Al destacar que “para el Gobierno de México, la transparencia y la rendición de cuentas son elementos esenciales en la consolidación de nuestra democracia”, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que las reformas estructurales, no son un objetivo en sí mismo, sino mecanismos para asegurar que la sociedad mexicana eleve su calidad de vida.

Para que estas reformas funcionen adecuadamente “es indispensable y eso es parte de la agenda en la que estamos trabajando, y hoy, concentrando nuestros esfuerzos, fortalecer el Estado de Derecho, la transparencia, el combate a la corrupción y la rendición de cuentas en todos los niveles de Gobierno”, añadió.

Al ofrecer un mensaje en la Canning House, en el segundo día de la Visita de Estado que realiza al Reino Unido, el Presidente Peña Nieto apuntó que “México está demostrando al mundo que en democracia y dentro del cauce institucional sí es posible cambiar a fondo”.

En esta casa, que honra el legado del ex Ministro de Relaciones Exteriores británico, George Canning, uno de los simpatizantes más entusiastas de la independencia de los países de Hispanoamérica, resaltó que “estamos viviendo una de las evoluciones más amplias, profundas y aceleradas que nuestro país haya tenido”.

En este marco, aseveró que “las reformas constituyen una nueva plataforma de crecimiento para construir el México moderno y competitivo que todos queremos” y expuso tres vertientes del proceso de transformación estructural que se está llevando a cabo en el país, el cual, dijo, inició en diciembre de 2012, cuando “en democracia logramos un acuerdo con las principales fuerzas políticas” con el Pacto por México, que hizo posible construir “cambios constitucionales y cambios a distintos ordenamientos legales que permitieran darnos una nueva plataforma para impulsar el crecimiento económico y, también, para modernizar distintas instituciones en materia de derechos, y en el orden político”.

A partir de ello, recordó, se aprobaron 11 reformas estructurales que se habían pospuesto por varias décadas, seis de ellas que impulsan la productividad y la competitividad.

Asimismo, señaló que tres reformas más amplían los derechos de los mexicanos: la Educativa, “particularmente orientada a elevar la calidad de la educación, una nueva reforma a la Ley de Amparo para favorecer y proteger a los gobernados frente a actos de autoridad y un Código Nacional de Procedimientos Penales, que establece u homologa los procedimientos penales en todo el país, con lo cual aspiramos a tener en esta materia una justicia mucho más pronta y expedita, como lo mandata nuestra propia Constitución”.

Otras dos reformas, añadió, fortalecen el régimen institucional: la reforma en materia de Transparencia, y la Política Electoral.

A la par de esta primera vertiente, mencionó una segunda, la del desarrollo de infraestructura, porque “sin duda, para elevar la competitividad y la productividad que como país queremos y deseamos tener, tenemos que detonar o más bien, ampliar el nivel de infraestructura”.

Mencionó por ello que el Programa Nacional de Infraestructura permitirá “aprovechar de mejor manera nuestra privilegiada ubicación geográfica y convertir a México en un centro global de negocios y logístico”. Señaló que en esta Administración se construye un importante número de autopistas con una longitud de aproximadamente mil 850 millas, lo que “permitirá conectar de manera más eficiente distintas regiones de nuestro territorio y especialmente, una mayor conectividad entre la región del Golfo de México con la región del Pacífico”.

En esta vertiente de transformación, destacó el inicio de la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que prevé como capacidad máxima en su última etapa, operar con 120 millones de pasajeros al año.

El Primer Mandatario reiteró que uno de los objetivos esenciales del desarrollo de infraestructura es elevar la calidad de vida de las distintas regiones del país, ante lo que refirió el impulso de políticas específicas para los estados de Chiapas, Oaxaca y Guerrero, en donde no sólo hay niveles de desigualdad, sino, también, de pobreza, indicó.

Para este propósito, abundó, “estamos en la ruta de poder proponer al Congreso una serie de medidas que hagan de esta zona una región económica especial, que incentive las inversiones productivas y la generación de empleo”.

El Titular del Ejecutivo Federal reiteró que concluida la etapa legislativa “actualmente estamos trabajando para asegurar que estas reformas se traduzcan en beneficios concretos para las familias mexicanas, que detonen mayor prosperidad y mayor bienestar”.

