-MODERADOR: A continuación, hace uso de la palabra el Presidente de la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México, Ricardo Mauricio Navarro Benítez.

-LIC. RICARDO MAURICIO NAVARRO BENÍTEZ: Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Enrique Peña Nieto: señor Presidente, nos sentimos muy honrados con su presencia.

Al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, al doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa; al licenciado Ildefonso Guajardo Villarreal, Secretario de Economía; por supuesto, a la cabeza del Consejo Coordinador Empresarial, nuestro líder, nuestro amigo, Gerardo Gutiérrez Candiani.

Debo hacer especial mención a la gente que integra todo el movimiento camaral del comercio, los servicios, y el turismo de la República Mexicana.

El Presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, los Servicios y el Turismo, el Ingeniero Enrique Solana Sentíes.

Me acompañan varios de mis compañeros, de los que integramos el Consejo Coordinador Empresarial, está conmigo, mi amigo Benjamín Grayeb Ruiz, Presidente del Consejo Nacional Agropecuario; el Ingeniero Luis Zárate Rocha, Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción; José Méndez Fabre, que comanda la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles; Alberto Gómez Alcalá, Presidente de la Asociación de Banqueros de México.

Están también todos nuestros ex presidentes.

Nos acompañan esta tarde una gran cantidad de presidentes de Cámaras de la República Mexicana, de varios estados, de varias ciudades, un movimiento camaral, en México, en especial del Comercio, los Servicios y el Turismo es sumamente fuerte y vertebrado.

Señor Presidente, ésta es una reunión largamente buscada, y que por motivos de su Agenda y la de este servidor, debo admitirlo, no se había podido concretar.

Por cierto, debo de darle las gracias, señor Presidente, por haber regresado a tiempo de su reunión con el Presidente Obama, en los Estados Unidos, con el objeto de estar aquí con nosotros.

Muchas gracias por el esfuerzo.

Hoy, finalmente, el comercio, los servicios y el turismo de la Ciudad de México están de plácemes, porque constatamos con su presencia, señor Presidente, el gran interés que tiene el Presidente de la República por la ciudad de todos, por la Ciudad de México.

Interés que se ha caracterizado, entre otras cosas, por tener una relación muy cercana con el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, doctor Miguel Ángel Mancera, a quien saludo con respeto y con afecto.

También, saludo a varios miembros de su Gabinete que se encuentran con nosotros esta tarde. Gracias, señores secretarios. Salomón, nuestro querido Secretario de Turismo, gracias por estar aquí con nosotros y todos los demás que nos acompañan.

El interés que el Presidente de la República ha mostrado, tiene dos ejemplos muy claros que nos lo demuestran:

Uno. Es el esquema en el que por cada peso que aporta el gobierno local, el Gobierno Federal aporta otro más. Esto ha servido para llevar a cabo obras y programas públicos, y la ampliación del Sistema Colectivo Metro, que en este año dará inicio con una participación muy fuerte de fondos Federales.

Esto era algo que no se veía en otros sexenios.

Señor Presidente.

Amigos míos:

La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México cumplió 140 años de existencia; edad que nos congratula y llena de orgullo, pues somos la institución empresarial más antigua de México.

A lo largo del tiempo, los empresarios organizados de esta institución hemos sido testigos y actores de grandes acontecimientos, que han sentado bases de la gran Nación mexicana de la que todos, sin excepción ninguna, somos parte.

Estas fechas que recién han transcurrido, y que son tan importantes para todos los mexicanos, porque es cuando termina un ciclo, y que nos invitan a la reflexión acerca de nuestra identidad y la necesidad de mirar el trayecto recorrido, los aciertos alcanzados y los yerros cometidos.

Fue un tiempo de razonamiento profundo sobre nuestro pasado inmediato, pero la CANACO, tiene ya una historia centenaria. La Cámara de Comercio ya existía cuando se hizo la primera llamada telefónica, cuando se puso en marcha el primer tranvía eléctrico, cuando se realizó la primera transmisión radiofónica y cuando vimos por primera vez en televisión un Informe de Gobierno, cuando se construyeron los edificios de la nacional, el primer rascacielos que hubo en esta capital, el Palacio de las Bellas Artes, la Plaza México, la Torre Latinoamericana y cuando se inauguró Ciudad Universitaria.

La Cámara ya había sido fundada cuando se publicó el decreto que dio vida nuevamente al Senado de la República y cuando las Leyes de Reforma fueron elevadas a rango constitucional.

