-MODERADORA: Escuchamos la intervención del señor Elhadj As Sy, Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna Roja.

-SR. ELHADJ AS SY (Interpretación al Español): Muchísimas gracias.

Su Excelencia Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Muchas gracias.

Estimados invitados y dignatarios; miembros y simpatizantes de nuestra Cruz Roja Mexicana; familia y nuestros queridísimos voluntarios.

Damas y caballeros:

Hoy, conmemoramos una breve pausa. Una breve pausa en esta larga jornada de 105 años, que es el viaje mismo de la humanidad; es decir, una humanidad que todos compartimos, y es por eso que estamos aquí.

Una humanidad compartida que ha preparado el camino de este largo viaje y que nos ha llevado siempre ahí, a estar al lado de personas en necesidad. Y la Cruz Roja Mexicana, de hecho, siempre también ha estado ahí, siempre al lado de aquellos que nos necesitan.

Estamos ahí, para el rescate cuando la madre tierra tiembla. Estamos ahí, para tratar a los heridos. También, estamos ahí para rendir un respeto para los muertos y, también, para consolar a quienes sufren.

Hemos estado ahí, en estos 105 años para poder entonces extender una fraternal mano de ayuda, para recuperar todo esto, para encontrar a veces lo que vemos como el valor más humano; se trata de la dignidad humana. Ahí, para dar esperanza a veces cuando la desesperación y la tristeza es lo único que existe.

También, los hemos visto a todos ustedes ahí, cuando estamos tratando de encontrar esas palabras de apoyo en momentos a veces donde las palabras ya no tienen significado alguno. Y también, estamos ahí, como mexicanos, para nuestros compatriotas mexicanos.

Y es ahí, donde encontramos la legitimidad, y ahí es donde tenemos la rendición de cuentas en todo el trabajo y la labor que hacemos. Pero también los hemos visto a todos ustedes ahí, acompañando a personas que se encuentran en la frontera guatemalteca, y están ustedes demostrando que ustedes también pueden actuar como mexicanos para toda la región.

En Haití y en Nepal, ustedes también estuvieron ahí como mexicanos; como mexicanos para el planeta todo.

Y aquí estamos todos nosotros el día de hoy, para celebrar todos esos logros, todas esas conquistas y para agradecer también, y reconocernos a nosotros, a algunos de ustedes que están aquí, entre muchos que hicieron posible todo lo que está sucediendo.

Y por supuesto, siempre pensamos y queremos agradecerle mucho al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, al Presidente Peña Nieto, y a su esposa Angélica Rivera de Peña, por el apoyo, por la amistad tan grande que nos han dado para la Cruz Roja Mexicana.

Es un apoyo que realmente les agradecemos y nos sentimos tan humildes ante su liderazgo, ante todo su apoyo y, por supuesto, a nosotros en la Cruz Roja sí nos importa, y reconocemos profundamente que no podemos pretender que estamos, que nos importa más los que pasa con el pueblo mexicano, de lo que a ustedes les importa.

Nosotros reconocemos a nuestros propios líderes, y reconocemos a nuestro líder; licenciado Suinaga Cárdenas, Presidente Nacional de la Cruz Roja Mexicana. Lo reconocemos licenciado Suinaga.

Señor Presidente:

Muchísimas gracias por su liderazgo, y muchísimas gracias señora Carmen Lebrija de Suinaga, Presidenta y Coordinadora Nacional de Damas Voluntarias de la Cruz Roja Mexicana. Muchas gracias, señora.

A nombre de la sociedad de la Cruz Roja, y también a nombre de la Sociedad Nacional de la Cruz Roja Mexicana, quisiera agradecer en esta ocasión, al señor Olegario Vázquez Raña, expresidente nacional de la Cruz Roja Mexicana.

Señor:

Desde mi llegada a este país, no ha habido ninguna reunión, ninguna junta a la que yo haya asistido, donde su nombre, el nombre del señor Olegario Vázquez Raña no haya surgido.

