-MODERADORA: Queda en uso de la palabra el Presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, licenciado Rafael Tovar y de Teresa.

-LIC. RAFAEL TOVAR Y DE TERESA: Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de México; licenciado Emilio Chuayffet, Secretario de Educación Pública; muy distinguidos miembros del Gabinete; señores Gobernadores y representantes del Poder Legislativo.

Miembros del Cuerpo Diplomático Acreditados en nuestro país; titulares de Cultura de las entidades federativas; muy estimados integrantes y amigos de la comunidad cultural y artística.

Señoras y señores:

En los primeros días de su Gobierno, señor Presidente, recibí de usted la encomienda de estructurar un movimiento nacional de agrupaciones musicales que contribuyera a generar un México de paz, tranquilidad y oportunidades. Este programa artístico es ya una realidad, con el sólido comienzo que hoy podremos atestiguar.

Es un claro ejemplo del intenso trabajo que, desde el principio, su Administración ha desplegado en el terreno cultural y que es la mejor manera de celebrar los 25 años de CONACULTA.

La historia de la República se refleja en la historia de sus instituciones de cultura. En cada época, ellas materializan el proyecto de la Nación, condensan su significado, le dan símbolos y valores, expresan el alma de la colectividad.

El nacimiento de CONACULTA, el 7 de diciembre de 1988, expresa la nueva conciencia que después de la noción de cultura nacional que partió en el Siglo XX de la diversidad en busca de la unidad, nos proponía, ya cerca del XXI, entender a México como unidad en la diversidad.

Fue la respuesta a una pregunta capital: Cómo asumir nuestra diversidad. Trajo consigo una redefinición profunda del papel del Estado en la vida cultural del país, reflejada en una nueva relación entre el Estado y los intelectuales y artistas

La conciencia de que el apoyo a la cultura es responsabilidad y, a la vez, derecho de todos y nuevas vías de colaboración entre la Federación, estados, municipios, que reconocen la pluralidad de las voces de la Nación,

Las instituciones nacionales ampliaron sus capacidades de gestión bajo las figuras de Secretarías, institutos y consejos.

Las cámaras del Poder Legislativo establecieron comisiones de cultura para la atención específica del tema.

Este nuevo mapa institucional permitió contar con un organismo integrador del conjunto, vasto y heterogéneo, de nuestras instancias culturales Federales, y multiplicar las acciones de preservación del patrimonio cultural, aumentar y transparentar los recursos destinados a apoyar a los creadores, extender el alcance de la educación y la difusión cultural y artística y ampliar la infraestructura cultural nacional.

Esta fue la tarea naciente de CONACULTA.

Una institución mejor preparada para, en suma, responder al precepto constitucional ahora, que en 2009 incorporó el derecho universal de acceso a la cultura y el ejercicio de los derechos culturales como derechos humanos fundamentales.

Estos, han sido los años de una revolución tecnológica transformadora de todas las esferas de la vida humana, de las que no es ajeno el paradigma de la promoción cultural.

Y para la sociedad mexicana el surgimiento de los nuevos y grandes retos en los ámbitos de la educación, la economía, el desarrollo social y la seguridad y la necesidad imperiosa de valernos de todos nuestros recursos para afrontarlos.

Baste mencionar, la importancia de la cultura como punto de encuentro de la diversidad, bastión contra la violencia y la sinrazón y medio esencial para el entendimiento, la concordia y la paz sociales.

Todo ello, hace imposible ver al CONACULTA como hace 15 o 20 años o volver al pasado. Y nos obliga a reimaginarlo, a entender y a interpretar nuestra época, a definir con imaginación y claridad las vías para transformarlo y fortalecerlo.

Hoy, con el Programa especial de Cultura y Arte 2013-2018, el CONACULTA da pasos hacia una nueva etapa para hacer de la cultura un agente poderoso en el cumplimiento de las metas nacionales.

El programa que de acuerdo con el proceso de planeación establecido se dará a conocer a través de la Diario Oficial de la Federación en breve, se articula alrededor de cinco estrategias:

La primera consiste en dar la perspectiva de equidad e inclusión sociales a la acción cultural en su conjunto.

Se han diseñado nuevos programas para incrementar la aportación de la cultura a las acciones del Gobierno de la República, enfocadas al desarrollo, la seguridad y la prevención social.

Con el Programa Cultura para la Armonía se atenderá de modo especial a las comunidades comprendidas en los polígonos definidos en el Programa Nacional para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia, y en la Cruzada Nacional México Sin Hambre.

La segunda estrategia consiste en la conservación y el aprovechamiento intensivo del patrimonio y la infraestructura culturales.

México cuenta con un patrimonio y una infraestructura, que ha costado a los mexicanos muchas décadas y recursos construir.

Debemos concentrar los esfuerzos en mantenerlos en las mejores condiciones posibles, antes que generar nuevos proyectos más allá de los necesarios y sustentables.

Con esta visión, se privilegia la creación y puesta en marcha de planes de manejo de zonas arqueológicas y museos a nivel nacional; la construcción y modernización de la estructura operativa de las zonas ya existentes; el programa de adquisición de obra artística; la actualización de la infraestructura con remodelación, e incorporación de tecnología de punta en museos, teatros, foros y escuelas de bellas artes.

