Muchísimas gracias.

Muchas gracias a Ciudad Hidalgo y a toda la gente que viene de distintas comunidades de aquí, de Michoacán.

Quiero saludar a las autoridades aquí presentes.

Agradecer la bienvenida del señor Gobernador del Estado y reconocer el trabajo armonioso, que ha venido teniendo con el Gobierno de la República para realmente construir mejores condiciones para las familias michoacanas y, sobre todo, emprender un reordenamiento del trabajo del gobierno de esta entidad.

Saludo a los titulares de los distintos poderes de este gran Estado de Michoacán.

Al General de División encargado de la seguridad, precisamente aquí, en Michoacán.

A las distintas autoridades, a quienes son parte del Gobierno de la República, del gobierno del Estado de Michoacán, de las autoridades municipales aquí presentes.

A los delegados Federales de distintas dependencias gubernamentales, que son la representación cotidiana del Gobierno de la República, en el Estado de Michoacán.

Pero, de manera muy particular, con enorme entusiasmo, con agradecimiento y con cariño fraterno, saludo a todas las mujeres de Michoacán que están hoy aquí reunidas.

A los jóvenes y a los hombres de trabajo que procuran dar lo mejor de sí para que sus familias tengan mejores condiciones.

Hoy, creo que este auditorio está mayoritariamente, de manera muy evidente, integrado por mujeres michoacanas, que se la juegan todos los días por sus familias.

Les saludo, reitero, con agradecimiento, con afecto y con cariño muy sincero.

A mí me da mucho gusto el poder saludar a muchas y a muchos de ustedes en mi recorrido antes de llegar a este templete.

Por eso, a quienes tuve oportunidad de saludar personalmente, a quienes saludaré al término del evento, pero a todas y a todos, todas reciban mi saludo fraterno, cordial, respetuoso y mi permanente convocatoria para que todos los días, dando lo mejor de sí, en cualquier actividad a la que estemos dedicados, logremos ir construyendo y modelando una mejor comunidad, un mejor estado y una mejor nación.

Ese es nuestro empeño y nuestro compromiso.

Y el Gobierno de la República tiene muy clara su misión, tiene objetivos claramente identificados desde que inició la Administración.

No venimos improvisando, ni venimos resolviendo, ni venimos inventando acciones a partir del día a día.

Tenemos, desde el inicio de esta Administración, claramente identificadas o identificados los objetivos y las metas que nos hemos propuesto alcanzar.

Y uno de ellos es fundamental, que es el México próspero, es el México de igualdad de oportunidades para todas y todos los mexicanos, y que para que eso ocurra es fundamental que todo el Gobierno y los distintos órdenes o niveles de Gobierno hagan la parte que les corresponde.

Dentro de esas tareas, hay una a la que convoqué hace ya dos años, como lo pudimos apreciar en el video.

En el mes de enero, en el Estado de Chiapas, lanzamos la convocatoria de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, a partir de reconocer algo que pocos o casi nadie se había atrevido a decir: que en México había hambre y que más de siete millones de mexicanos pasaban por condiciones de hambre, que no tenían asegurada su alimentación diaria y que para eso era importante emprender acciones específicas para asegurar que esa población objetivo, que esos más de siete millones de mexicanos, pudieran tener acceso a distintas formas de asegurarse una diaria alimentación.

Y hoy estamos, justamente, a dos años, en este mes de febrero, emprendiendo el mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Cada año hemos dedicado un mes para concientizar mayormente a la población, de la necesidad de atender a quienes tienen mayores carencias, a quienes pasan por hambre y quienes pasan por pobreza.

Y para que podamos, entre todos, hacer acciones compartidas y conjuntas que nos permitan atender a esa población, que es tarea fundamental del Gobierno, pero que sin duda es indispensable la participación de la sociedad, de la comunidad, que debe hacer suyos los varios programas que el Gobierno dispone para asegurar que las familias que pasan hambre dejen de pasar por esta condición, que tengan asegurada su diaria alimentación.

En este esfuerzo participan distintas dependencias del Gobierno de la República, de los gobiernos estatales, organizaciones de la sociedad civil, fundaciones que participan de este esfuerzo y que todos estamos comprometidos en asegurar que los más de siete millones de mexicanos dejen de padecer hambre y, repito, tengan asegurada su diaria alimentación.

El video que hemos, hace un momento, visto creo que por sí mismo explica las grandes cifras, cómo los programas que tiene el Gobierno de la República han crecido en el número de beneficiarios y han extendido su actuar a distintas regiones o comunidades que, por apartadas que estuvieran, ahora llega la asistencia del Gobierno de la República.

La titular Rosario Robles, de Desarrollo Social, compartió 30 mil comunidades a las que anteriormente no llegaba ningún programa social, hoy ya están llegando.

Déjenme solamente referirles algunas de estas cifras, que verdaderamente son relevantes y que marcan el antes y el ahora, a partir de esta convocatoria y de este compromiso para asegurar que en México deje de haber hambre o deje de haber familias que no tengan aseguradas su alimentación.

