-MODERADORA: Tiene la palabra el licenciado José Francisco Olvera Ruiz, Gobernador del estado de Hidalgo.

-GOBERNADOR JOSÉ FRANCISCO OLVERA RUIZ: Como siempre sucede, cuando tenemos esta gran visita, los hidalguenses, quienes tenemos el privilegio de estar aquí, pero también quienes están enterados a lo largo y a lo ancho del territorio, nos da alegría, satisfacción, pero en estos días muy en especial, nos sentimos muy orgullosos de tener entre nosotros al Presidente de todos los mexicanos, al licenciado Enrique Peña Nieto.

Con el mismo afecto y con el reconocimiento, porque siempre que vienen a Hidalgo traen buenas noticias y han sido muy solidarios con nosotros. Agradezco la presencia de la maestra Rosario Robles, Secretaria de Desarrollo Social; de Enrique Martínez y Martínez, Secretario de Agricultura; de nuestro enlace con el Gobierno Federal, el licenciado Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Gracias a quien hoy nos entrega un compromiso que hace unos días hizo con nosotros; a Héctor Pablo Ramírez Puga, Director de LICONSA.

Bienvenida, como siempre, a su tierra, y sobre todo hoy, que estamos en Francisco I. Madero, a Nuvia Mayorga Delgado.

Gracias por estar siempre pendiente con el Programa PROSPERA, tan importante en la entidad, a Paula Hernández Olmos. Muchas gracias, Paula, por tu visita.

Gracias por la compañía de los representantes de los Poderes de la entidad.

Agradezco la asistencia de Diputados locales; Diputados Federales; de los Senadores de la República; del líder nacional de la CNC; bienvenidos y muchísimas gracias; y de otros servidores públicos que nos hacen favor de acompañar en esta tarde muy importante para Hidalgo.

Importante para el Valle del Mezquital, porque acciones como ésta, significan una respuesta a un principio de justicia, que es más que urgente en entidades como Hidalgo.

Aquí estamos, en una de las zonas identificadas como el Valle del Mezquital, otrora, una tierra infértil, una tierra donde no había. En la época de la Colonia se le conocía como el Valle de la Muerte, y los indígenas de la raza, de una de las razas que nos dan identidad a los hidalguenses, los indígenas hñähñus, también conocidos como Otomíes, fueron recorridos por los antiguos habitantes del Valle de México, primero de la zona de Azcapotzalco, a lo que hoy es el Estado de México, y después fueron por su carácter recio, por su carácter indómito, porque nunca le quisieron pagar tributos a los Aztecas, fueron expulsados hasta el Valle de la Muerte, hasta el Valle del Mezquital.

Pero el carácter de nuestra gente, ese carácter que hoy también nos da identidad, hizo posible que fueran capaces de vivir en una tierra inhóspita, y que a pesar de todo, la hicieran producir.

Con los años, hubo algunas respuestas importantes. Tal es el caso de la época de los 60´s, en donde se generan los Distritos de Riego que bañan esta zona con las aguas que provienen del Valle de México, de la Ciudad de México.

Sí, llegó el agua. Con esto, llegó la capacidad de hacer producir la tierra, pero también llegó la contaminación y la limitación a no poder producir otra cosa que no fueran forrajes para el consumo animal.

Esto, y gracias al trabajo de nuestra gente, fue derivando a que pasaran de ser sólo productores forrajeros a muchos de nuestros campesinos, a ser productores ganaderos, pero todos sabemos lo difícil que está el precio de este importante producto alimenticio para la Nación.

La competencia de la importación, la producción de otras zonas, ha hecho que el precio de la leche no sea el adecuado, y el tiempo de traslado para una debida comercialización también es un problema.

Por ello, es que cuando nace la idea, la importante idea de hacer aquí un centro de acopio, se cierra un círculo virtuoso para los productores.

Los campesinos, los forrajes; y los ganaderos, a través de la leche, podrán darle un valor agregado, un tiempo mayor de estabilización, darle algunas cuestiones adicionales como nutrientes y, desde luego, la importante participación de LICONSA, que habrá de absorber esa gran producción que podrá llegar hasta los 40 mil litros diarios, hará que esta región tenga una producción adicional.

Por eso, señor Presidente, esto que usted viene a entregarnos hoy, para los campesinos del Valle del Mezquital es un acto de justicia, porque después de mucho tiempo de sufrir, de muchas vicisitudes, por décadas, hoy, encontramos un camino más claro hacia la economía y hacia el desarrollo.

Por ello, permítame, en nombre de mis hermanos del Valle del Mezquital y de esta región, agradecer esta importante obra.

