Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto, una vez más, regresar aquí, a Guerrero, saludar a sus autoridades, particularmente al señor Gobernador de esta entidad.

Agradecerle, no sólo su hospitalidad, sino también su mensaje de bienvenida que, sin duda, acredita el esfuerzo conjunto que estamos desplegando para impulsar un mayor desarrollo y progreso para esta entidad.

Al saludarle a él, saludo también a los otros titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad.

Al Comandante de la Zona Militar aquí, en Guerrero.

Al Presidente Municipal de Tlapa, Guerrero, que hoy nos recibe, a quien le agradecemos su hospitalidad.

A las distintas autoridades; a quienes forman parte del Gabinete del Gobierno de la República.

A funcionarios del orden estatal.

A Presidentas y Presidentes Municipales de Guerrero que se han dado cita en este evento.

Y de manera muy particular quiero saludar con respeto, con gratitud, por su presencia, a todas las mujeres, especialmente de aquí, de Guerrero y de toda esta región y de otras entidades vecinas, que hoy nos acompañan.

Muchas gracias por estar aquí presentes.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Insisto, creo que el día de hoy son varios los motivos que nos convocan.

Uno de ellos es conmemorar lo que el día de ayer decretó la Organización de las Naciones Unidas como el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y que resolvimos hacer conmemoración de esta fecha, bien como lo expresara hace un momento el Gobernador del estado.

No se trataba de tener un evento más, o simplemente de significar la fecha, que es una convocatoria, una recordación, a todas las instituciones y, sobre todo, a todas las responsabilidades de orden público que hay en nuestro país para que realmente sigamos y acentuemos nuestro actuar en todas las acciones y programas que nos permitan ir fomentando una nueva cultura de respeto a la mujer y de combatir todas las modalidades que hay de violencia contra la mujer.

Pero celebrar este acto no era solamente recordando la fecha, sino que había que significarlo, precisamente, en algún lugar de nuestro país donde lamentablemente se viven condiciones de rezago social, de pobreza, de marginación y, de manera acentuada, de violencia contra la mujer.

Y eso nos llevó a venir, precisamente, aquí, una vez más, a Guerrero.

A Guerrero porque es un estado que lamentablemente en los meses recientes, todos los sabemos, pasó por los daños que dejaron aquí dos efectos climatológicos, especialmente el Huracán Manuel, que fue el que pegó en las costas del Pacífico. Y que lamentablemente Guerrero se vio seriamente afectado, de hecho, fue la entidad de mayor afectación.

Y eso ha llevado al Gobierno de la República, como ustedes lo han sabido, a desplegar un gran programa, no sólo para la reconstrucción de las afectaciones y daños causados de todo lo que se lastimó por este efecto climático, sino además, de emprender la construcción de un nuevo Guerrero con un programa muy ambicioso con una gran inversión.

Y al recordar la fecha, insisto, que hoy nos convoca, esto propicia un ambiente de sinergia y de conjunción de tareas, de esfuerzos, de programas, de acciones, que todas están orientadas a un mismo propósito: Generar condiciones de bienestar y erradicar la violencia de la que son objeto muchas mujeres y niñas, especialmente, de esta región de La Montaña del Estado de Guerrero.

Ésta es una región que yo no había podido visitar, porque cuando quisimos hacerlo, las condiciones climáticas no lo permitieron.

Precisamente, a partir de emprender toda una acción del Gobierno de la República, de forma solidaria con las familias, con los municipios afectados por este efecto climático, eso me permitió conocer y estar presente en varias regiones del Estado de Guerrero, lo mismo en la Costa Chica, en la Costa Grande, en Acapulco, en Tierra Caliente, en la zona de la capital, ahí, en Chilpancingo, pero nos hacía falta estar aquí, en La Montaña.

Aquí, en La Montaña de Guerrero, donde lamentablemente como aquí se ha expresado, es una de las regiones, no sólo más pobres de esta entidad, sino de todo el país.

