• El Presidente de la República destacó que ambas naciones están consolidando una verdadera asociación estratégica.

 

  • “Hemos visto al Océano Atlántico no como una división, sino como un vínculo que nos une y acerca”, expresó.

 

 El Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que más allá del mero intercambio de bienes, Alemania y México están consolidando una verdadera asociación estratégica, ya que hoy, dijo, gracias a los trabajos de la Comisión Binacional de la Alianza  para el Futuro, establecida el año pasado, “ambos países están construyendo una agenda conjunta más amplia, sustentada en el diálogo, la concertación y la cooperación”.

En su mensaje durante la cena que ofreció en su honor el Alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, en el marco de su Visita de Estado a la República Federal de Alemania, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que con voluntad, respeto mutuo y un gran ánimo de integración, México y Alemania “hemos visto al Océano Atlántico no como una división, sino como un vínculo que nos une y acerca”.

Consideró que así lo demuestra el intenso y productivo intercambio del Puerto de Hamburgo, el segundo más importante de Europa, con los puertos de Altamira y Veracruz, en el Golfo de México.

Además, aseguró el Primer Mandatario, “la confianza de los inversionistas alemanes en México es amplia y cada vez mayor. Prácticamente en todos los sectores de la economía mexicana hay una participación positiva y entusiasta de empresas germanas”.

Explicó que “Alemania y México tienen sólidos vínculos de amistad y entendimiento, cuyas raíces se encuentran precisamente aquí, en Hamburgo. Esta ciudad fue cuna de nuestros vínculos comerciales y testigo del establecimiento de las primeras relaciones oficiales entre ambos países”.

Subrayó que en 1829 México se convirtió en el primer país latinoamericano en abrir un Consulado en esta ciudad y dijo que, con el paso del tiempo, Hamburgo y México han sabido estrechar cada vez más los históricos lazos que los unen, “para traducirlos en nuevas oportunidades”.

Ejemplo de ello, señaló el Primer Mandatario, son los vínculos en materia de cooperación educativa, científica y técnica entre universidades y centros de investigación alemanes y mexicanos.

Dijo que fue  muy emotivo, en ese marco, dar inicio al Año Dual Alemania-México, porque se trata de una relevante iniciativa que permitirá a los dos pueblos acercarse y conocerse mejor.

“Es una ventana para adentrarnos en la cultura, las tradiciones y los valores que distinguen a nuestras sociedades”, expresó. “En síntesis”, agregó, “el Año Dual es una oportunidad para promover, por toda Alemania, al México dinámico, creativo, productivo y moderno que está en ascenso”.

Informó que como parte de las actividades que con motivo del Año Dual se desarrollarán en Hamburgo, el Buque Escuela Cuauhtémoc, una embarcación emblemática de la Marina Armada de México que viaja por el mundo llevando un mensaje de paz y fraternidad de parte del pueblo y el Gobierno de México, visitará este puerto en junio próximo.

El Presidente Enrique Peña Nieto explicó que México es uno de los países latinoamericanos con mayor inversión en Alemania, particularmente en los sectores de la construcción, la química y los de insumos industriales.

Por otra parte, añadió que Hamburgo, mejor conocida como la puerta de Alemania al mundo, “ha cumplido fielmente, desde hace varios siglos, con la misión de unir a este gran país con el orbe, y de recibir, igualmente, lo mejor del resto del mundo”.

Por lo anterior, expresó, “este día, México reafirma su amistad y cercanía con Hamburgo, una ciudad que históricamente ha sido aliada de nuestro país”.

LOS PUERTOS, CON UN PAPEL IMPORTANTE EN LAS RELACIONES DE CONFIANZA ENTRE MÉXICO Y ALEMANIA: OLAF SCHOLZ

A su vez, el Alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, afirmó que hoy día los puertos desempeñan un papel importante en las relaciones plenas de confianza entre México y la República Federal de Alemania.

Argumentó que “las buenas relaciones surgen, también, mas no exclusivamente, del interés económico”, y dijo que, por ello, “nosotros, en Hamburgo, no sólo nos encantamos con los contenedores provenientes de México, sino, también, con la llegada en junio de la imponente barca de tres mástiles, el bergantín Cuauhtémoc, el Buque Escuela de la Marina mexicana”.

Al Primer Mandatario mexicano le expresó que su visita, además, muestra que Hamburgo, “hasta el día de hoy, constituye el centro latinoamericano de Alemania. La asociación empresarial más importante entre nuestros dos países está emplazada en nuestra ciudad y cumple este año su centésimo aniversario”.

Explicó que “mercancías mexicanas son transportadas regularmente vía marítima hacia acá. Gracias a las mejoradas conexiones directas, el tráfico de contenedores entre Hamburgo y Veracruz siguió aumentando el año pasado. Yo espero que en el futuro podamos intensificar aún más nuestra cooperación”.

Dijo que al haber celebrado una jornada económica alemana-mexicana en la misma sede de la Alcaldía, y tener en esta cena a numerosas empresas, estamos dando continuidad a una buena tradición, ya que las relaciones económicas entre Hamburgo y México alcanzan más de dos décadas antes de la fundación de los Estados Unidos Mexicanos.

Recordó que el primer buque comercial de Alemania atracó en el Puerto de Veracruz, “y como ciertamente intuirán ustedes, había zarpado de Hamburgo”, expresó.

Asimismo, dijo que empresas mexicanas que comercian con materiales de construcción o acero mantienen sus sedes en Hamburgo.

Se congratuló de que “entre México y Alemania cooperan no sólo empresas particulares, también ramos económicos enteros.  Quisiera mencionar especialmente la colaboración entre nuestro clúster aeroespacial Hamburg Aviation y el Aeroespace Clúster Monterrey”.

Expresó que “los alemanes, entre nosotros, sabemos que Hamburgo es la tercera plaza más grande del mundo en la industria aeroespacial civil.  Así, pues, se ofrece aumentar la cooperación con una plaza claramente emergente de esta industria, como lo es México”.

Señaló que los temas de conversación entre mexicanos y alemanes cubren más de 200 años y no se agotarán. “Por esto, me complace, señor Presidente, saber que lo tendremos de nuevo de invitado en esta ciudad hanseática, cuando en julio del año entrante se celebre la Cumbre del G20”.