-MODERADORA: Escuchemos las palabras del Director General  del Instituto Mexicano del Seguro Social, maestro Mikel Arriola Peñalosa.

-MTRO. MIKEL ARRIOLA PEÑALOSA: Saludo con respeto y aprecio al señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, a quien agradezco la invitación a participar en este acto, donde se confirma que, a través de las acciones de inclusión social implementadas por su Gobierno, se incrementa el acceso de los mexicanos a la salud y a la seguridad social.

Saludo igualmente a los Secretarios de Desarrollo Social, Educación Pública, Salud y Cultura, así como a los miembros del Gabinete Ampliado, quienes han sido pieza fundamental en el avance de este programa.

Saludo al Gobernador de Oaxaca, Presidente de la CONAGO, y al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Saludo a los Gobernadores de Baja California Sur, Jalisco, Morelos, San Luis Potosí, Tabasco y Yucatán, quienes se han sumado a este plan y organizan de manera simultánea eventos de afiliación de estudiantes en sus entidades.

Saludo de forma especial a todos los jóvenes estudiantes de preparatoria y universidad presentes en este evento, y a los que siguen esta transmisión y se están afiliando al IMSS para hacer valer su derecho al servicio médico.

Saludo a los legisladores, rectores, funcionarios del Gobierno de la República aquí presentes, así como a los integrantes de los medios de comunicación.

El día de hoy, el Presidente de la República anunciará el nuevo esquema de afiliación de servicios médicos del IMSS para estudiantes de educación media superior y superior de las instituciones educativas del Estado

Este esquema de aseguramiento no implica ningún costo para los estudiantes. Es cubierto en su totalidad por el Gobierno de la República.

A pesar de caracterizarse por su condición generalmente saludable, los estudiantes no están exentos de adversidades que ponen en riesgo su salud, su patrimonio y su futuro. Hoy más que nunca, y ante el crecimiento de las enfermedades crónico-degenerativas causadas por el sobrepeso y la obesidad, como la diabetes, la generación de ustedes puede empezar a virar de una salud curativa a una salud preventiva.

Al tener los jóvenes estudiantes derecho al servicio médico del IMSS, pueden ir  a checar peso y talla por lo menos dos veces al año. Y con este simple ejercicio, evitar que en la edad adulta vivan con enfermedades cardiovasculares que son caras, largas y crónicas.

Tan sólo en el 2015, el IMSS otorgó a estudiantes de preparatorias y universidades más de 915 mil consultas y 42 mil intervenciones hospitalarias.

Los mexicanos solemos acudir al IMSS a curarnos cuando ya nos sentimos mal. Sin embargo, hoy es fundamental entender la importancia de la prevención y ustedes los jóvenes pueden ser nuestros principales aliados en el arraigo público de una sólida cultura de la prevención.

Lo que quiero transmitirles el día de hoy, es que tienen en sus manos, la oportunidad de cambiar la historia de México.

Si adoptamos la prevención como derechohabientes del IMSS obtendremos tres importantes beneficios:

En primer lugar. Tendrán la oportunidad de prevenir oportunamente el desarrollo de enfermedades crónico-degenerativas, es decir, su generación tiene la posibilidad de liberarse del flagelo de este tipo de enfermedades.

Actualmente, los padecimientos crónicos, característicos de la población adulto-mayor se presentan cada vez con más frecuencia en edades más tempranas.

Quiero mencionar que sólo una quinta parte de la población se ha checado para determinar si son diabéticos. Más aún, entre el 30 y 55 por ciento de los diabéticos en México no saben que padecen esta condición.

En segundo lugar. El IMSS estará a su lado para prevenir embarazos no planeados y enfermedades de transmisión sexual, riesgos que si ocurren modifican radicalmente la vida y el futuro de cualquier joven.

En tercer lugar. El IMSS junto con la Secretaría de Salud, los puede asistir en la prevención, control y superación de adicciones que representan un grave riesgo para los jóvenes.

