-MODERADOR: Queda en uso de la palabra el licenciado José Francisco Olvera Ruiz, Gobernador del Estado de Hidalgo.

-GOBERNADOR JOSÉ FRANCISCO OLVERA RUIZ: Hoy, sin duda alguna, es un día de júbilo especial para las y los hidalguenses, porque visita esta tierra, tierra de trabajo, el Presidente de todos los mexicanos, nuestro amigo Enrique Peña Nieto.

           Señor Presidente:

            Sea usted bienvenido a ésta, su casa.

          Sobre todo, porque las y los amigos de Tula de Allende y de los municipios de la región saben que su visita trae, como siempre, las noticias que esperamos, porque usted viene con más inversiones, más impulso al empleo y mejores condiciones de desarrollo

            Agradezco la presencia del licenciado Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía; de la maestra Rosario Robles Berlanga, quien es el enlace del Gobierno de la República en este estado. Bienvenida, maestra Rosario.  

            Muchas gracias a Francisco Guzmán, Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República; al maestro y amigo de Hidalgo, Emilio Lozoya Austin, Director General de Petróleos Mexicanos; al doctor Enrique Ochoa Reza, Director General de la Comisión Federal de Electricidad. 

            A los Senadores don Carlos Romero Deschamps. Gracias, amigo de Hidalgo; a los Senadores Omar Fayad, David Penchyna; al Diputado Ernesto Gil Elorduy, Presidente de la Junta de Gobierno de la Cámara de Diputados local; al Magistrado Juan Manuel Menes Llaguno, Presidente del Tribunal Superior de Justicia.

            Desde luego a los Presidentes Municipales de la zona: Jaime Allende González, de Tula; Paulino Jaime Reyes Galindo, de Atitalaquia; y en especial a quien mucho nos ayuda todos los días en la paz social del estado, al General de Brigada, Diplomado de Estado Mayor, Sergio Barrera Salcedo, Comandante de la 18 Zona Militar.

            En general, a Presidentes Municipales; Diputados locales; delegados federales; dirigentes empresariales; sobre todo, a quienes conforman ese gran Sindicato solidario con México y con su Gobierno, al Sindicato, a los trabajadores del Sindicato Petrolero de la República Mexicana.

            A lo largo de su gestión, señor Presidente, en Hidalgo nos hemos comprometido para respaldar, secundar y para llevar adelante junto con usted los grandes cambios que ha impulsado, porque sabemos de su amor por México, de su cercanía con la gente y del compromiso social con el desarrollo del país para hacerlo una de las economías más sólidas del mundo y eso, con resultados todos los días usted lo cumple.

             Su Gobierno hasta ahora se ha distinguido por las grandes reformas que insertan de lleno a nuestro país en el contexto mundial de la economía del conocimiento, donde el saber es la divisa del desarrollo, destacando entre otras, la Reforma Educativa que pone en primera línea la misión de dar a las y los niños de México una educación de calidad.

            Por otro lado, está la gran Reforma Energética que pese al adverso panorama económico mundial significará para nuestro país una importante transformación para Petróleos Mexicanos, empresa de primer nivel propiedad de todas y de todos y que habrá de permitir ser más competitivos para generar fuentes de trabajo, más riqueza y desarrollo para el país.

             Así, reunirnos hoy en la Refinería Miguel Hidalgo significa un gran momento, mediante nuevas inversiones que impactarán de manera directa a la población de esta región y que beneficiarán a nuestro país en materia de medio ambiente.

Porque con nuevos proyectos de coinversión para generar gasolinas más limpias, se refrenda su propósito, señor Presidente, y el compromiso de nuestro país realizado en la pasada COP-21 para emprender las acciones necesarias para reducir la emisión de gases contaminantes y carbono a la atmósfera a fin de mejorar nuestro ambiente y estar a la vanguardia en materia de ecología.

            Inaugurar o poner en marcha la primera parte de esta planta, que se está abocando a proyectos de combustibles limpios es, sin lugar a dudas, signo concreto de este compromiso de México y de nuestro Presidente.

