-MODERADOR: Queda en uso de la palabra el médico veterinario zootecnista, Francisco Domínguez Servién, Gobernador del Estado de Querétaro.

 

 

-GOBERNADOR FRANCISCO DOMÍNGUEZ SERVIÉN: Muy buenas noches tengan todas y todos ustedes.

 

            Un honor que esté aquí, con nosotros, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto.

 

            Muchas gracias por estar aquí, en Querétaro.

 

            Al Contador Público certificado Juan Manuel Portal, Auditor Superior de la Federación, también, bienvenido a Querétaro.

 

            Maestro Virgilio Andrade Martínez, Secretario de la Función Pública.

 

            Licenciado Francisco Guzmán Ortiz, Jefe de la Oficina de la Presidencia.

 

            Ministro Aroldo Cedraz, Presidente del Tribunal de la Unión de Brasil y Presidente de la OLACEFS.

 

            Diputado Federal, Luis Maldonado, Presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de Fiscalización.

 

            A la doctora Patricia Arriagada, Contralora General y Secretaria Ejecutiva de la OLACEFS.

 

            Al Contador Público certificado Rafael Castillo, Auditor Superior de Fiscalización del estado.

 

            Al Diputado Roberto Cabrera, Presidente de la Mesa Directiva de la Legislatura del estado.

 

            A la señora Magistrada María Consuelo Rosillo, Presidenta del Tribunal Superior de Justicia del estado.

 

            Al General de Brigada Diplomado Estado Mayor, Francisco Aguilar, Comandante de la 17 Zona Militar en el Estado de Querétaro.

 

            Senadores.

 

            Diputados Federales.

 

            Diputados locales.

 

            Presidentes Municipales.

 

            Integrantes de los países que participan en esta 25 Asamblea General.

 

            Bienvenidos todos a Querétaro.

 

            La historia de nuestra Patria está ligada a este estado.

 

En este Teatro de la República, hace ya casi 100, años se reunió una generación joven y revolucionaria; individuos con diferentes ideologías, pero hermanados con un mismo espíritu, que los llevó a plasmar en el papel los más altos ideales de nuestra Nación.

 

            En este Teatro de la República se reunió una generación visionaria que redactó la Constitución de 1917, la que funda las bases del México contemporáneo.

 

            Es deseo de un servidor, que este mismo espíritu forme las relaciones de cooperación entre las entidades de Fiscalización Superior, aquí representadas, y con ello, el éxito de estos trabajos.

 

            La Fiscalización y el Control gubernamental por parte de organismos autónomos favorecen el buen uso de los recursos y la rendición de cuentas; garantizan la transparencia con objetividad y credibilidad; consolidan a las instituciones públicas, fortaleciendo su credibilidad ante los ciudadanos.

 

            Nuestra sociedad exige gobiernos abiertos y modernos, ceñidos en el marco estricto de la ley, los principios de rendición de cuentas y el escrutinio público.

 

            Esto es una mayor transparencia y compromiso del Gobierno por parte y exigencias de una participación ciudadana.

 

            En Querétaro tenemos la firme convicción de que las instancias públicas no pueden asumir la tarea de fiscalizarse por sí mismas, sin riesgo de caer en la simulación.

 

            Sabemos, también, contar con instancias profesionales y capacitadas, como las que ustedes representan, brindan certeza, y señalan el norte de nuestro destino.

 

            Gracias a dicha convicción, hoy Querétaro ya es referente de México en estos esfuerzos.

 

Todos los funcionarios de mi gabinete estatal, empezando por el titular del Ejecutivo, hicimos públicas nuestras declaraciones patrimoniales, fiscal y de intereses, ante un organismo autónomo, como es el Instituto Mexicano de Competitividad.

 

            Vamos a fortalecer la Contraloría Social, a fin de que se supervise la correcta aplicación de los recursos; tenemos una mayor coordinación con los órganos de fiscalización Federales, lo que conlleva más exigencias de nuestras áreas.

 

Trabajaremos con un presupuesto abierto y participativo, cuya norma será la austeridad en el gasto burocrático.