Esta región de La Montaña guerrerense, en ella se ubican algunos municipios que son lamentablemente los más rezagados y los de mayor pobreza de todo el país.

Por eso, en esta convocatoria, qué mejor manera de poder conmemorar esta fecha y de convocar a todos los órdenes de Gobierno, y a todas las instituciones del Estado mexicano, para que en la recordación de esta fecha pongamos énfasis especial en todos los programas, y los nuevos que pongamos en marcha, que nos permitan erradicar la violencia contra la mujer, en un mejor entorno, precisamente, de mayor seguridad y de mayor prosperidad para todas las familias que viven en regiones apartadas y alejadas del desarrollo, que es fundamental para poder combatir de raíz la violencia que viven las mujeres en nuestro país.

Al estar hoy aquí, en Tlapa, Guerrero, y al precisamente venir a recordar o a conmemorar esta fecha decretada, de erradicación de la violencia, o eliminación de la violencia contra la mujer; también, venimos a anunciar la construcción de un gran proyecto que forma parte de este Plan Nuevo Guerrero, que es la construcción de la Ciudad Mujer aquí, precisamente, en Tlapa, Guerrero.

La Ciudad Mujer está pensada, precisamente, para apoyar a las mujeres de esta región del Estado de Guerrero. Mujeres que, insisto, lamentablemente son sujetas de violencia; son mujeres que son abandonadas por sus maridos, por sus padres.

Aquí hemos escuchado ya testimonios de mujeres que no sólo han sufrido maltrato personal, sino que, además, eventualmente fueron vendidas, así como lo estoy expresando. Pagaron por ellas para que alguien se las llevara, y eso, además, las llevó a tener una condición de mayor maltrato y de mayor violencia de la que fueron objeto.

Y eso es lo que no podemos permitir. Sabemos que estamos luchando y erradicando un tema que es de orden cultural. Y que para poder hacerlo hay que empoderar a la mujer.

Hay que establecer condiciones para que la mujer pueda, por sí misma, tener mejores condiciones. Y ese es uno de los objetivos y alcances que pretende, precisamente, esta Ciudad Mujer del Estado de Guerrero.

Qué buscamos con esta ciudad que aquí habremos de construir y que quiero testimoniar el reconocimiento al gobierno del estado, porque ha sido a través del gobierno estatal que hemos podido tener o contar con este espacio, este terreno donde habrá de edificarse esta Ciudad Mujer de Tlapa, Guerrero.

En ella, en un momento más vamos a inaugurar un Centro de Justicia, donde las mujeres de esta región podrán tener la atención precisamente de la justicia, tendrán ayuda psicológica y podrán orientarles para qué deben de hacer en caso de ser sujetas de violencia.

Vamos también a edificar espacios que representan a distintas instituciones del Estado mexicano que apoyen a la mujer; vamos a tener un área de desarrollo social para apoyar la realización de proyectos productivos en beneficio y en favor de las mujeres de esta región de La Montaña del Estado de Guerrero.

Vamos a tener un centro de salud, precisamente para apoyar la salud de las mujeres, específicamente de las mujeres de esta región de Guerrero.

Tendrá también un centro educativo y un centro de educación y de formación en habilidades para que las mujeres puedan desarrollar distintos proyectos productivos, como los apoyos que aquí hemos otorgado precisamente con esa orientación, con ese objetivo, que las mujeres agrupadas, organizadas, puedan llevar a cabo actividades que les dejen un ingreso, un ingreso digno y que no dependan necesariamente del hombre, o del marido, o de los hijos, sino que tengan capacidad propia para generar ingresos.

Porque lamentablemente es muchas de las veces por temor, por miedo, por esa dependencia económica que tienen a veces de sus maridos que han soportado toda clase de maltrato, incluso, de violencia. Y eso es lo que no podemos permitir.

