En conferencia de prensa en la que el Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Mikel Arriola Peñalosa, informó los resultados de la Estrategia del Gobierno de la República en Vigilancia Sanitaria, Eduardo Sánchez Hernández, Vocero del Gobierno de la República, destacó que a partir de la instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto de reforzar la vigilancia del mercado de la salud, se han incrementado los decomisos de medicamentos ilegales y de “productos milagro”.

Enfatizó que los productos que prometen aliviar enfermedades sin sustento científico alguno, la venta de productos adulterados como el alcohol y el tabaco, o los medicamentos que se producen sin controles mínimos de calidad, son un grave riesgo para la salud de la población.

Subrayó que el Gobierno de la República, a través de la Secretaría de Salud, y por conducto de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha fortalecido sus mecanismos de vigilancia para combatir estas prácticas.

Indicó que en la presente Administración, el aseguramiento de los productos ilegales ha crecido cuatro veces; las multas por publicidad engañosa se han incrementado 360 por ciento, y los anuncios suspendidos por engañar al público han pasado de dos mil 400 a casi nueve mil.

“Por primera vez, se combate la producción y distribución de dispositivos médicos irregulares que han resultado en el decomiso de casi dos millones de productos”, agregó.

“Con estas acciones, el Gobierno de la República refrenda su compromiso con la legalidad, la salud y la economía de los mexicanos”, dijo, y aseveró que a la par de la estricta vigilancia que lleva a cabo esta Comisión, “México ha demostrado que ampliar la oferta de medicamentos formales es la mejor herramienta para combatir la ilegalidad y beneficiar al ciudadano”.

Añadió que el año pasado se concedieron más de 23 mil nuevos registros sanitarios, cuando hace cuatro años se otorgaron siete mil 400.

Eduardo Sánchez, aseguró que el trabajo diario de la Cofepris tiene un fuerte impacto en la vida cotidiana de los mexicanos ya que, a partir del mayor aprovechamiento de sus capacidades operativas, ha obtenido resultados notables como el impedir que cientos de miles de litros de alcohol adulterado lleguen al mercado y pongan en riesgo la salud de las personas, particularmente, de los jóvenes.

Además ha evitado que “millones de unidades de “productos milagro” entren en nuestras casas, que su publicidad distorsione la información, afecten nuestra economía familiar”, y que “cientos de toneladas de medicamentos mal manufacturados sean vendidos y atenten contra la salud de quienes los compran de buena fe”.

El Vocero del Gobierno de la República detalló otros resultados alcanzados por la Cofepris: en 2011 sólo había 31 medicamentos para tratar las principales causas de muerte en el país y hoy existen 371.

Destacó también que el incremento en la oferta formal de medicamentos se ha reflejado en una baja de precios en el 71 por ciento de los tratamientos, con lo que el gasto familiar en medicinas se ha reducido 60 por ciento en promedio, respecto al año 2010.

“Este es el resultado de ejercer acciones contundentes de vigilancia sanitaria y de generar incentivos que alientan la competitividad y la formalidad de este sector”, concluyó.