 

            Desde esta cuna de la Constitución Política Mexicana, refrendo mi mensaje de respeto y cooperación al Jefe del Ejecutivo, al licenciado Enrique Peña Nieto.

 

            Señor Presidente.

 

            Querétaro seguirá siendo un referente de la causa federalista que usted encabeza, y seguirá teniendo puentes constructivos para nuestra vida democrática.

 

            A nombre del pueblo y del Gobierno de Querétaro, agradezco nuevamente su presencia en este lugar republicano.

 

            Los invito a todos a que en el marco de esta Asamblea mandemos un mensaje contundente a Latinoamérica y al Caribe.

 

Trabajemos juntos por la renovación profunda de la ética pública de nuestros países, podemos hacerlo, vamos a lograrlo.

 

Les deseo el mayor de los éxitos en ésta, su Asamblea General Ordinaria.

 

            Bienvenidos.

 

Querétaro es su casa.

 

            Muchas gracias.

 

 

-MODERADOR: A continuación toma la palabra el maestro Virgilio Andrade Martínez, Secretario de la Función Pública.

 

 

-MTRO. VIRGILIO ANDRADE MARTÍNEZ: Muy buenas noches a todos.

 

            En primer lugar, saludo al señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto; al señor Gobernador del Estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién.

 

Al señor Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez.

 

            Al Presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, Luis Maldonado Venegas.

 

Al Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Francisco Guzmán.

 

            Y desde luego, a nuestros distinguidos visitantes que nos acompañan en el presídium, a don Aroldo Cedraz, Presidente del Tribunal de Cuentas de la Unión de Brasil; y a doña Patricia Arriagada, quien es la Contralora en Chile y, además, Secretaria Ejecutiva de esta organización.

 

            Y, por supuesto, a don Rafael Castillo, Auditor del Estado de Querétaro.

 

Una bienvenida, también, muy cálida a todos quienes nos visitan por parte de las entidades de Fiscalización Superior de América Latina y el Caribe; así como integrantes de las distintas contralorías, tanto a nivel Federal, como de la República.

 

            Estar aquí, en el Teatro de la República, y en Querétaro, no es sólo un motivo de satisfacción, sino conlleva una responsabilidad fundamental.

 

La responsabilidad de honrar el Estado de Derecho, que aquí tuvo sus raíces contemporáneas para México con la Promulgación de la Constitución de 1917.

 

            Y hoy en día, honrar el Estado de Derecho en el mundo contemporáneo implica poner en alto un valor fundamental dentro del Estado: el valor de la rendición de cuentas.

 

            En ese sentido, rendir cuentas es honrar el Estado de Derecho y es honrar, también, la historia de casi 100 años de nuestro país en nuestra materia constitucional.

 

            El día de hoy, la Inauguración de la 25ª Asamblea Ordinaria de Entidades Fiscalizadoras Superiores de América Latina y el Caribe, se da en el marco de dos políticas fundamentales que el Presidente Enrique Peña Nieto ha encabezado.

 

            Por un lado, impulsar el México con responsabilidad global.

 

Y, por otro, generar las reformas necesarias para transformar el país, entre ellas, la de la creación del Sistema Nacional Anticorrupción.

 

            Ambas políticas de Estado confluyen simbólicamente en este evento.

 

            Hablar de responsabilidad global implica el valor de compartir con nuestros hermanos, en este caso, de América Latina y el Caribe, en un tema muy sensible para la ciudadanía, como es el de la rendición de cuentas.

 

            Hoy en día la sociedad global exige de cooperación y exige de poder intercambiar las mejores prácticas en las políticas que nos interesan y, como es en el evento de esta semana, la rendición de cuentas y la fiscalización.

 

            Por otra parte, las reformas impulsadas por el Presidente de la República y que fueron acordadas en el Congreso, cerraron con la aprobación en nuestra Constitución de instituciones nuevas que conforman el Sistema Nacional Anticorrupción, en el cual sobresale un espacio de diálogo entre ciudadanos y distintas instituciones.

 

            Dos de ellas tienen la responsabilidad de seguir paso a paso el destino del gasto de las instituciones de la República; por un lado, la propia Auditoría Superior de la Federación y, por otro, la Secretaría de la Función Pública.

