Hay establecimientos en los que la salud se ve solamente como negocio; por ello, la Cofepris ha fortalecido sus acciones de vigilancia, afirmó.

En dos años se han suspendido o sancionado a más de 800 establecimientos, un incremento de 6 mil 400 por ciento respecto al 2012; las multas han aumentado en 270 por ciento, aseguró.

Ofreció una conferencia de prensa conjunta con Mikel Arriola Peñalosa, Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Prevenir y combatir a los negocios que prestan servicios médicos ilegales, es tarea permanente del Gobierno del Presidente Peña Nieto, aseveró Eduardo Sánchez Hernández, Vocero del Gobierno de la República, durante la conferencia de prensa en la que el Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Mikel Arriola Peñalosa, dio a conocer los resultados de la estrategia para que establecimientos como clínicas estéticas, consultorios médicos, y consultorios en farmacias, cumplan con la regulación sanitaria y no representen un riesgo para la salud de las personas.

Precisó que desde el punto de vista económico estos establecimientos tienen una importancia cada vez mayor, con un mercado que supera los 159 mil millones de pesos anuales. Indicó que ello es positivo porque los servicios de salud están cada vez más cerca de la población y con precios más competitivos, lo cual “también implica un reto para la autoridad que debe vigilar su correcto funcionamiento”.

Año con año, continuó, la población gasta más en estos servicios, lo que ha propiciado la aparición de más establecimientos en los que la salud se ve solamente como un negocio. Por esta razón, “la Cofepris ha fortalecido sus acciones de vigilancia para prevenir y combatir el surgimiento de estos servicios irregulares”.

Eduardo Sánchez subrayó que en la presente administración, en tan sólo dos años se han duplicado las verificaciones practicadas, y se ha encontrado que el 95 por ciento de los establecimientos revisados funcionan correctamente. Sin embargo, también se detectó que operan irregularmente casi tres por ciento de los consultorios; más del cuatro por ciento de las clínicas estéticas, y el cinco por ciento de los consultorios en farmacias.

“Esto ha propiciado la suspensión de actividades y sanciones para más de 800 establecimientos, lo que comparado con 2012 representa un incremento de 6 mil 400 por ciento. Asimismo, el monto de las multas se ha incrementado en 270 por ciento”, aseveró.

“La autoridad debe hacer que la ley se cumpla y lo estamos haciendo”, enfatizó, e invitó a los ciudadanos a realizar tareas de prevención como: no confiar en tratamientos mágicos que no tienen autorización sanitaria, como algunos que prometen bajar de peso o reducir tallas sin el mínimo esfuerzo; y antes de someterse a una cirugía, asegurarse que el médico esté certificado, tenga título y cédula profesional, y que el establecimiento cuente con la licencia sanitaria respectiva.

“Hay que tener mucho cuidado al ingerir productos aunque se vendan como naturistas, la mayoría de ellos no están certificados por la Cofepris y consumir un producto de esa naturaleza constituye un riesgo para la salud”, explicó.

El Vocero del Gobierno de la República refirió que en una acción más para combatir malas prácticas, a partir de hoy la Cofepris publicará en su sitio de internet www.cofepris.gob.mx el padrón de clínicas estéticas que han sido suspendidas, información con la que, dijo, “cualquier persona afectada por un mal servicio o tratamiento, podrá tomar acciones como exigir que el daño sufrido se le repare”.

Añadió que en esa misma página pueden denunciarse malas prácticas en clínicas estéticas o consultorios, así como en la cuenta de twitter: @cofepris, o al teléfono 01800 033 5050.

“Trabajando en conjunto, sociedad y gobierno, avanzamos en la prevención y combate a los riesgos para la salud de los mexicanos y lo más importante, cerramos espacios a la impunidad”, finalizó.