Añadió como una tercera vertiente, la evolución de la política social a través de políticas públicas de nueva generación, rompiendo con el carácter asistencialista “que consistía, prácticamente, en transferir apoyos o recursos monetarios a los sectores de la población de mayor pobreza y marginación”.

El Mandatario mexicano recordó tres de estas políticas públicas: la inserción al sistema financiero; becas para que los jóvenes beneficiarios de estas familias puedan estudiar hasta la universidad; y el impulso a proyectos productivos para asegurar que “no sólo cuenten con mejores herramientas, sino que, además, las familias beneficiadas de la política social del Estado puedan transitar de una condición de pobreza y marginación para insertarse en la actividad productiva”.

Mencionó también las estrategias para incentivar la incorporación de negocios a la formalidad como el programa Crezcamos Juntos, y el más reciente puesto en marcha para apoyar a los jóvenes entre 18 y 30 años que tengan un primer negocio, especialmente, para aquellos que no cuentan con un historial crediticio.

“A partir de estas tres vertientes de transformación, estamos creando bases más firmes para que México logre un crecimiento duradero e incluyente, y elevemos la calidad de vida de los 120 millones de mexicanos que hay en nuestro país”, aseguró.

El Presidente Peña Nieto reiteró que las reformas estructurales “dan una nueva plataforma para el crecimiento”, y puntualizó que con el impulso a la infraestructura de nuestro país y las políticas de nueva generación, “estoy seguro que abre un espacio y una ventana de oportunidad para un mayor acercamiento entre Reino Unido y México”, e invitó a los presentes a conocer “al México del Siglo XXI, un país joven, que está emergiendo a partir de su transformación”.

EL PRESIDENTE PEÑA NIETO LE DA NUEVO VIGOR A LA ECONOMÍA MEXICANA: MIRIAM GONZÁLEZ DURANTEZ

La Canning House, en voz de Miriam González Durantez, Presidenta Honoraria, reconoció que México se ha convertido en un verdadero ejemplo para otras naciones del mundo, donde el Presidente Enrique Peña Nieto, con una agenda ambiciosa, ha hecho todo lo posible por darle un nuevo vigor a la economía.
Señaló que el Primer Mandatario es sinónimo de lo moderno, y lo refleja en su pasión por la política. En este sentido, aseveró que el Presidente Peña Nieto requirió de “mucho coraje” para cambiar las tradiciones e impulsar las reformas estructurales.

“Sabemos que el país plantea grandes desafíos, y el Presidente se compromete a poner en práctica las reformas y seguir garantizando que las instituciones estatales sean robustas, lo suficiente como para seguir respetando el Estado de Derecho, y hacer frente a la corrupción, y ello, a pesar de las dificultades que atraviesa el país”, subrayó.

EL PRESIDENTE PEÑA NIETO HA LLEVADO A CABO REFORMAS PARA MODERNIZAR A MÉXICO: HUGO SWIRE

Hugo Swire, Ministro de Estado de la Oficina de Relaciones Exteriores del Reino Unido, señaló que durante su última visita a México en la que acompañó al Príncipe de Gales y a la Duquesa de Cornwall el pasado mes de noviembre, “me impresionó muchísimo, no sólo la energía y el dinamismo del crecimiento de México, sino, también, los cambios que han hecho que crezca el optimismo”.

Aseguró que en menos de dos años, el Presidente Peña Nieto ha llevado a cabo varias reformas para modernizar al país, con el fin de que tenga un papel más importante a nivel internacional, y que apoye a su activo más importante: a su población joven y vibrante.

El Ministro británico consideró que el Año Dual México-Reino Unido, es “la gran oportunidad en nuestras relaciones bilaterales”, ya que llevará la “relación ya robusta a un nuevo nivel, creando nuevas conexiones entre nuestras personas, académicos, artistas y negocios, utilizando esta fuerza combinada de dos países modernos y dinámicos, que somos los países en los que nos hemos convertido”.

Destacó que el privilegio de dar la bienvenida al Presidente Peña Nieto en esta gran ocasión de la Visita de Estado al Reino Unido, “marca no sólo el inicio de este emocionante Año Dual entre nuestros dos países, sino que, por sí mismo, muestra claramente la alianza cada vez mayor entre el Reino Unido y Latinoamérica”.