Y cuando se ha mencionado este nombre, se ha mencionado con gran respeto y con una enorme gratitud, con un enorme agradecimiento, y estamos asociando esto, entonces, a su cónyuge, a su esposa María de los Ángeles Aldir de Vázquez.

Y las personas que están aquí, ustedes las conocen mejor que nosotros; son hijos e hijas de mexicanos, de su propio país, pero desde la perspectiva de la Cruz Roja, les puedo asegurar que no solamente pertenecen ellos a México.

Y honorables miembros de este presídium y simpatizantes de la Cruz Roja Mexicana:

A través de su apoyo a la Cruz Roja Mexicana, ustedes están apoyando a toda la región; ustedes están apoyando a la Cruz Roja, y están apoyando, por ende, a toda el planeta, a todo el mundo, porque con este apoyo están ustedes apoyando a la federación que yo dirijo, que es la federación de 189 sociedades nacionales y 17 millones de voluntarios en todo el globo terráqueo.

También, quisiera reconocer a un gran aliado, a un gran socio de la Cruz Roja Mexicana en su trabajo, y en su trabajo que hace junto con el Gobierno.

Me estoy refiriendo también, al Sistema de Protección Civil de México, porque juntos compartimos una visión común para salvaguardar y estar ahí, el día de mañana, para proporcionar acción neutra, independiente y humanitaria para formar comunidades más resilientes.

Quiero hablarle a la juventud también, y a nuestros voluntarios. Sencillamente, les puedo decir que ninguno de nosotros es el dueño de la Cruz Roja. Quizá, lo único que podemos hacer, es cuidar a la Cruz Roja para la siguiente generación.

Y esto es lo que quiero decir: los quiero felicitar, quiero saludarnos, y pedirles que nos dirijan en los próximos 105 años.

A nombre de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja, a nombre de hermanas y hermanos que se encuentran en todo el mundo haciendo este trabajo, les decimos gracias.

Y los queremos felicitar desde el fondo de nuestro corazón. Y esperamos seguir celebrando los próximos 105 años.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Enseguida, se proyecta el video 105 Años de la Cruz Roja Mexicana.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: Escuchemos las palabras del licenciado Fernando Suinaga Cárdenas, Presidente Nacional de Cruz Roja Mexicana.

-LIC. FERNANDO SUINAGA CÁRDENAS: Buenas tardes a todos.

Saludo con mucho gusto y afecto al licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. Bienvenido, señor Presidente.

Saludo a los honorables miembros del presídium, que ya han sido mencionados con mucho gusto.

A todas las personalidades y amigos que nos acompañan el día de hoy, muchas gracias por estar aquí con nosotros.

A todos los representantes de los medios de comunicación que nos acompañan el día de hoy.

A toda la familia Cruz Roja: bienvenidos y muchas felicidades por el 105 aniversario.

Señores y señoras:

Durante más de un siglo, hemos estado con México y con los mexicanos apoyándolos en sucesos históricos que han marcado el rumbo del país, y que son, y han obligado como institución a crecer, estar cada vez más preparados para ser más eficientes en la atención humanitaria.

Para ser voluntaria o voluntario de Cruz Roja Mexicana, se necesita vocación de servicio, estar convencidos que la ayuda es sin fines de lucro, sin ningún tipo de interés y, lo principal, ayudar sin ningún tipo de distinción.

Cruz Roja Mexicana, se ha transformado con base en los cambios que ha tenido el país y ha adaptado su trabajo humanitario a las circunstancias del entorno en que vive México y todo el mundo.

En sus 105 aniversario, Cruz Roja Mexicana es una institución sólida, confiable y reconocida, no solamente a nivel nacional, sino también en el ámbito internacional.

En abril de este año, contamos con la visita del Presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, señor Peter Maurer, quien reconoció la labor de nuestro voluntariado y señaló que Cruz Roja Mexicana es una de las más reconocidas en el mundo.

Hoy, tenemos el gusto de que nos acompañe el Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, señor Elhadj As Sy, a quien agradecemos su presencia.

Cruz Roja Mexicana, ha sido un honor contar en este año con dos personalidades del más alto nivel, que forman parte del movimiento internacional de la Cruz Roja, ya que actualmente tiene representación en 189 países.

