El Presidente Enrique Peña Nieto reafirmó hoy “el compromiso indeclinable del Gobierno de la República con el respeto y la protección a los derechos humanos en todo México”.

Al recibir el Informe de Actividades 2014 del Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, el Primer Mandatario subrayó que “por ser valores universales, los derechos humanos deben ser protegidos y respetados por todos los sectores y por todas las autoridades”.

“Los derechos humanos son una causa que nos convoca y nos compromete a todos”, destacó. En esa misión colectiva, exhortó a seguir “trabajando hacia el gran objetivo de hacer de México una auténtica sociedad de derechos”.

En el evento, realizado en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Presidente Peña Nieto mencionó que “aún tenemos mucho qué hacer como Estado Mexicano en favor del respeto y goce pleno de los derechos humanos”.

Expresó su reconocimiento a la CNDH por su aportación a la construcción de una sociedad más libre, justa e incluyente. “En cada uno de los casos que ha documentado, el Gobierno de la República seguirá actuando en el marco de la ley, con total disposición de atender y dar cumplimiento a sus recomendaciones”, precisó.

Añadió que “toda autoridad está obligada a respetar y hacer respetar la ley; quien quebrante este precepto fundamental del Estado de Derecho tiene que asumir las consecuencias legales que correspondan”.

Con esta convicción, refirió el Titular del Ejecutivo Federal, “el Gobierno de la República ha articulado una verdadera política de Estado en materia de derechos humanos”, y particularmente está concentrando los esfuerzos institucionales en tres grandes ámbitos:

PRIMERO: La difusión de una más amplia cultura social de conocimiento y de respeto a los derechos humanos. “En esta Administración estamos convencidos de que uno de los grandes retos que el país tiene es impulsar una nueva cultura en favor de los derechos fundamentales, condición necesaria para poder ejercerlos y exigir su cumplimiento”.

SEGUNDO: Prevenir la violación de derechos humanos. “Con este propósito, el año pasado pusimos en marcha el Programa Nacional de Derechos Humanos, que incorpora a los programas y políticas públicas una perspectiva de defensa y promoción de las libertades fundamentales de las personas. En este marco, se está promoviendo la salvaguarda de los derechos humanos a partir de un esfuerzo integral de capacitación a los servidores públicos.

“A la fecha se ha capacitado a más de 10 mil 500 integrantes de la Administración Pública Federal. A partir de este año se incluye el análisis de quejas y recomendaciones que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha hecho a dependencias y entidades del Ejecutivo Federal. Esto, con el propósito de no repetir conductas contrarias a los derechos fundamentales.

“Adicionalmente, el Programa Nacional impulsa que todas las entidades del país cuenten con su propio programa estatal de derechos humanos, alineado a la estrategia nacional”.

Sobre esos dos temas, el Presidente Peña Nieto expresó el compromiso del Gobierno de la República de “acompañar, prestar mayor atención, y sobre todo, estar siempre atentos a las recomendaciones y a las definiciones que tome la CNDH, que permitan avanzar de manera significativa en esta materia”.

Por otro lado, agregó, “es clara la convocatoria a los Gobiernos de las distintas entidades federativas para que asuman también responsabilidad y tarea en este objetivo compartido. Estoy cierto que el señor Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores llevará este tema al seno de esta Conferencia”.

Apuntó que este conjunto de acciones institucionales “ha permitido reducir el número total de quejas ante la CNDH, en un 22 por ciento del 2013 al 2014. El año pasado, hubo prácticamente dos mil quejas menos ante este organismo nacional, es decir, mil 986 menos, para ser aún más precisos”.

Aseguró que en el caso concreto de las recomendaciones de la CNDH a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, “éstas se redujeron en un 60 por ciento en el mismo periodo. Sobre este particular, quiero destacar que desde el inicio de esta Administración se han aceptado todas las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y desde luego, trabajamos para su efectivo cumplimiento”.

TERCER ÁMBITO: La protección de los derechos de las personas. “México cuenta con innovadores instrumentos jurídicos en esta materia, entre los que destacan la nueva Ley de Amparo, la Ley General de Víctimas y la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, con sus respectivos mecanismos institucionales para asegurar su instrumentación.

“Siendo trascendentes estos avances legislativos, aún tenemos que ir por más”, añadió. Expresó su reconocimiento a todos los integrantes del Congreso de la Unión, “quienes están comprometidos en favor de este gran objetivo que como sociedad tenemos los mexicanos: el de trabajar invariablemente, incansablemente, en favor de la debida protección y defensa de los derechos fundamentales de todos los mexicanos”.

