-MODERADOR: Cedemos la palabra al Gobernador del Estado de Puebla, doctor Rafael Moreno Valle Rosas.

-GOBERNADOR RAFAEL MORENO VALLE ROSAS: Es un honor contar con la presencia del Presidente de todos los mexicanos, Enrique Peña Nieto en esta 14ª Edición de la Cumbre de Negocios.

Bienvenido a Puebla, señor Presidente, como siempre, lo recibimos con los brazos abiertos.

Agradecemos por supuesto a Miguel Alemán, la oportunidad que le ha dado a los poblanos de ser anfitriones de este importante evento que se ha realizado en un contexto de enorme volatilidad en los mercados internacionales.

Me parece que todos nos estamos preguntando qué sigue, dónde están las áreas de oportunidad, cómo vamos a enfrentar los grandes retos que tenemos por delante y considero que, en esta Cumbre de Negocios, hemos encontrado respuestas.

Hemos tenido la oportunidad de escuchar a empresarios que vienen de China, de Japón, de la India, a empresarios que vienen de Europa, de los Estados Unidos, algunos de los empresarios más importantes de nuestro país, empresarios de América Latina.

Hemos tenido la posibilidad de atender al Presidente de Panamá que estuvo con nosotros, Juan Carlos Varela; a Secretarios y Secretarias del Gobierno de la República, a Gobernadores y, básicamente discutir cómo va a impactar el resultado de la elección de los Estados Unidos en nuestro país, dónde están los nuevos sectores donde consideramos hay oportunidades de inversión y negocio, de crecimiento de nuestro Producto Interno Bruto.

Creo que evidentemente, México tiene enormes ventajas competitivas que, si bien existen retos en materia de finanzas públicas y de seguridad, todos podemos coincidir en que nuestro país tiene mucho que ofrecer.

Quiero también informarle, señor Presidente, que uno de los aspectos en donde se ve un potencial para México es debido a las reformas que se han aprobado bajo su liderazgo, que entendemos que están en un proceso de maduración, pero estamos convencidos que la Reforma en Telecomunicaciones y la Reforma Energética van a abrir la oportunidad de atraer grandes inversiones y, sobre todo, de generar empleos bien pagados.

De la misma forma, tuvimos la posibilidad de poder conocer las perspectivas económicas para nuestro país por parte de Ildefonso Guajardo, que hoy nos acompaña, el Secretario de Economía; del Secretario de Hacienda.

Hemos estado viendo la forma de aplicar las nuevas tecnologías en la solución de viejos problemas en materia de desarrollo social.

Y agradecemos, también, por supuesto, la presencia de Rosario Robles, Secretaria de SEDATU.

Hemos estado conociendo hacia dónde va el desarrollo tecnológico en materia de avances en salud y, por eso, la importante presencia del Secretario José Narro, a quien le damos la bienvenida.

Y de la misma forma, analizando las energías renovables, hoy por la mañana estuvo el Secretario Pedro Joaquín Coldwell, participando en este evento.

Sólo me resta, señor Presidente, una vez más agradecer puntualmente que nos acompañe.

Sin duda, sus puntos de vista serán de gran utilidad para todos, pero, también, compartirle que el ánimo que hemos sentido en esta Cumbre de Negocios es de solidaridad con el Gobierno y con el futuro del país.

Entendemos que los problemas comunes requieren soluciones compartidas; que se requiere la cohesión, la coordinación entre el sector público y el sector privado.

Que debemos trabajar unidos los municipios, los estados y el Gobierno de la República, pero que, también, es fundamental la coordinación con el empresariado y la participación de la sociedad civil.

Hemos discutido cómo se puede apoyar a los migrantes, que en un momento dado pudieran ser deportados.

Pero, también, hemos estado analizando las perspectivas de diversificar la economía mexicana, de buscar nuevos mercados, entendiendo que la productividad de nuestros trabajadores puede ir creciendo y, con ello, también, por supuesto, sus condiciones laborales.

