción, que ha hecho posible hacer realidad reformas, quizá no populares, pero necesarias e impostergables con el consenso de la mayoría de los actores y agentes políticos.

En la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, tenemos la certeza de que el Pacto impulsado por usted será recordado como un periodo de acuerdo, de diálogo y de concertación que permitió un salto histórico en nuestro país.

En menos de un año su Presidencia, el Congreso y los partidos han logrado acuerdos de gran trascendencia que se traducen en cambios de gran calado a nuestras leyes y en nuestra vida institucional.

Primero. La Reforma Laboral y las modificaciones a la Ley de Amparo.

Más adelante, la Reforma Educativa que representa, sin duda, el paso decisivo para hacer realidad el derecho a la educación de calidad de todos los mexicanos.

Más tarde, la Reforma Constitucional en Materia de Radiodifusión, Telecomunicaciones y Competencia Económica, en la que la Industria de Radio y Televisión ve una oportunidad sin precedente para sentar las bases del crecimiento ordenado de la radio y la televisión, y los servicios convergentes.

Recientemente, la Reforma Hacendaria que permitirá una mayor y mejor recaudación para el Estado, y le aportará recursos para hacer frente a los problemas más urgentes del país.

También reformas fundamentales, como la Ley de Transparencia, para fortalecer aún más al IFAI. Así como la Reforma Financiera, para ampliar el acceso al crédito a un mayor número de mexicanos. Además de la Reforma Política, que hoy se discute ampliamente en el Congreso.

Y en estos días, el Proyecto de Reforma Energética, que es motivo de discusión por amplios sectores, con la que se propone consolidar un sector energético fuerte y sólido, que genere empleos y crecimiento económico para el país entero.

La industria da la bienvenida a la competencia y a la convergencia, y celebra el interés del Presidente de la República y del Congreso para que por fin haya reglas claras para todos los jugadores, se preserve la libertad de expresión y haya certeza jurídica para las inversiones.

Quiero reconocer públicamente la disposición, la eficacia y el apoyo invaluable que esta industria ha recibido de usted y de sus colaboradores.

Para la Industria de Radio y Televisión, ha sido sumamente positivo y alentador contar con una interlocución privilegiada con su Gobierno. Particularmente, de los señores Secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Así como la cercanía, sensibilidad y atención que han puesto en nuestros asuntos los señores Subsecretarios Eduardo Sánchez Hernández, de Normatividad de Medios; y José Ignacio Peralta, de Comunicaciones.

También, celebramos el inicio de una relación respetuosa, abierta y madura con los integrantes del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Señor Presidente, Enrique Peña Nieto:

Como usted sabe, hoy se conmemora el Día Mundial de la Televisión, decretado por la Organización de las Naciones Unidas, en 1996.

Sin duda, ésta es una ocasión propicia para valorar en su justa dimensión el papel central y de primer orden que la televisión ha jugado en el desarrollo político, social y cultural de las naciones.

No es exagerado sostener que la globalización de los procesos en el mundo descanse en gran medida en la labor desplegada por la televisión en todos los países. Pero, la función de la televisión y de la radio en nuestro país, no se entendería sin su referente obligado al otro.

Por ello, para nosotros, la radiodifusión es un binomio indisoluble donde la radio y la televisión coexisten en un modelo de comunicación exitoso, probado, socialmente responsable, que brinda servicios de clase mundial a todos los mexicanos.

La radio y la televisión siempre han estado y estarán del lado de las instituciones y del lado del Presidente.

Que han sido una institución fundamental para la gobernabilidad, la estabilidad y el desarrollo político de México.

Qué mejor oportunidad que esta reunión de nuestra Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, para mostrar la unidad de propósitos a favor de México.

Nuestro compromiso, es seguir trabajando para México. Invertir más en México, seguir alentando la competencia, modernizando nuestros servicios, continuar innovando, creando más y mejores empleos para dar mayor seguridad a las familias que laboran en nuestra industria, y que son parte esencial de ella.

Hemos estado siempre del lado de los mexicanos, lo mismo en episodios que enorgullecen a la Nación, que en aquellos otros que nos han llenado de dolor, pero que también, han detonado la solidaridad ejemplar de nuestra maravillosa Nación.

Por eso, decimos con orgullo, a lo largo de la historia la Industria de Radio y Televisión, ha demostrado su compromiso indeclinable con México.

En la más reciente tragedia, causada por la llegada simultánea de dos huracanes a nuestro país, los radiodifusores de México trabajamos hombro con hombro con el Presidente Enrique Peña Nieto, con los gobiernos de los estados y con la sociedad civil para poner nuestro grano de arena en las tareas de alerta, rescate y de reconstrucción.

En la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión nos sentimos orgullosos de ser mexicanos, ha sido un privilegio ser testigos de episodios memorables para nuestra Patria, pero también ha sido un privilegio y una gran responsabilidad superior que abrazamos con mucho gusto y con convicción.

La grandeza de nuestra historia siempre ha sido una inspiración para nosotros, la voluntad de nuestro pueblo nuestra guía y hoy el liderazgo de nuestro Presidente Enrique Peña Nieto un motor para seguir aportando nuestra parte a la construcción de un México fuerte, libre y en paz, con futuro cierto, ese México en el que todos somos soñamos y por el que tantas generaciones de mexicanos han empeñado lo mejor de su vida.

Su Gobierno, señor Presidente, contará siempre con nosotros.

Muchas gracias.