-MODERADORA: Hará uso de la palabra el Presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Licenciado Justino Compéan Palacios.

-LIC. JUSTINO COMPEÁN PALACIOS: Muy buenas tardes.

Muy distinguido, señor Presidente Enrique Peña Nieto.

Señor Secretario de Gobernación, licenciado Miguel Ángel Osorio Chong.

Señor Secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza.

Señor Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet.

Jesús Mena Campos, Director General de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte.

Licenciada Yuriria Mascott Pérez, Directora General del Servicio Postal Mexicano.

Don Carlos Padilla, Presidente del Comité Olímpico Mexicano.

Miembros del presídium.

Nuestro querido cuerpo técnico.

Jugadores y Directivos de la Selección Nacional.

Colega Presidente de la Liga MX, Decio de Maria.

Y Presidentes de los Clubes de la Liga MX.

Amigos patrocinadores y medios de comunicación.

Distinguidas familias.

Invitados y compañeros de la Federación Mexicana de Futbol.

Una vez más, la familia del futbol mexicano celebra la asistencia de México a una Copa del Mundo.

Y, esto, sin duda, habla del trabajo que se ha venido realizando en beneficio del deporte que cuenta con el mayor número de aficionados en nuestro país.

Sin embargo, aquellos minutos ingratos en que se negaba el resultado triunfal, ese sufrido proceso, finalmente salvado por un aguerrido cuerpo técnico y jugadores que nos regresaron a esta tan anhelada realidad.

Hoy nos permite compartir con usted, señor Presidente, la distinguida ceremonia de los honores a la Bandera y recibir el Lábaro Patrio.

Hoy, también, estamos aquí porque la afición, nuestros equipos de la Liga MX y nuestros patrocinadores mantuvieron su incondicional apoyo.

Por ello, con absoluta autonomía y profesionalismo, directivos de la Selección Mayor, con Miguel Herrera y su cuerpo técnico, han escogido minuciosamente a 23 mexicanos que responderán al enorme compromiso contraído: representar al futbol nacional en la competencia más importante del mundo. Lo que es, sin duda, el mayor anhelo de nuestros seleccionados.

Serán ellos quienes representarán todo el futbol de México: a los juveniles, que ya nos han dado campeonatos mundiales y medalla de oro; a las selecciones femeniles, que con entereza nos representan en torneos nacionales e internacionales, y a todos los equipos profesionales y amateurs afiliados a nuestra Federación, la cual está comprometida con su Gobierno para lograr un México en paz.

Ésta es la apuesta decidida por la prevención social de la violencia y la delincuencia que usted, señor Presidente, ha instruido.

Por ello, nos alegra ser parte de programas que impulsa con éxito la Secretaría de Gobernación, como las Glorias del Deporte.

Y saludamos a los exjugadores mundialistas que nos acompañan: Luis Hernández, Cuchillo Herrera, Toño Torres Servín, Fátima Leyva, Lalo Rergis y Octavio El Picas Becerril.

Miles y miles de niñas y niños se benefician con su ejemplo en las academias, porque a través del futbol estos chicos logran mejores caminos y encaran la vida en una forma más positiva.

Asimismo, gracias a la gran aceptación que tiene el futbol en nuestro país, nos hemos comprometido, también, con diversas causas sociales que requieren ser atendidas y no podemos dejarlas a un lado.

Y así, la Liga MX, siempre coordinada con las autoridades, ha implementado la Campaña Naranja contra la Diabetes y Obesidad Infantil; la Campaña Verde, para limpiar nuestro México; la Campaña Azul, para concientizar el cuidado del agua; y, por supuesto, la Campaña Rosa.

Y la FIFA, señor Presidente, también tiene un programa, el de 11 Jugadas por la Salud, que estamos promoviendo para la activación en las escuelas, porque el deporte y el ejercicio son la mejor prevención.

Y agradecemos anticipadamente el apoyo de la Secretaría de Educación Pública y de la CONADE a esta iniciativa, ya que invirtiendo en estos programas logramos una educación integral.

Señor Presidente:

Confiamos plenamente en nuestros seleccionados. Ellos reconocen que no es negociable el privilegio de vestir la camiseta verde, y que en 90 minutos se brinda la oportunidad y se escribe la historia.

Nuestros seleccionados saben y reconocen el apoyo incondicional que tienen de nuestra afición, de sus equipos y, por supuesto, de sus familias, quienes soportan largas ausencias y comparten ansiedades, con alegrías y con tristezas, con sentimientos a tope; porque estas familias saben que sus esposos, hermanos, hijos y padres, llevan en su camiseta verde el ejemplo para millones de niños y jóvenes, y la esperanza de toda una Nación.

Nuestra Selección no viajará sola. Nos apoyarán miles de familias de aficionados y también miles de mexicanos que residen extrafronteras para que en los bellísimos estadios de Brasil se escuche El Cielito Lindo.