Este nuevo esquema de afiliación responde a una clara política del Presidente de la República para ampliar el acceso a servicios de salud a un sector de la población que representa el presente y el futuro de México que son los estudiantes.

Señor Presidente.

Jóvenes estudiantes.

Señoras y señores:

En el Seguro Social estamos listos para dar atención médica gratuita a los estudiantes. Es un derecho que ellos tienen y una obligación del Estado que usted está haciendo realidad, señor Presidente.

Hay que prevenir y el seguro de estudiantes es el mejor escudo, afíliense ya, no cuesta nada. Ustedes estudiantes tienen una sencilla tarea: ir a la Unidad Médica Familiar, darse de alta y acudir, por lo menos, dos veces al año a consulta para revisar su peso y talla.

Cierro mi intervención, con la evidencia de que este derecho ya es una realidad. En diciembre, desgraciadamente, le diagnosticaron leucemia a Daniel, un estudiante del sistema público, quien gracias al seguro médico, hoy es atendido en el Hospital General de La Raza.

Se le está aplicando quimioterapia y se le han practicado muchos y costosos estudios que no podría pagar en un hospital privado, y afortunadamente, su probabilidad de supervivencia es alta.

La salud, reitero, es su derecho y el IMSS se los garantiza.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Sean tan amables de ocupar sus lugares, damas y caballeros, para ver la proyección del video sobre el esquema de afiliación de estudiantes.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: Escuchemos la intervención del maestro Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública.

-SECRETARIO AURELIO NUÑO MAYER: Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Con su permiso, señor Presidente.

Saludo con mucho gusto a los Secretarios de Desarrollo Social, de Salud y de Cultura; compañeros del Gabinete que nos acompañan; al señor Director del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Al señor Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Y por supuesto, al Gobernador del estado de Oaxaca y Presidente de la CONAGO que, también, nos acompaña el día de hoy.

Darles la bienvenida, particularmente, a todos los estudiantes de los institutos tecnológicos y de las universidades tecnológicas y politécnicas que nos acompañan el día de hoy aquí.

Presentes de diversas entidades del país. Tenemos estudiantes y, por supuesto, rectores y directores de estas escuelas y de estas instituciones, a quien, también, saludo con mucho gusto, a quienes estoy viendo aquí, entre el público.

Tenemos estudiantes de la Ciudad de México. Levanten la mano quienes vengan de la Ciudad de México.

Del Estado de México.

De Hidalgo.

De Aguascalientes. Tenemos un estudiante de Aguascalientes, de El Retoño.

De Durango.

De Michoacán.

De Puebla.

De Querétaro.

De San Luis Potosí.

De Yucatán. Muy bien.

De Tlaxcala. Allá están.

Sean todos bienvenidos.

Jalisco. Eso, muy bien.

Sean todos ustedes bienvenidos.

Ya aquí, el señor Director del IMSS ha dado una explicación muy clara y puntual de este derecho al que todos ustedes tienen y el que a partir de ahora el señor Presidente de la República le ha dado esta forma; como un número único que les permitirá tener este número del IMSS durante toda su vida y que ahora como estudiantes pueden acceder a la salud y a la seguridad social de manera gratuita en esta etapa de su juventud mientras están estudiando.

Ya lo explicaba hace un momento Mikel los beneficios que esto puede tener, incluso nos hablaba de un caso de cómo compañeros como ustedes, estudiantes, como ustedes que desafortunadamente enfrentan alguna enfermedad, esto, que puedan ir al IMSS, que es una de las mejores instituciones de seguridad social y de salud que tenemos en el país, es un derecho para ustedes.

Y en ese mismo sentido, hoy les quiero dejar simplemente un mensaje, un mensaje a ustedes que forman parte de un nuevo México, todos ustedes son jóvenes que pertenecen a este gran sistema de institutos y universidades tecnológicas y politécnicas del país, que están a la vanguardia.

Y déjenme, para dejar claro este mensaje, hacerles una pregunta, yo les pido que de todos los que están aquí presentes levanten la mano quienes son la primera generación de su familia que está en la educación superior.