 

            Ambas instituciones consideradas en el Sistema Nacional Anticorrupción de la reforma tendrán la responsabilidad de aprender de las mejores prácticas y, particularmente con relación a este evento, de dos instrumentos fundamentales.

 

            Por un lado, el desarrollo tecnológico para poder tener la rendición de cuentas permanente, día a día, incluso para poder vigilar y explorar la secuencia de la toma de decisiones; pero, por otro, la inminente participación ciudadana en la rendición de cuentas.

 

            Para conformar lo que hemos denominado los gobiernos abiertos y la condición necesaria para entender de manera óptima la participación ciudadana es, precisamente, entendiendo cómo en otras regiones y latitudes, especialmente las que nos hermanan, han podido realizar y combinar ambas prácticas.

 

            Así, combinar tecnología con participación ciudadana, conlleva a honrar los principios constitucionales y los principios universales de la rendición de cuentas: honradez, eficiencia e imparcialidad.

 

            Así, hoy en día, México ratifica, en este marco, su responsabilidad global de compartir, a favor de los ciudadanos de México y de la región, la reforma específica que nos va a llevar a seguir mejorando paulatinamente el tema de la rendición de cuentas, condición necesaria para poder honrar los gobiernos abiertos del Siglo XXI.

 

            Muy bienvenidos y muchas gracias.

 

 

-MODERADOR: Enseguida toma la palabra el Diputado Luis Maldonado Venegas, Presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Honorable Cámara de Diputados.

 

 

-DIP. LUIS MALDONADO VENEGAS: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

 

            Señor Gobernador del Estado de Querétaro:

 

Muchas gracias por su generosa hospitalidad.

 

            Señor Secretario de la Función Pública.

 

            Señor Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República.

 

            Señora Presidenta del Honorable Tribunal de Justicia del estado.

 

            Señor Auditor Superior del estado.

 

            Señoras y señores.

 

            Delegados a la 25ª Asamblea de la Reunión del Consejo Directivo de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades de Fiscalización Superior.

 

            Señor Ministro Aroldo Cedraz de Oliveira, un saludo cordial y respetuoso.

 

            Hemos sido convocados a esta Sesión Plenaria con el ánimo común de compartir experiencias, intercambiar información y conocer del resultado de las acciones desplegadas por las entidades de Fiscalización Superior de nuestras naciones hermanas.

 

            La presencia del Primer Mandatario de la Nación nos honra y porque nos honra, nos compromete a hacer de este ejercicio, más que una simple tarea de reflexión, la formulación de un prontuario de acciones concretas que nos permita enfrentar con nuevos y mejores instrumentos el desafío ingente que acomete la labor, la misión y la función de todas nuestras entidades de cara, hay que decirlo, a una crisis generalizada de confianza que experimentamos en el entorno de nuestras respectivas naciones.

 

            En la última década, la fiscalización ha adquirido especial relevancia en la agenda de nuestros países, puesto que una buena fiscalización puede traducirse en beneficios tangibles a favor de la Administración Pública, pero sobre todo, a favor de la población en general, que demanda de nosotros transparencia y rendición de cuentas.

 

            En el marco de una sana división de poderes, la fiscalización superior constituye un instrumento fundamental para el equilibrio y control del Poder Legislativo, respecto de los demás poderes del estado, ya que evalúa la gestión de estos y el cumplimiento de objetivos y metas que corrige y que sanciona prácticas irregulares o ilícitas.

 

            En México, el trabajo parlamentario se remonta cerca de 190 años, desde que en su origen se constituyó la Contaduría Mayor de Hacienda y, desde entonces, a la fecha, es en el ámbito de la Cámara de Diputados, del Honorable Congreso de la Unión, donde se ejerce esta función esencial de control y vigilancia de los recursos de origen Federal.

 

            Recientemente al instalarse la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, correspondiente a la 68 Legislatura, hemos refrendado el total respaldo a la autonomía técnica y de gestión de esta instancia, blindándola de las injerencias políticas que pudieran limitarla o, peor aún, vulnerar su función.