            Saludo con afecto al Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, quien en conjunto con el Presidente Peña, ha mostrado cercanía y empatía con Hidalgo.

            Pero, también, de manera especial, agradezco a nombre del pueblo de Hidalgo, el hecho de que PEMEX nos apoyara solidariamente para desprendernos de compromisos pasados. Una muestra más del respaldo que la empresa de todos los mexicanos otorga al Estado de Hidalgo.

             Y de manera puntual, mi agradecimiento a Emilio Lozoya Austin, Director General de Petróleos Mexicanos, por su disposición para llevar a cabo dichos trámites de manera rápida, lo que permite a esta administración contar con más recursos, mismos que serán destinados a obras y acciones para beneficio de esta región.

            Muchas gracias a Petróleos Mexicanos.

         Señor Presidente:

            En Hidalgo compartimos su visión transformadora, y nos sumamos a su trabajo en beneficio de las y los mexicanos, contribuyendo a construir un México incluyente, con igualdad de oportunidades para toda la sociedad.

            En ese sentido, es razón de orgullo informarle que el gran proyecto educativo que usted comprometió con Hidalgo, denominado Pachuca, Ciudad del Conocimiento y la Cultura es hoy una realidad, que se consolida a pasos firmes.

            El Instituto Politécnico Nacional, además de la educación media superior que ya imparte, inició tres nuevas carreras de educación superior.

La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo construye lo que será su parque científico y tecnológico.

            Además, muy pronto iniciaremos la construcción del Centro Nacional de Innovación Textil, cuyo proyecto usted ya revisó; y asimismo, con apoyo de la Secretaría de Turismo iniciaremos la construcción del centro de convenciones.

            A estas acciones se suma el trabajo del CONACYT en su proyecto del Centro de Agrobiotecnología Especializada en Alimentos.

Mientras que la Universidad Nacional Autónoma de México trabaja en un proyecto sobre desarrollo de técnicas para el mejoramiento del medio ambiente.

            Todo este trabajo integral nos permitirá insertarnos en la economía del conocimiento; una economía que habrá de reflejar su éxito en la consecución de mejores condiciones para la vida de las y los hidalguenses.

            Gracias al trabajo conjunto entre Hidalgo y el Gobierno Federal nuestra entidad es un polo que atrae cada vez más inversiones, mejoramos la rentabilidad de nuestro campo y, apoyamos de manera decidida a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad y caminamos hacia condiciones óptimas de vida y de desarrollo en un clima de seguridad y paz social.

         Además, este gobierno trabaja para aprovechar de la mejor manera los recursos con que contamos, manteniendo finanzas sanas y cuentas claras, con comités ciudadanos que vigilan la ejecución de obras y los programas de gobierno, lo que se refleja en una mejor calidad de vida para las familias hidalguenses.

            Sabemos que falta mucho por hacer, pero con el apoyo de las y los delegados federales, de las y los presidentes municipales, y en especial de la sociedad civil, aquí continuaremos en la labor de disminuir los indicadores de pobreza.

             Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

            En Hidalgo apoyamos y damos seguimiento a su visión de Estado.

Reconocemos que en estos tres años de Gobierno se han dado resultados concretos y confiamos que los próximos tres serán decisivos para consolidar los avances de las grandes reformas, a fin de alcanzar el desarrollo que el país requiere y que merece.

             Señor Presidente:

            Hidalgo, tierra de trabajo, lo recibe con el corazón y los brazos abiertos.

            Muchas gracias.

-MODERADORA: Tiene la palabra el ingeniero Jaime Chico Pardo, Director General del Grupo ENESA Energía.

-ING. JAIME CHICO PARDO: Señor Presidente, Enrique Peña Nieto.

Señor Gobernador del Estado de Hidalgo, José Francisco Olvera; señor Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; señor Director General de PEMEX, Emilio Lozoya; señor Director General de CFE, Enrique Ochoa; distinguidos miembros del presídium:

             Es para mí un honor participar en esta reunión. Vengo en representación de un consorcio llamado Consorcio Cactus, el cual está integrado por empresas grandes de México: Grupo Carso, Grupo Mexichem y una empresa extranjera, Invenergy.