El Gobierno de la República, y especialmente hoy estoy aquí para que desde este espacio, quiero claramente refrendar el compromiso, mi compromiso personal para que en todas las acciones que venimos desplegando, en varias de ellas, que tienen esta orientación o perspectiva de género; es decir, una orientación específica, varios de los programas de todo el Gobierno de la República, cuando hablamos de perspectiva de género es significar que muchos programas tienen una focalización, una orientación específica, puntual, de apoyo a las mujeres de nuestro país.

Y lo que vengo hoy a decirles es que el Presidente de la República está con las mujeres de México.

El Presidente de la República está aquí para apoyarles y combatir la violencia de la que son objeto, de la que son ustedes lamentablemente sujetas muchas veces y que tenemos que cambiar, tenemos que cambiar culturalmente.

Sí, a través de varios programas que me voy a permitir enunciar de manera muy ejecutiva, muy rápida, pero también a través de cambiar el entorno, las condiciones en las que viven.

Al estar, no sólo hoy en Guerrero, sino las varias visitas que en los últimos meses he hecho a esta entidad, estamos muy claros, y hemos dado cuenta de ello, de que este estado, junto con otros más de la zona Sur de nuestro país, son las entidades de mayor rezago social, donde, lamentablemente, hay pobreza extrema, hay violencia contra la mujer y donde tenemos que invertir más en infraestructura, que pueda realmente generar mayor desarrollo económico y oportunidades para las mujeres y para todas las familias de estas entidades.

Estar hoy aquí, insisto, viene a reafirmar mi compromiso firme, cabal y puntual, que hoy hago con ustedes y para todas las mexicanas, de que vamos a luchar y vamos a trabajar para que las mujeres tengan mejores condiciones; para que puedan las mujeres realmente, insisto, encontrar un espacio de realización personal y de construcción y de apoyo a la economía familiar.

Déjenme compartirles a las mujeres de esta región de La Montaña de Guerrero, que hace apenas unos días, algunas semanas, menos de dos semanas, estuvimos en la capital del Estado de Guerrero, en Chilpancingo. Allí, anunciamos el Plan Nuevo Guerrero, que representará una inversión de 30 mil millones de pesos, precisamente para infraestructura.

Es una inversión histórica. Es una inversión que tiene un gran monto, representa un gran monto, y que busca, precisamente, impulsar mayor infraestructura y mayor desarrollo social para esta entidad.

Dentro de esas acciones, o este plan que hemos anunciado está acompañado de varias acciones que el Gobierno de la República ha venido impulsando y está, además, orientando para combatir la violencia contra la mujer, específicamente en las zonas donde más se vive condición de violencia. La tenemos en todas partes.

Déjenme decirles que el tema de la violencia contra la mujer, y en el camino hacia este punto lo compartía con la Secretaria de Desarrollo Social y con algunos Secretarios que me acompañan en esta gira de trabajo, el tema de la violencia, si bien es cierto que se recrudece y es mayor donde se vive en mayor pobreza y en mayor marginación, lo cierto es que la violencia contra la mujer se da en todas partes del país, en todo el mundo; no respeta condición social. Si bien, es más acompañada en las zonas de mayor pobreza, pero es un tema de orden cultural que tenemos que erradicar y que tenemos que combatir.

Tenemos que educar y aquí, aquí la tarea del Gobierno de la República desde la educación o en los planes educativos, debe educarse, precisamente, en el respeto a la mujer.

En respetar integralmente a la mujer y el reconocernos como iguales, mujeres y hombres, con igualdad de oportunidades, con igualdad y derechos iguales para poder lograr realización personal y con ello contribuir al desarrollo de nuestras comunidades.

Y esto implica y compromete el esfuerzo de todos, de los gobiernos que deben dedicar recursos a estas tareas, pero también, de las propias familias, de las propias comunidades, que vayan generando un ambiente, un mejor ambiente y vayan inculcando en los valores a sus hijos, precisamente, desde el ejemplo, a respetar, a respetar a las mujeres.