Recordó que el 27 de noviembre de 2014 anunció medidas adicionales en favor de los derechos humanos:

· “La creación de leyes generales en los rubros de tortura y desaparición forzada, para lo cual envié una Iniciativa de Reforma Constitucional que faculta al Congreso de la Unión a expedir estos ordenamientos.

· “Una segunda acción es la renovación de los protocolos y procedimientos institucionales para erradicar y sancionar los casos de tortura, desaparición forzada y ejecución extrajudicial. En el Gobierno de la República estamos claros de que no cabe la tolerancia a estas prácticas inhumanas y absolutamente inaceptables, y “para castigar estos graves delitos vamos a adoptar las mejores prácticas internacionales, recomendación además, que viene de la propia CNDH a fin de garantizar investigaciones oportunas, exhaustivas e imparciales, y de esta manera hacer efectivo el derecho a la justicia y a la reparación integral del daño a las víctimas.

· “Una tercera acción que anuncié en noviembre, es la creación de un Sistema Nacional de Búsqueda de Personas No Localizadas y de una Base Nacional de Datos Genéticos. Actualmente, un grupo de trabajo integrado por la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría General de la República y la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, está definiendo los lineamientos de este sistema con el respaldo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. Este mismo grupo ya está logrando un proyecto de Ley General de Personas No Localizadas y Desaparición Forzada.

El Presidente Peña Nieto resaltó que “todas estas medidas y acciones han surgido de un diálogo constructivo entre autoridades y organizaciones de la sociedad civil promotoras de los derechos humanos. Sus aportaciones han sido esenciales en el Consejo Ciudadano para la implementación de la Reforma Constitucional de Derechos Humanos y de la Comisión de Política Gubernamental de esta misma materia”.

También expresó su reconocimiento al trabajo conjunto que se está desarrollando con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para avanzar en la puesta en práctica de mejores políticas públicas. “Además, se colabora con la Oficina del Alto Comisionado, el Programa Universitario de Derechos Humanos de la UNAM y la propia CNDH, para diseñar un Sistema Nacional de Evaluación que nos permita conocer con mayor objetividad y transparencia la condición de los derechos humanos en nuestro país”, dijo.

LOGRAR LA VIGENCIA Y PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS, ES UNA TAREA QUE NOS VINCULA, CORRESPONDE Y BENEFICIA A TODOS: GONZÁLEZ PÉREZ

El Presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, informó de las actividades de este organismo autónomo durante 2014 y sobre el estado actual de los derechos humanos en el país. Resaltó que lo más relevante a reportar en la materia durante el año anterior es “el despertar y toma de conciencia que hechos como los de Chalchihuapan, Puebla; Tlatlaya, Estado de México; e Iguala, Guerrero, han provocado en nuestra sociedad, así como el nuevo paradigma de actuación que las autoridades e instituciones tenemos que asumir a partir de ellos”.

En este contexto, solicitó al Presidente de la República su colaboración a efecto de girar las instrucciones conducentes para que las solicitudes de información y documentación que este organismo nacional dirija a las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo Federal, sean debida y oportunamente atendidas; así como que se revise el cumplimiento dado a las recomendaciones que se les han dirigido y de ser el caso, que implementen las acciones que aún están pendientes para lograr su cumplimiento real e integral.

Señaló que lograr la vigencia y protección de los derechos humanos, es una tarea que nos vincula, corresponde y en última instancia, nos beneficia a todos.

El Ombudsman expresó que no es antagónico a las autoridades ni a los poderes públicos; por el contrario, a través de su actividad y del ejercicio de sus atribuciones, coadyuva a la lucha contra la impunidad, así como a depurar, fortalecer y consolidar a las instituciones.

Enfatizó que “es preciso actuar. De ahí la necesidad de concretar de manera efectiva y pertinente medidas tales como la emisión de una ley general en materia de desaparición forzada, la creación de un sistema nacional de búsqueda de personas no localizadas, así como un sistema nacional de información genética”, planteadas por el Presidente Peña Nieto, el 27 de noviembre del 2014.

Nuestro país, añadió, “ha mostrado su firme compromiso con los derechos fundamentales al abrirse al escrutinio internacional, expresando su voluntad política para el ensanchamiento de los derechos”. Aún dentro de nuestra pluralidad y diferencias, nuestra esencia, intereses y destino son comunes. México es sólo uno, finalizó.