-MODERADOR: Queda en uso de la palabra el Comisionado Nacional de Seguridad, doctor Manuel Mondragón y Kalb.

 

 

-DR. MANUEL MONDRAGÓN Y KALB: Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de la República.

 

Con su venia señor licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación; señor Secretario de la Defensa Nacional; señor Secretario de Marina; señor Procurador General de la República; señor Secretario de Comunicaciones y Transportes; señora Secretaria de Turismo; señor Director General del CISEN; señor Jefe del Estado Mayor; señor Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

 

Distinguidos miembros de la mesa que preside. Compañeras y compañeros integrantes de la Comisión Nacional de Seguridad; policías Federales que hoy reciben alto honor a su antigüedad y labor en la institución; invitadas e invitados a este evento.

 

Hace poco más de un año, minutos después de su protesta como Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, tomó usted juramento al Gabinete de Seguridad, dentro del cual me distinguió con el honroso nombramiento de servir a México desde la trinchera de la Comisión Nacional de Seguridad.

 

Me ordenó, entonces, dirigir las acciones y el rumbo de la Policía Federal con estricto apego a los derechos humanos, procurando eficiencia en todas las formas y especialidades, cercanía amable con los ciudadanos, y, por encima de todo, honestidad y decencia en el desempeño de la responsabilidad.

 

Hoy, señor Presidente:

 

Cuánto le agradecemos estar reunidos con usted en esta ceremonia, cuyo profundo significado nos permite reiterarle nuestra lealtad y compromiso en el cumplimiento del deber.

 

Estas son las cualidades que distinguen a compañeras y compañeros de la Policía Federal que hoy se hacen merecedores de distinción y reconocimiento.

 

Es así, que tres mil policías Federales han recibido ascensos, estímulos económicos, diplomas o condecoraciones al Mérito y de Caballero Águila.

 

El cumplimiento del deber nos confronta frecuentemente con circunstancias de riesgo. En ellas, compañeras y compañeros nuestros han resultado heridos, a veces sufriendo incapacidades severas o permanentes. Por desgracia, otros han entregado la vida.

 

Por eso, los familiares más cercanos de nuestros compañeros caídos, reciben en esta ceremonia, de su propia mano, señor Presidente, condecoraciones post-mortem. Sus nombres quedarán inscritos en el Monumento al Policía Caído, inaugurado por usted en el mes de julio de este año.

 

La Policía Federal está cumpliendo sus objetivos. Lo hace en la División Operativa, que considera las cinco zonas en las que en materia de seguridad ha quedado segmentado nuestro territorio.

 

En cada una de ellas se han ubicado mandos, alcanzando tal cargo, y lo subrayo, señor Presidente, quienes después de evaluación profunda y entrevistas especializadas, fueron calificados con el mayor puntaje entre los compañeros aspirantes.

 

Hoy, las comisiones se ganan con estricto y exhaustivo análisis de la persona. No hay favoritos, sólo hay trayectoria, esfuerzo y reconocimiento.

 

A las zonas les corresponde, también, contar con divisiones Académica y de Capacitación, y día a día nos esforzamos para que muy pronto queden integradas, también, las áreas de Inteligencia, Investigación y Antisecuestros.

 

Permítame, señor Presidente, hacer un paréntesis en mi exposición, para retomar la instrucción precisa que hizo usted al licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, en relación al combate al secuestro.

 

Hemos recibido indicaciones precisas del propio Secretario para profundizar en éste, tan lacerante delito, y establecer lo antes posible estrategias y tácticas que nos permitan eficiencia y eficacia en su combate. Retomamos como siempre, en forma puntal, sus órdenes.

 

Cumplir con los máximos estándares de profesionalización es uno de los firmes objetivos de la institución.

 

Como ejemplo: durante la presente Administración capacitamos 41 mil 782 policías Federales; prácticamente toda la corporación.

 

Destacamos, de ello, 870 que lo hicieron en el extranjero. Se impartieron cursos de especialización en temas, como derechos humanos, cultura de la legalidad, equidad de género y sistema penal acusatorio.

 

En apoyo a las entidades federativas, egresaron los primeros 124 elementos de corporaciones policiales de los tres órdenes de Gobierno, del nuevo Diplomado al Mando Policial, con la finalidad de instaurar un eje rector que guíe el adecuado desarrollo de nuestras funciones.

 

La Policía Federal cumplió al cien por ciento con la meta de evaluación en los exámenes de Control de Confianza.

 

Sin embargo, hemos comentado, de acuerdo con los propios criterios del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que el análisis en esta materia todavía no se agota, y se encontrarán fórmulas de mayor adaptación a los requerimientos que la evaluación policial exige.

