-MODERADORA: Corresponde el uso de la palabra al Consejero de Ciudadanos por una Causa en Común, Asociación Civil, maestro Roy Alberto Campos Esquerra.

-MTRO. ROY ALBERTO CAMPOS ESQUERRA: Buenas tardes.

Señor Presidente de nuestro México, licenciado Enrique Peña Nieto; señor Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; ciudadanos y ciudadanas.

Me toca a mí hacer un poco la lectura de las conclusiones de las cinco mesas de trabajo que se tuvieron estos dos días. Muchos de los ejes son comunes a todas las mesas. Sin embargo, voy a tratar de ubicarlos en algunas de las mesas, en una corta lectura.

La mesa uno. El sistema profesional de carrera policial.

Existe en este foro un consenso sobre la necesidad de una carrera policial consolidada, para brindar certeza a los policías sobre su perspectiva de carrera dentro de las instituciones.

Con esto, se podrá asegurar que los buenos policías permanezcan en las instituciones y que quienes no merezcan estar por no tener un perfil de desempeño adecuado, no formen parte de una labor que debe verse como una profesión de prestigio.

Aspiramos a que la policía no sea la última opción para nuestros jóvenes, sino una alternativa de desarrollo, sobre todo para los recién egresados.

Por ello, es prioritario fortalecer y, a su vez, transparentar los mecanismos de ascenso y promoción para que los mejores policías sean quienes obtengan los mejores puestos y las mejores remuneraciones.

La mejora de la carrera policial pasa por la dignificación de los policías. Ésta vendrá cuando posean el equipo necesario para realizar su trabajo. Pero sobre todo, prestaciones sociales y salarios acordes al riesgo de su labor.

Pensamos que es viable establecer un salario mínimo policial para garantizar la permanencia y el desarrollo de nuestros policías.

Asimismo, concluimos que es prioritario establecer condiciones dignas para el retiro de los policías, asegurando, que gocen de pensiones y jubilaciones justas. Repetimos que ser policía debe ser un proyecto de vida, con importantes perspectivas de desarrollo.

La Mesa 2. La certificación policial, más allá del control de confianza.

Toda vez que la mayor parte de las entidades federativas por fin cumplirán, no fue muy rápido, por fin cumplirán la meta de evaluar el control de confianza a su personal de seguridad pública, es prioritario cerrar el ciclo con la certificación del personal aprobado y la baja justa del personal no aprobado.

En todo momento debe prevalecer la garantía de audiencia de los policías y el respeto de sus derechos laborales.

Al cumplir con el proceso de control de confianza, el siguiente paso es consolidar un mecanismo de certificación institucional, con base en estándares profesionales.

No basta con tener policías confiables, si no tenemos instituciones dignas de confianza.

México requiere que sus instituciones policiales funcionen con procedimientos profesionales, y lo cual debe certificarse.

La Mesa 3. La profesionalización de las instituciones policiales, la certificación, a lo que me refería al fin de la mesa pasada.

Al aspirar a una función policial profesional, es prioritario atender la formación y capacitación continua, no solo de ingreso, de los miembros de las instituciones de seguridad pública.

Debemos vigilar que en las entidades federativas se cumpla realmente con los estándares establecidos por el Programa Rector de Profesionalización, además de que se priorice la capacitación del personal policial en relación a su función en el marco del Sistema de Justicia Penal Acusatorio que entra en vigor y que no todos están preparados para ello.

Se deben retomar buenas prácticas ya presentes en el país, como la formación del personal policial a un nivel de educación superior, además de fortalecer a las academias e institutos para que oferten información continua y especializada de acuerdo a las condiciones y necesidades de cada entidad federativa, a su vez, debe asegurarse que los mandos policiales cuenten con opciones de capacitación para desarrollar capacitación en mando, no sólo en labor policial.

Mesa 4. Vigilar a la policía. Mecanismos internos y externos de supervisión.

Las instituciones policiales, profesionales y democráticas en todo el mundo, poseen sólidos controles internos y externos que permiten una efectiva rendición de cuentas sobre el ejercicio policial.

Es necesario establecer criterios mínimos para un modelo nacional de supervisión interna, que fortalezca las unidades de Asuntos Internos con personal profesional que realice investigaciones sobre quejas ciudadanas e indisciplinas.

Además, que tales unidades se coordinen con Comisiones de Honor y Justicia u órganos disciplinarios análogos.

El fortalecimiento de los controles internos se debe acompañar de la apertura a mecanismos de supervisión civil. Y va la relación, tales como las oficinas independientes de quejas contra la policía, los auditores independientes, el ombudsman policial, entre otras formas viables de participación ciudadana en el control externo de policía.

Conductas como el abuso policial y los actos de corrupción podrán cada vez ser menos, si fortalecemos este tipo de controles, internos y externos.

