Luego de realizar un recorrido esta tarde por las zonas más afectadas del puerto de Acapulco, en el estado de Guerrero, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó una reunión de trabajo con el gobernador de la entidad, Ángel Aguirre Rivero, y funcionarios del orden Federal, estatal y municipal.

En ella aseveró que lo más importante “es prestarle auxilio a las familias que están, algunas, todavía en sus casas, y no han podido salir de ellas; otras, porque no tienen manera de tener acceso a alimentación, o a algún suministro de alimentos”.

Anunció que tanto la Secretaría de la Defensa y de Marina, han dispuesto la llegada a Acapulco de un número importante de alimentos, víveres y despensas de las que la Secretaría de Gobernación dispondrá para apoyar a las familias afectadas.

A partir de ello, indicó que se hará “de manera muy rápida y muy acelerada, un balance y una evaluación de los daños ocasionados en vivienda y en infraestructura”.

Instruyó que los recursos lleguen de forma acelerada y se evite que grupos u organizaciones políticas se quieran aprovechar de la situación. Al respecto, ordenó levantar un censo directo en los hogares afectados.

El Presidente Peña Nieto destacó también que se establecerá un puente aéreo para auxiliar a las personas o a las familias que se han quedado varadas en este puerto. Para ello, se contará con el apoyo de las secretarías de Defensa y Marina, y se hacen gestiones con las aerolíneas privadas. Aclaró que este puente aéreo funcionará exclusivamente entre Acapulco y la Ciudad de México.

Dijo que para esta entidad, en la que han resultado afectados 48 municipios, además de Acapulco, ya se ha hecho la declaratoria de afectación extraordinaria. Podrá disponer de recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), explicó, “precisamente para la reconstrucción de la infraestructura dañada, y también para poder dedicar recursos de programas, especialmente en desarrollo social, para atender familias damnificadas”.

Resaltó el apoyo que están brindando el Ejército y la Marina a través del Plan DN-III para auxiliar a la población.

Informó que los titulares de Desarrollo Social, Rosario Robles, y de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, permanecerán en la entidad ante la urgencia y necesidad que hay de aplicar estos recursos de inmediato.

“Lo que estamos haciendo es coordinando los esfuerzos del Gobierno Federal con los gobiernos estatales para brindar lo más rápido y de forma oportuna, la ayuda a las familias afectadas”, explicó.

Apuntó que está estableciendo comunicación y coordinación con todos los gobiernos estatales, y ha designado a titulares de las distintas secretarías del Gobierno Federal para que tengan presencia directa y permanente en cada uno de los estados donde los fenómenos climatológicos tienen mayor impacto.

Añadió que el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se hará cargo de esta coordinación con los secretarios asignados.

Detalló que en Nuevo León está Alfonso Navarrete Prida, Secretario del Trabajo y Previsión Social; en Veracruz, el Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez; en Colima, Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

En Tabasco, el Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet; en Hidalgo, la Secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu; en Tamaulipas, el Subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava; en Oaxaca, la Secretaria de Salud, Mercedes Juan; en Chiapas, el Subsecretario de Desarrollo Social, Ernesto Nemer; en Puebla, el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; y en Jalisco el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.