-MODERADORA: Hace uso de la palabra el Gobernador del estado de Nayarit, ciudadano Roberto Sandoval Castañeda.   

-GOBERNADOR ROBERTO SANDOVAL CASTAÑEDA: Muy buenas tardes.

Antes que nada, agradezco a Dios me dé la oportunidad de estar en este día, en este momento.

Saludo al señor Presidente de la República, al amigo de los nayaritas, al licenciado Enrique Peña Nieto.

Muchas gracias. Bienvenido a tu casa. La verdad, para nosotros es un gran honor que estés aquí, en esta tierra.

Esta tierra de Amado Nervo, donde hombres y mujeres nayaritas a diario construimos nuestro propio futuro.

Bienvenido a tu tierra, Presidente.

Esta gente te quiere. Esta gente, con su saludo, con su mirada, con su abrazo cálido, te demostramos lo que tanto hemos admirado de tu Gobierno, y tan agradecidos estamos el día de hoy.

Porque en Nayarit sabemos que el agradecimiento es la memoria del corazón. Por eso, a nombre de todo el pueblo nayarita, quiero agradecerte todas las grandes obras, Presidente, que han venido a Nayarit.

En los tiempos más difíciles, tenemos la gran carretera Jala-Bahía de Banderas. En los tiempos más difíciles, Presidente, hemos tenido grandes obras, como el Gran Canal Centenario; que ese Gran Canal Centenario le da bienestar y desarrollo a la gente del campo.   

Pero también, tenemos la gran Autopista Tepic-San Blas, donde esa autopista va a transformar al Municipio de Nuevo San Blas, y a la capital le dará rumbo.

Gracias, Presidente, porque ante tu gestión en el país de Portugal, existe ahora Costa Kanuba; un nuevo desarrollo de Riviera Nayarit que va a dar miles y miles de empleos; más de 36 mil millones de pesos que el Gobierno Federal, gracias a que ese amor que el Presidente Enrique Peña Nieto le tiene a Nayarit, está al día de hoy, es una realidad.

Gracias, Presidente, porque hoy, Bahía de Banderas va a contar con un gran hospital del Seguro Social, que es para nosotros gran necesidad, con mil 200 millones de pesos.

Dicen que el amor se ve en el presupuesto. Por eso, el amor del Presidente Enrique Peña Nieto a su tierra Nayarit, ha servido para poder tener en este año, también, la gran construcción del Hospital de la Mujer, en Tepic, Nayarit.    

Eso para nosotros, y a todas las mujeres, la atención del ser más hermoso, que es la mujer, gracias al Presidente, tendrán una atención de calidad.

Gracias, Presidente, a nombre de todos los nayaritas, por miles y miles de obras que han venido a transformar la capital y los 20 municipios de nuestro gran Estado de Nayarit.

Hoy, en Nayarit, estamos de manteles largos.

Teníamos ganas de abrazarte, teníamos ganas de agradecerte, teníamos ganas de demostrarte con hechos, porque hechos son amores, este gran respeto, admiración y cariño que le tenemos a nuestro Presidente.

También, respaldamos ante los indígenas, ante nuestra gente; campesinos, trabajadores, la gestión que se está haciendo para seguir construyendo la Presa de las Cruces, que para nosotros será lo más beneficiario para poder tener obra, ya que somos generadores de energía, y en Nayarit se han construido cuatro obras de gran nivel, y que da más desarrollo a las zonas indígenas, pero, también, el empleo que tanto queremos.

Por eso, el día de hoy, gracias Presidente, porque con sus programas Federales en El Nayar y en toda la Sierra de Nayarit, y aparte en todo el estado, hemos tenido el primer lugar. Aquí está El Nayar. Hemos tenido el lugar.

Y bueno, ya que menciona El Nayar, un gran aplauso de parte de Huajicori, de Acaponeta, de Santiago, de Tecuala, de Ruiz, de Rosamorada, de San Blas, de Tepic, de Bahía de Banderas, de Compostela, de San Pedro Lagunillas, de Xalisco, Santa María del Oro, La Yesca, Amatlán de Cañas, Ixtlán, Ahuacatlán, Jala, y todo Nayarit; un gran aplauso al Presidente, que se escuche hasta Los Pinos. Como siempre le decimos; que se escuche desde aquí, hasta Los Pinos, al amigo Presidente, Enrique Peña Nieto.

Gracias, Presidente. Y los nayaritas te reconocemos tu confianza, el agradecimiento, porque de tu mano, seguro que sí vamos por más.