Se pondrá en marcha el Programa Nacional de Animación Cultural con el propósito de revitalizar la infraestructura, para darle un uso pleno y sumar espacios públicos y privados.

La tercera estrategia. Es el acceso universal y la cultura, y uso de los medios digitales. En nuestro país existe ya un considerable crecimiento de usuarios de Internet, que pasaron en el último año de 41 a 46 millones.

Asumimos el compromiso como parte de la estrategia digital nacional, de adoptar Internet y las plataformas digitales como canal estratégico para poner a disposición de la gente, bienes y servicios culturales.

Se encuentran ya en desarrollo plataformas para brindar acceso digital a un acervo creciente e ilimitado de libros, música, películas, videos, grabaciones, fotografías, cursos y conferencias, eventos artísticos en vivo, recorridos virtuales y piezas de museos.

La cuarta estrategia. Estímulos a la creación y al desarrollo cultural productivo, reconoce en toda su importancia a la cultura como sector económico. El gasto de los hogares mexicanos por adquirir bienes y servicios culturales, de acuerdo con el INEG, es significativo, 3.8 por ciento.

Existe un mercado que las industrias culturales deben aprovechar con producción diversa y de calidad. Estrategias mercadotécnicas y políticas públicas favorables, de carácter intersecretarial, que promuevan los contenidos de valor, la innovación y la calidad de exportación.

Para ampliar dichas políticas y los programas ya iniciados de fomento y estímulo a empresas creativas y culturales, se llevará a cabo este año un foro de reflexión y operación sobre los mecanismos internacionales y apoyo a las industrias culturales.

En el caso de la cinematografía, el trabajo se orientará a la armonización de criterios con que operan los diferentes mecanismos de apoyo a la producción audiovisual. A la creación de circuitos alternativos de distribución y a la capacitación y profesionalización.

Se ha puesto en marcha una nueva política de fomento de la industria editorial, mediante coediciones a través de convocatoria pública; nuevas estrategias para la promoción del libro mexicano en el extranjero; el impulso a la edición y distribución digitales del libro; y la creación de centros de coordinación de fomento a la lectura en los estados.

En 2013 se inició la redefinición de las políticas y programas de estímulo y reconocimiento a la creación. Conjuntamente con los estados se fortalecerán los fondos mixtos como las grandes vías de nuestro trabajo común, pasaremos de nueve a 17 grandes fondos nacionales a través de los mecanismos ya aprobados del FONCA para la atención de las más diversas áreas culturales.

La quinta estrategia, finalmente, es ampliar el diálogo y el intercambio cultural entre México y el mundo, el propósito es contribuir al reposicionamiento de la imagen de México y el fortalecimiento de la presencia mexicana en los más importantes foros internacionales y de las expresiones del mundo en México.

Llevar a cabo estas estrategias y programas representa un trabajo cuidadoso de diagnóstico, participación y una eficaz coordinación interinstitucional.
Con el objeto de contar con una participación amplia en la toma de decisiones, a partir de este año conformaremos consejos consultivos para cada especialidad de la cultura, integrados por responsables de las instituciones culturales, miembros de la comunidad y expertos.

Por la condición esencialmente transversal de la cultura, además del vínculo natural con la Secretaría de Educación Pública trabajamos en estrecha colaboración con la coordinación de Estrategia Digital Nacional de Presidencia y las Secretarías de Gobernación, Desarrollo Social, Economía, Turismo, Relaciones Exteriores y Comunicaciones y Transportes, entre otras instancias Federales.

Cabe destacar que en 2014 se concluirá la renovación de los 32 convenios marco de colaboración con las entidades federativas, de los que ya en 2013 se formalizaron 14.

Como nunca debemos reconocer y proyectar con acciones concretas la naturaleza multidimensional de la cultura y sus intersecciones con prácticamente todas las esferas del desarrollo.

Señor Presidente de la República.

Señoras y señores:

Alguna vez Octavio Paz, cuyo centenario celebra México y el mundo este año, habló de la necesidad, más que de cambiar el país, de desplegar su capacidad creadora. Un pueblo, dijo, que ha levantado Teotihuacán y ha construido Morelia y Puebla, que ha producido una Sor Juana Inés de la Cruz y un Ramón López Velarde no es un pueblo condenado.

Necesitamos comprender con el entendimiento y la sensibilidad nuestra historia en su totalidad. Los tres Méxicos, cada uno presente en los otros, en sus alianzas, rupturas y metamorfosis.

En esta capacidad creadora, en esta fuerza de nuestra cultura y nuestra historia se sustenta la plena confianza que debemos tener los mexicanos de que esta etapa de reformas y cambios para el avance del país transita y transitará en la dirección correcta.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Veremos enseguida la proyección del video: 25 Años de CONACULTA.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: Interviene enseguida el maestro Hugo Gutiérrez Vega, integrante de la Comunidad Cultural.

-MTRO. HUGO GUTIÉRREZ VEGA: Señor Presidente de la República; señor Secretario de Educación Pública; señores del presídium.

