Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes.

Señoras y señores:

Me da mucho gusto saludarles y estar aquí, en Ciudad Juárez. Debo decir que ésta es mi primer visita que hago como Presidente de la República a Ciudad Juárez y agradezco la hospitalidad que hoy me dispensa Chihuahua como estado y esta Ciudad Juárez, en particular.

Quiero saludar a las distintas autoridades aquí reunidas, al señor Gobernador del estado, a quien le agradezco su cálida bienvenida, pero sobre todo su invariable compromiso que ha tenido, que ha mostrado y evidenciado para que sumemos esfuerzos, para que trabajemos de forma conjunta y haciendo equipo entre el Gobierno de la República y el gobierno del estado, y podamos hacer más obras en beneficio de los chihuahuenses.

Precisamente esta obra, la que hoy estamos inaugurando, este Centro Recreativo y Deportivo, es a partir de la suma de inversiones que hace el gobierno del estado y el Gobierno de la República para hacer realidad este centro deportivo, en beneficio de las familias de las fuerzas de seguridad de Ciudad Juárez.

Por ello, señor Gobernador, mi testimonio de reconocimiento al empeño de su gobierno para que trabajemos en equipo.

Al tiempo que saludo a las demás autoridades del orden Federal, del orden estatal, del orden municipal; al alcalde de Ciudad Juárez, a Enrique Serrano, a quien le agradezco también su presencia, a legisladores federales, locales; presidentes municipales invitados; servidores públicos.

Prácticamente buena parte de este auditorio compuesto por integrantes de las fuerzas de seguridad estatales y municipales que están aquí, en Ciudad Juárez, y a la representación de la sociedad de Ciudad Juárez, a quien agradezco su presencia.

Primero. Quiero ofrecerles una disculpa porque sé que nos tomó más tiempo del que estaba originalmente prevista nuestra llegada, y con este frío y con este clima, evidentemente agradecerán mucho más que sea muy breve en mi mensaje.

Pero lo breve suficiente, para decirles que me da mucho gusto estar aquí, en Chihuahua, y en Ciudad Juárez, por lo que ya he señalado, ser ésta mi primera visita como Presidente de la República, y de hacer aquí la entrega de un conjunto de obras que han tenido una inversión superior a los mil millones de pesos.

Me refiero a este centro deportivo, me refiero a los dos distribuidores viales que hemos observado en las imágenes que aquí se han proyectado, y a la ampliación y modernización del Hospital de la Mujer, que en un momento más estaremos entregando.

Son obras que, sin duda, vienen a impactar la calidad de vida de los habitantes de Ciudad Juárez, y no se equivoca el Gobernador del estado, bien lo apunta, al decir que he presumido a Ciudad Juárez, junto con otras ciudades de la franja fronteriza de nuestro país, como ciudades que hoy tienen otro rostro, particularmente en materia de seguridad.

Por eso es que celebro la entrega de esta obra, como la de Cuauhtémoc y la de Chihuahua, que son para apoyar y, sobre todo, para abrir espacios a la actividad deportiva y recreativa de quienes cumplen en la tarea de dar seguridad a la sociedad de Chihuahua.

Y he presumido, porque el rostro que hoy tiene, particularmente Ciudad Juárez, y otras ciudades, es otro muy distinto al que se tenía hace apenas dos o tres años.

Los índices de criminalidad, de homicidios cometidos aquí, en Ciudad Juárez, han reducido de manera significativa. Prácticamente a la mitad de los que se cometían hace apenas dos años.

Y en otro orden de delitos, secuestros o extorsiones, robo de vehículos, ha habido incluso disminuciones muy cercanas al 100 por ciento, 95 y 98 por ciento respectivamente en la comisión de estos delitos: secuestros y extorsiones.

Y esto proyecta a México al mundo como una Nación que, sin duda, está cambiando y que está mejorando sus condiciones de seguridad, y que está reduciendo los índices de violencia, que son los que más preocupaban a la sociedad mexicana.

Uno de los ejes centrales y uno de los compromisos prioritarios del Gobierno de la República es precisamente lograr un México de paz y un México de seguridad.

Y hoy las cifras hablan por sí mismas. Todas las mediciones, desde las que realiza INEGI, a partir de los registros de defunciones por cualquier causa y los que tiene el Sistema Nacional de Seguridad, muestran una clara tendencia a la baja en la comisión de delitos, como homicidios, secuestros y extorsiones.

Sin embargo, no está agotada ni cumplida la meta que nos hemos trazado, pero estamos avanzando de manera significativa.

Y eso, debo decirlo, es gracias al esfuerzo propio que realiza cada entidad para asumir su propia responsabilidad, poder sumar la del Gobierno de la República y juntos hacer frente a este flagelo, que es el de la inseguridad y que estamos combatiendo y que hoy las cifras dejan ver, con toda claridad, que hay menor violencia y mejores condiciones de seguridad.

Y esto es posible a este esfuerzo, pero de manera ya muy particular, a quienes hay que reconocer los logros que se han tenido en esta materia, es a la entrega personal que hacen mujeres y hombres que están siendo parte de las fuerzas de seguridad de todo el país, como las que están hoy aquí reunidas de Ciudad Juárez.