Hoy y siempre, gracias, señor Presidente.

Al menos 10 municipios podrán entregar aquí, la producción de leche que se genera todos los días en el campo mexicano. Pero también, hoy somos testigos de un programa importante que el señor Presidente nos da el privilegio, una vez más, porque hace unos meses, desde Hidalgo, anunció la mecanización para el campo, cuando estuvo usted en el municipio de Huichapan.

Hoy, una vez más, viene a entregar y, con ello, a abrir importantes apoyos a un sector también trascendental en las zonas indígenas de Hidalgo y del estado. Como sucede seguramente, en Chiapas, Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí y Veracruz, en Hidalgo el café se da en las zonas serranas, en zonas deprimidas económicamente.

Por ello, qué importante es que se nos den apoyo con planta, semilla, tecnología para su beneficio, para que este producto que tiene mercado, incluso mundial, sea una fuente de ingresos para estas zonas indígenas y, reitero, económicamente deprimidas.

Esto es saber y tener claridad de rumbo de que el desarrollo no sólo se planea en los proyectos macro. Se tiene que ir a las microrregiones para conocer y saber su potencial, y a partir de ahí, tener la posibilidad de explotar las habilidades y la vocación de nuestra gente.

Por ello, también, bienvenidos los compañeros de estos estados productores cafetaleros, que hoy son testigos de que se pone la atención desde el Gobierno de la República, en sectores importantes que pueden generar economía e ingresos adicionales desde Hidalgo y, desde luego, desde México, y en un producto tan especial, como es el café.

Por ello, aquí quiero reconocer el liderazgo, la fortaleza.

Hace dos semanas, se ponía en tela de juicio la legitimidad, se ponía en duda si las reformas estructurales serían capaces de aterrizar con precisión hacia el detalle que requiere cada municipio y cada región de los estados y de todo el país.

Hoy, ésta es una muestra de que las grandes reformas aterrizan con claridad y con puntualidad.

Pero esto la gente lo sabe. Por eso, la respuesta que tuvimos el domingo 7 de junio, en donde Hidalgo, como muchas otras regiones del país, se sumó para otorgar un reconocimiento a las reformas, se sumó para acreditar que el país tiene rumbo y se sumó para reconocer que si hoy tenemos un liderazgo claro, es a partir del Presidente de la República.

Por ello, en Hidalgo nos sentimos orgullosos de haber sido parte de la consolidación a través de dos cuestiones: del resultado en las urnas electorales y de la paz social con la que vive el país. Y esto, sin duda alguna, lo logró el liderazgo de Enrique Peña nieto.

No me queda más que agradecer la visita de quienes están en tierras hidalguenses, desde el Valle del Mezquital, por esa capacidad de nuestra gente, por ese corazón férreo que se adhiere a la tierra con amor y con pasión. Es que hemos adoptado el lema de trabajo, de que Hidalgo es tierra de trabajo, porque a pesar de las circunstancias, la hacemos producir con el sudor de estas mujeres y de estos hombres que aman su tierra.

Desde aquí, una vez más, señor Presidente, bienvenido.

Gracias por los beneficios para el estado de Hidalgo, pero sobre todo, el reconocimiento por la gran conducción que hoy tenemos en México, y con una larga mira para el futuro.

Enhorabuena, y muchas gracias a todos.

Gracias, señor Presidente.

-MODERADORA: A continuación, se proyectará el video: LICONSA cumple con nuestra gente.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: Hace uso de la palabra el licenciado Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, Director General de LICONSA.

-LIC. HÉCTOR PABLO RAMÍREZ PUGA: Señor Presidente, Enrique Peña Nieto; señor Gobernador José Francisco Olvera Ruiz; amigos productores de leche; señores Secretarios y Secretaria del Gabinete.
Señoras y señores:

El día de hoy, en el municipio de Francisco I. Madero, en el estado de Hidalgo, estamos poniendo en marcha uno de los cinco centros, nuevos Centros de Acopio de Leche LICONSA que está construyendo el Gobierno de la República.

Esto se da, señor Presidente, después de más de 12 años que no se construía un solo Centro de Acopio en el país.

Para los productores de leche de esta región, les va a significar un acopio aproximado de 40 mil litros diarios, que significa, entre otras cosas, tres millones y medio de pesos invertidos en este Centro de Acopio, al mes.

Así como suceden cosas buenas en Hidalgo, también están sucediendo cosas buenas en el país.

Por indicaciones del Presidente Peña, hoy estamos rompiendo la cifra histórica de compra de leche nacional. Hasta el año 2012, LICONSA compraba 700 millones de litros de leche en México. Hoy, estamos comprando 778 millones de litros; esto significa casi el 80 por ciento de la leche que distribuye LICONSA en todo el país; hoy se compra a productores mexicanos, señor Presidente.

