Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar en este acto al señor Gobernador del Estado de Chihuahua.

Agradecer sus comentarios y, sobre todo, proyectar en su mensaje, sin duda, la relevancia que tiene, las condiciones que están generando en su estado, precisamente para atraer inversiones, la que hoy anuncia esta importante empresa global con presencia en distintos países.

Ya con presencia de hace muchos años en México, pero que hoy está decidiendo construir su séptima planta, precisamente, en Chihuahua.

Por eso es que me da mucho gusto saludar a los altos Directivos de Cuauhtémoc Moctezuma-Heineken, esta asociación que permite consolidar la industria cervecera de nuestro país.

Y que, sin duda, nos proyecta al mundo a través de esta importante industria, que tiene enorme relevancia, y a la cual habré de referirme.

Saludo a los distintos funcionarios del Gobierno de la República.

Del gobierno del estado de Chihuahua.

Del gobierno del Presidente Municipal de Meoqui, donde se habrá de hacer la inversión.

A las y los Legisladores Federales.

Me da mucho gusto saludar aquí, a las Senadoras y Senadores de la República, del Estado de Chihuahua.

A las y los Diputados Federales.

Autoridades locales.

A esta representación de la sociedad de Chihuahua.

A sus empresarios.

A sus mujeres y hombres de trabajo que hoy están aquí presentes, precisamente para compartir y, sobre todo, ser testigos de este importante anuncio, de esta importante inversión, que se realiza en el estado de Chihuahua.

A todas y a todos les saludo con enorme respeto, con afecto.

Les extiendo la más cordial bienvenida aquí, a este salón de Los Pinos y, sobre todo, es para mí motivo de enorme satisfacción acompañar este importante anuncio de inversión, que habrá de generar empleo en Chihuahua y, en consecuencia, en México.

Déjenme decirles y ojalá, y antes de abandonar este espacio, cuando salga, quizá por eso nos tomó un poquito más de tiempo el inicio de este acto, estaba previsto que tuviera un saludo a los altos directivos y que me mostraran algunos de los productos que hace esta empresa aquí, en México.

Y está justamente en el salón contiguo. Para mí fue una sorpresa ver lo que montaron, no fue una exhibición. Yo pensé encontrarme ahí con algunas cervezas. Es auténticamente todo un bar, bien puesto, que ojalá lo dejaran aquí, como legado para Los Pinos.

Aunque a la competencia quizá no le guste. Pero, la verdad, es que está muy bien montado, vale la pena que lo visiten. Es una muy buena y, verdaderamente, sorprendente exposición de los productos que hace esta empresa en el mundo y en México.

A mí realmente me da enorme satisfacción ver cómo cada día más empresas globales están decididas a invertir en nuestro país.

Me da mucho gusto haber escuchado del Director General, Marc Busain, lo que ha dicho de México. Es un testimonio que, sin duda, son de los muchos que quisiéramos recoger, de lo que aprecian de México.

México es un destino confiable. México es un destino que, sin duda, tiene importantes fortalezas para atraer inversiones, para generar empleo y para contribuir a su desarrollo económico y social.

Lo único que nos permitirá arribar a mejores condiciones como Nación, será la capacidad que tengamos de propiciar un muy buen ambiente, óptimo para invertir, para generar empleo, para generar oportunidades de desarrollo, para ampliar las opciones que las y los mexicanos tengan en dónde dedicar sus esfuerzos diarios, a qué dedicarse, en dónde ocuparse y en dónde tener una fuente de ingresos digno.

Esto es lo que tenemos que buscar y estamos trabajando para ello. Y México, sin duda, está en esa ruta.

Quiero decirles que esta Administración es una dedicada, especialmente, a generar o haber impulsado reformas, como ustedes lo han escuchado, de orden estructural, que posibiliten que nuestro país pueda crecer de manera más acelerada.

Si bien México, y es algo que a veces no apreciamos suficientemente, México lleva décadas de gran estabilidad política y social. Pocos países en el mundo pueden preciarse de ello.

Y México, desde hace más de 80 años, ha tenido estabilidad política; un relevo en el Ejecutivo Federal, cada seis años, con estabilidad política; ha venido consolidando su democracia. Y todo ello, sin duda, genera confianza en el mundo.

Y esta condición política que hemos logrado como sociedad, y que ahora potenciamos, a partir de hacer ajustes al marco legal, que hagan posible que en distintos ámbitos podamos generar y detonar mayores inversiones de orden productivo.