             Estamos trabajando en proyectos con PEMEX alrededor del tema cogeneración. Y el evento de esta mañana refleja resultados concretos de la Reforma Energética, los cuales se empiezan a traducir en inversiones en plantas de cogeneración por más de tres mil millones de dólares, que generarán, sin duda alguna, importantes oportunidades de trabajo en diversas partes del país.

            En el caso específico de Cactus, del proyecto de cogeneración Cactus, la planta será una planta de 633 megawatts de capacidad de energía y de 480 toneladas por hora de vapor, la cual requerirá una inversión cercana a los 900 millones de dólares y, estará ubicada en el Municipio de Reforma, Chiapas, lo cual, durante su construcción, generará alrededor de dos mil empleos directos e indirectos.

            Éste, es un ejemplo en el que se ha estado trabajando, la Dirección de PEMEX, el equipo de PEMEX. Y creo que es importante resaltar algunos de los objetivos que se lograrán en el caso de los proyectos de cogeneración de PEMEX.

            Por una parte, se han formado varios consorcios conformados por empresas nacionales que, en alianza con empresas  extranjeras, se asocian con PEMEX y/o con CFE, para desarrollar proyectos de modernización industrial en el campo energético.

             De esta manera, se busca actualizar instalaciones industriales prioritarias de PEMEX y mejorar sus eficiencias operativas, sin que esto impacte las finanzas de PEMEX.

            Asimismo, estos proyectos complementan la oferta de energía eficiente y competitiva en el mercado eléctrico nacional.

            Por otro lado, con estas inversiones se establece una capacidad total estimada actualmente de cinco mil megas de energía limpia, con reducciones importantes de gases de efecto invernadero, lo que contribuirá a los compromisos de energía renovable, asumidos en materia ambiental por nuestro país a nivel internacional.

            En resumen:

El optimismo que integra estos proyectos, la Reforma Energética y lo que viene hacia adelante en nuestro país, es un ejemplo esto nada más, es la inversión productiva de asociaciones público-privadas.

            Segundo. Se desarrollan eficiencias industriales importantes en esta gran empresa que es PEMEX.

             Y tercero. Se contribuye a un medio ambiente más limpio.

             Por eso estamos aquí conmemorando esta situación y agradeciéndoles mucho la invitación.

             Buenas tardes.

-MODERADOR: A continuación se proyectará el video Anuncio del Proyecto de Inversión de Petróleos Mexicanos.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: Hace su intervención el Senador Carlos Romero Deschamps, Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

-SEN. CARLOS ROMERO DESCHAMPS: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

             Bienvenido a ésta su casa, señor.

             Licenciado Francisco Olvera Ruiz, Gobernador del Estado de Hidalgo, gracias por acompañarnos esta mañana aquí en su tierra.

             Licenciado Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía y Presidente del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos.

             Licenciada Rosario Robles Berlanga, Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

        Maestro y compañero Emilio Lozoya Austin, Director General de Petróleos Mexicanos.

             Licenciado Francisco Guzmán Ortiz, Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República.

             Licenciado Enrique Ochoa Reza, Director de la Comisión Federal de Electricidad.

             Honorable presídium.

         Distinguidos representantes de la Administración Federal; del Poder Legislativo; de la administración estatal y municipal.

            Autoridades civiles y militares.

            Distinguidos funcionarios de la administración de Petróleos Mexicanos.

            Compañeros integrantes del Comité Ejecutivo General de nuestra organización sindical.

            Compañero Secretario General de la Sección 35.

             Señoras y señores:

            Hace cerca de dos años, el 20 de diciembre de 2013 con la Promulgación del nuevo marco constitucional del sector energético, concluyó un intenso episodio de discusión alrededor del futuro, de entre otros, el segmento de los hidrocarburos de nuestro país.

            En aquel momento, los trabajadores petroleros, quienes fuimos factor fundamental para el modelo de sector anterior, que tuvo vigencia casi 80 años, mantuvimos absoluto respeto al debate nacional que se producía. No, por supuesto, por falta de interés, sino por el convencimiento de que tratándose de un tema trascendental en el devenir de nuestro país, correspondía a todos los mexicanos definir el rumbo de la industria.