 

Pero también hemos reiterado la exigencia de que se actúe en apego de la legitimidad, imparcialidad, confiabilidad y transparencia que son los principios rectores de esta institución y cabe decirlo que los ha cumplido a cabalidad su titular, hoy el contador Juan Manuel Portal, quien se encuentra al frente de estas responsabilidades.

 

            El programa de trabajo que se ha propuesto desarrollar esta reunión del Consejo Directivo de las Organizaciones se focaliza centralmente en dos aspectos: la participación de la ciudadanía en todas las acciones relevantes en materia de fiscalización y control; así como  los aspectos relacionados con la importancia en el uso de las bases de datos para el fortalecimiento de las tecnologías de la información y para el ejercicio del control.

 

            Ninguno de estos dos aspectos obedece a condiciones puramente circunstanciales. Corresponden a dos dimensiones asociadas que experimenta la sociedad de nuestro tiempo: una sociedad más exigente, una sociedad más informada, más demandante y cada vez más comprometida.

 

            Me complace expresar que en México, particularmente en el ámbito del Congreso de la Unión, nos encontramos a tiempo y en tiempo de procesar las necesarias reformas que permitirán, en breve, consolidar el Sistema Nacional de Transparencia, el Sistema Nacional Anticorrupción y el Sistema Nacional de Fiscalización.

 

            Por cuanto se olvida a veces que la sociedad es el origen y el destino de toda norma, y se prefiere la forma al fondo de la justicia, cuando eso ocurre, cuando se privilegia el procedimiento con desprecio de la verdad intrínseca, cuando se interpreta la letra de la ley y se vicia su espíritu, las normas pierden eficacia y se debilita su función rectora de la vida social.

 

            Por ello, la ley debe permanentemente comprender y traducir las exigencias de una sociedad dinámica, en permanente transformación.

 

Y, hoy por hoy, esa exigencia reclama de las entidades públicas rendición de cuentas y transparencia, en el ejercicio de los recursos que les son asignados para cumplir con sus funciones rectoras.

 

            Durante la pasada Legislatura se concretó una intensa e inusitada labor parlamentaria, que permitió reformas de carácter estructural, denominadas de gran calado, muchas de ellas postergadas por décadas.

 

            A la par de esas reformas, se sentaron también las bases de un nuevo marco constitucional que permitirá precisar en la legislación secundaria, las disposiciones que pongan coto definitivo a los fenómenos de corrupción que minan nuestra convivencia, y que permitirán, también, que la fiscalización se cumpla en tiempo real y pueda vigilar de manera amplia y eficiente, no solamente desde un punto de vista cuantitativo, sino cualitativamente, el ejercicio de los fondos públicos.

 

            Me es grato informar que existe el ánimo de todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión para poder, en los próximos meses, dar puntual consecución a esta aspiración, que es también, como ya se dijo, exigencia impostergable para poder cumplir y hacer cumplir el mandato constitucional que ya se encuentra expresado en nuestro Máximo Ordenamiento Legal.

 

            Sin duda, el paradigma de gobernanza propone hoy la participación intensa de los ciudadanos, como ya se ha dicho aquí, de sus organizaciones y de la iniciativa privada, lo que añadirá valor público y moral al desempeño de las distintas instituciones de la República.

 

            No se trata de que en el sistema de fiscalización nos acerquemos a los ciudadanos. Se trata de ciudadanizar el propio sistema de fiscalización, que la sociedad se empodere y haga suya, verdaderamente, la capacidad de vigilar el origen y el destino de los recursos públicos.

 

            Con ello, estoy cierto, se revertirán todas las sombras, los abusos de poder que tanto han afectado la credibilidad y la confianza ciudadana.

 

            Pero no omitimos, señor Presidente, distinguidos invitados, frente a estos fenómenos profundos de transformación, decir y afirmar que, lamentablemente, aún el Poder Legislativo es uno de los últimos reductos de opacidad; que es ya, por supuesto, infranqueable la necesidad y el deber que tenemos de superar esa asignatura pendiente.

 

Y confío en que será esta Legislatura la que lo haga, porque podremos tener la razón legal para vigilar a quien vigila, pero no tendremos la razón moral de seguir haciéndolo mientras no nos ciñamos a las mismas normas y exigencias que aplicamos a los demás sujetos obligados.

