-MODERADORA: Escuchemos las palabras del Director General del Instituto Politécnico Nacional, el doctor Enrique Fernández Fassnacht.

-DR. ENRIQUE FERNÁNDEZ FASSNACHT: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; licenciado Emilio Chuayffet Chemor, Secretario de Educación Pública; estimados galardonados con la Medalla Lázaro Cárdenas; señores ex Directores Generales del IPN; compañeros politécnicos.

Señoras y señores:

Una larga tradición nos convoca aquí, en la Residencia del Ejecutivo Federal, donde año con año, desde hace 35, se lleva a cabo esta ceremonia académica con motivo del Día del Politécnico.

Hoy, como ayer, ante usted y con usted, señor Presidente, distinguiremos a quienes con su esfuerzo y dedicación han alcanzado niveles de excelencia en su desempeño, confirmando que la educación es la única vía idónea, para formar ciudadanos comprometidos con el desarrollo de nuestro país.

Estos reconocimientos simbolizan el productivo encuentro entre Gobierno y sociedad. En cada presea se cristaliza el sueño que desde el 1º de enero de 1936, han venido construyendo el Gobierno Federal, los estudiantes, los trabajadores académicos y el personal de apoyo y asistencia a la educación en nuestro instituto.

En este acto, renovamos el fuego que funde al Instituto con la Nación. Es nuestro ritual, en el que refrendamos que la Técnica está al Servicio de la Patria, porque el Poli ha sido, es y será de todos, el Politécnico es patrimonio nacional.

El otoño de 2014 es el parteaguas que marca un antes, y un después en el Instituto Politécnico Nacional. Los estudiantes organizados en la Asamblea General Politécnica, iniciaron un movimiento que generó históricos acuerdos, derivados de una Mesa de Diálogo Público con el Gobierno Federal.

Teniendo como fondo una mayor apertura democrática, se presentaron exigencias y protestas, pero también propuestas sobre diversos temas y problemas; entre otros, derogación de un reglamento, cancelación de planes de estudio, creación de una Defensoría Politécnica de los Derechos Individuales y Colectivos.

No aplicación de la Reforma Integral de la Educación Media Superior, no injerencia del Tecnológico Nacional de México y de la ANUIES en los asuntos internos del Politécnico; organización del Congreso Nacional Politécnico.

Creación de un órgano interno de vigilancia; cancelación de remuneraciones especiales a ex directores y reorientación del destino de dichos recursos, auditorías de desempeño e investigación a organizaciones estudiantiles, mayor presupuesto para el Instituto; mayor transparencia, incremento de becas, estudio de las necesidades de infraestructura y renuncia y destitución de funcionarios. Así es como fue.

He informado e informo que hemos dado puntual seguimiento a los compromisos ahí contraídos, y de la mano con la comunidad politécnica estamos construyendo la plataforma que nos permita despegar hacia una renovación integral del Politécnico, sin afectar los principios y fundamentos originales que han dado soporte y sustento a la positiva imagen pública de nuestro Instituto.

Hemos procurado actuar bien y rápido, en ese orden. El buen nombre del Politécnico nos obliga a construir sin afectar el prestigio ganado, ni el orgullo y la identidad compartidos.

Nuestros símbolos son intocables e indestructibles. Están grabados en piedra y son a prueba de tentaciones. Muchos de los aquí presentes tienen, como se dice en el Poli, glóbulos blancos y guindas, y han puesto alma, corazón y vida en la construcción de la grandeza del Instituto Politécnico Nacional.

Por ello, la renovación integral del Politécnico no partirá de cero. No se edificará sobre ruinas ni implicará borrón y cuenta nueva. La renovación integral del Politécnico se proyectará a partir de dos grandes procesos, que nos permitirán repensar y redefinir el rumbo: el Congreso Nacional Politécnico y el nuevo Plan de Desarrollo Institucional.

En relación con el Congreso, estamos ajustándonos estrictamente al guión acordado entre el Gobierno Federal y la Asamblea General Politécnica. En un tiempo que esperamos sea corto, estaremos definiendo la integración de la Comisión Organizadora del Congreso.

Por lo que respecta al Nuevo Plan de Desarrollo Institucional, hemos identificado nueve ejes estratégicos sobre los cuales se desarrollarán los contenidos del plan.

Dichos ejes son: asegurar la calidad de la docencia en sus modalidades presencial, mixta y a distancia; alinear los programas de investigación y desarrollo con el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación, y promover su mayor vinculación con la docencia de los niveles medio y superior.

Garantizar el mejoramiento integral de los trabajadores, otorgando certidumbre en los procedimientos de ingreso, promoción, permanencia, y retiro en condiciones dignas.

Incrementar y mejorar las actividades culturales y deportivas, obtener los ingresos suficientes para el financiamiento oportuno de las actividades.

Elaborar un plan maestro de infraestructura que permita contar con instalaciones adecuadas, para el desarrollo de las funciones sustantivas, simplificar y eficientar las estructuras y los procesos administrativos.