El futbol mexicano, una vez más, estará debidamente representado por nuestro arbitraje. Saludo a Marco Antonio Rodríguez, Marvin Torrentera y Marcos Quintero, quienes con su experiencia e integridad nos darán también grandes satisfacciones, porque aportarán en la Copa del Mundo lo fundamental en los partidos: equidad y justicia, a la que tampoco renunciamos.

Finalmente, señor Presidente, en este gran privilegio de estar aquí, en Palacio Nacional, me enorgullece pedirle a nuestro Director Técnico, Miguel Herrera, que complemente nuestro compromiso.

Por su profesionalismo, por su trayectoria y liderazgo, recibámoslo con un aplauso.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Interviene enseguida el Director Técnico de la Selección Nacional, señor Miguel Herrera.

-C. MIGUEL HERRERA: Buenas tardes.

Estimado señor Presidente Enrique Peña Nieto. Distinguidos miembros del presídium, cuerpo técnico, jugadores y directivos de la Selección Nacional. Queridas familias, invitados y compañeros de la Federación Mexicana de Futbol.

Bienvenidos.

El máximo objetivo de un entrenador es justo lo que estoy viviendo desde octubre del año pasado, sobre todo lo que estoy por vivir en Brasil.

Sé que el esfuerzo y la dedicación me han caracterizado, me están otorgando la posibilidad de vivir en esta gran oportunidad, como a los demás entrenadores que me han antecedido.

Sin embargo, es necesario dar gracias a la Federación Mexicana de Futbol, al señor Justino Compeán, a los dueños y a los presidentes de los clubes del futbol mexicano, por la confianza que me brindaron al nombrarme Director Técnico de la Selección Mexicana.

Qué gran orgullo, privilegio, pero sobre todo, una gran responsabilidad.

Uno sueña y anhela, pero el destino nos pone en el lugar correcto y en el momento justo.

Me tocó enfrentar, en este nuevo reto que tiene el futbol de mi país. Lo haré hasta dejar el alma en cada una de mis decisiones y en cada uno de mis actos, porque de esta forma correspondo esta gran responsabilidad y mi compromiso es brindar los mejores resultados a nuestra gran afición.

Somos 32 selecciones nacionales, con las mismas posibilidades, como lo hemos dicho en reiteradas ocasiones.

Los cuartos de final son un objetivo mínimo que nos hemos trazado, pero todos en la Selección pensamos traer la Copa para México.

Para ello, cuento con un gran equipo, formado por 23 futbolistas que juegan en un muy alto nivel. Son grandes seres humanos, capaces de comprometerse por su país, con la ilusión y con la esperanza de millones de mexicanos.

Siempre soñé con vivir este momento. Pero lo digo honestamente, nunca pensé que fuera tan rápido.

Así como un futbolista sueña con participar en un Mundial, lo mismo sucede cuando eres entrenador o Director Técnico.

Hoy sólo puedo decirles, que me siento muy afortunado por el gran honor que me han dado para dirigir la Selección Nacional, la Selección de mi país, el equipo de todos, porque nos hace llorar de felicidad o de tristeza, porque este equipo nos une como Nación, con el que estamos en las buenas y en las malas.

En mi época de jugador no tuve el privilegio de participar en un Mundial, estuve cerca, muy cerca, pero no me tocó.

Sin duda, es el algo que me hubiera llenado de orgullo, porque no hay una mejor forma de agradecerle al futbol lo mucho que nos da. Es defendiendo con honor los colores de tu país en una justa mundialista.

Para mí, la vida quiso que le agradeciera de otra forma y no saben la gran felicidad y satisfacción que me provoca hacerlo.

Que no les quepa duda que desde mi llegada a la Selección, no he dejado de trabajar en busca de encontrar las mejores opciones para hacer frente a este importante reto que tenemos en puerta.

Agradezco mucho a Héctor González Iñárritu y todo su equipo de trabajo en el área operativa, que ha sido sensacional.

Ricardo Peláez en el área deportiva.

Mi cuerpo técnico, al que le agradezco infinitamente por su entrega. Han sido mis más grandes aliados para ir construyendo poco a poco el camino, por el que hemos de andar en el suelo brasileño.

Reunimos a los 23 jugadores mexicanos entre muchos excelentes jugadores. Fue muy difícil. Fue muy difícil, compañeros.

Que actualmente cada uno se entrega al máximo y aspiran a lo más alto. La decisión cayó en estos 23 jugadores, que para nosotros van a representar muy altamente a nuestro país.

Estoy convencido que en su mente ya no existen los miedos. Al contrario, todos y cada uno de ellos sabe lo que es ganar.

Y si en algo estoy seguro, es que toda la Selección Mexicana disputará cada uno de los partidos con la idea de seguir avanzando, y de lograr el objetivo final, que es la Copa.

En Brasil no habrá otro pensamiento, más que salir con el triunfo de cada partido.