            A partir de entonces con la conversión de PEMEX a empresa productiva del Estado y la claridad que las leyes secundarias dieron al rol que a cada actor correspondía en el nuevo modelo, se inició el cambio más importante para el país en sus paradigmas energéticos.

            En él, la inversión, las alianzas y un régimen fiscal menos comprometedor de las finanzas son elementos fundamentales para obtener buenos resultados.

Los petroleros, en cumplimiento de nuestro compromiso de respaldar su Administración, señor Presidente, así como todo aquello que tienda a dar viabilidad a PEMEX, hemos buscado conjuntamente con la administración que encabeza nuestro Director General, Emilio Lozoya Austin, modalidades laborales que nos permitan adaptarnos a la nueva realidad, sin demérito de los derechos de los trabajadores petroleros.

             Asumimos, en consecuencia, la importancia de una mayor eficiencia y mejor capacitación en nuestro desempeño. Por ello, hemos hecho serios esfuerzos por construir una relación laboral sana y productiva, en la que Petróleos Mexicanos cuente con recursos humanos capaces, y sus trabajadores con la justa retribución a su tarea.

             Hemos, inclusive, en solidario esfuerzo con el país, trabajado con creatividad para alcanzar las metas de ahorro que la severa reducción presupuestal le ha impuesto a Petróleos Mexicanos.

            Sabemos del gran impacto que implica una reducción tan significativa en los recursos de la empresa. Por ello, hemos redoblado nuestro esfuerzo en el día a día, conscientes de que es la mejor manera de contribuir en este complicado momento.

             Sin duda, vale destacar el acuerdo que recientemente alcanzamos con Petróleos Mexicanos para, después de muchas décadas, atender un tema que siendo de todo el interés de los trabajadores, nunca fue su responsabilidad, la falta de atención con que se trató durante tantos años; por supuesto, nos referimos a la situación del pasivo laboral.

            Al respecto, habremos de decir que los trabajadores sentimos que hemos hecho un gran esfuerzo para respaldar a Petróleos Mexicanos en su propósito de sanear sus finanzas. Corresponde ahora a los órganos involucrados buscar una manera efectiva, dentro del nuevo marco normativo, que favorezca el crecimiento de la empresa y de todas las recientemente creadas.

             Por todo ello, es muy alentador, señor Presidente, acudir hoy al anuncio de esta serie de muy importantes proyectos para Petróleos Mexicanos, transformación industrial y, especialmente, para la Refinería Miguel Hidalgo, como son el de cogeneración, el de gasolinas y diésel de ultra bajo azufre, así como el de reaprovechamiento de residuales. 

            En todos ellos vemos su decisión de aprovechar el nuevo escenario para ampliar las expectativas de PEMEX como empresa productiva del Estado. 

            Ante ello ratificamos nuestro compromiso de respaldar todo lo que abone a la consolidación de la industria y de las nuevas industrias.

            Confiamos en que pronto podamos hablar acerca de la recuperación de la industria petrolera nacional y de sus posibilidades de expansión.

            Para esto, cuente usted siempre con el trabajo y el cariño de los petroleros a su empresa.

            Cuente usted, señor Presidente, con nuestro compromiso como mexicanos para fortalecer a la industria que es piedra angular de nuestra estabilidad económica y social, que es pieza fundamental de nuestro proyecto de futuro. Así lo lograremos.

            Unidos venceremos.

            Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación invitamos al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos a develar la placa inaugural en compañía del Gobernador del estado, del Secretario de Energía, del Director General de PEMEX; de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, del Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, del Director General de la CFE, del Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores Petroleros, del Director General de SAIPEM en México y Presidentes Municipales de Tula de Allende y Atitalaquia.

(DEVELACIÓN DE PLACA)

-MODERADOR: Sean tan amables de ocupar sus lugares.

-MODERADORA: Tiene el uso de la palabra el maestro Emilio Lozoya Austin, Director General de Petróleos Mexicanos.