Como pueden ver, y esto es parte del orgullo de los institutos tecnológicos y de las universidades tecnológicas y politécnicas, el 80 por ciento, es decir, ocho de cada 10 estudiantes, como ustedes, son la primera generación que cursa la educación superior.

Y lo hacen porque saben, ustedes y su familia, y se lo han ganado con su enorme esfuerzo y el esfuerzo de sus familias, que la educación es la principal fuente de transformación.

Es a través de la educación como ustedes pueden construir su propia historia de éxito, pero es también como pueden transformar a su familia, pueden transformar a su comunidad, a su municipio, a su estado; pueden transformar al país.

Y ustedes son parte de este sistema de educación superior que va a la vanguardia, ustedes lo saben, pero déjenme darles algunos datos.

Además de éste, de que el 80 por ciento de ustedes, de compañeros como ustedes, son la primer generación de estar en la educación superior, los sistemas de los institutos tecnológicos y de las universidades tecnológicas y politécnicas tienen las tasa de empleabilidad más alta del país.

El 80 por ciento de ustedes, a tan sólo seis meses de haber concluido sus estudios, ya encuentran un empleo. Y lo encuentran en los sectores más dinámicos de la economía del país: en el sector automotriz, en el sector aeroespacial, en  la electrónica, en el sector de la computación y el software,  en los alimentos, es decir, en los sectores más dinámicos del país ya encuentran empleos bien pagados y en el sector formal.

En promedio, el salario de un recién egresado de este sistema educativo está por encima del promedio del salario de los profesionistas del país.

Por qué.

Porque se reconoce la calidad de lo que ustedes hacen, con una gran vinculación entre sus escuelas y el sistema productivo del país.

Y ese es un México nuevo, es un México emergente del que ustedes forman parte. Un México que demuestra que sí es posible.

Sí es posible ser la primer generación de una familia que llega a la educación superior. Sí es posible estudiar en escuelas, en universidades e institutos tecnológicos y politécnicos de altísimo nivel que se vinculan de manera muy estrecha con el mercado laboral, ofreciendo empleos de calidad en el sector formal y en los sectores más dinámicos que empiezan a perfilar a México como una de las principales opciones de  inversión y uno de los países  en desarrollo más exitosos del mundo.

Y ese dinamismo lo dan ustedes: su talento, su capacidad, su esfuerzo personal, su compromiso con su familia, con sus ciudades, con su pueblo, con su país, se demuestra. Y son gente como ustedes que, con su talento, está moviendo y revolucionando a México.

Y por eso y para concluir, yo, el día de hoy, les quiero hacer una invitación. 

Ustedes están transformando a México con su dedicación y con su talento. Y lo están haciendo, justo en un momento histórico.

El Presidente de la República, con muchísima convicción y con muchísima firmeza,  ha hecho de la educación, no sólo en el discurso, sino en la realidad, su gran prioridad. Y eso se ve en la determinación política de romper barreras y de mover montañas, y confrontar intereses muy complejos para  poder hacer una transformación educativa que  realmente pueda darle a los niños y a los jóvenes de México una educación de mayor calidad.

Y ustedes son parte  de este cambio educativo en un momento fundamental. Cuando se está haciendo una transformación política del sistema educativo para recuperar la rectoría del Estado en materia educativa, cuando se está haciendo una profunda transformación de las escuelas, tanto en su organización interna como en su infraestructura.

Por ejemplo, con el Plan de las Escuelas al 100, que nos ha instruido el Presidente de la República, la Secretaría de Hacienda y a la Secretaría de Educación Pública implementar, 50 mil millones de pesos adicionales para poder arreglar un poco más de 33 mil escuelas y planteles en todo el país y el Sistema de Institutos, Universidades Tecnológicas y Politécnicas recibirá más de seis mil millones de este programa para poder mejorar instalaciones y, particularmente, poder mejorar laboratorios y áreas y zonas de trabajo.