731 mil personas o familias, mejor dicho, familias, porque esto se multiplica a mayor número de miembros de cada familia, 731 mil familias reciben apoyos de la Tarjeta Sin Hambre, ésta que les permite comprar, a través de las Tiendas DICONSA, productos básicos a mejores precios.

Se han abierto un mayor número de tiendas DICONSA, para lograr una mejor distribución de productos básicos. Mil 351 nuevas tiendas de DICONSA.

Como lo vimos en el video, y aquí quiero hacer, desde aquí, un amplio reconocimiento a todas las mujeres y hombres que participan en los Comedores Comunitarios. Cinco mil 792 Comedores Comunitarios, que solamente en los municipios que son objetivo de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, mil 12 municipios en todo el país, hoy atienden diariamente a 627 mil beneficiarios, en donde en estos comedores, gracias a su participación, gracias a su diario compromiso, hoy pueden comer 627 mil personas, entre niños, adultos mayores y mujeres embarazadas.

Gracias a todas ustedes por su apoyo diario y su entrega cotidiana.

Este Programa de Comedores Comunitarios, sin duda, se amplía a un mayor número de comedores que están en las Escuelas de Tiempo Completo: 10 mil Escuelas de Tiempo Completo de las 23 mil que hoy se tienen en todo el país, tienen comedores instalados para que ahí hagan sus alimentos los niños que van a la escuela.

Hoy se tiene ya 2.6 millones de nuevos beneficiarios de LICONSA, que reciben todos los días leche, con los elementos nutritivos que, sin duda, favorecen a la debida alimentación de las familias que tienen este beneficio.

Muchísimas felicidades.

Pero la Cruzada Nacional contra el Hambre no se detiene ahí.

No solamente son programas de carácter asistencial, sino que también tienen implícitamente proyectos para asegurar que las familias beneficiarias tengan alguna actividad productiva.

Hay apoyos para construir o crear sus propios huertos familiares, en los que puedan tener sus propios productos y puedan generar productos alimenticios, de los cuales puedan abastecer a sus familias.

Se están apoyando a los beneficiarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, precisamente con distintos proyectos productivos para asegurar que estas familias se incorporen a la actividad productiva, que es objetivo también del Programa PROSPERA, que fue una evolución del anterior Programa de Oportunidades, que ustedes conocieron.

Pero que ahora PROSPERA va mucho más allá.

Asegura, en un primer orden, que quienes sean beneficiarios de este programa, sobre todo los jóvenes, puedan tener apoyos para estudiar hasta la universidad, que no quede solamente en los estudios de preparatoria.

También asegura que las familias del Programa PROSPERA puedan ser parte de la inclusión financiera; es decir, puedan tener acceso al crédito, a través de distintos mecanismos y de distintas formas que les permitan, a la vez, formar un negocio propio o emprender una actividad económica a partir de contar con apoyos económicos.

Estos son parte de los nuevos componentes, que son parte del Programa PROSPERA, de esta evolución y de esta mejora de este programa que quiere que las familias mexicanas, que son beneficiadas del Programa PROSPERA, no solamente reciban apoyos asistenciales, sino que realmente puedan salir de la condición de pobreza, puedan salir de la condición de vulnerabilidad y de marginación estas familias y puedan incorporarse a la actividad productiva.

Ese es el reto, ese es el objetivo, y en eso estamos trabajando de manera cotidiana. Y lo hacemos, también, de manera transparente.

Yo celebro que la política social del Gobierno de la República no sólo tenga elementos que aseguren que más familias tengan apoyos y beneficios para poder incorporarse a la actividad productiva y ser parte de un México próspero, sino que, además, todos estos programas estén debidamente transparentados ante la sociedad mexicana, en lo que es un compromiso permanente del Gobierno de la República para que en el actuar de toda sus dependencias, actuemos con eficacia y con mayor transparencia.

Junto a todo esto, no es menor el número de viviendas que se han logrado construir en los municipios que son parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre: 28 mil 462 nuevas viviendas, prácticamente la mitad de las viviendas que SEDATU ha impulsado y promovido para su construcción dentro de los distintos programas que tiene esta dependencia en todo el país, la mitad de esas viviendas se han construido, precisamente, en los municipios objetivo de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Y junto a esto, junto a esta acción de construcción de vivienda, vienen aparejadas otras acciones y otros programas, para introducir servicios básicos, como drenaje, como agua potable, y uno muy importante, el de asegurar salud o servicios de salud para la población.

Por eso, es que hoy está aquí el Director del Seguro Social, porque es otra de las dependencias que participan dentro de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, y es a través de la participación del Seguro Social, de la Secretaría de Salud, que se amplía la infraestructura de servicios de salud.

Solamente aquí, en Michoacán, se han construido, en zonas apartadas y alejadas en esta celebración de este mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, cinco clínicas de salud, que el día de hoy estamos, también, entregando.