Nuestra institución vivió el Porfiriato, la Revolución, la Posrevolución, la lucha por la Autonomía Universitaria, la Expropiación Petrolera y fue testigo de la Primera y Segunda Guerras Mundiales, por mencionar algunos hechos relevantes.

Somos la organización empresarial más grande del país, la más antigua, la de más tradición, la que cumple 140 años de trabajo ininterrumpido a favor de empresarios del comercio, los servicios y el turismo.

Somos la única cámara empresarial que ha sido testigo del desempeño de 35 Presidentes de la República, desde Sebastián Lerdo de Tejada y del Presidente Porfirio Díaz, hasta el actual Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

La CANACO es una institución que ha estado presente en tres diferentes siglos, y en cada ciclo hemos trabajado con las autoridades gubernamentales con el fin de encontrar las fórmulas más adecuadas para hacer de los negocios la oportunidad de crear un mayor número de empleos que redunden en prosperidad para más mexicanos.

Esa es esencialmente nuestra filosofía, sencilla y clara: un México de prosperidad para todos.

Cada año, celebramos esta fiesta que nos brinda la oportunidad de reconocer las políticas públicas exitosas, así como de hacer reflexiones sobre los temas que nos causan inquietud como empresarios y como mexicanos.

Por ello, señor Presidente, agradecemos su presencia en este acto, porque nos permite refrendar nuestra confianza en una institución presidencial democrática, atenta a las demandas de la sociedad y abierta a la crítica.

Este nuevo año nos trae nuevas oportunidades. Hemos pasado momentos difíciles para la Patria, pero no podría ser de otro modo cuando la propuesta original ha sido, y es, mover a México, lo retomo de sus palabras, señor Presidente, y lo hago extensivo a todos nosotros, porque no somos los mismos que cuando inició su Gobierno.

Sin lugar a dudas, la sociedad se ha movido.

No nos esperábamos circunstancias tristes, pero como en ningún otro momento, tenemos frente a nosotros la oportunidad de que la procuración de justicia sea conducida con la firmeza y convicción de llegar al final y poner a los responsables de los lamentables acontecimientos de Iguala, en el sitio que les corresponde: aislados de la sociedad, sin posibilidad de libertad, precisamente, porque el valor que los culpables tomaron en sus manos fue el de la vida y la libertad de otros.

La inseguridad es un tema que afecta a muchas regiones del país a diferentes niveles, sin embargo, los empresarios organizados de la Ciudad de México, tenemos viva la esperanza de que las acciones de coordinación entre la Federación y las autoridades locales contribuyan a mejorar los índices de seguridad en esta gran metrópoli.

Nos preocupan los costos que acarrea la inseguridad, costos que deben de ser asumidos por el empresario y que encarecen el abasto y la distribución de los productos.

Nos preocupa la venta de mercancía internada al país de manera irregular, la falsificación de marcas, pues constituyen una competencia desleal para los sectores productivos.

Durante años, hemos combatido al ambulantaje, porque es la puerta de salida de la mercancía robada, falsificada y de contrabando.

Por eso, hoy queremos insistir a las corporaciones Federales y locales que se fortalezca el Estado de Derecho, a fin de que se abatan los márgenes de impunidad y discrecionalidad de algunas autoridades.

Que se castigue con firmeza a los servidores públicos, cuya vocación por la legalidad es frágil y se anule cualquier posibilidad de abuso de autoridad.

México más que nuevas leyes requiere justicia, de medidas efectivas para que todo delito sea castigado y toda deuda con la sociedad sea saldada.

Tenemos suficientes normas jurídicas para combatir la ilegalidad, pero se requiere de voluntad para hacerlas efectivas ante los ministerios públicos y ante los jueces.

En la Cámara estamos convencidos de que requerimos de acciones justas de parte de la autoridad para que podamos contribuir a la construcción de la prosperidad de este gran país, sobre todo, ahora que las condiciones de la economía global no son del todo favorables a México; un precio bajo del barril de petróleo, una probable alza de las tasas de interés, una presión constante del valor de cambio del peso frente al dólar y, el cumplimiento de las obligaciones financieras internacionales nos colocan en una posición definitiva, o fortalecemos de manera conjunta nuestra economía interna o nos quedamos a la deriva en el concierto de las fuerzas del mercado internacional.