A través de los años, Cruz Roja Mexicana ha enfrentado diversos desastres naturales ocasionados por huracanes cada vez más potentes, lluvias cada vez más intensas y sequías cada vez más extensas.

Hace unos días, precisamente, el 19 de septiembre, recordamos el terremoto de 1985; una fecha que nos hace reflexionar lo vulnerables que somos ante los embates de la naturaleza.

Ese día, el voluntariado de Cruz Roja Mexicana participó de manera conjunta con el Ejército, con la Marina, con los bomberos, entre otros; con la sociedad civil, también se sumó a todos estos esfuerzos.

Miles de persones se salvaron en aquel terremoto de 1985, gracias a la incansable labor de hombres y mujeres de este México.

Como resultado de todas estas acciones, nace la Protección Civil en el país, un gran acontecimiento de nuestras autoridades.

Aquí, quisiéramos agradecer, en especial, al señor Presidente, la distinción que tuvo con los voluntarios de Cruz Roja Mexicana, al recorrer la Galería Abierta de las Rejas de Chapultepec, en Reforma, el pasado 19 de septiembre, donde se rinde un homenaje a los hombres y mujeres de esta institución y a la sociedad de los mexicanos que asistieron a sus hermanos durante el sismo de 1985.

Muchas gracias, señor Presidente, por ese gran detalle con toda la gente de Cruz Roja.

Quiero, asimismo, en este acto reconocer la visión humanitaria del señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el apoyo incondicional que hemos recibido de usted y de su esposa, la señora Angélica Rivera de Peña, Presidenta Honoraria de Cruz Roja Mexicana, demuestra que son personas sensibles, comprometidas con esta benemérita institución y con todos los mexicanos.

Señor Presidente:

Tenga la plena seguridad de que cuenta con Cruz Roja Mexicana, como un aliado para seguir colaborando en conjunto con el único objetivo de aliviar el sufrimiento de las personas.

Asimismo, quiero agradecer a todos los Secretarios de Estado, al Gabinete Legal y Ampliado, a Petróleos Mexicanos, a todos los funcionarios del Gobierno Federal, el respaldo que han tenido con esta noble institución.

Actualmente, Cruz Roja Mexicana cuenta con más de 43 mil voluntarios para auxiliar a la población en casos de emergencia o situaciones de desastres.

Somos la red humanitaria más grande de México.

Durante 2014, ofrecimos a nivel nacional más de un millón 400 mil servicios de emergencia en ambulancia totalmente gratuitos, y más de cinco millones 800 mil atenciones médicas en nuestros diferentes hospitales en todo el territorio nacional.

Tenemos profesionales de la salud, más de 12 mil técnicos en urgencias médicas certificados en todo el país, y 537 delegaciones a lo largo y ancho de todo el país.

Asimismo, quiero agradecer al licenciado Olegario Vázquez Aldir, por su apoyo incondicional en favor de Cruz Roja Mexicana y de las causas humanitarias, en especial, por la celebración de este gran evento.

Muchas gracias Olegario por apoyarnos en este evento.

Quiero reconocer a todos ustedes, todas las personas que están el día de hoy con nosotros, a todas las instituciones de asistencia privada, a los empresarios socialmente responsables, a las organizaciones de la sociedad civil, que se unen a la causa de Cruz Roja Mexicana y que nos honran con su presencia en esta celebración.

Todos ustedes son el gran honor de esta benemérita institución.

Muchas gracias a todos ustedes por apoyar a Cruz Roja Mexicana.

Lo anterior, se los digo de todo corazón: es un orgullo para Cruz Roja Mexicana contar con benefactores como ustedes, porque su gran apoyo es lo que fortalece a esta noble institución.

Quiero asimismo, felicitar a las generaciones que han integrado la familia de Cruz Roja Mexicana, a lo largo de los 105 años, a los paramédicos, a los voluntarios, a las damas voluntarias, a los socorristas, juventinos, veteranos, médicos, enfermeras, expresidentes, vicepresidentes y consejeros nacionales, delegados estatales, la Dirección General, y a todos los funcionarios que conforman esta noble institución.

Gracias a su dedicación y entrega, y esfuerzo hacen posible la labor humanitaria de esta benemérita institución, a más de un siglo de su fundación.

Muchas gracias a todos ustedes de Cruz Roja Mexicana.

Hoy, seguimos siendo una institución confiable entre la sociedad mexicana.

Una encuesta elaborada por la Consultora IPSOS, señala que el 79 por ciento de los entrevistados, confía en el trabajo humanitario que realiza nuestra institución a favor de los grupos más desprotegidos. Esta confianza nos compromete a seguir trabajando a favor de los mexicanos.

Llegar a estos índices de confianza y de credibilidad entre la población, se ha logrado a través de los años de trabajo humanitario y desinteresado, teniendo un momento histórico al lograr una transformación gracias al trabajo de don Olegario Vázquez Raña, quien fue presidente nacional de Cruz Roja Mexicana del 2001 al 2006.

Sin equivocarme, podría decir que hubo un antes y un después en la vida de esta institución.

Su labor al frente de esta benemérita institución fue un parteaguas, porque durante su gestión con gran entusiasmo la proyectó hacia la unidad, la modernización y mayor confiabilidad.

El trabajo humanitario que hoy desempeña Cruz Roja Mexicana, no podría entenderse sin la gran labor que don Olegario realizó, y que sigue realizando, como uno de los más importantes benefactores.

Es por ello, que en el marco de los 105 años de fundación de esta noble institución, Cruz Roja Mexicana rinde un homenaje a don Olegario Vázquez Raña.

Todos en Cruz Roja Mexicana, estamos orgullosos de su trabajo a favor de esta benemérita institución. Por supuesto, siempre con el apoyo de una gran mujer; su esposa, la señora María de los Ángeles Aldir de Vázquez.

Muchas felicidades don Olegario y Gela, por esa gran labor.

No me queda nada más que agradecer a todos los presentes, por su apoyo incondicional en favor de Cruz Roja durante toda esta época.

Muchas gracias a todos ustedes.

-MODERADORA: Sean tan amables de ocupar sus lugares, para ver el video Medalla Olegario Vázquez Raña.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, y el Presidente Nacional de Cruz Roja Mexicana, licenciado Fernando Suinaga Cárdenas, harán entrega de la medalla, a dos mexicanos ejemplares que se han desempeñado con una excepcional labor al frente de la Cruz Roja Mexicana.

Ellos son: Olegario Vázquez Raña, expresidente nacional de Cruz Roja Mexicana, y la señora María de los Ángeles Aldir de Vázquez.

(ENTREGA DE MEDALLAS)

-MODERADOR: Escuchemos la intervención del señor Olegario Vázquez Raña, Expresidente nacional de Cruz Roja Mexicana.

-SR. OLEGARIO VÁZQUEZ RAÑA: Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto.

Señoras y señores; señor Fernando Suinaga, Presidente de la Cruz Roja Mexicana; Señora Carmen Suinaga:

Muchísimas gracias por haberme dado esta condecoración y este reconocimiento. Y los felicito por el trabajo tan extraordinario que han hecho para Cruz Roja Mexicana.

Señor Presidente licenciado Peña Nieto:

Muchísimas gracias por el apoyo, el servicio, la ayuda que usted le da a Cruz Roja Mexicana y, con ella, a todo el pueblo de México.

Todo México, señor Presidente, tenemos que agradecerle su esfuerzo y sus trabajos en todos los ámbitos en nuestro país.

Quiero decirle, señor Presidente, que lo queremos, lo reconocemos y lo admiramos, y le deseamos mucha suerte, y que siga trabajando por México con la fuerza y la ilusión que lo viene haciendo hasta ahora.

Muchas felicidades.

Señor Elhadj As Sy, Presidente Internacional, representante de la Cruz Roja: muchísimas gracias por su trabajo, en nombre de mi esposa María de los Ángeles.

Y gracias por venir a esta comida en México. Y muchas gracias a todos.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)