Por último, la Mesa 5. La nueva Comisión Especial de Desarrollo Policial. Retos y Oportunidades, que tuvimos hace un momento de Escuchar.

La Comisión Especial de Desarrollo Policial del Consejo Nacional de Seguridad Pública es una oportunidad histórica para consolidar el desarrollo de nuestras instituciones policiacas.

Los gobernadores que la integran tienen la responsabilidad política de fortalecer a la policía como institución democrática y profesional.

Esta Comisión podrá monitorear la implementación de estándares mínimos para la profesionalización, para el control y para la certificación de las policías.

Tendrá la responsabilidad de rescatar buenas prácticas y atender áreas de oportunidad para crear nuevas buenas prácticas.

Este proceso debe ser acompañado, como en los temas anteriores, por la sociedad civil especializada en el tema. De modo que la mejora en nuestras instituciones policiales, sea una suma de esfuerzos entre sociedad y Gobierno.

Un eje, y despidiéndome, un eje transversal, un eje que atravesó a todas las mesas fue el de fortalecer la confianza entre los ciudadanos dedicados a ser policías y los ciudadanos que no nos dedicamos a ser policías.

Es urgente reconstruir este vínculo. Se reconoce que la confianza actual no es la óptima, motivo por el cual se debe efectuar un proceso de reconciliación que no es fácil.

Tal proceso debe consistir en controles efectivos de la función policial para que los abusos sean castigados, pero no solamente eso.

Hay que dignificar al ciudadano policía. Mediante la mejora de sus condiciones de trabajo, una policía profesional, será una policía respetada y abrazada.

Gracias.

-MODERADORA: Interviene enseguida la Presidenta de Ciudadanos por una Causa en Común, Asociación Civil, doctora María Elena Morera.

-DRA. MARÍA ELENA MORERA: Muy buenas tardes a todos.

Señor Presidente, Enrique Peña Nieto, muchas gracias por acompañarnos al foro.

Muchas gracias a los funcionarios Federales y a los gobernadores por estar aquí.

Gracias a todos los funcionarios de seguridad y justicia, que amablemente vinieron de muchos estados de la República.

Muchas gracias a todos los policías que, también, nos han acompañado durante estos dos días.

Gracias a nuestros amigos de sociedad civil, a nuestros amigos de los medios de comunicación.

Realmente ha sido un foro muy provechoso. Y ya Roy Campos, que es Consejero de Causa en Común, ya nos dio las conclusiones del foro, que éstas serán entregadas a todos los gobernadores, por supuesto, al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y les daremos seguimiento en la organización.

Quisiera hacer una reflexión de lo que hemos venido pasando, desde que empezamos y con muchos de mis amigos que están aquí, hace 14 años.

Cuando empezábamos a trabajar temas de seguridad y justicia, nos costaba mucho trabajo, si quiera, que en una escuela nos aceptarán que nos lleváramos a un policía a platicarles de algún tema.

En ese momento veíamos principalmente prevención de secuestros, y llevábamos a los policías a que nos acompañaran, y era un problema que nos dejaran entrar.

Hace 10 años, como usted mismo nos lo recordó el año pasado, cumplimos este año 10 años de haber marchado, de haber salido a exigir, de haber salido a criticar en donde no estábamos de acuerdo.

Y creo que hemos ido evolucionando mucho. Hace tres años solamente hablábamos de control de confianza, como bien se dijo aquí, solamente hablábamos del control de las policías.

Creo que la evolución nos ha llevado a que seamos ciudadanos mucho más exigentes. Sí, igual de críticos, igual de exigentes, pero también ciudadanos que somos capaces de aportar, que somos capaces de trabajar juntos, de llegar a acuerdos, de hacer programas en común.

Y creo que eso es muy valioso para todos, para las instituciones y para nosotros, y como ya se decía aquí, al final todos somos ciudadanos y todos queremos que México sea un país mejor para vivir.

Falta mucho por hacer, pero reconocer lo que sí hemos logrado también nos lleva a poder tener cosas nuevas.

Hoy ya tenemos casi a todos los policías evaluados, tenemos que pasar a que la evaluación sea institucional, no solamente individual.

Hoy ya tenemos supervisión interna, ya hay asuntos internos en casi todas las policías, también vamos a entregarles todo lo que hemos encontrado en las policías estatales, porque hacemos un programa de supervisión de la organización a todas las policías estatales y a la Policía Federal y tenemos muchas cosas qué decir.

Pero, como me dijeron el otro día en una Reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, en una privada, que sólo decía lo malo y no decía lo bueno, me reclamó un Gobernador; tal vez tiene razón, pero para eso los gobernadores tienen sus agencias de comunicación, para que digan todo lo bueno que hacen, a mí me toca decir lo que falta por hacer.

Entonces, faltan muchas cosas. Pero hoy sí quiero reconocer que hay gobiernos que han avanzado.