 

Sus instrucciones, señor Presidente, para establecer los mayores y más sólidos vínculos entre los cuerpos de seguridad de los tres niveles de Gobierno, han sido cumplidas.

 

La Comisión Nacional de Seguridad mantiene una fraterna y estrecha colaboración con el Ejército Mexicano, la Secretaría de Marina Armada de México, la Procuraduría General de la República y el CISEN. Ello, bajo la directriz y espléndida coordinación que al respecto lleva a cabo el licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación.

 

De igual manera, nuestro organismo mantiene permanente comunicación con todos y cada uno de los Gobernadores de las 31 entidades federativas, y con el Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

 

A mayor abundamiento, instalamos oficinas centrales para la vinculación cotidiana con los titulares de las instituciones de seguridad pública del país. Comunicación que se reafirma con las dos Conferencias Nacionales de Secretarios de Seguridad, y las 10 Reuniones Regionales que hemos celebrado con ellos este año.

 

El problema de uno, lo hacemos la obligada realidad para todos. Ello, en el más alto espíritu del respeto y del apoyo mutuo.

 

Quizás tengamos diferentes ámbitos de actuación, pero el propósito es el mismo: servir y cuidar a la sociedad.

 

Por eso, compartir con los tres niveles de Gobierno talentos, intenciones, necesidades, logros, vacíos y problemas, se ha convertido en una constante.

 

Estamos muy cerca de alcanzar plenamente los objetivos de esta concurrencia.

 

Permítame, señor Presidente, aprovechar este foro para ejemplificar otro de los objetivos claramente establecidos por el Secretario de Gobernación.

 

La impostergable necesidad de contar con el modelo adecuado para la operación de la llamada Plataforma México.

 

En estos meses de intensa labor, hemos logrado un concepto avanzado para integrar la tecnología y las bases de datos, con información para la seguridad pública accesible a todas las instancias policiales y de administración y procuración de justicia del país.

Realizamos dos visitas técnicas a cada una de las entidades federativas, a fin de valorar sus requerimientos y promover la consulta de información.

 

Sólo esta consulta de información nos incrementó en un 18 por ciento el número de consultas a Plataforma México durante este año.

 

Además, celebramos dos reuniones nacionales con los enlaces designados por las instituciones estatales de seguridad pública, de procuración de justicia y de reinserción social, y con los responsables de los Centros del Control Comando, Cómputo y Comunicaciones, en los C-4 de cada entidad federativa.

 

En estas reuniones logramos, por acuerdo unánime y consensuado, un nuevo modelo de operación de Plataforma México, orientado a constituirse como el Servicio Nacional de Información.

 

Así, en apoyo a las instituciones de Seguridad Pública, Plataforma México deja de ser sólo un sistema concentrador de datos. Este sistema, hoy, permitirá su eficacia en 2014, a través del uso de la información y de sus resultados.

 

Por lo que se refiere a la Gendarmería Nacional.

 

Conforme usted lo comprometió en campaña y plasmó en el Plan Nacional de Desarrollo, señor Presidente, confirmo el compromiso de que ésta inicie su labor en julio del próximo año, con los primeros cinco mil elementos.

 

No obstante, la Gendarmería hace ya su primera aparición en diversas ciudades del país, aprovechando esta temporada vacacional, con el propósito de que los cadetes, en su etapa de formación, puedan ser observados en su labor de acercamiento y atención a la ciudadanía.

 

En esta situación, permítame destacar la presencia de los futuros gendarmes en las ciudades de Acapulco, Puebla, Monterrey; en la Delegación Tlalpan del Distrito Federal; en los municipios de Cuautitlán Izcalli, Ecatepec y Chalco; y en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

 

Señor Presidente:

 

Estos han sido meses de notable intensidad en el trabajo político.

 

Usted prometió mover a México. Nos habló de renovar, no sólo administrar. Transformar, no prolongar los equilibrios de la incapacidad y la injusticia, la inseguridad y el disimulo ante  situaciones cuya respuesta debe ser profunda y seria.

 

No son temas de mi responsabilidad las otras Reformas emprendidas, pero todo México, todo México ha visto su desempeño en lograr cambios de fondo para el país. Usted, señor Presidente, ha predicado con el ejemplo.

 

Quienes lo hemos acompañado en estos meses, hemos atestiguado la dificultad de cambiar los cimientos sin derribar el edificio.

 

Ser parte de este esfuerzo nos honra, nos honra y nos compromete, pues nada de lo emprendido se puede sostener sin la seguridad pública, la legalidad, el respeto al Estado de Derecho; a eso nos comprometemos.