Ustedes, mujeres, como el caso de Paulina, que es policía de Ciudad Juárez y que nos ha dado aquí un testimonio de reconocimiento a la obra que hoy se entrega, pero mujeres y hombres que forman parte de las fuerzas de seguridad del estado y de Ciudad Juárez, son los actores protagónicos, son los artífices de los resultados que se están teniendo en materia de seguridad.

El poder reducir los niveles de inseguridad que había en esta ciudad es gracias a su entrega, a su compromiso, a arriesgar su vida en favor de lograr una mejor sociedad.

Y esto lo digo, porque así ocurre en cualquier parte del país, de lo que se trata es que los esfuerzos compartidos de la sociedad y de los gobiernos nos permitan tener un mejor ambiente, un mejor entorno y mejores condiciones.

La obra que hoy entregamos, ésta en particular y las otras, pero ésta muy señaladamente, se inscribe en el programa que tiene el Gobierno de la República para rescatar espacios públicos. Lo que anteriormente eran terrenos abandonados, baldíos, basureros, que puedan eventualmente ser espacios de convivencia y cada vez que rescatamos un espacio para la actividad deportiva, para la actividad recreativa, estamos generando paz y tranquilidad social.

El Gobierno de la República se ha propuesto rescatar al menos dos mil 500 espacios en todo el país, más de 800 ya se han rescatado. Éste es uno de ellos y donde el Gobierno de la República seguirá trabajando para cumplir con esta meta y al hacerlo, sin duda, estaremos contribuyendo, desde esta política pública, junto a las otras que están diseñadas en específico para la seguridad pública, a generar condiciones de tranquilidad y de paz social como lo demanda la sociedad mexicana.

Señor Gobernador, a mí me da mucho gusto venir aquí en tiempos de mejor seguridad y de mucho frío, pero sé que estaré invitado a venir con mayor frecuencia, señor Gobernador.

Estamos iniciando el año y aquí, en esta región del Norte del país, se siente más el frío. Pero no por ello el calor humano que tiene la gente de esta parte de nuestro país. El calor humano que se expresa en su trabajo, en su entrega diaria, en su quehacer cotidiano.

Y lo que el Gobierno de la República quiere para las familias mexicanas es que 2015 sea un año que depare calidad de vida.

Por eso las medidas que se han anunciado, los beneficios que empiezan ya a observarse de las reformas estructurales que se hicieron y que hoy permiten el que podamos avanzar en alivio mayor a la economía de las familias mexicanas.

Ahí está la reducción que se ha hecho ya a las tarifas de luz eléctrica, para los hogares, para los negocios, para la industria de nuestro país; el que ya no haya más gasolinazos cada mes, que no sólo impactaban a la economía familiar, el incremento a la gasolina, al diésel, al gas LP, los cuales ya no se darán.

Y un esfuerzo que estamos desplegando para que todo el país se incorpore a la era digital, para que las telecomunicaciones pasen de ser analógicas a ser digitales.

Por eso, hemos hablado del apagón digital que, por cierto, el día de hoy se ha dado ya, a partir de las cero horas del día de hoy, en 12 municipios del Estado de Tamaulipas, y así se está dando de manera gradual durante el año 2015, para que al final de año podamos cumplir con el mandato constitucional de generar el Apagón Analógico.

Qué significa esto.

Pasar de una era, en la que la ruta o la vía de transmitir las telecomunicaciones se ha quedado atrás, que era el sistema analógico, para incorporar el sistema digital, que permite comunicaciones mucho más nítidas, de mayor calidad; y, además, acercar el Internet como un instrumento fundamental para actividad social, cualquiera que hoy se tenga.

Esto es lo que nos va a permitir la entrega. Cuando me preguntan: Y por qué se van a entregar 10 millones de televisiones en distintas partes del territorio nacional, porque anteriormente, a las personas y a las familias de escasos recursos.

Porque lo que ocurría anteriormente para hacer el apagón digital, se les daba un pequeño transmisor que convertía la imagen analógica a digital.

Hoy, pudimos hacerlo de mejor manera, entregando un aparato, una televisión digital, con mejor calidad en la señal. Y que eso nos permitirá cumplir la meta de lograr el apagón digital.

Son éstas las acciones que están trazadas para este año 2015, junto con el impulso a la obra, a la infraestructura que, sin duda, va a dar calidad de vida a todas las familias del país, como las obras, las cuatro grandes obras que hoy entregamos aquí, en Ciudad Juárez.

Por ello, señoras y señores, y con ello concluyo, quiero desearles, antes de desearles un feliz año 2015, quiero reconocerles su trabajo.

Reconocerles porque el que hoy el Presidente de la República pueda hablar de Ciudad Juárez en distintas partes del mundo, en distintos foros, y presumir como ésta es una ciudad en donde el rostro de seguridad ha cambiado de manera notable, es gracias a su entrega y a su trabajo.

Gracias a ustedes.

Y mi mayor reconocimiento a su entrega diaria, y al compromiso que tienen para con la sociedad, de la que ustedes forman parte.

Y dicho ello, quiero desearles a todas y a todos, un feliz año 2015. Que les depare prosperidad, salud en sus hogares y, sobre todo, la concreción de cada una de las metas que ustedes se hayan trazado para este año.

Muchísimas felicidades.