México D.F. a 06 de diciembre de 2012.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que en el combate a la inseguridad en el país, “se equivocan quienes suponen que ésta es una competencia por logros cuando realmente se trata de lograr la multiplicación de la capacidad del Estado mexicano, que involucra la participación de los tres poderes de la Federación y de los distintos órdenes de gobierno, para darle seguridad a la sociedad mexicana”.

En su primera gira al interior del país en su calidad de Presidente de la República, Peña Nieto subrayó que no se trata de ver qué orden de gobierno tiene mayor capacidad y fuerza, o mayor posibilidad de dar resultados.

Acompañado de los miembros de su administración vinculados a la seguridad pública: los secretarios de Gobernación, de la Defensa Nacional, de Marina, y el subsecretario de Seguridad Pública, Peña Nieto comprometió la participación de su gobierno para lograr mayores resultados en esta materia en la entidad y en todo el país.

Durante la ceremonia de graduación de la cuarta generación de la Fuerza Civil de la entidad, en el Parque Fundidora de esta ciudad, aseguró que Nuevo León tendrá invariablemente solidaridad, respaldo, apoyo y la presencia permanente del gobierno de la República.

Afirmó que habrá una mayor y más eficiente coordinación entre el gobierno de la República, el estatal y los gobiernos municipales, al tiempo que, dijo, trabajará para reducir los delitos de mayor incidencia como son homicidio, secuestro y extorsión.

Ante los graduandos de la Fuerza Civil, Peña Nieto reconoció la labor de Nuevo León con la creación, hace sólo dos años, de esta nueva policía a la que calificó de ejemplo y referente para todo el país, y que cuenta ya con 2 mil 700 elementos.

Manifestó que propondrá que cada una de las fuerzas estatales actúe bajo un mando único y cuenten, invariablemente, con el respaldo de las fuerzas de orden federal.

Para ello, delineó tres acciones: mayor coordinación entre gobiernos estatales y el federal; énfasis en la prevención y reconstrucción del tejido social; y mantener un permanente diálogo y cercanía con la sociedad civil organizada.

Además, dijo que se hará una mayor inversión, en coordinación con los gobiernos estatales y el federal, para establecer mecanismos legales y financieros que den soporte y sustentabilidad a las fuerzas locales.
El Presidente de México refrendó su apoyo y respaldo político para la seguridad y tareas de orden social al gobernador de Nuevo León, y comprometió la presencia en la entidad de su gabinete de seguridad al menos una vez al mes, con el objetivo de realizar una evaluación permanente de los esfuerzos y los logros que se tengan.

Ocupémonos, hoy, en resolver nuestro presente, porque para que haya futuro necesariamente debemos trabajar en el presente, expresó, y afirmó que el gobierno que encabeza está orientado a acelerar el avance, desarrollo y progreso del país.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, manifestó su coincidencia con el Primer Mandatario al afirmar que el cambio de paradigma en la lucha contra la inseguridad y la violencia está en el empleo, en la educación de calidad, en la generación de oportunidades para los jóvenes, en el reconocimiento a las libertades y derechos, en el abanderamiento de la igualdad, en la transformación social y en la concreción de la esperanza.

“Nos queda claro, señor Presidente, que las batallas que tenemos que ganar son, también, contra la pobreza, contra el hambre, contra la marginación, como usted lo señaló en su mensaje inaugural, el pasado 1 de diciembre”, concluyó.

Antes, el Presidente de la República abanderó a la Escolta de la Fuerza Civil, entregó constancias a los cadetes graduados y escuchó las palabras de Bernardo Vichara Assav, líder del Grupo de los 10, organismo de seguridad civil.