 

            Finalmente, señor Presidente, deseo transmitirle, a nombre de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, una respetuosa solicitud.

 

            En el ámbito preventivo, consideramos muy relevante que una vez emitidas las disposiciones del Presupuesto de Egresos de la Federación, teniendo presente que es hasta el mes de febrero cuando las entidades tienen la facultad de emitir las reglas de operación para la aplicación de los programas federales, podamos declarar el mes de marzo, el mes para la difusión de estas disposiciones.

 

            Estamos claros y ciertos que todas las entidades de control y vigilancia están ampliamente informadas e impuestas de ellas, pero se trata de que lleguen a todos los ejecutores del gasto, para que no por error o mala o interpretación se incurra en faltas indebidas, sancionadas o sancionables.

 

            Estimadas y estimados delegados:

 

            La reciedumbre de nuestras naciones se ha probado históricamente en la adversidad, porque ha sido en los momentos cruciales que el espíritu de nuestros pueblos ha hecho acopio de fortaleza y de capacidad.

 

            Creo verdadera y sinceramente que en un mundo determinado por la competitividad y la interdependencia, ante fenómenos de globalización económica y tecnológica, y frente a sociedades ávidas de respuesta, de soluciones y de resultados, la ruta de la transparencia, de la rendición de cuentas de los gobiernos abiertos habrá de abonar a una cultura de corresponsabilidad y de progreso compartido y, en ello, la labor de este encuentro puede y debe aportar avances y beneficios en pro de esa causa común de todos nuestros países.

 

            Bienvenidos a México y mucho éxito en sus trabajos.

 

 

-MODERADOR: A continuación toma la palabra el señor Aroldo Cedraz de Oliveira, Presidente del Tribunal de Cuentas de la Unión de Brasil.

 

 

-SR. AROLDO CEDRAZ DE OLIVEIRA: Buenas noches a todos.

 

            Es con mucho gusto que saludo al señor Excelentísimo Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto.

 

            Saludo al Gobernador Constitucional del Estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién.

 

            Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez; nuestro presidente, Secretario de la Función Pública, Ministro Virgilio Andrade Martínez.

 

Licenciado Francisco Guzmán Ortiz, Jefe de la Oficina de la Presidencia; licenciado Luis Maldonado Venegas, Presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, de la Honorable Cámara de Diputados; licenciada Patricia Arriagada Villouta, Contralora General de la República de Chile, y Secretaria Ejecutiva de la  OLACEFS.

 

            Doctor Rafael Castillo, Auditor Superior de la Fiscalización del Estado de Querétaro.

 

            En nombre de Valdecir Pascoal, Presidente de ATRICON de Brasil, saludo a todos los brasileños presentes y a los presidentes de países de América Latina y el Caribe, más también,  muchos países amigos que aquí están presentes.

 

            Señoras y señores.

 

            Tengo el agrado de dirigirme a ustedes en un momento tan noble de nuestra Organización. La apertura de la Asamblea General de la OLACEFS en Santiago de Querétaro, es la ocasión ideal para evaluar competiciones y hacerse el planteamiento de las perspectivas para el futuro de la Organización.

 

            Me gustaría empezar agradeciéndoles calurosamente a nuestros anfitriones de la Auditoría Superior de la Federación de México. La amable recepción que nos han dispensado ha encantado a todos los invitados, le agradezco de manera muy especial al señor Auditor Superior de la Federación de México, doctor Juan Manuel Portal Martínez, y a su muy competente y atento equipo.

 

            El Estado de Querétaro donde se nos recibe con tanta hospitalidad posee características únicas que le otorgan un escenario perfecto para celebrar esta Asamblea.

 

            En las calles de esta ciudad nos acercamos a acontecimientos vivos de la milenaria e importante historia de México.

 

            A la vez, es una metrópolis ágil, uno de los ejes dinámicos de la América Latina. El avanzado desarrollo económico, y el rico mosaico social que vemos aquí, son una señal clara de que necesitamos siempre innovar en el sector público, si deseamos estar a la altura de las exigencias de los ciudadanos.

