• Para miles de personas, especialmente los migrantes, esta provincia es sinónimo de hospitalidad, de certeza en el presente y esperanza en el futuro, señaló.
  • Inició su Visita de Estado a Canadá con una Ceremonia Oficial de Bienvenida que le ofreció David Johnston, Gobernador General de Canadá, en La Citadelle de Quebec.
  • Esta Visita contribuye a fortalecer y realzar los lazos entre nuestras instituciones académicas, gobiernos, empresas e instituciones culturales: David Johnston.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, inició su Visita de Estado a esta nación de Norteamérica con una Ceremonia de Bienvenida ofrecida por el Gobernador General de Canadá, David Johnston, en donde afirmó que iniciar su Visita en Quebec, “tiene un especial significado para la delegación mexicana. Aquí convergen diversidad cultural, identidad regional y unidad nacional”.

En la base militar del 22º Real Regimiento y Casa Oficial del Mandatario canadiense, el Presidente Peña Nieto resaltó que “para miles de personas, especialmente los migrantes, esta provincia es sinónimo de hospitalidad, de certeza en el presente y esperanza en el futuro: aquí existen numerosos hogares que llevando con orgullo la nacionalidad mexicana tienen en sus corazones un amor legítimo por esta tierra que les ha recibido con los brazos abiertos”.

Subrayó que “Canadá y México somos sociedades multiculturales e incluyentes, somos dos países plenamente conscientes de nuestras responsabilidades regionales y globales”.

Dijo que es particularmente emotivo que la Ceremonia se realice en La Citadelle, “un recinto emblemático de esta gran Nación y que por su trascendencia histórica y arquitectónica ha sido nombrado Patrimonio Mundial de la UNESCO”.

Durante la ceremonia, en la cual se detonaron 21 cañonazos y se escucharon los himnos de México y Canadá, el Titular del Ejecutivo Federal expresó su confianza en que “el renovado ánimo que prevalece hoy entre nuestros gobiernos nos permitirá profundizar aún más los lazos de entendimiento y amistad. Canadienses y mexicanos compartimos valores y objetivos de desarrollo, compartimos además una misma visión sobre el mundo que queremos”.

Llamó a aprovechar las afinidades y coincidencias para fomentar la innovación y la sustentabilidad ambiental, “así como para impulsar la integración económica de América del Norte”.

Apuntó que “México ve en Canadá a un pueblo que ha sabido crecer y desarrollarse con libertad y justicia social, a una sociedad igualitaria, forjada en la cultura del esfuerzo”. Dijo que nuestro país reconoce también “su liderazgo internacional en la protección del medio ambiente y el respeto a los derechos humanos”.

En nombre del pueblo y del Gobierno de México, el Primer Mandatario hizo votos por el bienestar de Su Majestad la Reina Isabel II y por la prosperidad de canadienses y mexicanos.

El Gobernador General de Canadá, David Johnston, expresó que México y Canadá “creen en la democracia, la buena gobernanza, los derechos humanos, el Estado de Derecho, las oportunidades económicas incluyentes y el respeto por el medio ambiente”.

Destacó que a Canadá le complace estar aliado con México para hacer de América del Norte “un lugar más seguro, más justo y más humano para todos nuestros ciudadanos”.

Enfatizó que Canadá y México tienen mucho en común, así como un gran potencial para formar una alianza más fructífera y de mayor prosperidad. Dijo que los dos países ya trabajan juntos de muchas formas y esta Visita de Estado “contribuye a fortalecer y realzar los lazos entre nuestras instituciones académicas, gobiernos, empresas e instituciones culturales”.

Dijo al Mandatario mexicano que “será usted testigo del creciente interés y de las oportunidades para el comercio y las inversiones entre nuestros países. También existen oportunidades para la innovación en todos los sectores”.

Al aseverar que los intereses de ambas naciones convergen en numerosas cuestiones regionales y mundiales, apuntó que Canadá “inscribe una gran importancia en su relación con México y deseamos preservar esa amistad”.

Posteriormente, el Presidente Peña Nieto sostuvo un encuentro privado con el Gobernador Johnston, y al término acudió a la residencia Honoré-Mercier, donde fue recibido por Philippe Couillard, Primer Ministro de Quebec, con quien se reunió en privado y con su Comitiva Oficial. Ahí firmó el Libro de Visitantes Distinguidos de la Ciudad de Quebec.