Esta leche, que es de todas y todos los productores de Hidalgo y de otros estados, está llegando a las mesas de los seis millones 400 mil personas que están tomando leche fortificada en todo el país.

Y lo que es más importante, Presidente, a partir de ahora, en su Gobierno estamos hablando con los pequeños y medianos productores, acabando con el intermediarismo y con los acopiadores. Estamos llegando con el ejercicio directo del recurso, a estos pequeños productores que ya están entregando en nuestros nuevos Centros de Acopio.

De tal manera que hemos pasado de tener, de nueve mil productores que nos vendían en 2012, a 11 mil, prácticamente con el mismo presupuesto. Esto es, porque estamos llegando al pequeño productor.

En el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre, que instruyó usted, señor Presidente, y que coordina, sin duda alguna eficazmente, la Secretaria Rosario Robles, hemos podido cambiar otras cosas de LICONSA que no nos permitían crecer, como es el caso de nuestras reglas de operación.

Hoy, modificamos las reglas de operación para llegar a más población. Había, y esto tenemos que decirlo, había lecherías en zonas residenciales de la capital de la República y de otros estados, y no llegaba nuestra leche a la gente que más lo necesitaba en zonas rurales.

Hoy, estamos rompiendo esas reglas de operación. Hoy, compartimos padrones con PROSPERA, y hoy, además, estamos llegando, como lo decía el video, a 300 municipios indígenas que nunca en su historia habían recibido ni habían tomado leche fortificada y, con ello, combatiendo la desnutrición infantil y la anemia.

De esta forma, Liconsa pudo en tan sólo dos años y medio, duplicar padrones en Oaxaca, Guerrero y Chiapas, y crecer de manera importante en Puebla, Veracruz, Hidalgo y el Estado de México.

En el caso concreto, como ejemplo, de Oaxaca, teníamos 96 mil beneficiarios. Hoy, tenemos más de 220 mil. En el caso de Chiapas y de Guerrero son cifras similares, y aquí, en el estado de Jalisco también duplicamos el padrón; estamos creciendo y llegando a 84, a los 84 municipios del estado con leche fortificada Liconsa, de lo cual ha sido testigo el señor Gobernador que nos ha acompañado en muchas giras.

En el Estado de México, señor Presidente, estamos por alcanzar este año la cifra de dos millones de beneficiarios tan sólo en el estado, que van a tomar leche diariamente.

Hoy, también celebramos el reconocimiento que la FAO le hizo al Gobierno de la República por sus logros en la Cruzada Nacional contra al Hambre, porque sabemos que con ello, estamos ciertos de que llevamos el rumbo correcto.

El Director General de la FAO, José Graciano Da Silva, reconoció que México es uno de los 72 países en el mundo que ya alcanzaron la meta del hambre del Primer Objetivo de Desarrollo del Milenio.

Estos esfuerzos del Gobierno del Presidente Peña ya son tomados en cuenta, también, para impulsar la iniciativa Por un Mesoamérica Sin Hambre.

Y en estos logros del Gobierno de la República tienen mucho que ver nuestros productores mexicanos, porque gracias a ellos estamos recibiendo una leche, Presidente, que ha hecho, según el Instituto Nacional de Salud Pública, que un niño que toma leche LICONSA contra un niño que no lo hace, llega a crecer hasta dos centímetros y medio más y a desarrollar hasta 700 gramos más de masa muscular.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

Hace apenas unos años en Hidalgo, y lo sabe el señor Gobernador, se derramaron muchos litros de leche en las calles, porque los ganaderos exigían un mercado seguro para su producto.

Hoy, está aquí frente a ustedes. Hoy, el Presidente Enrique Peña está cumpliendo su palabra de transformar y mover a un México mejor alimentado y con mayores posibilidades de desarrollo.

Y en ello, Liconsa ha sido siempre un aliado.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Invitamos respetuosamente al ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, a develar la placa inaugural del Centro de Acopio de Leche Liconsa, en compañía de los integrantes del presídium.

(DEVELACIÓN DE PLACA)

-MODERADORA: A continuación, se llevará a cabo la Firma del Convenio de Colaboración para Mejorar la Producción de Leche y Productividad en Regiones Indígenas, en presencia del ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

(FIRMA DE CONVENIO)

-MODERADORA: A continuación el ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos hará entrega de los apoyos a productores indígenas cafetaleros.

(ENTREGA DE APOYOS)

-MODERADORA: Hace uso de la palabra el ciudadano Cipriano Rosales Juárez, productor del Municipio de San Andrés Calnali, Hidalgo.