 

            En esta dirección hemos trabajado en la comunidad regional de entidades fiscalizadoras superiores en los últimos años. Creemos firmemente que el fortalecimiento de las iniciativas existentes y el desarrollo de nuevos proyectos tuvieron el sentido de modernizar las prácticas de gestión y ejecución de auditoría, reforzar las capacidades de nuestros recursos humanos, establecer enlaces duraderos y demostrar el valor y beneficios de las instituciones de control.

 

            Señoras y señores:

 

            Les doy la bienvenida a este magnífico encuentro, que, ciertamente, logrará alentar discusiones sobre el presente y el futuro del control gubernamental. Los trabajos siguen la estructura innovadora de nuestra reunión anual de Cusco y de las jornadas la OLACEFS, en Quito, orientadas hacia la obtención de la más amplia variedad de puntos de vista, a todos los participantes se les estimula vivamente a compartir sus experiencias y aspiraciones en los debates y foros de discusión.

 

            Para finalizar, les agradezco una vez más al querido pueblo mexicano y a su Presidente, Enrique Peña Nieto, quien nos honra con su presencia.

 

            Buenas noches.

 

            Y que disfruten esta Asamblea, y estos días en esta hermosa ciudad, Santiago de Querétaro, que nos recibe con una especial acogida, y encima de todo, muchísima hospitalidad.

 

            Muchas gracias a todos. Éxito para nuestro evento.

 

            Gracias.

 

 

-MODERADOR: Enseguida toma la palabra el contador público certificado Juan Manuel Portal Martínez, Auditor Superior de la Federación.

 

 

-C.P. JUAN MANUEL PORTAL MARTÍNEZ: Muy buenas tardes a todos.

 

            Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Señor Gobernador Constitucional del Estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién.

 

Ministro y amigo Aroldo Cedraz de Oliveira, Presidente de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores, OLACEFS, y además Presidente del Tribunal de Cuentas de la Unión de la República Federativa del Brasil.

 

Diputado Luis Maldonado Venegas, Presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación.

 

Maestro Virgilio Andrade Martínez, Secretario de la Función Pública.

 

Distinguidos integrantes de este presídium.

 

Señoras y señores delegados de los países integrantes de nuestra organización e invitados especiales.

 

Damas y caballeros.

 

Todos los asistentes a este evento:

 

            Deseo, a nombre de la Auditoría Superior de la Federación, darle una cordial bienvenida a la celebración de la Vigésimo Quinta Asamblea General Ordinaria de la OLACEFS.

 

            Nos corresponde en esta ocasión ser anfitriones de este importante evento en la Ciudad de Santiago de Querétaro, de insigne pasado, que será el marco de nuestros trabajos a lo largo de esta semana.

 

            Por ello, agradezco cumplidamente a las autoridades estatales y municipales, por las facilidades y apoyo brindado para hacer posible nuestra reunión.

 

            Es manifiesto para todos los integrantes de nuestra organización el papel que ha desempeñado el Tribunal de Cuentas de la Unión de Brasil, en su encargo en la presidencia, secundada en su compromiso con el apoyo administrativo y logístico de la Contraloría General de Chile, que ocupa la Secretaría Ejecutiva.

 

            Existe en todos los países la convicción de que es un imperativo contar con una institución independiente que tenga por misión revisar si el uso que se hace de los recursos públicos cumple con los criterios mínimos del buen gobierno: eficiencia, eficacia, economía.

 

            Esta actividad representa un contrapeso indispensable para el equilibrio de los poderes y pretende constituirse en garante del interés público.

 

            La labor fiscalizadora enfrenta en ocasiones un entorno complicado, puesto que existe una concepción generalizada de que la revisión de la gestión gubernamental implica por naturaleza un clima de confrontación entre el auditor y el ente auditado.

 

            Desde nuestra perspectiva, esta situación no tiene por qué existir, nuestro objetivo y responsabilidad es ayudar a mejorar la Administración Pública y procurar el mejor uso de los recursos del Estado.

 

            Es evidente que en un campo tan vasto, como el que abarca el ejercicio gubernamental, el intercambio de experiencias, la generación de capacidades, la definición de las mejores prácticas y la colaboración entre instituciones que tienen los mismos objetivos, representan un factor de gran importancia.