Eso es lo que nos hemos propuesto hacer, a partir de esta condición, de esta fortaleza. De reconocer que si bien hemos venido creciendo por varias décadas, lo que es un hecho es que el ritmo de crecimiento que México tenía y ha tenido en las últimas dos o tres décadas, ha sido insuficiente para generar más empleos para los mexicanos y mayores oportunidades de desarrollo individual y colectivo para la sociedad mexicana.

En consecuencia, decidimos hacer ajustes de carácter estructural. Y dentro de esos ajustes, dentro de las varias reformas, 11 que ustedes han conocido, seis inciden de manera específica en detonar crecimiento económico, o están dedicadas a impulsar y detonar el crecimiento económico.

Esto es lo que hemos venido proyectando al mundo y el mundo así lo está apreciando. Somos una economía emergente, como varios otros países, y cada uno de estos países, que somos economías emergentes; es decir, economías que estamos consolidando nuestro desarrollo, que estamos en etapa de crecimiento, de lograr una sociedad media, mayor y más amplia, estamos en esa etapa.

Sin duda, México tiene fortalezas muy particulares, dada nuestra ubicación geográfica, nuestra estabilidad política, nuestra estabilidad macroeconómica, con la cual además estamos mayormente comprometidos.

Lo he señalado en varias de mis intervenciones, para el Gobierno de la República algo que es fundamental es mantener la estabilidad macroeconómica del país; tener un manejo responsable en las finanzas públicas, que precisamente generen esta certeza y confianza que no podemos perder y, al contrario, tenemos que alentar para que siga viniendo más inversión.

Y en este marco, en este impulso transformador, en generar una mejor plataforma para que México crezca, para mí resulta muy grato darle hoy la más amplia bienvenida a esta decisión tomada por esta empresa global, por Heineken, porque deciden invertir en México más de siete mil millones de pesos, generando empleos temporales durante la construcción de este proyecto, de esta planta, y empleos permanentes, directos e indirectos que, sin duda, contribuirán a la generación de empleo y al desarrollo económico del Estado de Chihuahua. Inversiones como éstas son las que queremos se sigan multiplicando en México.

Ayer observamos y conocimos de otras inversiones anunciadas por una empresa automotriz. Y día a día, estamos conociendo de cómo empresas globales, empresas con presencia en distintas partes del mundo e inversionistas nacionales confían en México, apuestan por México, invierten en México.

Lo que el Gobierno de la República está trabajando y decidido a seguir consolidando y concretando es, precisamente, ese espacio óptimo, de confianza, de apoyo, de alianza con quienes son motores, precisamente, de nuestro crecimiento económico, que son los empresarios, los emprendedores nacionales y extranjeros.

En ellos recae, precisamente, esta tarea. En ser ellos el motor del desarrollo de nuestra economía, y al Gobierno le corresponde aliarnos, adherirnos y, sobre todo, a apoyar en alcance a nuestros esfuerzos, a nuestras capacidades y a todas las políticas que tiene el Gobierno de la República en apoyo, precisamente, a decisiones de aquellos que quieren invertir y crecer en México.

Porque al hacerlo ustedes, como empresas, también contribuyen a que México crezca como Nación; a que la sociedad mexicana tenga mayores espacios a donde emplearse y a donde dedicar sus empeños diarios.

Por eso, la industria cervecera, sin duda, es una de las que se ha venido consolidando en nuestro país, tanto para el orden nacional como para el orden externo.

Somos, como decía el Secretario de Economía, una de las industrias, la cervecera, de las que más ha crecido en los últimos años.

Muchas, buena parte de las cervezas que hoy se consumen en el mundo, en más de 180 países, son producidas en México.

Esta industria genera más de 55 mil empleos directos, 2.5 millones de empleos indirectos; contribuye con el 0.6 por ciento de la riqueza nacional y, sobre todo, también apoya a uno de los sectores más importantes de nuestra economía: el sector primario, el de la agricultura, en la producción de cebada, de arroz, de maíz.

Ahí, también, esta industria apoya y contribuye a que este sector siga extendiéndose y se siga ampliando.

No tengo más palabras, más que felicitarles por esta decisión.

Agradecer la confianza puesta en México, la confianza que depositan en el Estado de Chihuahua, en sus autoridades locales, la que tienen con las autoridades del Gobierno de la República pero, sobre todo, a la confianza que tienen de seguir ampliándose, creciendo y hacerlo aquí, en México.

Bien por ustedes.

Bien por México.

Y gracias por aportar y apostar al crecimiento y desarrollo que, como Nación, queremos tener.

Muchísimas felicidades, y muchas gracias.