 

Hoy, le digo, respetuosamente, señor Presidente, con afecto y gratitud, y en nombre de todos mis compañeros, que la Policía Federal, la futura Gendarmería, no le van a fallar a usted, pero sobre todo, no le van a fallar a México, Señor Presidente.

 

 

-MODERADOR: Sean tan amables de ocupar sus lugares, damas y caballeros.

 

-MODERADOR: Veremos a continuación, la proyección del video institucional: Servicio de Carrera de la Policía Federal.

 

 

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

 

 

-MODERADORA: Enseguida, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, entregará recompensas obtenidas por resolución del Consejo Federal de Desarrollo Policial.

 

 

(ENTREGA DE RECOMPENSAS)

 

 

-MODERADORA: De igual forma, el Presidente de la República hace entrega de Condecoraciones al Mérito, obtenidas por resolución del Consejo Federal de Desarrollo Policial.

 

 

(ENTREGA DE CONDECORACIONES)

 

 

-MODERADOR: También en este acto, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos entrega a Constancias a elementos merecedores al Grado Inmediato Superior dentro del Proceso de Promoción 2013.

 

 

(ENTREGA DE CONSTANCIAS)

 

 

-MODERADORA: En este acto, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos entrega distintivos a elementos que participaron en el Diplomado de Mando Policial y Diplomado en Práctica Forense en Materia de Autotransporte Federal.

 

 

(ENTREGA DE DISTINTIVOS)

 

 

-MODERADOR: Finalmente, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, hará entrega de Condecoraciones Caballero Águila a familiares de policías Federales caídos en acto heroico en cumplimiento del deber.

 

 

(ENTREGA DE CONDECORACIONES CABALLERO ÁGUILA)

 

 

-MODERADORA: Escuchemos la intervención del Policía Federal ascendido, mediante proceso de promoción de grados 2013, Comisario Raúl García Pérez.

 

 

-COMISARIO RAÚL GARCÍA PÉREZ: Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; respetado Secretario de Gobernación.

 

Con el permiso del Comisionado Nacional de Seguridad y del Comisario General de la Policía Federal, hoy tengo el honor de expresarme a nombre de mis compañeras y compañeros.

 

En México, hoy podemos asegurar que ser policía es una profesión digna y respetable. La Policía Federal nos lo ha dado.

 

Somos 37 mil elementos los que formamos parte de una institución sólida y sana, que durante el presente sexenio nos ha permitido desarrollar nuestra carrera policial, fomentar nuestra vocación de servicio, así como el sentido de pertenencia y orgullo por parte de esta gran familia.

 

Este compromiso de la institución para con nosotros, implica dar más y mejores resultados, tanto en lo individual, como en nuestras labores como equipo.

 

En este sentido, la preparación, entrega y trabajo diario de los policías Federales bajo el extraordinario liderazgo de nuestros mandos, rinde cuentas de resultados positivos en recuperar la confianza de la ciudadanía y salvaguardar el Estado de Derecho.

 

La entrega de condecoraciones, estímulos y constancias de grado, realizada a través de un proceso confiable y transparente, a través de, no sólo nos alienta en el desarrollo de nuestra carrera profesional, también, nos permite saber que nuestro esfuerzo y entrega tiene una recompensa.

 

Es un reconocimiento compartido con nuestras familias, a quienes, a nombre de mis compañeros, quiero agradecer su apoyo, comprensión y amor.

 

La alegría que hoy nos da recibir una condecoración, estímulo o ascenso no se explicaría sin ustedes.

 

Es, también, el momento para recordar a nuestros compañeros caídos en el cumplimiento del deber.

 

Sepan, sus familias, que no sólo ustedes los mantienen en el recuerdo. Nosotros, sus compañeros y amigos, los llevamos en la mente y en el corazón, así como en el compromiso de que nuestras acciones, al portar el uniforme, honren su memoria.

 

Señor Presidente.

 

Respetados mandos.

 

Queridas familias:

 

Estamos orgullosos de ser Policías Federales, de ser ciudadanos dispuestos a proteger y servir a la sociedad hasta con nuestra propia vida, en cumplimiento a la tarea que usted, señor Presidente, nos ha encomendado: hacer de México un país en paz.

 

Señor Presidente:

 

Tenemos la total convicción de que su liderazgo nos lleva por el rumbo correcto. Por ello, nos esforzamos por entregar cada día mejores resultados, sabiendo que cada decisión y esfuerzo nos acerca a la meta planteada.

 

Los policías Federales tenemos mucho que aportarle a este gran país.

 

Sirva esta ceremonia, para refrendarle nuestra lealtad incondicional.

 

Muchas felicidades a todos mis compañeros.

 

Gracias.

 

 

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)