En nuestro país, amigos míos, existen entidades federativas entre las que incluimos a la Ciudad de México, que cuentan con niveles de productividad y desarrollo equivalentes a la de los llamados tigres asiáticos.

El gran reto que tenemos frente a nosotros es incluir a los estados que no tienen ese nivel de progreso en la dinámica de los más desarrollados. Se trata ya de un asunto impostergable. La Cámara de Comercio Servicios y Turismo ha empeñado 140 años de servicio en esa dirección y continuaremos haciéndolo.

Por ejemplo, la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones nos mandata la promoción de la actividad turística de nuestra ciudad y de nuestro país. Así, el año pasado tuvimos la oportunidad de trabajar en ese sentido al organizar el Congreso Iberoamericano de Cámaras de Comercio, con la asistencia de delegados de 23 países y más de 50 Cámaras Empresariales de la Región Iberoamericana.

En unos momentos más les mostraremos un video que pone de manifiesto el resultado de este esfuerzo.

Señor Presidente.

Amigos todos:

La confianza y la credibilidad son valores que podemos recuperar, los debemos de apuntalar con esfuerzo, con compromiso, con decisión.

En este momento nuestros negocios requieren de confianza en la autoridad, de una gestión de Gobierno que nos indique que está convencida de que la prosperidad es para todos y no para unos cuantos.

Es necesario que el sector empresarial sea apoyado en su conjunto, no de manera aislada y sí con una visión que promueva la productividad, incentive la inversión y la creación de empleos de calidad.

Por ello, solicitamos reducir las tasas de retención al ahorro, recuperar esquemas de deducibilidad en créditos hipotecarios, en inversiones y en prestaciones relacionadas con el pago a salarios, así, como los gastos personales de las personas físicas.

Urgimos, señor Presidente, un esquema de simplificación administrativa en el que se reconozca a valor al ahorro, a la inversión y a la creación de empleos, no sólo a la recaudación.

El empresariado es un sector muy vapuleado por la corrupción. Cualquier oportunidad de negocios con el Gobierno está expuesta a que se le solicite contribución por anticipado antes de ser asignada. Por ello, es urgente fortalecer las acciones para perseguir y castigar los actos de corrupción a fin de cerrar los espacios al diezmo, al moche y a todas aquellas contribuciones al margen de la ley.

La corrupción es fuente de muchos de nuestros males, y sólo será posible erradicarla con más transparencia, fiscalización y vocación por la legalidad.

La corrupción no sólo encarece los bienes y servicios para la población, también, es causa de la pobreza y la desigualdad social, se convierte en un factor al que se destina cada vez mayores recursos públicos.

Por ello, saludamos la propuesta, señor Presidente, hecha por usted de 10 acciones para mejorar la seguridad del país, en especial, las dirigidas a combatir la corrupción.

De ahí, que estaremos atentos a que en el Congreso de la Unión tome forma, finalmente, la Fiscalía Anticorrupción, de la que esperamos no se convierta asunto exclusivo de los partidos políticos, sino del conjunto de la sociedad, de modo que todos podamos incidir de una u otra forma en sus acciones y participar en la elección de sus autoridades.

Somos una gran Nación. Tenemos motivos para confiar en su conducción.

Pero, sin duda, debemos redoblar esfuerzos para hacer de cualquier autoridad, desde un policía de a pie hasta el propio Fiscal de la Nación, personas en las que podamos confiar, personas que velen por nuestro patrimonio, nuestros sueños de solidaridad y de cooperación social.

Los empresarios estamos dispuestos a cerrar filas en contra de la corrupción y de la impunidad. Necesitamos los instrumentos que nos ayuden a combatirla, instrumentos de denuncia útiles a la democracia; instrumentos que imposibiliten consecuencias nefastas para nuestros negocios; instrumentos de justicia sin condicionamientos de ningún tipo.

Este inicio de año es un buen momento para honrar la voluntad de los mexicanos, entendiendo a la democracia como la mayor expresión de la fraternidad.

Éste es un buen momento para empezar a cumplir un anhelo común: un México de prosperidad para todos.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Enseguida se proyectará el video de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Interviene a continuación el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa.

-DR. MIGUEL ÁNGEL MANCERA ESPINOSA: Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Saludo la presencia del señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Agradezco, por supuesto, la invitación de Ricardo Navarro Benítez, Presidente de la CANACO.