Por último, y agradeciendo a cada uno de todos los presentes, quiero decirles que en mi cabeza me comprometo a entregar todo lo de mí; no quedará nada que yo tenga que hacer para dirigir de la mejor forma a los muchachos, entregar los resultados que todos buscamos.

Quienes representan al país, que todos nos vieron nacer y al que tanto amamos, muchas gracias.

Los dejo en manos de, al que nos tocó nombrar como capitán, y que será el estandarte de este quipo y el líder, Rafael Márquez, a quien pido un aplauso.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Escucharemos las palabras del Capitán del equipo, Rafael Márquez.

-C. RAFAEL MÁRQUEZ: Estimado señor Presidente, Enrique Peña Nieto.

Distinguidos miembros del presídium; compañeros seleccionados; directivos de la Federación Mexicana y de la Liga MX.

Señoras y señores:

La espera ha terminado.

Después de cuatro años de trabajo, de cambio, de historia, hoy estamos aquí reunidos gracias al evento futbolístico más importante.

Qué mejor lugar para disputar la gran fiesta del balompié que en Brasil, país encargado de recibir a las 32 selecciones nacionales que se ganaron un derecho de admisión a la Copa del Mundo, y México estará ahí, presente una vez más.

No puede haber un Mundial sin la presencia de México.

Como futbolista, no hay mayor sueño qué cumplir que éste: el jugar un Mundial, portar la playera de tu país, entonar el Himno Nacional al inicio de cada uno de los partidos a disputar, y sentir el aliento de tu afición, apoyada en todo momento.

Es invaluable.

Tengo la dicha de haber vivido tres de estas ocasiones, y créanme que la anhelo, la anhelo tanto, que esta cuarta experiencia me gusta y me invade como si fuera la primera vez que fuera a un Mundial.

Señor Presidente:

Al portar el brazalete de Capitán de la Selección Mexicana de Futbol: es un honor, es un orgullo, es un privilegio; pero también es una gran responsabilidad que recibo por parte de mi cuerpo técnico y de todos mis compañeros, y que acepto con entero profesionalismo y la acepto con todo el corazón.

Echo a andar mi mente al pasado y me encuentro con un niño que, como todos, tenía sueños, pero también muchas ganas de cumplirlos.

Ahora miro el presente, mi realidad, y me siento orgulloso de haber conseguido muchos de ellos y de saber que mi trabajo ha brindado bastantes frutos.

También sé que mi realidad me permite todavía cumplir otros tantos que aún están en mi lista de espera.

Hoy, con mis 22 compañeros de Selección Nacional, tenemos la oportunidad de alcanzar nuevas metas, de romper barreras, de cumplir sueños.

Estoy seguro que todos y cada uno de nosotros, los que representamos con orgullo a nuestro país, México, que en Brasil 2014 hemos soñado en levantar la Copa del Mundo, con darle esa inmensa alegría a toda nuestra gente, a todo nuestro pueblo mexicano.

El turno llegó para nosotros. La labor de los directivos ha terminado e hicieron su trabajo apoyándonos en todo, consiguiendo los mejores partidos de preparación, las mejores instalaciones, y no escatimaron recurso alguno por el bien de la Selección Nacional.

El día de mañana tendremos la despedida de nuestra afición y nos iremos de gira, para seguir con unos partidos de preparación, enfrentándonos a grandes selecciones mundiales, como son: Ecuador, Bosnia y Portugal.

Ahora el turno corresponde a nosotros, estos 23 jugadores que somos los privilegiados, que me honro en representar, estamos dedicados, comprometidos y entregados a trabajar con disciplina y mucha humildad, características que se necesitan para poder lograr grandes éxitos.

Sabemos que millones de aficionados y miles de niños, depositan en nosotros su confianza y nos tienen mucha fe. A todos ellos les digo, a nombre de todos mis compañeros y mío, que no habrá ni un solo momento en que no los tengamos presentes. Sabemos del apoyo incondicional que nos brindan desde cualquier rincón del mundo.

Y en esto del futbol se paraliza a partir del próximo 12 de junio, sólo unos cuantos tendremos la fortuna de estar en Brasil y en nuestra mente no hay nada más que ir paso a paso, entregar todo, sudar hasta la última gota y dejar el corazón en la cancha.

A esto nos hemos comprometido todos nosotros. Y esto es lo que queremos demostrar en la próxima Copa del Mundo de la FIFA Brasil 2014.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Enseguida el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el Capitán y el Director Técnico de la Selección Nacional, el Secretario de Educación Pública y la Directora General del Servicio Postal Mexicano, procederán a la Cancelación del Timbre Postal Conmemorativo de la Selección Nacional.

(CANCELACIÓN DE TIMBRE POSTAL)

-MODERADOR: Veremos a continuación la proyección del video de la Selección Nacional de Futbol titulado Quiero Creer.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)