Todo este esfuerzo al que ha convocado el Gobierno de la República no sería posible y no alcanzaría la meta que se ha trazado, sin contar con la participación de la sociedad.

Déjenme decirles que en esta Cruzada Nacional contra el Hambre hay 63 mil Comités Comunitarios instalados, que son mujeres y hombres de cada comunidad, como cada uno de ustedes, que participan y que se involucran.

Que todos los días se empeñan por aportar un granito de arena, con su tiempo, con su dedicación y con su esfuerzo, para que mejoren sus comunidades.

Desde aquí mi más amplia felicitación y reconocimiento a quienes son parte fundamental del logro y del alcance, y del éxito que tenga esta Cruzada Nacional Contra el Hambre, la participación ciudadana.

Gracias a los integrantes de los 63 mil Comités Comunitarios que hay en todo el país.

Y de igual manera, quiero también reconocer, ahora que iniciamos este mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, a los ocho mil brigadistas que hay en las 32 entidades federativas; jóvenes, estudiantes que están decididos a participar, a hacer suyo este esfuerzo.

Y que todos los días, como lo vimos en el video, y aquí se testimonió, salen a recorrer comunidades apartadas y alejadas para acercarse a la comunidad, y llevar y ser rostro de este programa y de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Gracias a los ocho mil brigadistas que hay en todo el país, y que son parte de este esfuerzo para asegurar que no haya hambre en México.

Algunos de ustedes se preguntarán por qué hemos hecho de febrero el Mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre y no otro, como anteriormente lo hacíamos, en el mes de marzo o en el mes de abril.

Porque somos un Gobierno respetuoso del marco legal y de los tiempos electorales que vive nuestro país, y porque en nueve entidades y en todo el país, en nueve entidades se renovarán los gobernadores y autoridades locales, pero en todo el país está prácticamente, o estamos ya en un año electoral.

Por eso, en absoluto respeto a la legislación electoral, es que esta actividad, este mes para llevar a cabo diversas acciones que convocan a esta Cruzada Nacional Contra el Hambre, las estamos haciendo en absoluto respeto al marco legal y a la legislación electoral.

Porque queremos actuar con transparencia y, sobre todo, queremos que nuestro actuar se apegue a la legalidad, por eso estamos haciendo del mes de febrero, el Mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en el que queremos que más gente de las comunidades participe.

En el que deseamos que más organizaciones de la sociedad civil que tienen distintos fines de apoyo a la comunidad, sean parte y se integren a este esfuerzo colectivo de Gobierno y de sociedad para asegurar y abatir el hambre que hay en el país.

Yo hago votos porque este mes nos permita generar mayor conciencia social y porque el despliegue de las acciones y de los programas nos permita llegar a más familias que tanto lo necesitan, que pasan por el hambre y que deseamos tengan asegurada su diaria alimentación.

Ese es el empeño y ese es el compromiso que tenemos para este mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Y finalmente no puedo dejar de hacer referencia en el marco de esta fecha o en el inicio de este mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, a propósito de estar aquí, en Michoacán, de hacer referencia al compromiso que hacemos el Gobierno de la República con el gobierno del Estado de Michoacán para realmente lograr lo que nos trazamos hace justamente un año, señor Gobernador.

Hace justamente un año pusimos en marcha el Plan Nuevo Michoacán, que implicó la definición de más de 206 acciones, proyectos, obras de infraestructura, que nos permitirán realmente lograr mejores condiciones para Michoacán, para sacarlo de la marginación, del atraso y, sobre todo, del clima de inseguridad que asolaba esta tierra.

Hoy, sin duda, estamos por la ruta correcta. Hoy el ambiente y el ánimo social que hay en Michoacán, es muy distinto y diferente del que había hace apenas un año.

Sin embargo, no estamos satisfechos. Y aquí están las voces, aquí están los testimonios que acreditan que el trabajo que hemos realizado de forma conjunta y coordinada, está rindiendo frutos. Y seguiremos trabajando.

Esta ocasión es para reafirmar el compromiso permanente del Gobierno de la República de seguir trabajando de forma coordinada con las autoridades locales para que Michoacán sea otro, para que Michoacán tenga un nuevo rostro de progreso, de desarrollo, de empleo, de mayores oportunidades de trabajo para las y los michoacanos.

Ese es el compromiso, y así seguiremos trabajando.

Concluyo mi intervención dejando en todas y todos ustedes un saludo fraterno, de agradecimiento por su compromiso permanente y cotidiano para mejorar las condiciones de sus comunidades, para trabajar todos los días en favor de sus familias.

Que sepan, como ya lo saben, que tienen en el Presidente de la República y en su Gobierno, a un aliado permanente, a un aliado invariable, que está y estará siempre con ustedes.

Y que todo lo que estamos desplegando en acciones y en programas, realmente nos permita construir un mejor país, una mejor Nación y, sobre todo, un México de oportunidades para todos sus hijos y para todas sus familias.

Que así sea.

Muchas felicidades y muchísimas gracias.