Déjenme compartirles en este día algunas de las acciones que el Gobierno, y no me quiero extender de más, pero quiero compartirles algunas de las acciones que adiciono a las que ya han mencionado, tanto el Secretario de Gobernación, como la Secretaria de Desarrollo Social, que ya vienen realizando, precisamente, para combatir la pobreza y apoyar a las mujeres, específicamente, de esta región de La Montaña de Guerrero y de todo el país.

Sin embargo, me permito hacer referencia o de manera enunciativa a algunas de ellas:

Primero. El Gobierno de la República estará construyendo Centros de Justicia para la Mujer.

Necesitamos centros especializados para atender a las mujeres que son víctimas de maltrato y que son sujetas de violencia.

A la fecha se han construido ya siete centros y, en 2014, siete Centros de Justicia más se estarán construyendo, específicamente para atender a mujeres de nuestro país.

Segunda acción. Casas para el desarrollo de la mujer. Son 98 las que actualmente se tienen ya en el país.

He instruido a la Secretaria de Desarrollo Social para que estas Casas para el Desarrollo de la Mujer podamos multiplicar nuestro esfuerzo y en ellas prestemos atención psicológica, legal y social a las mujeres víctimas de la violencia. Al menos vamos a crecer entre un 10 y 20 por ciento, es decir, nueve que están programadas y busquemos construir, al menos, otro tanto más, 18 casas más de desarrollo social para el año 2014.

A través de la Secretaría de Gobernación se está, prácticamente, poniendo ya en operación. Técnicamente se están haciendo los últimos afines para poner en operación una línea telefónica 01800 Háblalo, que dará atención 24 horas del día, los 365 días del año, con personal profesional para brindar apoyo psicológico y jurídico a las mujeres que son sujetas de violencia.

También, cuarta medida. Medidas legales de prevención. En el Código de Procedimientos Único que hemos presentado a consideración del Congreso de la Unión, se consideran medidas para agilizar el apoyo y atención a la mujer víctima de violencia, para que no se espere a que el juez dicte medidas de orden preventivo, sino que desde la presentación de la denuncia, el propio Ministerio Público pueda ordenar medidas preventivas de apoyo y auxilio a las mujeres víctimas de violencia.

Quinta medida. Protocolos de Investigación de Violencia de Género. Esto implica que todas las Procuradurías de Justicia de todas las entidades del país, establezcan de manera homologada protocolos que realmente nos permitan darle una mejor y más eficiente atención a las mujeres, especialmente a quienes son víctimas de violencia.

Sexto. El Programa de Excarcelación de Mujeres Indígenas. He instruido para que a través de la Secretaría de Desarrollo Social y a través, específicamente, de la Comisión de Derechos de los Pueblos Indígenas, podamos apoyar esta acción.

Y lo estamos haciendo preparando y capacitando a abogados que puedan, además, hablar las lenguas indígenas y puedan apoyar jurídicamente a mujeres, que por no hablar el español, lamentablemente, a veces son juzgadas, o le son tomadas medidas de carácter jurídico que las deja en estado de indefensión y como el caso de Pascuala, que hoy nos acompaña, sabemos que lamentablemente han terminado en la cárcel.

Y esto es una auténtica y real injusticia. Por eso hay un programa concretamente dedicado a la excarcelación de mujeres indígenas, atendiendo a aquellas mujeres que identificamos, que son más de 300 que tiene ya Gobernación, que lamentablemente están penando alguna condena, que presumiblemente no debieron pasar por esta condición.

Protección del patrimonio de la mujer. He instruido también a las instancias federales, especialmente que otorgan apoyos para la construcción de vivienda, que promuevan, y aquí sí necesito que las mujeres nos apoyen en esta causa, que promuevan las áreas, las instituciones del Estado, insisto, encargadas de apoyar la vivienda para los mexicanos, que promuevan que la escrituración de sus viviendas sea para las mujeres.