-MTRO. EMILIO LOZOYA AUSTIN: Señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

            Sea usted muy bienvenido.

 Señor Gobernador; distinguidos miembros del presídium; compañeras y compañeros petroleros.

            El 2015 ha sido, sin duda, un año complejo, de grandes retos para Petróleos Mexicanos, comenzando por el entorno internacional de precios del petróleo.

            Sin embargo, voy a comenzar mis palabras destacando también algunos logros, a pesar de las dificultades que hemos enfrentado en este 2015.

            Todas las empresas, no sólo PEMEX, han visto sus pérdidas incrementarse, o sus utilidades disminuirse, y todas las empresas  del sector, las más grandes del mundo, contra las que hoy en día ya competimos, también implementaron programas importantes de reducciones en materia de inversiones.

Además, en el 2015, PEMEX comenzó a competir en toda la cadena de valor. El 2015 suponía una amenaza que nos podía llevar a un círculo muy vicioso: un menor precio, un deterioro de los resultados, un deterioro de los resultados a una menor inversión, una menor inversión a una menor producción futura y, por lo tanto, el círculo otra vez llevando a peores resultados.

             Y a pesar de esto, en el 2015 hemos revertido muchos de estos indicadores, a  los que haré mención.

             Además, cabe destacar que a pesar del difícil entorno de estos precios internacionales, nuestra contribución impositiva, como proporción de utilidades operativas a través de derechos, impuestos y aprovechamientos, en el periodo de enero a septiembre de este año, es de 107 por ciento superior al monto registrado de utilidad de operación, siendo la mayor proporción en las últimas décadas.

            A pesar de estas dificultades, y como ha sido mencionado, PEMEX sigue esforzándose para contribuir al financiamiento de los programas del Gobierno Federal en materia de seguridad, de salud, de infraestructura, de educación.

            A pesar de estos retos importantes, quisiera destacar algunos logros:

            En particular, de junio a la fecha, se ha podido estabilizar la producción  alrededor de los 2.27 millones de barriles día de producción, lo cual rompe una tendencia  que veníamos enfrentando como empresa desde el año 2004.

            En materia de costos, en lo que representa un esfuerzo muy importante para Petróleos Mexicanos, hemos implementado una reducción de 65 mil millones de pesos, de los cuales 10 mil millones de pesos están etiquetados para reducir o que se han reducido gastos administrativos y operativos.

            Al igual que otras petroleras, hemos renegociado términos con nuestros proveedores generando ahorros significativos.

            Sin embargo, les reitero a todas las empresas mexicanas que colaboran con nosotros en la cadena de valor, que juntos, trabajando hombro con hombro, saldremos fortalecidos de este ciclo tan complejo para la industria.

          En cuanto a exploración e incorporación de reservas, hay buenas noticias. En junio anunciamos cuatro descubrimientos en aguas someras equivalentes a 350 millones de barriles de crudo equivalente, que significarán alrededor de 100 mil barriles día de producción adicional y 90 millones de pies cúbicos de gas diario.

             En el segundo semestre, quiero destacar, hemos descubierto dos yacimientos adicionales en aguas someras, con reservas 3P del orden de 180 millones de pies cúbicos, perdón, 180 millones de barriles de crudo equivalente, los pozos Teocalli y Japsol, en los cuales esperamos una producción del orden de 40 mil barriles día adicional y 25 millones de pies cúbicos de gas al día.

     Asimismo, tenemos buenas noticias en aguas profundas. En el área de Perdido hemos incorporado gas y condesados entre 150 y 170 millones de barriles de crudo equivalente.

             En el Pozo Cratos cercano al campo Exploratus que, sin duda alguna, señor Presidente, le dará mayor interés a las empresas internacionales en las rondas que vengan en los siguientes meses.

             Asimismo, hemos incorporado 154 millones de barriles de crudo equivalente en el pozo Hem 1, en la provincia gasífera del Golfo de México, en los cuales todavía estamos determinando la producción futura asociada a este importante descubrimiento.

             Destaco. Hemos tenido un costo de descubrimiento de dos dólares por barril y un éxito comercial superior al 45 por ciento.

