El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró hoy que, “al igual que lo estamos haciendo en diferentes ámbitos de la vida nacional, dentro del Gobierno también habremos de romper inercias y paradigmas”, y refirió que se aprovechará la desafiante coyuntura internacional “para seguir impulsando la transformación de México: para hacer frente a los retos que nos impone el siglo XXI, construiremos también el Gobierno del siglo XXI”.

Al clausurar la 78ª Convención Bancaria, afirmó “vamos a cambiar y ajustar políticas públicas, programas gubernamentales que ya no corresponden a la realidad del país, ni a las nuevas demandas de la sociedad. Se trata, justamente, de construir el gobierno que merecen los mexicanos: un gobierno renovado, moderno, más eficiente y capaz de hacer más con menos”.

El Primer Mandatario señaló que la actual coyuntura internacional representa, sin duda, un reto económico “que estamos enfrentando con oportunidad y plena responsabilidad ante la caída de los precios internacionales del petróleo”. Añadió que hoy “no sólo apreciamos que el precio del petróleo va a la baja, o ha tenido una enorme inestabilidad en cuanto a su precio, que ha disminuido; esto al final de cuentas reduce de manera sensible los ingresos del Estado”.

Apuntó que por ello “hemos decidido hacerle frente a este desafío global con una política de gasto más eficiente”

Indicó que en 2015, “optamos por una disminución preventiva del gasto, y para 2016 haremos un rediseño integral del Presupuesto de Egresos. De hecho, el proyecto de Presupuesto del próximo año se construirá desde cero, lo que implicará una revisión a fondo en lugar de una mera modificación inercial, como ha ocurrido desde hace más de una década”.

Precisó que esta evolución presupuestal, necesariamente irá acompañada de una evolución de la Administración Pública Federal. “Si el país se está transformando, si los mexicanos en democracia hemos decidido cambiar, transformarnos, movernos de manera más acelerada hacia un mayor desarrollo, es claro que el Gobierno de la República también debe transformarse”.

Informó que ha dado indicaciones a todos los integrantes de su Gabinete “para que realicen un análisis profundo de sus dependencias, a fin de evitar duplicidades y encontrar áreas de oportunidad”.

El Titular del Ejecutivo Federal reiteró su compromiso “para seguir avanzando en esta ruta, consistente con lo que postulamos desde hace ya más de dos años, consistente con la firme convicción de lo que hará de México un país de mayor desarrollo, con un nuevo rostro de modernidad”.

Subrayó que lo más importante es que todas las políticas “están alineadas a un objetivo claro y puntual que tiene este Gobierno: propiciar condiciones de mayor bienestar para las familias mexicanas. Ese es el compromiso de mi Gobierno y en ese firme objetivo estaremos invariablemente trabajando”.

El Presidente Peña Nieto recordó que en 2012, al participar en la Convención Bancaria, “compartí con ustedes cuáles eran los postulados que entonces hacía como candidato a la Presidencia de la República, y la oportunidad que era para entonces, impulsar cambios que nos permitieran arribar a mejores condiciones. Desde entonces señalé también la importancia de emprender reformas estructurales para transformar el país”.

“Tres años después, estas reformas son una realidad. Hoy México cuenta con un renovado andamiaje o marco legal acorde a los retos de nuestro siglo, que nos permitirá crecer de manera más acelerada y sostenida”, añadió.

Mencionó que seis de las reformas estructurales que se han concretado “abren nuevas ventanas de oportunidad para las familias y empresas del país. Uno de los mejores ejemplos de ello es precisamente la Reforma Financiera”, que se diseñó a partir de dos premisas: la solidez de la banca de México, y que su contribución al desarrollo económico estaba muy por debajo de su potencial.

Precisó que a partir de ello se determinó como principal objetivo de la Reforma Financiera “elevar el nivel de financiamiento en el país y a menores tasas, es decir, que hubiera más crédito y más barato”.

Expresó su reconocimiento al Banco de México y a la Asociación de Bancos de México por sus valiosas aportaciones en el proceso para alcanzar la Reforma Financiera.

LA REFORMA FINANCIERA YA OFRECE BENEFICIOS CONCRETOS

“Ese diálogo que se construyó, que tomó en cuenta los planteamientos de las propias instituciones bancarias para poder atender mejor a sus clientes, ha permitido que la Reforma Financiera ya ofrezca beneficios concretos:

“En cuestión de meses, en México ha aumentado el ahorro, los bancos prestan más, a más sectores de la economía, a menor costo y con mejores condiciones. Todo esto, con un sistema bancario aún más sólido cuyas instituciones compiten más y ofrecen mejores servicios a sus clientes”, puntualizó.

Dio a conocer que de 2012 a 2014, “el ahorro financiero interno, que es esencial para el crecimiento de largo plazo, aumentó de un equivalente de 55.8 por ciento del Producto Interno Bruto, a 61.9 por ciento. En este mismo periodo, el financiamiento al sector privado aumentó 3.5 puntos porcentuales, para llegar a 29.2 por ciento respecto del PIB”.

