• La trayectoria del Consejo Coordinador Empresarial ha tenido una constante: la defensa de las libertades; libertad económica, por medio de la competencia; libertad política, a través de la democracia; y libertad de los individuos, mediante el respeto al Estado de Derecho, aseguró.
  • Han sido cuatro años positivos que deben motivarnos, sobre todo porque se dan en un ambiente internacional que ha sido desfavorable, resaltó.
  • La economía mexicana tendrá un nuevo impulso a partir de las transformaciones estructurales que, entre todos, pusimos en marcha, y cuyos primeros frutos están ya a la vista, dijo.

Al clausurar la 34 Asamblea General Ordinaria del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, fue informado de que este organismo empresarial invertirá en el país, durante 2017, al menos 3 billones y medio de pesos, es decir, 3 y medio millones de millones de pesos.

El Primer Mandatario reconoció el liderazgo y el compromiso del CCE “con esta misión compartida que todos tenemos por impulsar el desarrollo de México, y por lograr que México depare a sus hijos, a sus ciudadanos, mayores oportunidades”.

En el evento, en el que también se conmemoró el 40º aniversario del CCE, el Titular del Ejecutivo Federal subrayó que la trayectoria del Consejo Coordinador Empresarial “ha tenido una constante: la defensa de las libertades; libertad económica, por medio de la competencia; libertad política, a través de la democracia; y libertad de los individuos, mediante el respeto al Estado de Derecho. Son, y esto no es coincidencia, libertades que nuestra Constitución resguarda; son valores que le dan sentido y unidad a la nación mexicana”.

Mencionó que 2017 nos ha puesto a prueba en distintos frentes. “Uno de ellos tiene su origen, como lo expliqué en mi mensaje a la nación, en el aumento del precio internacional de la gasolina, así como en el alza del tipo de cambio. Frente a estas condiciones, como lo he señalado una y otra vez, haber mantenido un precio artificial nos hubiera llevado a recortar programas sociales prioritarios o a comprometer la estabilidad de las finanzas públicas”, reiteró.

Aseguró que “un precio real de la gasolina promoverá un consumo más racional, y a la vez fomentará la inversión en el sector. Además, este ajuste elimina un subsidio que beneficiaba más a los que más tienen”. Sin duda, añadió, “fue una decisión difícil, y por ello nos hemos ocupado en mitigar su impacto, sobre todo en apoyo de la economía de los que menos tienen”.

Destacó que en ese esfuerzo “ha sido sumamente valioso el acompañamiento de los sectores productivos en el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar”.

El Presidente Peña Nieto dijo que “el otro frente es el de construir una relación positiva con el Gobierno de los Estados Unidos de América”.

“A nadie escapa la importancia de este momento para los mexicanos en ambos lados de la frontera. Hemos ya sido claros en los principios y objetivos que guiarán cualquier negociación con el Gobierno de Estados Unidos. Lo haremos con la fortaleza que nos dan el respaldo y la unidad de la sociedad mexicana en la defensa de nuestros principios y dignidad como nación”, enfatizó.

Recordó que nuestro país ha iniciado un periodo de consultas internas rumbo a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. “Los parámetros y la estrategia de esta negociación habrán de definirse por la Secretaría de Economía, con la participación del Consejo Coordinador Empresarial y diversas organizaciones del sector privado”, apuntó.

“Con seguridad y firmeza promoveremos los intereses del sector productivo mexicano. De manera paralela, buscaremos ampliar la diversificación de nuestras exportaciones para que los productos mexicanos puedan llegar a más países y generar mayores ingresos”, explicó.

El Primer Mandatario indicó que más allá de la coyuntura, “continuaremos sumando esfuerzos con los empresarios nacionales para resguardar los avances que hemos logrado durante esta Administración”. Para ilustrarlo, destacó algunos indicadores económicos:

PRIMERO: “A pesar de la compleja coyuntura internacional, en cuatro años hemos tenido un crecimiento promedio de 2.1 por ciento, ligeramente superior al promedio de los pasados 12 años. Y si bien no estamos satisfechos, estoy cierto de que se han sentados bases muy importantes para que México pueda despegar y alcanzar mayores niveles de crecimiento económico”.

SEGUNDO: “Gracias al trabajo de los empresarios, se han logrado crear más de 2.4 millones de nuevos empleos en sólo cuatro años. Esta cifra supera lo logrado en generación de empleo en cualquier otra Administración”.

TERCERO: “Hemos logrado niveles históricamente bajos de inflación y con beneficios directos para las empresas y los consumidores. Continuaremos vigilando que el aumento en el precio de las gasolinas no tenga un impacto injustificado en otros bienes y servicios de la economía”.

CUARTO: “En lo que va de este Gobierno, la Inversión Extranjera Directa es de casi 135 mil millones de dólares, superior en más del 50 por ciento a la registrada en el mismo periodo de la Administración anterior y comparable con la inversión que los empresarios nacionales han hecho en cuatro años, de 121 mil millones de dólares”.

QUINTO: “Hemos tenido un importante dinamismo en el mercado interno, impulsado por un consumo privado, que a noviembre de 2016 creció alrededor de 3.3 por ciento”.

SEXTO: Las cifras récord en la actividad turística. En 2016 llegaron a México 35 millones de turistas internacionales, cifra 50 por ciento superior a la registrada en el año 2012, y la más alta en un año desde que se tiene registro”.

“Han sido cuatro años positivos que deben motivarnos, sobre todo porque se dan en un ambiente internacional que ha sido desfavorable. Sin embargo, sabemos que el camino hacia un mayor desarrollo requiere de una economía todavía más dinámica y más productiva”, resaltó.