Tenemos, por ejemplo, algunos gobiernos donde no solamente es un aula para darle clases a la policía, hay gobiernos que tienen universidades para darle clases a la policía.

También tenemos que reconocer que a nivel federal se ha implementado un programa para una coordinación entre todos los gobiernos estatales.

Tenemos que reconocer que se usa mucho más inteligencia y, tal vez, sea una de las razones por las que hoy tenemos menos homicidios violentos; sin embargo, eso sí tenemos que ver cómo lo fortalecemos para que no sea algo coyuntural, sino que realmente, a lo largo del tiempo, cada vez tengamos menos homicidios violentos.

Y una forma de fortalecerlo, señor Presidente, señores Gobernadores, es precisamente que el programa rector de profesionalización, que hoy también ya tenemos, bueno, pues que le demos seguimiento y que realmente se vea que todos los estados van avanzando.

Hoy, tenemos mandos unificados, tenemos una escuela de mandos, como ayer ya ayer decía el Secretario de Gobernación. Todo esto es importante.

Pero qué le pediríamos, entonces, al señor Presidente, porque ya que lo tenemos aquí, hay que aprovechar para ver qué le vamos a pedir.

Y en este foro, lo que hemos decidido pedirle es:

Uno. Que necesitamos supervisión externa a la policía y podríamos empezar con un sistema que estuviera dentro de la legislación de supervisión externa a la Policía Federal.

Porque creemos que la Policía Federal tiene muchísimas fortalezas, creemos que es una de las mejores policías, pero si queremos realmente una policía a largo plazo, necesita una supervisión externa.

Y ese es uno de los temas que hoy le pediríamos para que después esto nos sirva para las policías en los estados, porque es muy curioso, a veces los Gobernadores, siempre dicen que están fortaleciendo a sus policías, pero hay Gobernadores que en lugar de querer tener una policía, siempre hablan a Gobernación y piden que les manden a la Policía Federal, al Ejército, a la Marina, y ahora ya a la Gendarmería.

Y claro que es importante, para eso está el Gobierno Federal, para apoyar a los estados. Pero también el Gobierno Federal debe estar para exigirles a los estados que hagan su chamba y que si hoy no tienen una buena policía, que la construyan.

Entonces, la supervisión externa a la policía.

El segundo punto es que la Comisión Especial de Desarrollo Policial, que ya nos dijeron ahora los señores Comisionados, lo Gobernadores que se van a reunir el día 9, queremos, Presidente, que se le dé todo el impulso a esta Comisión Especial de Desarrollo Policial para que verdaderamente en un año más estemos hablando de estos logros.

Y el tercer punto que le queremos pedir es la Clave Única de Identidad.

La Clave Única de Identidad tiene que ver con las policías, porque todos queremos saber quién es la policía. Pero tiene que ver con un derecho ciudadano que nos lo han ido postergando, porque creo que desde 1994, si no me equivoco, ya está en la ley y por alguna razón no tenemos Clave Única de Identidad.

El sexenio pasado, por decir algo, se hizo un gran esfuerzo y en ese esfuerzo tuvimos tres millones de cédulas de identidad para niños. Y en el mismo periodo, Presidente, en La India tuvieron 600 millones de Claves Únicas de Identidad

Creo que lo podemos hacer mucho mejor, que podemos hacer una política del Estado mexicano en el que todos los mexicanos podamos tener nuestra Clave Única de Identidad, para evitar que alguien usurpe nuestra identidad, para evitar que a un niño, cuando lo roben, no sepamos si fue el niño que estábamos buscando o no.

Pero también para los programas sociales, porque para los programas sociales a veces, seguramente hay gente que recibe muchos subsidios y hay otros que no reciben ninguno, cuando también los necesitan.

Si tuviéramos una Clave Única de Identidad todos sabríamos a quién le están dando los subsidios.

Sabríamos si esos empresarios que le venden grandes cantidades al Gobierno, por ejemplo, medicinas, sabríamos sí realmente tenemos 80 millones de tarjetahabientes o en realidad están comprando más medicinas o alguien se está quedando con el dinero.

Creemos que esta Clave Única de Identidad nos sirve para todo y nos sirve, por supuesto, para la policía.

Y ojalá, Presidente, que la podamos tener muy pronto, porque es un tema que nos preocupa a los ciudadanos.

Por último.

No me queda más que agradecer a todas las personas que estuvieron aquí. Agradecerle, Presidente, por su tiempo, porque siempre nos da espacio.

Agradecerle, porque no solamente nos ha escuchado, sino que ha llevado las propuestas, por ejemplo, de los Consejeros Ciudadanos en el Consejo Nacional de Seguridad Pública, a que sean una realidad, a que a través de la Secretaría de Gobernación se haga, por ejemplo, esta Comisión Especial que pedimos, pero también se han instrumentado otras agendas que también hemos pedido como ciudadanos.

Muchas gracias.