Hemos visto un ánimo de unidad, señor Presidente, entendiendo que, ante los retos, hoy más que nunca se necesita trabajar juntos, porque México es nuestra casa y debe ser nuestra causa compartida.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación, se proyectará el video reconocimiento a la trayectoria empresarial del licenciado Miguel Alemán Velasco.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: A continuación, se proyectará el video: Reconocimiento a la Trayectoria Empresarial del licenciado Miguel Alemán Velasco.

 (PROYECCIÓN DE VIDEO)

 -MODERADOR: Invitamos al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos a llevar a cabo la entrega del reconocimiento que otorga el Consejo Nacional para la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa al licenciado Miguel Alemán Velasco.

(ENTREGA DE RECONOCIMIENTO)

 -MODERADOR: Tiene la palabra el Presidente de México Cumbre de Negocios, licenciado Miguel Alemán Velasco.

-LIC. MIGUEL ALEMÁN VELASCO: Muy buenas tardes a todos y muchas gracias.

Muchas gracias.

Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de México.

Señor licenciado Rafael Moreno Valle, Gobernador del Estado de Puebla.

Señor Presidente:

Nos complace darle la más cordial bienvenida a esta 14ª Edición de México Cumbre de Negocios.

Como todos ustedes saben, el señor Presidente Peña Nieto, es un gran amigo de este foro desde su creación.

De igual manera, quiero agradecer la hospitalidad a la comunidad empresarial del Estado de Puebla, a nuestros patrocinadores y, en especial, a nuestro anfitrión, el Gobernador Rafael Moreno Valle.

Muchas gracias.

En particular, me complace que este foro ha consolidado la participación de líderes empresariales y de jóvenes talentosos, entusiastas y con una vocación emprendedora.

Siempre invitamos a los mejores estudiantes de varias universidades, debe haber una treintena de ellos aquí entre nosotros, pero espero que se hayan llevado todos sus apuntes y sus notas y pronto nos enseñen caminos, caminos buenos, caminos nuevos.

Los trabajos de esta Cumbre están inspirados en el lema que nos convoca, adentrarse en la nueva era tecnológica.

Las redes digitales han derribado barreras que imponía la distancia entre naciones y diversidad entre culturas.

Para las nuevas generaciones, es inconcebible el funcionamiento de la vida cotidiana sin estos prodigiosos instrumentos.

En todas las sesiones es posible reconocer que los avances tecnológicos anticipan un cambio inminente de modelos productos y lo que podemos encontrar de productivo en el campo, en la salud, en la educación, en la industria, en los servicios financieros, en el turismo y en la infraestructura, por mencionar solamente algunos; pero, sobre todo, el fortalecimiento de la participación ciudadana como actor permanente de la vida pública del país, es fundamental.

Una de las participaciones más significativas de esta Cumbre fue la del Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, de cuya memorable intervención rescato dos conceptos:

En primero lugar: La importancia a la ampliación de las nuevas esclusas del Canal de Panamá, que permiten el paso franco de los grandes buques neopanamax, que reduce considerablemente tiempos y costos.

El Presidente Varela recordó el legado trascendente de los acuerdos Torrijos-Carter, por medio del cual concluyó la presencia militar estadounidense, y se recuperó la soberanía sobre el canal.

En segundo lugar: La vocación por Panamá que comparte con todas las naciones hermanas de Latinoamérica es la de continuar avanzando en la integración regional para fortalecer la competitividad.

Eso sí, se le olvidó un pequeño detalle.

Señoras y señores:

Hoy en la tarde jugamos contra Panamá en futbol en Panamá. México contra Panamá. Nosotros le vamos a México.

Pero hablando ya en serio, estos dos ejemplos de una pequeña Nación que se atrevió a soñar en grande, pero que supo actuar en grande.

El escenario internacional presenta condiciones de incertidumbre, por ello, nuestro país cuenta con la solidez que le dan las variables macroeconómicas fundamentales, las cuales están reforzadas por las reformas estructurales que amplían nuestro horizonte de desarrollo de largo plazo.