Está, también, la transformación y la profesionalización de los docentes. Con evaluaciones y con capacitaciones, vendrá la transformación de lo que se enseña; es decir, la transformación de los planes de estudio, pero también de cómo se enseña, de la pedagogía en las escuelas.

Y, finalmente, el cambio que ustedes representan de manera central y que son un ejemplo para todo el país, el cambio de una vinculación mucho más estrecha entre el sistema educativo y el sistema productivo del país.

En universidades o institutos como en los que ustedes estudian, como ya lo dije, son un ejemplo de ir a la vanguardia y ustedes son un ejemplo al igual que sus familias de esfuerzo, de tenacidad, de dedicación para transformar su vida y la del país.

Y por ello los invito a que todos aquellos que tengan este ánimo, esta fuerza de querer cambiar las cosas, de cambiar la realidad de ustedes mismos, pero la de sus familias, la de sus ciudades, la de sus estados y cambiar la realidad del país se sumen al cambio educativo, porque nadie mejor que ustedes sabe que el cambio más profundo que puede tener el país es un cambio a través de la educación.

Y concluyo, contándoles una pequeña historia.

La semana pasada el señor Secretario de Desarrollo Social, el doctor José Antonio Meade, mi amigo Pepe Meade y yo estuvimos juntos en Perote, Veracruz, justamente en la Universidad Tecnológica de Perote y ahí estuvimos entregando, fue la graduación de adultos mayores que decidieron transformar su vida y decidieron concluir la primaria o la secundaria y estuvimos juntos entregando certificados de primaria y secundaria.

Y ahí, Pepe Meade y un servidor tuvimos el privilegio de conocer a doña Flora de Jesús. Doña Flora de Jesús es originaria de Perote, es una señora que tiene 59 años y que este año va a cumplir 60 años, tiene 16 hijos y ocho nietos.

Y doña Flora de Jesús nos lo compartía al Secretario de Desarrollo Social y a un servidor, hasta hace tres años, no sabía leer y no sabía escribir y esto para ella era una gran limitación, era una gran barrera en su vida, incluso tenía problemas para poder tomar el camión.

Si tenía que firmar un papel no sabía lo que decía el papel y tampoco sabía cómo firmarlo. Y doña Flora de Jesús, a pesar de tener casi 60 años, decidió tomar las riendas de su vida y decidió acercarse al INEA para poder aprender a leer y escribir, y terminar la primaria.

Hoy, doña Flora de Jesús ya sabe leer, ya sabe escribir; y con mucho orgullo nos enseñaba ese día en Perote, que concluyó la primaria con 9 de promedio.

Estas historias, como la de doña Flora de Jesús, que por cierto habló en ese evento y escribió de puño y letra su propio discurso y nos lo leyó, son posibles gracias al compromiso de muchos jóvenes como ustedes, de los institutos tecnológicos y de las universidades tecnológicas y politécnicas.

Gracias al trabajo de dos mil 500 voluntarios de sus instituciones, seguramente, muchos de ustedes que nos están ayudando a alfabetizar y a dar clases para que se certifiquen en primaria y secundaria, se está transformando la vida a través de la educación de gentes como doña Flora de Jesús.

Así, con esta historia quiero cerrar e invitarlos a que continúen con su vocación, transformando su vida y la de sus familias, pero que, también, ese esfuerzo, esas ganas que tienen de transformar el país, lo hagan a través de la educación y nos puedan ayudar a seguir alfabetizando y entregando certificados de primaria a personas como doña Flora de Jesús.

Muchas gracias, y bienvenidos a todos.

-MODERADOR: Corresponde el uso de la palabra al doctor José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Desarrollo Social.

-SECRETARIO JOSÉ ANTONIO MEADE KURIBREÑA: Señor Presidente Enrique Peña Nieto. Muy buenos días.

Estamos muy contentos de compartir con usted éste que para nosotros es un evento muy importante y muy significativo.