HOY CONTAMOS CON UN ENTORNO DE MAYOR COMPETENCIA, ESPECIALMENTE EN SECTORES ESTRATÉGICOS

El Titular del Ejecutivo Federal señaló que la economía mexicana “tendrá un nuevo impulso a partir de las transformaciones estructurales que, entre todos, pusimos en marcha, y cuyos primeros frutos están ya a la vista”.

“Hoy, por ejemplo, contamos con un entorno de mayor competencia, especialmente en sectores estratégicos, como las telecomunicaciones o la energía. Vemos cómo en el mercado eléctrico mayorista, previsto en la Reforma Energética, hay ya decenas de empresas que están participando y que han comprometido inversiones de más de seis mil millones de dólares”, refirió.

Agregó que de igual manera, en el ámbito energético “se han comprometido ya inversiones de más de 40 mil millones de dólares para la explotación de campos petroleros”.

“En ello también coincide la inversión comprometida para la creación de la Red Compartida, que permitirá que más del 90 por ciento de la población tenga acceso a la red 4G. Es una inversión de más de siete mil millones de dólares la que se ha comprometido para alcanzar este nivel de penetración en los siguientes siete años”, resaltó.

Subrayó que, además, “hoy en México hay más financiamiento para impulsar proyectos productivos. El crédito como porcentaje del PIB es el mayor de dos décadas, 32.7 por ciento, y se han impulsado medidas para facilitar la apertura de empresas formales”.

Señaló que de igual forma “la transformación educativa ya empezó a brindarnos mejores maestros, mejores escuelas y mejores contenidos para formar la fuerza productiva que demandarán las empresas en los siguientes años”.

“Todos estos son importantes avances que durante muchos años estuvieron en el centro de la agenda impulsada por el CCE. En su conjunto, estoy convencido, proporcionan un ambiente más propicio para el crecimiento de la economía y el desarrollo de todo el país”, expresó.

El Presidente Peña Nieto enfatizó que “hace cuatro años México emprendió una ruta de amplia transformación. Decidimos entre todos derribar las barreras que limitaban nuestro desarrollo”.

“Gracias al esfuerzo de amplios sectores de la población esta transformación ha seguido adelante. Hoy tenemos las mejores condiciones estructurales para hacer de México un poderoso destino para las inversiones, y también con enorme potencial para alcanzar mejores niveles de desarrollo”, resaltó.

“Son condiciones que todos estuvimos buscando durante años, ahora debemos aprovecharlas y, sobre todo, preservarlas”, indicó.

El Primer Mandatario expresó su reconocimiento a la iniciativa presentada hoy por el CCE, denominada Acción México, “que es la definición de una nueva agenda que permita que México consolide lo que ha venido construyendo y pueda también tener un mejor horizonte, una definición precisa de objetivos a alcanzar hacia los próximos años”.

Reiteró también su reconocimiento a la Iniciativa Fuerza México, presentada recientemente por el sector privado. Expresó que el Gobierno de la República “estará atento, siguiendo de manera puntual estos esfuerzos, y en lo que esté de nuestra parte, acompañarla para aportar los elementos que sean necesarios, que permitan realmente darle fuerza, darle vitalidad y concreción a esto que este Consejo Coordinador Empresarial se ha propuesto realizar: una agenda de trabajo para el desarrollo y bienestar de México”.

En el evento, el Presidente de la República tomó la protesta a Juan Pablo Castañón Castañón como Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, para el periodo 2017-2018.

ACCIÓN MÉXICO ES UNA ESTRATEGIA INTEGRAL QUE ASUME COMO EL MAYOR DESAFÍO DE MÉXICO DISTRIBUIR MEJOR LA RIQUEZA Y ATRAER MÁS INVERSIÓN Y TALENTO: JUAN PABLO CASTAÑÓN

En nombre de los empresarios mexicanos, el Presidente del CCE, Juan Pablo Castañón Castañón presentó Acción México, la agenda pública del sector privado, “una estrategia integral que asume como el mayor desafío de México generar más y distribuir mejor la riqueza, ser capaces de atraer y retener más inversión y talento”.

“No sólo tenemos que ofrecer oportunidades para los hermanos migrantes que regresan al país, sino que debemos ser una Nación donde nadie sienta la necesidad de partir; donde todos tengan la posibilidad de construir una vida, un hogar, una familia”.

Para lograrlo, explicó, Acción México tiene cinco objetivos fundamentales: Fortalecimiento institucional; Capital humano, talento y desarrollo sustentable; Política económica eficaz; Promover un gobierno efectivo y eficiente; y Cultura empresarial.

El Presidente del CCE refrendó el compromiso del sector empresarial con México: “ratificamos nuestra voluntad de construir un país donde la persona sea el principio y el fin de la acción política y económica; donde la convivencia pacífica sea el marco para forjar un México justo, un México próspero”, expresó.

Aseguró que “más allá de nuestras diferencias, los mexicanos coincidimos en que todos queremos un mejor país. No se trata de proyectos personales ni de grupo, sino de una ruta compartida hacia el bienestar de todos”. “Por eso”, subrayó, trabajan también en la Iniciativa Fuerza México, “para proyectar nuestra identidad y nuestro potencial hacia el mundo”.

Aseguró que empresarios pequeños, medianos y grandes trabajan con empeño para “hacer de esta Patria la mejor herencia para las siguientes generaciones”, y agregó que “frente a momentos de desafíos internos y externos, los empresarios unidos, respondemos a la altura de las circunstancias”.