Señoras y señores:

A través de las manifestaciones artísticas, se pueden estudiar los rasgos principales de las distintas etapas de la historia de México, pues hay una dependencia orgánica y viviente entre las obras del arte con la historia y la vida individual y social de sus autores.

Decía César Vallejo: que este sincronismo es un fenómeno ineluctable de biología artística. Sin embargo, conviene aclarar que se trata de un proceso dialéctico y no de un simple reflejo mecánico.

El arte tiene una sustantividad independiente y el artista posee su propia e intransferible manera de relacionarse con los fenómenos sociales y con el ambiente espiritual de su momento histórico.

De ninguna manera pretendo afirmar su superioridad o identificarlo con los místicos o los iluminados. Simplemente intento situarlo en el marco de una actividad que, como todas las realizadas por el hombre, fija su huella indeleble en la vida y la conducta de quienes la profesan.

En nuestro tiempo debe intentarse la conciliación entre el esteticismo y la posición historicista. La cultura tiene, por encima o por debajo de su neutralidad, un contenido político. La tienen también quienes la fomentan.

En el mejor momento de la difusión cultural posrevolucionaria, se entregaron los muros de los edificios públicos a los artistas y, sin programación ni censura, se les permitió pintar lo que su conciencia, su emoción y su talento les dictara.

Clemente Orozco llevó a su extremo más ejemplar esa libertad creativa pintando en el muro de la Suprema Corte de Justicia una alegoría esperpéntica que representa a la justicia cuando se corrompe como una pintada ebria y delirante, arrastrando por el suelo la emblemática balanza.

Marx afirmaba que el arte es una dimensión esencial de lo humano, y sostenía que para su realización plena era indispensable un clima de libertad y respeto para el creador artístico.

Para Thomas Mann, el arte libera al hombre de las servidumbres impuestas por la historia, actuando como mediador, como una especie de demiurgo nietzscheano.

El arte que es de la naturaleza muy delicada requiere apoyo de las instancias políticas y sociales, pero no puede admitir el más mínimo asomo de control o de censura.

Por tanto, los gobiernos deben renunciar a cualquier forma de control, pues al hacerlo, lo único que logran es desnaturalizarlo y empobrecer a la sociedad.

Mijaíl Bulgákov, en una carta memorable dirigida a Stalin afirma que el escritor que asegure no necesitar de la libertad expresión, es como el pez que afirme no necesitar del agua para seguir respirando.

Hace 25 años se creó CONACULTA. Siguen vivas las ideas de su fundador, Víctor Flores Olea. Y los trabajos de creación y consolidación realizados por Rafael Tovar y de Teresa, en el admirable sistema de creadores, que es uno de los más generosos de los pocos que hay en el mundo.

En él, nunca se ha buscado la formación de intelectuales orgánicos, sino el patrocinio del Estado a las labores de creación, sin intentar mediatizarlas o instrumentarlas para su servicio.

Son los poderes fácticos los que exigen a sus turiferarios una sumisión sin fisuras.

Durante 12 años, el odio conservador a la cultura y al Estado laico rompió con esta tradición posrevolucionaria, y se disfrazó con un gigantismo absurdo y contradictorio y contraproducente.

En la entrega de los premios nacionales, el Presidente de la República afirmó que es necesario incrementar el diálogo entre el poder político y los intelectuales. Se refería, sin duda, a los intelectuales capaces de escuchar los diferentes puntos de vista de la sociedad civil.

Es claro que ese diálogo tendrá momentos de discusión y de controversia, pues se celebra cuando es más urgente la necesidad de analizar las modificaciones al modelo socioeconómico, ya que el neoliberalismo sólo ha favorecido a los barones dueños del país.

El gran ensayista portugués Almeida Garrett, para afirmar el papel de regulador de la economía que debe cumplir el Estado, advertía: Un Gobierno que da de comer de más a sus barones, está en peligro.

En ese diálogo tenemos que hablar de la necesidad de suprimir los recortes a las actividades culturales, que deben ser consideradas como prioritarias y no como suntuarias.

La creación artística coadyuva determinantemente en el mejoramiento de la convivencia, el fortalecimiento de la democracia, y el mantenimiento de la vida civilizada.

La inteligente relación que ha mantenido CONACULTA con los creadores, puede considerarse como uno de los aspectos más positivos del diálogo entre los intelectuales y la autoridad política.

Conviene que hablemos de las reformas constitucionales y de su impacto en la vida económica de la sociedad civil y en la soberanía de la Nación; de la situación de los indígenas que viven como extranjeros en su propia tierra, y de la violencia desatada en el sexenio sangriento que sigue destrozando el tejido social del país.

Son fundamentales los temas que debe abarcar ese diálogo imprescindible, señor Presidente, con el cual trataremos de recuperar la tradición posrevolucionaria, que fue entendida no como una lápida, sino como un capitel sobre el cual se construiría un futuro mejor.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Viene ahora la participación musical a cargo de la Orquesta y Coro Movimiento Nacional de Agrupaciones Musicales Comunitarias.

(PIEZA MUSICAL)

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)