Vamos a trabajar para que sea un mínimo de patrimonio con el que cuente la mujer y por eso he instruido para que esta acción y esta promoción se haga desde las áreas dedicadas a la construcción y desarrollo de vivienda.

Dentro de este mismo ámbito o para este mismo ámbito de acción del Gobierno, como ustedes saben, he instruido para que dentro de las viviendas que el Gobierno de la República estará promoviendo su construcción a través de distintos apoyos, subsidios y los varios programas que tiene el Gobierno para la construcción de vivienda.

Ya he anunciado en otro momento que evitaremos apoyar casas de un solo cuarto, sino que al menos sean casas de dos cuartos y que uno de esos cuartos, uno de ellos habremos de denominarlo cuarto rosa; es decir, un cuarto dedicado especialmente para mujeres, porque mucha de la violencia intrafamiliar viene del hacinamiento y lo que buscamos es asegurar que las mujeres que viven en una casa tengan al menos un cuarto rosa, un cuarto seguro, dedicado exclusivamente para ellas.

Y finalmente la última acción es: Seguiremos apoyando los proyectos productivos desde distintas áreas del Gobierno de la República. Hoy lo hacemos a través de la Secretaría de Desarrollo Social, precisamente en programas dedicados a las mujeres.

Varias de las mujeres que hoy nos acompañan han recibido apoyos económicos, porque se han organizado, junto con otras compañeras, con otras mujeres, para muchas de ustedes es la primera vez que reciben un apoyo del Gobierno, que les va a permitir emprender un proyecto productivo para la cría de ganado, para la cría de chivos, para la cría de pollos, para su comercialización.

Son varios proyectos productivos que ustedes han tomado la iniciativa y que han encontrado en el Gobierno el apoyo y el respaldo necesario para echar a andar su proyecto.

Les deseo muchísimo éxito y como éste queremos hacerlo en todo el país.

Finalmente, y creo que me he extendido de más, agradezco la comprensión de todas y todos ustedes. Pero verdaderamente lo que hoy nos convocaba era importante.

Era hacer clara referencia del compromiso del Gobierno de la República en el combate a la violencia contra la mujer y, por otro lado, el compromiso que tiene el Gobierno de la República para construir un nuevo Guerrero, para que junto con las autoridades locales, estatal y municipales, podamos realmente modelar una nueva condición para el Estado de Guerrero, como esta Ciudad Mujer, que aquí habremos de construir y toda la infraestructura que habremos de desarrollar para todo el estado.

Debo agregar que la carretera que viene de Chilpancingo a Tlapa, que es la vía más importante de comunicación, no sólo con Tlapa, Guerrero, sino con varios municipios y con varias comunidades de esta región de La Montaña, con su capital, esta carretera, me comprometo, y aquí está el Secretario de Comunicaciones y Transportes, y a él le instruyo para que me permita honrar la palabra que aquí voy a empeñar, para que en un máximo de seis meses tengamos una nueva carretera ampliada y modernizada, lo cual a partir de esta acción y otras más que estaremos llevando a cabo en el Estado de Guerrero, estaré nuevamente en la oportunidad de poder regresar con todas y todos ustedes, de poder encontrarme nuevamente y de aceptar la invitación que varias de ustedes, mujeres, me hicieron, para que regresara nuevamente a esta región de La Montaña de Guerrero.

Muchas gracias por su atención.

Muchas gracias por acompañarnos en este evento significativo, sobre todo que nos convoca a que realmente asumamos un compromiso serio y firme para combatir la violencia contra la mujer.

Ya basta, como muchas de ustedes lo han dicho en varios momentos, en la marcha que convocaron hace algunos días.

Ya basta de la violencia de la que lamentablemente sufren mujeres, especialmente de esta zona de pobreza y marginación del Estado de Guerrero.

Juntos vamos a trabajar en la construcción de un nuevo Guerrero y de un nuevo México.

Muchas gracias