             Todo esto en un año muy complejo.

             Felicito a todos los ingenieros encargados de la parte de exploración por estos logros tan importantes, que nos permiten revertir el índice de incorporación de reservas, cambiar la tendencia y terminar el 2015 con alrededor de un 85 por ciento.

            Mi mayor felicitación a todos ustedes.

             Sin duda, quisiera señalar hoy el acuerdo histórico en materia de pensiones que hemos logrado con el Sindicato, con nuestro Sindicato, liderado por mi amigo, el Senador Carlos Romero Deschamps, a quien quisiera reconocer por su colaboración y compromiso para llevar estas negociaciones a buen puerto.

             Compañeras y compañeros:

            Yo sólo les puedo garantizar que este acuerdo es bueno para ustedes, bueno para PEMEX y bueno para México.

            Al mismo tiempo, quisiera destacar, y nos encontramos hoy en un sitio muy significativo, hemos mejorado sustancialmente en Petróleos Mexicanos, en estos 18 meses, la capacidad de implementar grandes proyectos.

            Como ejemplo aquí podemos ver la reconfiguración de Tula, que tiene hoy un 36 por ciento de avance, frente al 25 por ciento que teníamos planeado al día de hoy, en nuestro programa.

            Pongo como ejemplo la historia de Minatitlán, de Cadereyta, de Madero, en cuyas reconfiguraciones los costos se nos duplicaron y los tiempos casi se nos triplicaron.

            Esto es testamento de que todos ustedes están trabajando hombro con hombro, ejecutando bien los proyectos y utilizando las nuevas herramientas de la Reforma Energética.

            Otro ejemplo, en materia de implementación de proyectos, es el Gasoducto de Los Ramones, en el cual se han invertido aproximadamente dos mil millones de dólares.

            Por instrucciones del señor Presidente, al principio de esta Administración, nos comprometimos a entregar este gasoducto en enero del 2016, y así será, señor Presidente. Nos dará mucho orgullo contar con su participación en la inauguración de este gran proyecto.

             Lo mismo en las plantas de diésel de ultra bajo azufre; cinco de las seis han terminado su fase de ingeniería y de detalle, y en breve se iniciará su fase dos de procura y construcción.

            De esta manera, utilizando una nueva metodología, por primera vez PEMEX entrega en programa, o por delante de programa, varios megaproyectos al mismo tiempo.

             Pero para garantizar que los logros que estamos viendo y que veremos en el 2016 se consoliden a largo plazo, y nos conviertan en la mejor empresa del sector, tenemos que transformar a Petróleos Mexicanos, y ya lo estamos haciendo.

En un tiempo récord, estimábamos 18 meses, y lo logramos en ocho meses, transformamos a la empresa en su totalidad. Hoy en día PEMEX Gas, Petroquímica y PEMEX Refinación fueron fusionados en lo que es la mayor fusión en la historia de nuestro país.

            Asimismo, se crearon cinco filiales que cuentan con capital humano, toda la parte legal, el andamiaje contable, y todo esto lo logramos, compañeras y compañeros, sin ningún problema en el abasto en el país. Se bajó el switch de las viejas compañías, se levantó el de las nuevas y no sucedió nada.

            A todos, los cientos de trabajadores que participaron en este esfuerzo histórico, mi mayor reconocimiento.

             Por qué.

 En particular, porque los retos están para vencerse.

            Muchas felicidades.

            Estamos transformando a la empresa en cuatro vertientes que ustedes conocen; enfocarnos en los mercados más rentables, implementar una gestión por procesos, enfocarnos en la excelencia operativa, pero en particular, y es algo que quiero señalar hoy de forma clara, en nuestro cambio cultural.

            La transformación cultural es la clave de todo lo demás. La transformación cultural es la única garantía de que los otros cambios que se han ido produciendo se consoliden, porque la transformación cultural supone la transformación de cada una, de cada uno de los petroleros.

Este año, en el 2015, han pasado por nuestros cursos, que han sido diseñados en el 2014, más de mil trabajadoras y trabajadores líderes en Petróleos Mexicanos.

