El Presidente Enrique Peña Nieto resaltó hoy la coordinación de esfuerzos con las autoridades estatales y municipales en las acciones que se llevan a cabo para atender a la población afectada.

“El Gobierno de la República seguirá trabajando en estrecha coordinación con todas las autoridades estatales y municipales, para restablecer las condiciones de normalidad, especialmente en los lugares más afectados”, afirmó.

Destacó que él personalmente seguirá haciendo presencia en las entidades del país que resulten con afectaciones de consideración, “en tanto los gobiernos estatales y el Gobierno Federal estamos apoyando las labores de auxilio”.

El Titular del Ejecutivo Federal dio a conocer su decisión de suspender la gira internacional que realizaría la próxima semana a Nueva York con motivo de la apertura de los trabajos en la Organización de las Naciones Unidas. “Es para mi Gobierno, y para mí en lo personal, una condición de alta prioridad permanecer en atención puntual y dar seguimiento a todas las acciones que se vienen desplegando para auxiliar a la población”.

Durante una reunión de evaluación de las acciones desarrolladas, en la que participaron miembros de su gabinete, el Primer Mandatario dijo que Guerrero ha sido el estado más afectado por las lluvias que se han registrado en los últimos días, las cuales “históricamente han sido las de mayor intensidad de forma extendida en la República Mexicana”.

Indicó que a partir de esta condición, verdaderamente extraordinaria, el Gobierno de la República ha desplegado un esfuerzo articulado y coordinado con los gobiernos locales para dar una atención inmediata a las personas afectadas y poderlas auxiliar de inmediato en sus primeras necesidades.

Además, se han habilitado albergues por parte de los Gobiernos Federal y Estatal, con la participación del Ejército y de la Marina. Tan sólo en el estado de Guerrero funcionan 77 albergues. También se ha proporcionado alimentación, primeros auxilios, entrega de despensas, y se ha movilizado toda la maquinaria necesaria para poder drenar agua de los lugares donde se encuentra acumulada.

SE REUBICARÁ A TODA LA COMUNIDAD DE LA PINTADA

Posterior a la reunión de evaluación, el Presidente Peña Nieto visitó el albergue “Ciudad Renacimiento”, en el que se encuentran mil 200 personas, de las cuales 700 proceden de la comunidad La Pintada, en el municipio de Atoyac, que ayer sufriera un alud de lodo.

El Presidente de la República dialogó con las personas, escuchó sus historias y solicitudes, y se comprometió a reubicar a toda la comunidad de La Pintada en una zona más segura, tras realizar un censo para medir los daños de las familias afectadas.

Mencionó que se han establecido centros regionales de atención en Ciudad Altamirano y en Tlapa, así como en algunas otras comunidades de la región de la Montaña, “para atender a las comunidades de varios municipios que han resultado afectados”.

SE MANTENDRÁ EL PUENTE AÉREO

Señaló que en materia de comunicaciones ha instruido al Secretario de Comunicaciones y Transportes para que el puente aéreo que se ha establecido, y que permitió hasta ahora que más de 15 mil personas puedan retornar a sus lugares de origen, se mantenga no obstante que mañana se pueda abrir la carretera entre Acapulco y la Ciudad de México, como se tiene previsto.

Expresó su gratitud y reconocimiento a las empresas privadas que de manera solidaria se sumaron a apoyar en esta condición extraordinaria, así como para el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina, por su participación y la operación del puente aéreo.

Además, instruyó que a partir del próximo fin de semana se pueda contar con transportación terrestre con destino a la Ciudad de México, sin costo alguno. El Secretario de Comunicaciones y Transportes informará de los autobuses que prestarán este servicio, precisó.

INICIÓ EL CENSO VIVIENDA POR VIVIENDA

Puntualizó que la Secretaría de Desarrollo Social y el Gobierno del Estado de Guerrero, de manera coordinada, han empezado a elaborar “un censo vivienda por vivienda y familia por familia que hubiese resultado afectada, para determinar, a partir de ello, y del diagnóstico que arroje el propio censo, cuáles serán las medidas de atención y de ayuda que se otorgue a cada familia”.

Tras recordar que hoy se cumplen 28 años del sismo de 1985, que “dejó en la memoria de los mexicanos dolor y cariño para quienes perdieron la vida, y también mostró la capacidad de solidaridad que hay entre los mexicanos”, el Presidente Peña Nieto convocó a la solidaridad y la generosidad de la sociedad “para que podamos sumar esfuerzos, apoyo y respaldo para quienes están pasando por un mal momento, para quienes están viviendo momentos difíciles por haber perdido sus hogares, por haber perdido a un ser querido”.

Señaló que en el caso particular de Acapulco “se está trabajando ya desde ahora para poder restablecer el sistema de abasto de agua potable”, y precisó que por un lado se está atendiendo a las personas afectadas, y por otro se trabaja en el restablecimiento de la infraestructura que posibilite que las familias no afectadas no tengan problemas en próximos días.

Dio indicaciones al titular de la Comisión Nacional del Agua para que a partir de lo ocurrido, especialmente en Acapulco, junto con el gobierno estatal trabaje en un proyecto “que nos permita prevenir en un futuro, con algunas obras de control o de regulación, para mitigar o disminuir riesgos por lluvias intensas en esta parte del estado de Guerrero”.

El Presidente Peña Nieto agradeció la participación de los medios de comunicación “porque es a través de ustedes que podemos tener informada a la sociedad mexicana de lo que está ocurriendo y de lo que eventualmente pueda ocurrir en próximas semanas en esta temporada de lluvias, que ha resultado extraordinaria por la extensión e intensidad que han tenido las precipitaciones”.

También expresó su reconocimiento a los gobiernos de los estados donde han caído lluvias intensas, “que han actuado con celeridad y de forma oportuna ante las alertas que se han emitido”.