El Presidente Enrique Peña Nieto se reunió hoy en la Residencia Oficial de Los Pinos con los integrantes de la Presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano y su Consejo Permanente, encabezados por su Presidente, el Cardenal Francisco Robles Ortega, con quienes dialogó en torno a la agenda de transformación de México que impulsa el Gobierno de la República.

Acompañado por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el Primer Mandatario expuso los avances en las cinco prioridades que tiene el Gobierno de la República: Fortalecimiento del Estado de Derecho, combate a la corrupción, poner las reformas estructurales en acción, impulsar la estabilidad macroeconómica y atender los desequilibrios regionales.

El Presidente Enrique Peña Nieto destacó que sólo un país que produce riqueza y que crece económicamente, puede generar mayor bienestar para la población. Dijo que lo primero es la economía de las familias mexicanas y para eso, agregó, son las reformas y la estabilidad de la economía.

Afirmó que si se le compara con otras economías emergentes, México se encuentra en un escenario óptimo, ya que los datos de empleo y de inflación en lo que va del año son satisfactorios.

El Titular del Ejecutivo Federal destacó la buena relación y el diálogo permanente que tiene el Gobierno de la República con la Iglesia Católica, y con todas las iglesias de México.

En la reunión, a la que asistió también el Nuncio Apostólico, Christophe Pierre, los integrantes de la Presidencia y del Consejo Permanente de la Conferencia del Episcopado Mexicano expresaron su reconocimiento al Presidente Enrique Peña Nieto por las reformas estructurales aprobadas en lo que va de su gestión y por los avances que en materia de seguridad se han logrado, como lo muestra la aprehensión de quienes encabezaban varios grupos delincuenciales.

Le pidieron que continúe con esos esfuerzos y le manifestaron su respaldo a las acciones que se llevan a cabo en los estados de la República en los que persisten problemas de violencia.

El Ejecutivo Federal afirmó que “por supuesto no vamos a claudicar” y, al mismo tiempo, les exhortó a sembrar confianza y buen ánimo entre las familias mexicanas.