Los retos de México son el crecimiento económico, la solidez de nuestras instituciones y la certidumbre de nuestras leyes.

Y, debemos aprovechar las oportunidades de tener inversión; inversión pública sustentada con alta rentabilidad social; inversión extranjera de aporte, innovación y competitividad.

Y la inversión mexicana nacional que crea empleos y que además lo que se gana en México se invierte en México. Y eso, señor Presidente, también cuenta y cuenta mucho.

En lo político, inevitablemente contemplamos la inmerecida antipatía hacia nuestro país procedente de algunas personas del otro lado de la frontera.

Creo oportuno recordar, el año pasado en Guadalajara, cuando contamos con la participación de Shimon Peres, quien nos decía que una persona se reconoce no por los logros de su pasado, sino por los ideales de su futuro. Y eso lo dijo a sus juveniles 92 años de edad.

Yo creo que esa lección de vida es también aplicable a los países en donde no sólo es importante tener un pasado de esplendor, sino también construir juntos un gran proyecto de futuro.

Al inicio de esta Cumbre, a mi edad, señor, yo también dije algunas cosas.

Primero. Que tenemos que tener fe. Tenemos que fortalecer nuestra unidad. Tenemos que superar nuestras divisiones sin condiciones ni reclamos para construir un proyecto de Nación en donde todos aceptemos la responsabilidad de contribuir positivamente a lograrlo, comprometernos a demostrar lo mucho que valemos como ciudadanos y como país.

Por ello, señor Presidente, creo interpretar el sentir de muchos de los participantes de aquí, sino es que, de todos, de reiterarle a usted nuestro apoyo.

Tiene usted el Mandato Constitucional para encontrar los cauces de un diálogo constructivo con quienes, quizá, por desconocimiento nos ven con desconfianza.

En lo personal, reitero mi lealtad inquebrantable a mi Presidente y a mi país.

Cuando la historia llama, nuestro deber es hacer Patria. Patria con mayúscula.

Es momento de unirnos por nuestras cualidades, producto de nuestro orgullo milenario, pero, sobre todo, nos une un anhelo y la voluntad de superación. Ese es el ejemplo que recibimos de nuestros padres, ese es el legado más digno que podemos dejar a nuestros hijos.

Quiero concluir, señor con una fábula que me impresionó mucho y que contó ayer Jacques Rogozinski. Ya saben cómo es Jacques Rogozinski, con una gran simpatía nos contó un cuento, es algo que podemos aplicar a lo que nos está pasando en México ahorita con algunos vecinos.

Dicen que: Érase que se era un reino de lejanas tierras, donde el Rey gustaba de criar halcones de cacería para la cetrería.

Y así fue como nacieron de una gran familia de halcones tres polluelos, en un árbol que tenía una rama y que estaba colocado en un árbol de una altísima, altísima montaña, prácticamente un desfiladero, y ahí vivían los tres jóvenes halcones.

Uno de ellos levantó el vuelo y se fue. Tiempo después, el segundo hizo lo mismo y voló; y el tercero se quedó en la rama muchos días, muchas semanas, muchos meses.

El Rey preocupado mandó traer a todos los sabios del mundo para saber por qué el joven halcón no podía volar.

Un día, un humilde campesino se acercó al Rey y le dijo: su majestad, yo creo que puedo resolver el problema. Y el Rey le contestó: pero qué vas a saber tú, si los sabios no pudieron resolverlo. Y el campesino respondió: permítame demostrárselo.

Al día siguiente, el Rey por la mañana despertó maravillado, porque vio volando al tercer halcón y mandó traer al campesino y le preguntó cómo lo hizo. El campesino respondió: muy sencillo, corté la rama.

La moraleja es clara. Si nos quieren cortar las alas o las ramas, tenemos la certeza, señor Presidente, de que podemos volar y vamos a volar.