En un mensaje dirigido hoy a los mexicanos, el Presidente Enrique Peña Nieto expresó que el inicio de este año 2015 es momento de renovar el ánimo, de recobrar la confianza y la esperanza.

Destacó que la transformación que hemos iniciado, con las reformas estructurales, es el cambio más profundo que ha tenido México en muchos años.

“Una transformación de esta magnitud, por supuesto que genera obstáculos y resistencias. Pero sin importar las dificultades que se nos presenten, los mexicanos daremos lo mejor de nosotros, en favor de un México más grande”, enfatizó.

Añadió: “Con unidad y ánimo renovado demostraremos la fortaleza y grandeza de los mexicanos”.

El Presidente de México fue enfático: “Tengo el firme compromiso de combatir la corrupción y la impunidad, y de fortalecer la transparencia”.

Anunció: “Estaré más cerca de la gente, escuchando sus necesidades y encontrando juntos soluciones a los problemas”.

El Primer Mandatario señaló que el año 2014 fue un año de contrastes. “Por un lado es el año en que México se atrevió a cambiar, aprobando 11 reformas estructurales diseñadas para que nuestro país acelere su desarrollo.

“También se pusieron en marcha grandes obras de infraestructura; se mejoraron y ampliaron programas sociales y, algo muy importante para las familias: se crearon cientos de miles de nuevos empleos formales.

“Pero también fue un año muy difícil para México. La violencia y el crimen organizado nuevamente golpeó al país. Sentimos dolor, indignación y coraje; se hizo presente una legítima demanda de justicia.

“También se hicieron cuestionamientos y exigencias de mayor transparencia”.

Y enfatizó: tanto lo bueno como lo negativo de 2014 nos dejaron una lección: México no puede seguir igual; el país debe seguir cambiando para bien”

El Presidente de México expresó su seguridad de que “tenemos la voluntad y la entereza para superar cualquier adversidad”, y por eso deseó a los mexicanos “que 2015 sea un muy buen año, pleno de salud, logros y realizaciones para ustedes y sus familias”.