El Primer Mandatario indicó que la Reforma Financiera también ha promovido la competencia “al facilitar la portabilidad de servicios entre instituciones e inhibir prácticas anticompetitivas. La nueva regulación ha impulsado el refinanciamiento de hipotecas. En cuanto a la solidez del sistema financiero, se han fortalecido las medidas contra el lavado de dinero, y de acuerdo con el Comité de Basilea, México tiene el grado más alto de cumplimiento de las normas y recomendaciones en materia de capitalización y liquidez”.

“Esta información nos confirma que la Reforma Financiera avanza en la dirección correcta”, subrayó.

Manifestó su reconocimiento a la banca del país por “el gran esfuerzo que han realizado al interior de sus instituciones, para adaptarse en tan poco tiempo a uno de los cambios más profundos en el sistema financiero. Les felicito porque han hecho esta transición sin frenar su actividad, que es crucial para el buen funcionamiento de la economía y para el bienestar de las familias mexicanas”.

“Debemos, sin embargo, mantener este buen paso. El objetivo es que para el año 2018 el crédito otorgado en el país sea de al menos 40 por ciento con respecto al Producto Interno Bruto. Esta es una cifra realista si consideramos que el nivel de crédito de otras economías supera, incluso, el 50 por ciento con respecto del PIB”, dijo.

El Presidente Peña Nieto explicó que para que más mexicanos puedan acceder a un crédito para comprar su casa, un auto, o para poner o ampliar su propio negocio, “una condición elemental para la expansión del crédito y para el desarrollo de cualquier actividad productiva es la estabilidad macroeconómica”.

Con esa visión, destacó, “el Gobierno de la República mantiene su firme compromiso con las finanzas públicas sanas como base del crecimiento sostenido”. Éste es un compromiso invariable, firme y decidido que tiene el Gobierno de la República, “porque al final de cuentas es lo más valioso para beneficiar a las familias mexicanas”, expresó.

EPN HA DADO PASOS DE GRAN MAGNITUD PARA QUE MÉXICO SEA UNA NACIÓN DESARROLLADA EN LOS PRÓXIMOS AÑOS: LUIS ROBLES MIAJA

Luis Robles Miaja, Presidente de la Asociación de Bancos de México, afirmó que “los mexicanos llevamos trabajando muchos años en la construcción de un país desarrollado, con estabilidad económica y política”, y dijo al Presidente Enrique Peña Nieto que “su Gobierno y las principales fuerzas políticas del país han dado pasos de gran magnitud para lograrlo”.

En tanto, agregó, “la Banca mexicana pasa por un gran momento, está hoy fortalecida y estará a la altura para impulsar la gran oportunidad que tiene México”.

Mencionó que a nivel externo se enfrentan desafíos, como los bajos precios del petróleo, la normalización de la política monetaria de los Estados Unidos y acontecimientos geopolíticos recientes, pero consideró que “México es uno de los países emergentes mejor preparados para enfrentar este entorno”.

Destacó que “México tiene una oportunidad histórica para convertirse en una nación desarrollada en los próximos años”. Señaló que “si lo analizamos con objetividad, la oportunidad está a la vista y no podemos desaprovecharla por pesimismo, incredulidad o desconfianza”.

Expuso que durante los últimos 20 años, “nuestro país ha logrado realizar profundos cambios en su economía, mismos que nos han permitido gozar de una estabilidad excepcional en un entorno complejo y volátil”.

Indicó que “el anuncio del recorte al gasto público, que es preventivo y no tiene un mayor impacto en el crecimiento, es un claro reflejo del compromiso del Gobierno de la República con la estabilidad”.

LA PROSPERIDAD DE LA BANCA DA CERTEZA Y ARMONÍA A LA ECONOMÍA: ROGELIO ORTEGA MARTÍNEZ

Rogelio Ortega Martínez, Gobernador del Estado de Guerrero, afirmó que la prosperidad de la Banca en México, le da certeza y confianza a la economía e informó, al mismo tiempo, que la entidad trabaja, “junto con el Presidente de la República, para lograr la armonía necesaria y que podamos ir, en este año electoral, a la renovación de los poderes públicos en paz”.

Dijo que al Presidente Enrique Peña Nieto y a los banqueros que ese es su compromiso, como un guerrerense a quien “le ha tocado trabajar por la armonía de Guerrero, por la paz, y acompañado con ustedes, con la sociedad organizada, ustedes que son parte sustancial de la economía de México”.

Agradeció a la Asociación de Bancos de México por realizar la Convención Nacional Bancaria en Acapulco. “Los necesitamos, sobre todo en este momento, en el que hay una percepción de que Guerrero y Acapulco están en una convulsión”.

Agregó: “ustedes lo han constatado, que Guerrero, pero particularmente Acapulco, es mucho más que la tragedia de Iguala, que duele, que ahí está, que la estamos atendiendo, que la llevamos en una ruta institucional. Y es mucho más que un conflicto magisterial; es una convención como ésta; es la presencia del ciudadano Presidente de la República, que permanentemente ha estado al lado de Guerrero”.

Mencionó que se puede salir fortalecido de una crisis, y se puede construir un nuevo Guerrero. Por eso, expresó, “con esta crisis política y social, vamos a salir de ella fortalecidos. Con mayor credibilidad en las instituciones, en la política como vocación de servicio, con la entrega de un trabajo de todos los días para lograr la armonía necesaria, la reconstrucción del tejido social en el Estado de Guerrero, y la paz democrática”.