 

            Por ello, a través de la Organización Internacional de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (INTOSAI) por sus siglas en inglés, y sus grupos regionales, de los que la OLACEFS forma parte, la comunidad auditora de todo el mundo ha buscado al máximo sus potencialidades a través de sumar sus fortalezas y ofrecer herramientas de análisis que cuenten con el aval de los especialistas más destacados en esta disciplina.

 

            Es un hecho que en ocasiones la existencia de problemas recurrentes en distintas naciones haga que la apreciación de la ciudadanía caiga en generalizaciones, muchas veces comprensibles, o bien, demande medidas efectistas que no representan una respuesta de fondo a problemas de carácter estructural.

 

            Es de destacarse el hecho de que en fechas recientes, el Gobierno mexicano tuvo la iniciativa de integrar un Sistema Nacional Anticorrupción, que reconoce explícitamente la aportación de la Auditoría gubernamental al abatimiento de este problema.

 

            Paralelamente, se ha reconocido, en conjunto con la Secretaría de la Función Pública, la necesidad de impulsar la integridad en el ejercicio presupuestal a través de distintos elementos que consoliden la existencia de lineamientos éticos, permitan detectar brechas en cuanto al respecto a la normativa existente y evalúen de manera sistemática la vigencia de valores positivos en el desempeño de las instituciones.

 

            Señor Presidente.

 

            Estimados colegas.

 

            Damas y caballeros que nos acompañan:

 

            La búsqueda del mejoramiento de las instituciones gubernamentales no se circunscribe a ningún país en particular. Forma parte de una meta que la comunidad auditora internacional se ha fijado, y que para alcanzarla decidió dar un espacio fundamental a la cooperación y el intercambio de conocimientos.

 

            Existe un consenso en la comunidad internacional, en torno a la importancia de la Auditoría gubernamental en la construcción de un aparato estatal responsable.

 

            En abril de 2011, la Asamblea General de la ONU, a través de la Resolución 66/209, reconoció que la independencia y autonomía de las entidades fiscalizadoras superiores son elementos fundamentales de la gobernanza de los países.

 

            A nosotros nos corresponde enriquecer el acervo de conocimientos y buenas prácticas, a través de un intercambio activo y sostenido con nuestros pares.

 

            De esta manera la OLACEFS hará honor al lema de la INTOSAI, que dice: Experiencia Mutua, Omnibus Prodest. Es decir: La Experiencia mutua nos beneficia a todos.

 

            Esta interacción está basada en valores universales, como  la solidaridad,  la voluntad de aprender, la generosidad, la pasión por buscar la verdad. Mientras estos valores sean los que priven en la relación entre instituciones que tienen el mismo objetivo, podemos estar seguros de que nuestros esfuerzos comunes llegarán a buen puerto.

 

            Es esencial que las entidades fiscalizadoras superiores estén dispuestas a someter su gestión a examen, recurriendo a instituciones que cuenten con el prestigio y capacidades técnicas, necesarias para rendir un diagnóstico objetivo.

 

            Muestra de ello, es la presentación del informe preliminar de la revisión entre pares, llevada a cabo por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, acerca de la contribución de la fiscalización a la gobernanza pública y que compartiremos con ustedes en esta Vigésimo Quinta Asamblea General.

 

            La Auditoría Superior de la Federación se siente verdaderamente  honrada con la presencia de cada uno de los delegados, y de las aportaciones que deseen ofrecer a nuestra organización.

 

            La OLACEFS está llamada a generar ideas y proyectos que representen un impacto positivo para los ciudadanos de nuestros países.

 

            Esperamos cordialmente que esta Asamblea sea el inicio de nuevos derroteros.

 

Qué mejor que poder contar con su profesionalismo y conocimientos. Qué mejor que realizar nuestras jornadas de trabajo en un entorno como el de esta histórica ciudad.

 

Qué mejor que juntos logremos un mayor respaldo para nuestra labor en toda la región.

 

            Por su atención, muchas gracias.

 

            Y nuevamente, sean todos bienvenidos.

 

 

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)