-C. CIPRIANO ROSALES JUÁREZ: Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, reciba un afectuoso saludo de los productores de café, de leche, y de los pueblos y comunidades indígenas de México.

Saludo al licenciado Francisco Olvera Ruiz, Gobernador de los indígenas hidalguenses, perdón. Distinguidos integrantes del presídium, saludo a todas y a todos los que nos acompañan este día.

Quiero, en primer lugar, agradecer a usted señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, por estar hoy aquí con nosotros, con mis hermanos indígenas productores de café de Chiapas, Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí, Veracruz y de aquí, de Hidalgo.
Así como a los productores de leche de esta región y a las mujeres entusiastas de PROSPERA.

Decirle, señor Presidente, que las acciones que en este día se inician para mejorar la productividad tanto para el café como para la leche, son en beneficio tanto para nosotros, los productores indígenas, como para los mexicanos que consumen estos productos.

Con estas acciones, se contempla mejorar la producción de café en nuestras zonas indígenas, que son en beneficio y, sobre todo, de armonía con la madre tierra; ya que esta actividad se realiza en nuestros bosques y montañas sin perjudicar al medio ambiente.

Así, se ha realizado por cientos de años y ha permitido ser un factor importante en la calidad de nuestro café mexicano.

Podemos decir con orgullo, que el café que producimos los indígenas es el mejor café de México. Casi el 70 por ciento del café que se produce en México proviene de nuestros pueblos indígenas, y es de los más apreciados en muchas partes del mundo, como en Alemania, Austria, Francia, Japón y Estados Unidos.

Es por eso que, a nombre de mis hermanos, queremos agradecerle, señor Presidente, este importante apoyo que nos da su Gobierno, que inicia en 30 municipios indígenas de diferentes estados del país, y que poco a poco se irá extendiendo a todos los municipios indígenas productores de café.

Señor Presidente:
La variación de precio y del clima por momentos desalienta el cuidado de nuestras plantas. Debido a esto, la producción baja fuertemente, causando el abandono y, sobre todo, el descuido, haciendo que las enfermedades, las plagas y los años hagan presa fácil a nuestros cafetales.

Por ello, señor Presidente, reconocemos y agradecemos el Programa de Entrega de Cafetales a seis mil productores de seis estados de la República, que la CDI y la SAGARPA ponen en marcha para beneficio de los cafeticultores indígenas de México.

Con los viveros que nos otorgarán, podremos renovar nuestros cafetales con plantas más jóvenes para incrementar la producción de café y mejorar su calidad, pero, sobre todo, para que esta riqueza le sirva a nuestras próximas generaciones.

Señor Presidente:

Le agradecemos que confíe en nosotros, los productores indígenas de café. No lo defraudaremos, y nos comprometemos a hacer extensiva la capacitación que recibiremos.

La asistencia técnica que se incluye en el apoyo, será un factor determinante para cada una de las buenas prácticas que se nos indiquen se realicen.

Nos comprometemos a dar buenos resultados, porque sabemos que es un beneficio de nuestros cafetales, de nuestras familias y de nuestra economía, y la del país.

Queremos reconocer al Gobierno de la República, el que conjunten acciones dos dependencias para trabajar a favor de los pueblos indígenas y, en particular, a los productores indígenas cafetaleros.

Como hidalguense, también quiero agradecer a usted, señor Presidente, la puesta en marcha de este Centro de Acopio lechero, que es importante para la región.

Sabemos que con esta obra, se beneficiará a nuestros hermanos ganaderos con la compra oportuna de su producción de leche. Más de 40 mil litros diarios pueden ser acopiados para que llegue a los hogares leche fresca y de calidad, que nutra a los niños de Hidalgo y de otros estados.

Esta obra nos alienta, porque con ella contribuimos a disminuir la importación de la leche en polvo. SEDESOL, a través de LICONSA, podrá atender a más familias de México.

Señor Presidente:

Queremos pedirle que vuelva pronto por estas tierras hidalguenses. Que también pueda ir a Chiapas, a Guerrero, a Oaxaca, a San Luis Potosí, a Veracruz, para que usted pueda constatar que el esfuerzo de su Gobierno, sumado al esfuerzo de los pueblos indígenas, da muy buenos resultados; que el compromiso que asumió con los pueblos y comunidades indígenas de México, lo está cumpliendo a cabalidad. Y a nombre de ellos, quiero reconocer esa voluntad, esfuerzo y resultados.

Este día, le reiteramos: Estamos con usted, con un Presidente que trabaja y da resultados para lograr un México que nos incluya a todos.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)