Cuando empezó la Administración, usted tomó tres señales, tres decisiones muy importantes:

Primero. Reconoció que en México había pobreza y que había una expresión particular de la pobreza, que era el hambre; y que esa circunstancia era inaceptable y que teníamos que transformarla.

Nos instruyó para hacerlo que trabajáramos de forma diferente. Nos instruyó que trabajáramos juntos, que trabajáramos coordinados, que nos sumáramos a una cruzada que encabezara ese esfuerzo.

Congregó a 19 dependencias y 90 programas bajo la premisa de que lo que es relevante es que los problemas se resuelvan, no quien resolvía los problemas.

Recientemente, en la estrategia de inclusión sumó a ese esfuerzo a los gobiernos de los estados, sumó a ese esfuerzo a los municipios y nos pidió entusiasmáramos al sector privado y a la sociedad civil, porque es solamente juntos que habremos de superar los retos que tenemos enfrente y no solamente juntos, sino haciendo las cosas diferentes, y este ejemplo es un esfuerzo de ello.

Estamos aquí, reunidos quienes fuimos convocados porque estamos trabajando juntos, por eso está el Secretario de Salud, por eso está el Secretario General de la ANUIES, por eso está el Secretario de Educación Pública, por eso está el Director General del IMSS, por eso está el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, el Director General del ISSSTE, el Presidente de la CONAGO, pero sobre todo por eso están los jóvenes estudiantes que aquí nos acompañan.

Y vale la pena, yo creo, insistir en lo mucho que como país estamos haciendo juntos para salir adelante, en lo mucho que estamos haciendo por construir un país justo e incluyente.

Tenemos retos sociales enormes, retos sociales que reflejan rezagos acumulados y que los estamos revirtiendo con soluciones nuevas.

Nos instruyó, por ejemplo, el señor Presidente, que acompañáramos a las niñas y a los niños de México por el camino de aprendizaje, pero lo primero que teníamos que lograr es que fueran a la escuela, sí que la escuela fuera de calidad, sí que mejorara su infraestructura, pero esa escuela con calidad y esa escuela con una mejor infraestructura será útil para el niño y la niña que vaya a la escuela.

No debe de haber hoy en México quien no vaya, quien no esté asistiendo, que no esté sembrando su futuro, porque el que el que renuncia, el que abandona la escuela, en el fondo lo que está abandonando es la posibilidad de un mejor futuro.

Y en eso estamos trabajando juntos, estamos trabajando juntos desde la educación preprimaria, estamos movilizando a más de 13 mil 500 instituciones para que se sumen a ese esfuerzo, las preprimarias públicas, pero también las estancias, también las guarderías, también los CENDIS, también el DIF.

Y lo que queremos lograr con esa movilización es que más de 500 mil niños y niñas por la vía de esas instituciones reciban educación preprimaria.

Estamos haciendo el esfuerzo más relevante que se ha hecho de movilización, de concientización de la importancia de la preprimaria para abatir ese rezago, para que no volvamos a ver a una niña y un niño que no estén en un entorno educativo.

Estamos trabajando con Prospera, ahí hay más de millón y medio de niñas y niños en edad de preprimaria, en entidades y en espacios donde hay preprimaria que no están asistiendo y nos vamos a cerciorar que lo hagan.

En ese esfuerzo se ha sumado a la SEP, que nos amplió el plazo de inscripciones y se han sumado todas y cada una de las entidades federativas para promover entre las familias la asistencia de sus hijas e hijos a preescolar.

Y estamos trabajando también para combatir la deserción en educación básica para impedir que vuelva a generarse un rezago en este ámbito crucial para el bienestar de  las personas y el desarrollo del país.

Pero no es el único esfuerzo que nos encomendó. Nos pidió que saliéramos a combatir el rezago educativo en los adultos; 20 millones de mexicanos hoy no han terminado la primaria y la secundaria. 20 millones de adultos. Eso los condena a un rezago educativo y los implica, por su rezago, a un esfuerzo y un elemento de exclusión inaceptable. El que no termina primaria y secundaria es muy difícil que encuentre un empleo en el sector formal.