Por eso, Presidente, decirte gracias a todos los nayaritas. Hoy, Nayarit es uno de los estados más seguros del país, gracias a la fuerza armada, al Ejército, recuperamos la paz y tranquilidad de la cual habíamos perdido.

Hoy, con el Presidente Enrique Peña Nieto, las mujeres, los hombres y los niños están caminando cada día más seguros, gracias a su gestión, Presidente.

Por eso, de su mano, seguro que sí vamos por más. De su mano, seguro que sí Nayarit seguirá creciendo. De su mano, Presidente, gracias por todo el apoyo, porque seguro que sí, ésta es su casa.

Nayarit es su casa, y toda esta gente el día de hoy y siempre, seremos su gran familia.

Felicidades, Presidente. Enhorabuena.

Y qué viva el Presidente Enrique Peña Nieto.

Qué viva México.

Qué viva Nayarit.

Y seguro que sí; vamos por más.

 

-MODERADORA: A continuación, toma la palabra el Secretario de Desarrollo Social, doctor José Antonio Meade Kuribreña.

-SECRETARIO JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA: Muchas gracias, señor Presidente.

Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Señor Presidente:

Hoy, nos encontramos en Nayarit con dos familias que están en el corazón del Presidente. Nos encontramos con la familia de los adultos mayores y con la familia de PROSPERA.

Y queremos que sepa el señor Presidente, que él está en el corazón de las familias de PROSPERA y de los adultos mayores que hoy, aquí, nos acompañan.

Estamos hoy, señor, en Nayarit, en donde decía Amado Nervo: Se piensa, también se lucha y se ama.

Señor Presidente:

Hoy, Tepic lo esperaba con gran ilusión.

Al saludar al Gobernador Roberto Sandoval, queremos reconocer que ese pensamiento, esa lucha y ese amor, sumado al apoyo que ha recibido del Presidente Peña Nieto, están construyendo un Nayarit más próspero. Los mejores resultados en todo el país en materia de pobreza se obtuvieron aquí, en Nayarit.

Señor Presidente:

PROSPERA es un gran programa y tiene un gran alcance; uno de cada cinco mexicanos siente el apoyo de PROSPERA cerca. Desde siempre, PROSPERA ha implicado cuidados prenatales. Desde siempre, PROSPERA ha implicado el apoyo a una buena nutrición y a la salud.

Desde siempre, PROSPERA ha implicado la posibilidad de la educación primaria y secundaria.

Pero usted propuso transformar PROSPERA.

Usted propuso cambiarlo de fondo, y usted les ha cumplido a las familias de PROSPERA. Y hoy, eso implica que son más niñas, niños y jóvenes, los que pueden ir al preescolar, pero también los que pueden ir a la preparatoria y a la universidad.

Hoy, hay aquí, entre nosotros quienes, gracias a usted, están continuando sus estudios en preparatoria y en universidad.

Hoy, señor Presidente, esa transformación que usted comprometió, implica que miles de jefas de familia están concluyendo sus estudios de primaria y de secundaria.

Hoy, aquí, también hay quien ha hecho este esfuerzo. Y esta culminación del ciclo de primaria y secundaria, les abrirá las puertas a nuevas aventuras y a nuevas oportunidades. 

Hay que reconocerles ese esfuerzo a quienes se han sumado a la certificación que el Presidente ha planteado.

Hoy, todas las jefas de familia PROSPERA tienen acceso a un seguro que garantiza la educación de sus hijos. Hoy, se ofrecen apoyos de inclusión financiera, productiva y laboral. Hoy, se da acceso a la leche de LICONSA y a Comedores Comunitarios.

Hoy, se benefician, y nos consta, aquí, en Nayarit, porque estuvimos la semana pasada en El Nayar; en El Saucito Peyotán, más jornadas médicas, mejor infraestructura y nuevas unidades móviles.

Y hoy, señor Presidente, se fortalece el acceso de las familias de PROSPERA al Seguro Popular.

Vamos a afiliar a todos sus beneficiarios. Ninguna mujer jefa de familia en PROSPERA, debe ya de pasar apuros o sufrir angustias por falta de doctor, de medicina o de clínica.

Hoy, el Presidente hace equipo y apoya el esfuerzo de millones de mujeres que son líderes en sus comunidades, y que están transformando la vida de sus familias.

