El Presidente Enrique Peña Nieto visitó hoy en el Hospital Mocel y en el Instituto Nacional de Rehabilitación a personas que resultaron lesionadas por la explosión de ayer en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa.

En ambos nosocomios el Primer Mandatario constató la apropiada atención médica que reciben los pacientes, algunos de ellos graves, y conversó con sus familiares, a quienes les reiteró su solidaridad.

En el Hospital Mocel, el Presidente Peña Nieto visitó y dialogó con quienes ahí se encuentran hospitalizados, entre ellos tres policías, dos bomberos y dos enfermeras. Expresó su especial reconocimiento a la enfermera Reyna Casas Medina, quien “en su vocación de servicio hizo una gran labor al haber evacuado a 20 personas” después de la explosión.

En el Instituto Nacional de Rehabilitación, el Primer Mandatario visitó a dos pacientes con graves quemaduras.

El Presidente de la República expresó su amplio reconocimiento al Jefe de Gobierno y a las autoridades del Distrito Federal por la atención oportuna que han brindado a quienes resultaron lesionados en este lamentable hecho.

Reiteró “la plena disposición del Gobierno de la República para apoyar las acciones institucionales que viene realizando el Gobierno del Distrito Federal”.

Dijo que el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa será reconstruido, aunque precisó que “hoy lo importante es dar atención a los niños y a las personas que lamentablemente resultaron lesionados”.