Para ponerlo en perspectiva: quien termina la secundaria, gana el doble del que no tuvo espacio en la educación. Quien termina la universidad, gana el doble del que termina la secundaria. De ese tamaño son las brechas y la importancia del esfuerzo que estamos haciendo.

En México, si se termina la preparatoria, se viven cuatro años más que si la preparatoria no se termine. De ahí la importancia de este esfuerzo que habremos de hacer en beneficio de más de uno y medio millones de mexicanos. El esfuerzo más  importante que se ha hecho de abatir el rezago educativo.

Y éste, que hoy nos congrega y que es de gran importancia, porque no hay educación sin salud. La vitalidad que da la salud es la base de toda nuestra vida y sociedad. Y por eso, el acceso a los servicios de salud es una prioridad para el Gobierno del Presidente Peña Nieto.

Hacíamos un ejercicio en días pasados. Solamente para dar cuenta de la importancia de la salud pública, de preguntar cuántos de quienes estaban en el evento habían nacido en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Y ahora vamos a hacer la pregunta al revés, porque creo que va a salir mejor. Que se levanten todos los que no nacieron en el IMSS. Salió mejor el ejercicio. La mayor parte se quedó sentada. Y es correcto. El 60 por ciento de los mexicanos, de  las mexicanas nacieron en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

De ese tamaño es la fortaleza de nuestras instituciones públicas. En  el IMSS todos los días se dan  medio millón de consultas. Todos los días se realizan más de 27 mil intervenciones quirúrgicas.

Decía Mikel Arriola, que tiene el gusto de estrenarse en un discurso frente al Presidente para  anunciar que va a salir a afiliar solamente a siete millones de estudiantes, que el año pasado los estudiantes recibieron 900 mil consultas y 42 mil cirugías.

Eso quiere decir que el año pasado hubieron más de 900 mil estudiantes que no fueron a una consulta y que la necesitaba, hubieron más de 42 mil estudiantes que o no recibieron una cirugía, o la recibieron, pero la pagaron ellos.

Este esfuerzo implica que a partir de este momento, que a partir de esta afiliación que es de enorme importancia, 900 mil estudiantes van a poder ir a una consulta y esa consulta va a ser gratuita y 42 mil que van a necesitar una cirugía se la van a poder practicar sin que eso implique que la paguen ellos o que la pague su familia.

De ese tamaño y de esa importancia es la decisión que hoy se está tomando.

Por eso, desde la SEDESOL queremos agradecerle, señor Presidente, queremos agradecer el liderazgo de la Secretaría de Salud, queremos agradecer la incansable labor del IMSS, queremos agradecer el firme compromiso de la SEP.

Si nos acordamos nosotros el orgullo que nos dio terminar la primaria y la secundaria, el orgullo que con ello dimos a nuestros padres, imagínense el orgullo que implica para nuestros hijos y para nuestros nietos cuando después de haberlo pospuesto, después de no haber tenido la oportunidad de hacerlo, un adulto en nuestra familia termina la primaria y la secundaria.

En ese esfuerzo y en ese empeño, habremos de ver a más de un millón y medio de adultos en este año.

Hoy, el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto pone en sus manos una llave que les va a abrir la puerta hacia una vida sana y plena.

Pongo en perspectiva la importancia de esta llave, el Director General del IMSS que antecedió a Mikel Arriola, un día por falta de esa llave batalló para que le dieran servicio médico.

Llegó a la clínica después de un accidente, y asegurándose del Director del IMSS tuvo que esperar a que llegara su número de seguridad social para poderse atender.

Eso no le va a volver a pasar en México a ninguno de los siete millones de estudiantes que vamos a afiliar.

Éste es un tema que hemos platicado mucho con el Jefe de Gobierno, juntos vamos a salir a afiliar a 800 mil estudiantes en la Ciudad de México.