Se dice fácil, pero en 2016 ya con 100 facilitadores internos, 15 mil trabajadoras y trabajadores de Petróleos Mexicanos serán inmersos en este proceso de cambio cultural para estar a la altura de esta competencia y de los retos que tenemos por delante.

En PEMEX visualizamos un 2016 promisorio, a pesar del entorno de los precios del petróleo.

Estaremos trabajando en tres líneas: elevar la producción y la incorporación de reservas; seguir reduciendo nuestros costos y, sobre todo, movilizar recursos de terceros, de empresas privadas para sumar a nuestra capacidad de inversión y acelerar el ritmo de implementación de la Reforma Energética.

En cuanto a elevar la producción utilizando las herramientas de la Reforma Energética, utilizaremos principalmente los famosos farm-outs, contratos integrales de servicios, que nos permiten compartir riesgos y las migraciones.

En materia de optimización de costos y nuestra capacidad para mejorar la productividad, utilizaremos las alianzas estratégicas en toda la cadena de valor, como hoy ya es patente, y ésta será una herramienta muy importante, que se reflejará en mayor eficiencia y menores costos.

Con más producción y menores costos nuestros estados de resultados irán mejorando a lo largo del año.

En cuanto a las inversiones con terceros, utilizando estos mecanismos empresariales, previstos en la Reforma Energética, estamos movilizando ya recursos de terceros para aumentar nuestra capacidad de inversión en exploración y producción, en transporte y almacenamiento, en transformación industrial, en infraestructura marina, que nos permita acelerar la producción, y también en puertos.

            Una muestra de estas iniciativas son las plantas que hoy presentamos, tanto de gasolinas de ultra  bajo azufre como el avance en la reconfiguración de Tula.

             Estas inversiones van a aumentar la capacidad de proceso, el rendimiento de la refinería y la capacidad de combustibles limpios.

            En el 2016, estaremos anunciando inversiones por miles de millones de dólares en las que van a participar exclusivamente terceros.

Reitero, miles de millones de dólares.

Se dice fácil, pero esto sólo es posible gracias a la Reforma Energética, impulsada por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

            Estas inversiones no implican mayor deuda para PEMEX. Muy al contrario, implican inversiones de riesgo por parte de terceros, que suman sus incentivos a los de Petróleos Mexicanos.

             Por todo lo anterior, señor Presidente, estoy convencido que en el 2016 veremos un año promisorio, en el que inicia una nueva etapa de crecimiento y generación de valor.

            Convoco a todas y todos los trabajadores a redoblar esfuerzos en este esfuerzo de transformación de Petróleos Mexicanos.

Hoy, refrendamos nuestro compromiso con México.

Nos transformamos por el bien de los petroleros, por el bien de PEMEX pero, sobre todo, por el bien de nuestro país. 

             Muchas gracias por su atención.

-MODERADOR: A continuación se proyectará el video: Cápsulas Testimoniales de Transformación Cultural.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: Hace su intervención la Contadora Alma Ruth García Reséndiz, Gerente de Mejora del Proceso de Procura, de la Dirección de Procura y Abastecimiento de PEMEX.

-CONTADORA ALMA RUTH GARCÍA RESÉNDIZ: Señor Presidente.

           Emilio.

            Carlos.

 Buenas tardes.

             Soy Alma Ruth García y quiero compartirles mi historia y las satisfacciones que me ha brindado PEMEX.

Soy del Estado de México, mis padres, maravillosas personas, de quien estoy inmensamente orgullosa por el esfuerzo de sacarnos adelante, a mis hermanos y a mí, en su condición de obreros, siempre nos impulsaron a estudiar.

             En octubre de 1996 iniciaba yo mi Servicio Social, confieso que mi sueño siempre estuvo claro: ser parte de una gran empresa y qué mejor que Petróleos Mexicanos. Así es como llegue aquí, como Servicio Social.

            Inicié con mucha energía, estuve ahí. Estuve alternando mis estudios con una formación ya de becaria en Petróleos Mexicanos, más adelante se me dio la oportunidad de tener una Plaza Nivel 30 y esto no fue sencillo.

