El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, tomó protesta esta tarde a Jesús Murillo Karam como Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), en sustitución de Jorge Carlos Ramírez Marín, a quien, dijo, tengo que agradecerle y reconocerle el haber sido parte de este equipo, “el del Gobierno de la República, que trabaja por México, que ha emprendido una ruta, desde el inicio, de transformación, de reforma, para romper inercias y para asegurar que el país pueda tener mejores condiciones”.

“Romper la inercia para reformar, transformar y emprender nuevos vuelos como nación”, abundó.

Señaló que Ramírez Marín asumió esta responsabilidad desde que se creó esta nueva Secretaría al inicio de la Administración, “en el propósito de hacer de ella una que fuera promotora del desarrollo de vivienda, y del ordenamiento territorial para hacer espacios sustentables, pero, sobre todo, espacios de vida digna para quienes viven en distintas áreas o regiones de nuestro país”.

Como titular de esta Secretaría, continuó, le correspondió poner en marcha la nueva política de vivienda que fue un cambio de paradigma y de modelo, lo que permitió revertir la tendencia decreciente en construcción de viviendas, y sobre todo, con una planeación adecuada de espacios que permiten que a quienes viven en ellas, lo hagan con calidad de vida.

“No importando cuál sea la tarea que asuma, deseo que desde ella pueda seguir siendo parte de este equipo que trabaja en favor de una mejor Nación”, dijo a Ramírez Marín.

En el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Presidente Peña Nieto reconoció la labor de Murillo Karam al frente de la Procuraduría General de la República, “un área de gran responsabilidad. Sin duda, desde ella, le ha tocado asumir tareas complejas y desafiantes. Particularmente una última, que fue la investigación, como no se había hecho otra en tiempos recientes, sobre los hechos ocurridos en Iguala”.

Le reiteró su reconocimiento por el trabajo, dedicación y enorme compromiso para cumplir esta responsabilidad, y le agradeció el asumir ahora la titularidad de la SEDATU, para que con la misma dedicación, talento, habilidad y sentido humano, “dedique hoy sus esfuerzos para impulsar la nueva política que nos hemos planteado desde esa Secretaría, para crear vivienda y ordenamiento territorial en favor de la calidad de vida de todos los mexicanos”.

NUESTRO GRAN RETO, APARTE DE ABATIR LA MISERIA, ES GENERAR IGUALDAD: JESÚS MURILLO KARAM

Jesús Murillo Karam, Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, destacó que uno de los problemas centrales del país es la planeación en el crecimiento urbano y, fundamentalmente, el desarrollo del ambiente rural y afirmó que la SEDATU se diseñó, precisamente, con ese propósito, para poder unir el ámbito rural con el urbano, por lo menos en calidad de vida, en posibilidades y en oportunidades.

Agradeció al Presidente Enrique Peña Nieto la oportunidad que le dio de ayudar a un reformador, a un constructor, a un soñador, a poder hacer el México que pretende ser, y ofreció “poner toda mi voluntad, mi fuerza, para poder sacar adelante esta misión”.

Dijo que la reforma que creó a la SEDATU “no es más que una de las tantas que la valentía de Enrique Peña Nieto ha permitido para el país. Que no le ha importado el costo de reformar”.

Agregó que “transformar siempre cuesta. El costo de hacer, que siempre es válido, porque está haciendo lo que cree, porque lo que cree es mover a México hacia un estadio mucho mejor, mucho más válido, mucho más posible, mucho más justo y, con esta Secretaría, mucho más igual”.

Señaló que “a fin de cuentas, nuestro gran reto, aparte de abatir la miseria, es generar igualdad, que duele más, mucho más que la simple miseria”.

EXPRESA RAMÍREZ MARÍN SU ORGULLO POR HABER PARTICIPADO EN UNA POLÍTICA OPTIMISTA CON SUEÑOS EN MOVIMIENTO

El extitular de la SEDATU, Jorge Carlos Ramírez Marín, agradeció al Presidente Enrique Peña Nieto por la oportunidad de formar parte del Gobierno de la República, en un equipo que construye una política fundada, precisamente, “en el derecho a creer que siempre se puede mejorar, sobre todo cuando se trata de los asuntos públicos y de los ciudadanos de México”.

De igual manera, externó su orgullo por haber participado en una política determinada y optimista; “con sueños en movimiento, con compromisos claros frente al sufrimiento, de llevar esperanza donde se había perdido todo”.

“Si no hubiéramos tenido esa creencia, si quien nos dirige no fuera ferviente seguidor de esta creencia y esta política, hoy seguiríamos haciendo casas de 30 metros, pero las que se hacen ahora, miden 45 metros. Con la determinación y la creencia firme de que se puede mejorar, no hay una sola casa del Gobierno de la República que se construya hoy con menos de dos recámaras”, sustentó Ramírez Marín.