Es un tema que hemos platicado con el Gobernador de Oaxaca, juntos saldremos a afiliar a más de 70 mil.

Vale la pena celebrar el avance que significa ampliar la cobertura de preescolar a cientos de miles de niños, vale la pena honrar el esfuerzo que un millón y medio de mexicanos están haciendo para certificar su primaria y secundaria.

Vale la pena reconocer la trascendencia del acto que hoy nos reúne y que representa el cumplimiento del derecho a la salud para millones de jóvenes estudiantes en México, sin duda, vale la pena.

Muchísimas gracias, señor Presidente.

-MODERADORA: El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos hará entrega simbólica del número de seguridad social a 11 estudiantes.

(ENTREGA SIMBÓLICA DE CARNETS)

-MODERADORA: Enseguida, hará uso de la palabra la alumna afiliada al IMSS de la Universidad Tecnológica Bilingüe Internacional y Sustentable de El Retoño, Aguascalientes, Sandra Luévano López.

-C. SANDRA LUÉVANO LÓPEZ: Buenas tardes.

Señor Presidente; distinguidos miembros del presídium; personalidades que nos acompañan; compañeros y compañeras estudiantes.

Mi nombre es Sandra Luévano López, alumna de la Universidad Tecnológica Bilingüe Internacional y Sustentable de Aguascalientes, cursando actualmente el décimo cuatrimestre en ingeniería en desarrollo e innovación empresarial.

Vivo en una comunidad llamada La Paz, ubicada en el Estado de Jalisco.

Agradezco mucho el darme la oportunidad de estar aquí compartiendo estas palabras con ustedes, y al igual que todos los estudiantes aquí presentes, de educación media superior y superior, ser un ejemplo de superación gracias al apoyo que nos han otorgado a lo largo de nuestra formación académica.

El anuncio que se hace el día de hoy es muy importante para asegurar que los estudiantes podamos hacer efectivo el uso de la salud, derecho que compartimos todos los mexicanos.

La salud es un derecho humano indispensable para el bienestar de las personas y uno de los componentes fundamentales del capital humano.

Como estudiante, he tenido experiencias que han dado giros significativos a mi vida. Hace dos meses exactamente tuve a mi primer bebé, y como algunos de nosotros sabemos, el estudiar y tener una responsabilidad sobre alguien más no es algo fácil. Sin embargo, no dejé mis ganas de seguir creciendo como persona y como futura profesionista.

En mi familia seré la primera en obtener un título profesional con un alto desempeño en mi educación, siendo así un motivo para continuar con mis clases, cumpliendo con mis tareas y proyectos, y continuar con mi compromiso en la universidad.

Uno de los factores que me ayudaron a seguir adelante, fue el saber que el Seguro Social, que tengo por ser estudiante, atenuaría los gastos de salud, ya que provengo de una familia numerosa y de escasos recursos, donde este tipo de apoyo nos impulsan a continuar y de esta manera a concentrarnos en nuestras actividades académicas.

A diario nos encontramos con situaciones que ponen en riesgo nuestra salud y es importante saber que contamos con los servicios médicos del Seguro Social, sobre todo para la mayoría de nosotros que realizamos, junto con nuestras familias, grandes esfuerzos para avanzar en nuestros estudios.

Nosotros estamos trabajando arduamente, preparándonos para aportar como ciudadanos al desarrollo de nuestro país.

Estamos en un buen momento. Tenemos un Presidente que apoya a los jóvenes; un Presidente que nos apoya a lograr nuestras metas. Por eso, aplaudimos acciones como éstas, y demostraremos que invertir en los jóvenes también es muy redituable.

El día de hoy, recibimos este anuncio con gratitud y con el compromiso de dar lo mejor de nosotros cada día, y me gustaría invitar a todos los presentes a tomar acciones inteligentes en materia de prevención, a checarnos y a cuidarnos, somos una generación que todavía puede cambiar los hábitos y mejorar nuestra salud.

Muchas gracias, señor Presidente.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)