Quisiera, señor Presidente, en su presencia, agradecerle mucho al doctor Narro. Ya no voy a decir, señor Presidente, que el doctor Narro y yo bailamos al ritmo que usted nos toque, porque luego me la pone difícil el doctor Narro, y yo me pongo nervioso.

Pero le vamos a decir, señor Presidente, que Paola Hernández y Gabriel O'Shea sí han bailado al ritmo que usted nos ha pedido tocar.

El esfuerzo de terminar de afiliar a todas las familias PROSPERA del país, está siendo un esfuerzo heroico, pero nos va a permitir estar seguros que ninguna mujer va a volver a pasar angustias, gracias al esfuerzo del Secretario de Salud, de Pepe Narro; y gracias al entusiasmo de Paula Hernández y de las familias de PROSPERA.

Muchas gracias, señor Secretario.

Señor Presidente:

Casi seis millones de adultos mayores están siendo hoy acompañados por su Gobierno. Y este programa, también, se ha transformado de raíz. De entrada, desde su Administración, se redujeron en cinco años la edad para acceder al programa.

Hoy, aquí, hay muchos adultos mayores jóvenes que están recibiendo el apoyo, gracias a esa decisión que usted tomó. No solamente se bajó la edad. Estamos trabajando para que tengan más inclusión productiva.

Y este año, cerca de medio millón de adultos mayores están trabajando para obtener su certificado de primaria o secundaria. Ahí están, señor, esos adultos mayores que están estudiando, que se están certificando y con quienes trabajamos para que sigan siendo activos y productivos.

Y hoy, también, señor, desde aquí, les decimos que no volverá haber un adulto mayor en México que se quede sin atención de salud; no habrá un adulto mayor que pase apuros, que esté preocupado, que esté agobiado porque le falte medicina, porque le falte doctor, o porque le falte clínica.

Nunca más en México, pasará preocupación un adulto mayor por falta de salud.

Señor Presidente:

Hoy, desde Nayarit, usted hace eco de nuevo a palabras de Nervo; pensando en las familias de PROSPERA y adultos mayores, luchando por su bienestar, y acreditando aquí, su amor y compromiso por Nayarit y por México.

Es, señor Presidente, un honor acompañarlo en esta aventura.

Muchas gracias.

 

-MODERADORA: Enseguida, se proyectará el video: Acciones de Salud PROSPERA y 65 y Más.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: Hace uso de la palabra el Secretario de Salud, doctor José Ramón Narro Robles.

-SECRETARIO JOSÉ RAMÓN NARRO ROBLES: Buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Para mí, es un verdadero privilegio acompañar al señor Presidente en este acto y en la enorme tarea de acompañarle en el campo de la salud.

Muchas gracias, señor Presidente, por la invitación.

Me da muchísimo gusto saludar al Gobernador; a un Gobernador que, por lo que yo vi, lo quieren mucho. Ahí está.

Roberto juega de local. Así no tiene mucho chiste, pero voy a demostrarles cómo quieren más todavía ustedes al Presidente de México; un aplauso para el Presidente Peña.

Saludo a todos los que están aquí; a mis compañeros del Gabinete; al señor Secretario de Desarrollo Social, que ya confesó que está tomando clases de baile para poder acompañarnos en alguna otra oportunidad.

Le he lanzado un desafío, y no lo ha aceptado, y yo espero que en algún momento lo pueda él cumplir.

Me da mucho gusto estar aquí, con Legisladoras y Legisladores Federales; con representantes de los Poderes del estado, con los mandos militares que nos hacen el favor de acompañar. Pero en especial, con toda esta gran comunidad nayarita que se ha reunido el día de hoy.

Muchas gracias a todas y a todos, por acompañarnos.

Yo no voy a tomar mucho tiempo, porque estoy seguro que quieren escuchar ustedes a algunos integrantes de esta comunidad nayarita y, por supuesto, el mensaje del Presidente de México.

Pero sí quiero platicar con ustedes rápidamente sobre la importancia que tiene la salud.

Todas, todos nosotros sabemos que sin salud no puede haber bienestar personal, no puede haber progreso en la sociedad.

Por eso, es muy importante este acto. Porque la salud, lo ha dicho el Presidente de México, empieza en la casa propia. Empieza en nuestro domicilio.

Depende de muchas cosas. Depende de lo que comemos, de lo que bebemos, de nuestros estilos de vida. Pero este mensaje quiere decir que podemos, en nuestra casa, empezar con la salud y, por supuesto, aprovechar los programas de salud; el Seguro Popular, por ejemplo.