Actualizar los esquemas de rendición de cuentas y transparencia institucionales y mejorar los programas de comunicación, divulgación, vinculación e internacionalización del Instituto.

Tanto el Congreso como el plan, se consolidarán con la participación democrática e incluyente de los sectores estudiantil, académico y administrativo.

Señor Presidente:

A siete meses de cumplir 80 años, el gigante está de pie y en marcha hacia un futuro mejor y por más compleja que sea esta tarea de renovación integral, los politécnicos estamos decididos a realizar todas las correcciones y adecuaciones sobre la marcha, sin descuidar en ningún momento nuestra misión.

Nuestro Instituto Politécnico Nacional se mueve de la mano con México y lo que a uno le duele, al otro lo lastima.

Usted y nosotros, sabemos que es tiempo de fortalecer a ésta ya poderosa y prestigiada institución educativa del Estado mexicano y refrendar que la educación pública, laica y gratuita, es la alternativa con aspiración de eternidad en México.

Nuestro Instituto sigue fiel a la Patria, cumpliendo a diario con su compromiso social de formar profesionales con las capacidades suficientes para impulsar de manera responsable y sustentable el desarrollo del país.

Termino diciéndole, señor Presidente, que nos sentimos muy agradecidos por su recepción en este recinto y mucho le reconocemos que a los politécnicos nos haga sentir como en casa.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Enseguida el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el Secretario de Educación Pública y el Director General del Instituto Politécnico Nacional, harán entrega de la Presea Lázaro Cárdenas 2015.

(ENTREGA DE PRESEA)

-MODERADORA: Corresponde el uso de la palabra, al alumno de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas, Jesús Sagahón Azúa,

-C. JESÚS SAGAHÓN AZÚA: Buenas tardes señor Presidente, licenciado Enrique Peña Nieto.

Señor Secretario de Educación Pública, licenciado Emilio Chuayffet Chemor; señor Director de nuestra prestigiosa institución, el Instituto Politécnico Nacional, doctor Enrique Fernández Fassnacht; honorables miembros del presídium; compañeros galardonados, y público en general.

El día de hoy celebramos, no sólo la trayectoria de excelencia de 12 politécnicos, cuya ardua labor los ha hecho acreedores a la Presea Lázaro Cárdenas del año 2015, sino también al grupo de profesores, investigadores, directivos y administrativos de nuestra institución, que día con día, aportan un grano de arena más, en pro de la calidad de la educación mexicana.

El camino recorrido, estoy seguro, no ha sido sencillo. Como todo lo que nos hace esforzarnos y ser cada día mejores personas, ha estado lleno de desafíos, que en otro momento habían parecido imposibles de superar.

Lograr el éxito, no sólo depende en gran medida de uno, sino del grupo de personas que, aunque hoy no están siendo premiadas, han estado atrás de cada uno de nosotros y nos han brindado su apoyo incondicional en esas noches de desvelo; nuestros padres, nuestros familiares; y en la búsqueda de soluciones, nuestros tutores académicos y nuestros compañeros.

No obstante, indudable es también, que ha sido bastante gratificante, pues al final, lo importante no es únicamente llegar a nuestro destino, sino disfrutar del camino, del sorteo de obstáculos, de la apertura de nuevas puertas.

A lo largo de mi vida académica en el Instituto, tuve la oportunidad de recibir el conocimiento de la mano de profesores e investigadores comprometidos con su labor formativa.

Asimismo, se me brindó la oportunidad de colaborar con investigadores nacionales e internacionales, e incluso, de experimentar la vida estudiantil en sistemas tan diferentes al nuestro, como lo es el alemán.

Estoy convencido que todas estas oportunidades brindadas por nuestra institución, que hoy impactan directamente en la formación de estudiantes de excelencia, serán mañana la piedra angular para el crecimiento de nuestro país.

Sin embargo, hoy México se encuentra ante un gran reto, el de pasar de la etapa que los investigadores y estudiantes mexicanos nos apasiona tanto, el desarrollo de la ciencia básica, la ciencia aplicada y la innovación tecnológica, a la transferencia de dichos resultados al usuario final, a nuestra población, a través de la vinculación con la industria y las empresas mexicanas, dejando de depender tanto de los bienes y servicios que nos venden los países desarrollados.

México necesita que el trabajo de sus licenciados, ingenieros, maestros en ciencia y doctores altamente calificados sea la base para satisfacer las necesidades del pueblo mexicano, desde territorio mexicano, y la clave es la estrategia de desarrollo del país.

Es por ello, que me gustaría concluir mi participación invitando al Gobierno mexicano a invertir más en la educación y en el apoyo a la industria nacional, en especial a las pequeñas y medianas empresas.

Asimismo, convocando a mis compatriotas a que prefieran invertir y confiar más en lo hecho y diseñado en México, por mexicanos como nosotros, pues sólo el trabajo en conjunto, nos permitirá llevar a nuestro querido país a buen puerto, beneficiándonos así mutuamente de la capacidad intelectual patente del pueblo mexicano, impulsando así la Técnica al Servicio de la Patria.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)