            Confieso que fue muy difícil. El PEMEX que yo recuerdo hace 19 años era un PEMEX burocrático, era muy jerarquizado, era un PEMEX sin sentido de solidaridad.

            Era un PEMEX que no hacía equipo, inclusive nos poníamos el pie o nos ocultábamos información unos a otros.

             Queríamos hacer mucho, pero la verdad es que lográbamos muy poco, ni pensar en aportar nuevas ideas o nuevas formas de hacer las cosas. Eso no era bien visto. La verdad es que sólo teníamos que trabajar y trabajar como estaba establecido.

             Allá, lejos, pero de verdad lejos, los Jefes decidían. Conocer a un Superintendente, ni pensarlo; hablar con él, conocer a los Gerentes o a los Subdirectores, muchísimo menos.

            Mi historia ha cambiado mucho con esta Administración y con la grata sorpresa de saber que la parte Directiva es la que ha decidido gestar un cambio, un cambio cultural; pero un verdadero cambio, no como esos que parecen de dientes para afuera.

            Este cambio no es una moda, no son carpetitas o libros, no son sólo posters pegados en todos lados.

             Nuestros directivos le están apostando al capital humano. Por supuesto, yo creo que el valor más importante de PEMEX somos nosotros, sus trabajadores.

No importa que tengamos 25, 15, cinco años, los años de experiencia que sean, lo importante es que nosotros somos los que colaboramos día con día, hombro con hombro para que esta empresa salga adelante.

             Algo fundamental que ha cambiado en mi vida personal y que, por supuesto, tiene impacto en mi vida laboral, es reconocerme. Reconocerme cuando soy arrogante y cambiarlo, porque no lo sé todo y me falta muchísimo por aprender.

            Reconocer cuando cometo un error y no tardarme en repararlo. Actuar y ser responsable, y no víctima de las circunstancias. Preguntarme siempre qué más puedo hacer para que PEMEX salga adelante.

             Manejar también mi energía, mantener un pensamiento positivo; tener optimismo; conocer cuál es mi estilo de comportamiento, cómo me puedo comunicar mejor con mis compañeros de trabajo en todos los niveles y trabajar en equipo.

             Pero en el equipo grande, en el equipo que somos de PEMEX, no en el equipo del área a la que pertenezco. Ese es nuestro gran equipo.

             Hoy estoy muy entusiasmada de formar parte de un gran proyecto, un gran cambio del que estoy orgullosa de pertenecer, y que nos está llevando a ser la mejor empresa de México.

            Aprovecho este espacio para agradecer a la gente que confió en mí y en mi trabajo.

Hoy ocupo un cargo de gerente, después de 19 años. Con trabajo he escalado peldaño a peldaño, como muchos de mis compañeros y de mis compañeras.

            Tengo un compromiso. Mi compromiso es claro, desde mi trinchera y con mi grano de mostaza, voy a hacer todo lo posible por lo que necesite Petróleos Mexicanos para crecer y para ser la empresa que necesitamos en el futuro.

            Adiós a esas viejas prácticas de complacencia. Adiós a ese escuchar sólo a los compañeros para juzgarlos.

Adiós, también, a esas comunicaciones, a esas estructuras en las comunicaciones rígidas, verticales,  en donde no podemos tener ninguna aportación.

             En fin. Les puedo contar mucho, pero yo creo que hay mucho más por hacer.

             Señor Presidente.

Emilio.

Carlos:

Quédense tranquilos porque yo estoy cambiando. Allá afuera hay más de 700 personas, como lo mencionaba Emilio, hay más de 700 personas que ya están cambiando y poco a poco vamos a ser muchos más, hasta que seamos miles.

Esta cascada de cambio ya nadie la detiene, estamos en una empresa, estamos en un momento histórico.

Habemos muchos que decimos que tenemos tatuado a PEMEX en el corazón. Yo creo que es momento de sacarlo. Hoy más que nunca necesitamos estar aquí y ahora para sacar adelante a nuestra empresa que tanto lo necesita.

El cambio empieza en mí, porque yo soy el cambio.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO, SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)