Al encabezar la ceremonia conmemorativa del 98 aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que “sin dejar de atender los desafíos cotidianos, el Gobierno de la República seguirá teniendo la mirada puesta en el futuro, en el desarrollo de México con visión de largo plazo”.

Puntualizó que la Constitución “es nuestra ruta y nuestra meta; es nuestra guía, y en ella se inscribe nuestro proyecto de nación”.

“México tiene en su Constitución un rumbo claro; un proyecto definido para ser una nación exitosa en este siglo, el de las grandes exigencias y también el de las grandes esperanzas”, afirmó.

Tras señalar que “nuestra Constitución renovada nos da certeza y rumbo como nación”, el Primer Mandatario dijo que “gracias a las reformas, México cuenta con nuevas fortalezas y mayores posibilidades de desarrollo para su gente”.

Como nación, continuó, “tenemos que aprovechar al máximo las nuevas fortalezas que nos ha dado, y las posibilidades que nos ha abierto el Constituyente Permanente”.

El Titular del Ejecutivo Federal apuntó que hacer realidad los preceptos de la Constitución es la prioridad de su Gobierno. “Poner las reformas en acción seguirá siendo un asunto de primer orden para los siguientes años de mi Administración”, subrayó.

Añadió que es compromiso de su Gobierno “llevar las reformas constitucionales del papel a la práctica; pasar del texto legal a beneficios concretos para las familias mexicanas”.

“A 98 años de la promulgación de nuestra Ley Suprema, el mejor homenaje que podemos rendir a los constituyentes de entonces es unirnos como país y trabajar en torno a los ideales, valores y principios plasmados en nuestra Carta Magna”, puntualizó.

El Presidente Peña Nieto expresó que “así como el texto constitucional de 1917 anunciaba el México del siglo XX, hoy nuestra Ley Suprema perfila con claridad el México del siglo XXI”

“Quien desee asomarse al México de las próximas décadas, sólo tiene que consultar la Constitución vigente. Si alguien quiere anticipar la evolución del país, puede hacerlo conociendo el contenido de las reformas aprobadas en los últimos meses”, destacó.

Resaltó que los avances plasmados en la Constitución “proyectan el México del Siglo XXI, el México en ascenso que ya estamos construyendo entre todos. Es el México que puede llegar tan alto como se lo proponga; es el México por el que estamos trabajando en el Gobierno de la República”.

MÉXICO TIENE RUMBO, PORQUE TENEMOS LA LEY SUPREMA FRUTO DE NUESTRA HISTORIA Y NUESTRA EXPERIENCIA: LUIS MARÍA AGUILAR

México tiene rumbo porque tenemos la ley suprema fruto de nuestra historia, de nuestra experiencia social y derivada de las necesidades de nuestro pueblo, enfatizó el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales. Afirmó que “nos toca hacer realidad sus postulados, por el bien de todos, de los que ahora lo habitamos y de las generaciones futuras que nos sustituyan”.

Señaló que en el marco del Estado de Derecho que rige nuestro país, no debe caber ni el abuso de poder de la autoridad a los derechos de los ciudadanos, ni mucho menos la corrupción, “y es en el marco de ese mismo Estado de Derecho que los conflictos que enfrenta la sociedad deben encauzarse y resolverse con estricto apego a lo que mandata nuestra Carta Magna”, agregó.

Aguilar Morales expresó que conmemorar la promulgación de la Constitución de 1917, es uno de los actos más significativos para nuestra nación y “representa el momento propicio para afirmar la convicción de nuestra capacidad colectiva para construir el país de libertades, justicia, y bienestar al que han aspirado distintas generaciones de mexicanos, a través de nuestra historia”.

LAS Y LOS MEXICANOS SOMOS MÁS GRANDES QUE TODOS NUESTROS PROBLEMAS: SILVANO AUREOLES

El Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles Conejo, expresó que “las y los mexicanos somos más grandes que todos nuestros problemas. Las causas que nos convulsionan se resolverán si decidimos juntos, anteponiendo a cualquier otro, el interés supremo de la Patria”.

Expuso que “casi un siglo de estabilidad constitucional permiten la consolidación de una nación mexicana única e indivisible. De una República representativa, democrática y federal, del México de la legalidad y, del reconocimiento del respeto a las garantías de los derechos humanos de las personas”.

Hacer que los principios y valores que emanan de la Constitución se conviertan en el eje rector de la vida pública del país y la voluntad política de los tres órdenes de Gobierno, “nos debe conducir a la reconciliación nacional mediante el diálogo permanente y la revisión constante de nuestro entramado constitucional para ajustarlo a la inercia social”, apuntó.

SÓLO A TRAVÉS DE CONSENSOS, LA CONSTITUCIÓN Y NUESTRO PACTO SOCIAL, SE LOGRARÁ LA UNIDAD NACIONAL: MIGUEL BARBOSA HUERTA

Miguel Barbosa Huerta, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, afirmó que el país atraviesa por un momento complejo que no es producto de los errores o la parálisis de uno solo de los Poderes, sino de una combinación de situaciones coyunturales y estructurales que deben corregirse de fondo, y en donde el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial deben asumir sus responsabilidades.

Recordó que en el Congreso se han expresado críticas, pero precisó que “también reiteramos nuestro respaldo a las instituciones del Estado mexicano”. Convocó a que “hagamos la buena política, mantengamos un diálogo institucional y abierto entre Poderes”.

En ese sentido, expuso que “debemos comprender que las reformas constitucionales no son el resultado de simples alianzas, sino deben ser el producto de amplios consensos sociales. Sólo así, por medio de amplios consensos, la Constitución, nuestro pacto social, podrá representar efectivamente la unidad nacional, la unidad en torno a principios y valores, en torno a la igualdad y a la democracia”.

NADA PUEDE OBSTRUIR LA RUTA DE UN MÉXICO EN PAZ: JOSÉ CALZADA ROVIROSA

José Calzada Rovirosa, Gobernador del Estado de Querétaro, afirmó que “nada puede obstruir la ruta de un México en paz” y urgió a revisar la experiencia histórica de los Constituyentes, para concretar un acuerdo para la conciliación y convocar a una alianza nacional que profundice en cambios sociales, en nuevos ordenamientos o las necesarias reformas para combatir la impunidad, la corrupción y la inequidad.

Exhortó a que, “en este escenario emblemático de la unidad nacional, suscribamos el prefacio de una nueva historia para un México en concordia. Renovemos desde aquí esa gran alianza que reclama la sociedad: un acuerdo para la conciliación”.

Señaló que los antagonismos que se viven en el México de hoy nos lastiman a todos y ratificó que “el dolor de las familias mexicanas nos obliga a actuar con firmeza, haciendo lo necesario para no lamentarnos más por lo que dejamos de hacer, sino asumiendo nuestra responsabilidad para garantizar un mejor futuro”.