Saludo la presencia del Secretario de Economía del Gobierno Federal.

De todos y cada uno de los Presidentes de Cámaras, de Consejos y de agrupaciones que se encuentran el día de hoy con nosotros.

De todas las personas y personalidades que nos visitan de otras entidades a quienes como siempre les damos la más cordial de las bienvenidas.

A los integrantes del Gabinete del Gobierno Federal.

A integrantes del Gabinete del Gobierno de la Ciudad de México.

Al Presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa.

Señoras y señores:

Después de ver este video, no me es fácil seguir un discurso que teníamos preparado, sino que quisiera yo referirme a esto que es el llamado reiterado a la unidad, a la colaboración y a la cooperación.

Me parece que los momentos que vive México, están claramente marcados para esta unidad, para que todos participemos y para que participemos de manera decidida.

Y cuando me refiero a todos, están incluidos, por supuesto, los adultos mayores, los jóvenes, las mujeres jefas de familia, las personas con discapacidad.

No podemos dejar fuera de este impulso, absolutamente a nadie.

Por eso, hoy quiero reconocer, también, el importante apoyo que ha tenido la Ciudad de México de la Secretaría de Economía del Gobierno Federal.

Señor Presidente, muchas gracias por el apoyo, dado que hemos podido generar emprendedurismo de jóvenes aquí en la ciudad para proyectos muy importantes, porque estamos trabajando también, en algo que decía, Ricardo y que me parece de vital importancia, que es el proceso desregulatorio en la Ciudad de México para que ustedes, el motor de los empresarios, el motor del comercio, este importantísimo motor para México pueda funcionar mejor.

Yo tengo un compromiso con ustedes y lo vamos a cumplir, que es trabajar en la Asamblea Legislativa, lo vamos a hacer con toda convicción, para que se terminen esas prácticas y esas clausuras sin ton ni son, y para que no se dé la clausura de manera inmediata, sino que se pueda generar el trabajo, que es lo que necesitamos todos, los procesos productivos.

De la misma manera, quiero reconocer la participación de todos y cada uno de ustedes, en los diferentes indicativos que hoy tiene la Ciudad de México, me refiero a indicadores e indicativos y referencias económicas.

Tenemos el primer lugar en el Índice de Competitividad Estatal 2014, con IMCO, estamos generando prácticamente el 47.5 por ciento de los recursos captados por inversión extranjera, estamos logrando tener, básicamente, en esta tarea conjunta con el Gobierno Federal y con todos los empresarios más del 20 por ciento de los nuevos empleos formales en el país, es decir, estamos comprometidos con el trabajo permanente, con el trabajo constante, pero se requiere pues, y se requiere con toda decisión que participemos todos.

Por eso, apenas hace unos días, hemos dicho: que se tiene que generar condiciones para vivienda para adultos mayores, vivienda para jóvenes, que debemos de trabajar, y hoy reconozco la participación decidida y la iniciativa del Presidente de la República, para lograr la desindexación del salario mínimo.

Me parece que todo esto va a impulsar la economía de México. Hoy estamos en una situación compleja desde el punto de vista económico, pero no es la primera vez y no va a ser una excepción, que vamos a salir adelante, porque todos juntos podemos salir adelante.

Así es que yo quiero decirles que este 2015 lo iniciamos con optimismo, lo iniciamos con muchas ganas de llevar a cabo todos los proyectos que se tienen para la ciudad, que después de ver este video, como les comentaba nos sentimos mucho más motivados, nos sentimos además, contentos, que la gente que viene de fuera, vea un país, como aquí se ha descrito, un país que está echado para adelante, un país que quiere salir de toda la problemática que se vive; un país y una ciudad que quiere buscar las líneas de desarrollo, de progreso.

Nuestro compromiso para seguir trabajando juntos, nuestro compromiso con ustedes, nuestra felicitación por este 140 Aniversario y, por supuesto, reiterarles, además de felicitarlos por ser uno de los motores más importantes de nuestra economía, que vamos a seguir en este proceso productivo.

Muchas felicidades y muy buenas tardes.

-MODERADOR: Invitamos con respeto al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, al Presidente de CANACO, Ciudad de México, al Jefe de Gobierno del Distrito Federal y al Secretario de Economía a realizar la Entrega de la Medalla de Honor CANACO, al Mérito Empresarial y Pergamino.

(ENTREGA DE MEDALLA Y PERGAMINO)

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)