Las acciones que aquí estamos planteando, que se llevan a efecto en PROSPERA, programa al que ustedes le tienen un gran apego; o las acciones que podemos desarrollar con los adultos mayores.

Y esas acciones tienen que ver, por supuesto, con la prevención de las enfermedades, y voy a dar unos datos sobre la prevención, sobre lo que en el Gobierno del Presidente Peña se va venido realizando en este sentido.

Señor Presidente:

Usted nos encargó a muchos integrantes de su Gabinete, y en particular en el caso de la salud, al Secretario de Desarrollo Social, al Director General del IMSS, al Director del ISSSTE y a un servidor, que nos coordináramos.

Y hemos hecho una estupenda coordinación para poder avanzar en los datos que usted nos va a dar en este próximo momento, sobre lo que se ha podido hacer ya en estos escasos dos meses, de incorporación de personas que están en el programa de PROSPERA al Seguro Popular, y de personas que están en el Programa de Pensiones para Adultos Mayores, también, al Seguro Popular.

Este acto, Presidente, es una muestra de que se está cumpliendo su indicación, pero, sobre todo, de que estamos teniendo nuevamente avances importantes en el campo de la salud.

Déjenme decir algunas cifras. No serán muchas.

En estos tres años y medio de Gobierno del Presidente Peña, se han aplicado más de 280 millones de vacunas, se han distribuido más de 80 millones de sobres Vida Suero Oral y se han dado una enorme cantidad de tratamientos antiparasitarios y con vitaminas para la población infantil.

Con estas acciones, Presidente, particularmente de vacunación, se ha igualado a los niños de México. A los niños de El Nayar y a los niños de Tepic, a los niños de Nayarit y a los niños de Nuevo León o de Oaxaca.

Estas acciones, sólo en vacunación, han representado una inversión de más de 20 mil millones de pesos, en estos tres años y medio; en esas actividades que han salvado, sin duda, vidas, que han ayudado a mantener salud y erradicando algunos padecimientos, ha habido una gran movilización social.

Porque el mensaje final, y con el que termino, es lo que me decía un amigo hace unos cuantos minutos: la salud mueve a México, y con salud, es posible que México siga avanzando.

Yo quiero pedirles, por último, que por estas acciones realizadas, por esta política de Gobierno, le demos, nuevamente, un gran aplauso al Presidente de los todos los mexicanos.

 

-MODERADORA: A continuación, hace uso de la palabra la ciudadana Florencia Azucena Martínez Esparza, derechohabiente del Programa de Inclusión Social PROSPERA.

-C. FLORENCIA AZUCENA MARTÍNEZ ESPARZA: Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Secretario de Desarrollo Social, doctor José Antonio Meade; Secretario de Salud, José Narro; Coordinadora Nacional de PROSPERA, Paula Hernández; Gobernador Roberto Sandoval Castañeda; autoridades invitadas; amigas beneficiarias; vocales.

Señoras y señores:

Buenas tardes.

Yo sé que todos esperan un discurso. Sin embargo, hoy vengo aquí, al Auditorio de la Gente, a contarles una historia, historia de vida que es muy similar a la de muchas mujeres aquí presentes, y la de muchas mexicanas allá afuera.

Mi nombre es Azucena Esparza. Vivo aquí, en Tepic, Nayarit. Soy de El Aguacate. Me casé a los 19 años. Tuve tres hijos. La más grande se llama Esbeidy, tiene 14 años y va en tercero de secundaria. El mediano se llama Azael, tiene 10 años y está en quinto grado. Y mi niña, la más chiquita, se llama Irma, y va en tercero de primaria.

Además de ser ama de casa, trabajo como asistente doméstica cuatro días por semana para apoyar en la economía de mi hogar y de mi familia. Soy muy feliz trabajando, porque así ayudo en la economía de familia y en mi hogar, y para salir adelante, y que nuestros hijos tengan una mejor oportunidad en la vida.

Mis hijos son una bendición muy grande, y es mi mayor orgullo; criarlos es mi mayor orgullo.

Debo confesar que me fue muy difícil atenderlos, debido, como a muchas mujeres aquí presentes, tengo que ser ama de casa y trabajadora, pero lo más importante para mí es ser madre.

Todos los días me levanto temprano, hago el desayuno, cambio a mis hijos para llevarlos a la escuela, asisto a sus reuniones y de ahí me voy a trabajar. Llego de trabajar, descanso cinco minutos para preparar los alimentos, hacemos tarea, descansamos, cenamos, y así ha sido por 14 años de mi vida.

Claro. Siempre ha estado el problema del dinero. Hay veces que ni el dinero de mi esposo, ni el mío juntos, era suficiente para alimentar y vestir cinco cabezas.

Yo me sentía triste e impotente por no poder ayudar más a mi familia. Prefería darles todo a ellos para que estuvieran bien y no se dieran cuenta de la situación que vivíamos. Todas las mamás y papás aquí, presentes, sé que me entenderán.

Gracias.

Siempre es mejor que nuestros hijos tengan más, aunque nosotros tengamos menos.

Me acuerdo que, en el 2012, el candidato Peña Nieto se comprometió a que PROSPERA creciera y se fortaleciera. Y me di cuenta que el Presidente lo cumplió. Se comprometió, y lo hizo.

En el 2013, llegaron los de PROSPERA para levantar encuestas. Me dijeron que me metiera, yo pensaba que no iba a quedar, pasó un tiempo y me hablaron para avisarme que estaba incorporada al programa.

A los pocos días llegaron unas personas para que firmara papeles y así unirme a la gran familia PROSPERA.

Me di cuenta que el Presidente cumplió su compromiso.

Me dio muchísima felicidad y gusto poder estar en el programa, en especial porque el apoyo significaba un gran impulso para todas las familias y el presente y el futuro de nuestros hijos.

Por ejemplo, ahora cuento con el Seguro de Vida para Jefas de Familia. Por si alguna razón les llegara a faltar a mis hijos, ahora sé que ellos recibirán una beca para continuar con sus estudios y que sean personas de bien.

En el 2014, se enfermó mi hijo Azael, de una bacteria muy fuerte en el estómago. Le dolía mucho, se tiraba en la cama, no comía, devolvía los alimentos, todo el día lloraba y me rogaba para que lo curaran.

Yo me sentía estresada, impotente y frustrada, por no poderlo ayudar.

Después, tuvimos que ir al doctor. Le realizaron análisis de sangre y medicamentos, lo cual significó un duro golpe en mi economía y la de mi familia. Mi esposo y yo nunca lo dudamos; había que dar todo para que nuestro niño se recuperara.

A las pocas semanas, mi hija, Irma, padeció la misma bacteria. Fue entonces cuando la economía en mi casa se hizo menos, llegué a mandar a mis hijos a la escuela con cinco pesos en su bolsa y poca comida en sus loncheras.

Yo recuerdo que ellos me decían que no me preocupara, y me lo devolvían. Y yo les contestaba que no, que se lo llevaran, que les hacía más falta a ellos que a mí.

Justo cuando pasaba por esta situación, vecinos y personal de PROSPERA me dijeron que me apuntara al Seguro Popular.  Fue en marzo del 2015. Llevé mis papeles y me aceptaron.

Ya con el Seguro Popular, mis hijos pudieron ir al doctor, obtener medicamentos y realizarse los estudios correspondientes para tratar su enfermedad.

Yo me sentía muy feliz y aproveché el dinero que dejamos de gastar en comprarles uniformes zapatos y materiales para sus escuelas.

Yo los veía felices. Y como madre, es lo más grande que puedo tener. Y lo máximo, es ver a tus hijos fuertes, grandes y sanos y estudiando.

Esbeidy, Azael e Irma:

Estoy muy orgullosa de ustedes, y aún más, de ser su madre.

Señor Presidente:

A nombre de mi tierra, le quiero agradecer por todos los apoyos y beneficios que nos ha brindado con PROSPERA y el Seguro Popular.

Le quiero decir que le eche ganas para que siga apoyando a la gente que más lo necesita.

Señor Gobernador:

Muchas gracias por todo lo que está haciendo por nuestro querido estado. De antemano, se lo agradecemos y reconocemos todos los nayaritas.

Por último, señor Presidente, hoy quiero presumirle el Certificado de Secundaria que logré el pasado 2 de octubre del 2015.

Sabe por qué lo hice.

Lo hice, para darle un buen ejemplo a mis hijos, y demostrarles que si se quiere se puede.

Muchas gracias, señor Presidente, de antemano, y todos los nayaritas lo queremos y lo reconocemos.

Gracias, Gobernador.

Y gracias a todos por estar aquí. Y una felicitación a mi hijo Azael, que está cumpliendo 11 años.

Gracias.

 

A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO.