-MODERADORA: Interviene enseguida la Secretaria de Salud, doctora Mercedes Juan López.

-SECRETARIA MERCEDES JUAN LÓPEZ: Buenos días tengan todos ustedes.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Señores Gobernadores, Mariano González Zarur y doctor Eruviel Ávila; señores directores del Instituto Mexicano del Seguro Social y del ISSSTE, gracias por estar aquí acompañándonos.

Así como al señor Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, doctor José Narro y, al Director del Instituto Politécnico Nacional.

A todos los integrantes de la Mesa de Honor; a todos los distinguidos miembros de enfermería y enfermeros que se encuentran aquí con nosotros.

Señoras y señores:

Saludo al señor Presidente de la República, el licenciado Enrique Peña Nieto, a quien le agradezco que reciba en la Residencia Oficial de Los Pinos, a las enfermeras y enfermeros de México y que nos honre presidiendo la celebración del Día Internacional de Enfermería, que fue instituido por el Consejo Internacional de Enfermeras y, es un orgullo, señor Presidente para nuestro país, que la región de Latinoamérica esté representada por una mexicana, la maestra Eva Reyes Gómez, a quien le agradecemos que nos acompañe.

Mi gratitud y felicitación al personal de enfermería que con su preparación, humanismo y compromiso contribuye a mejorar la salud de las personas.

Para distinguir el servicio que brindan a México, el Consejo de Salubridad General, otorga anualmente tres reconocimientos en enfermería, que llevan el nombre de tres enfermeras ilustres de nuestro país: Graciela Arroyo de Cordero, María Guadalupe Cerisola Salcido y María Suárez Vázquez.

La ciencia médica y los avances tecnológicos nos han llevado a vivir más, pero ahora con un nuevo perfil epidemiológico, caracterizado por el aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles.

La carga de enfermedad que es un indicador que explica el impacto de la enfermedad en la sociedad, se mide mediante la pérdida de los años de vida saludables que son las muertes prematuras, más los años que las personas viven con discapacidad.

De 1990 a la fecha, los años de vida saludables perdidos se deben, principalmente, a las enfermedades crónicas no transmisibles.

En la década de los 90 ocupaban el 63 por ciento y actualmente ocupan el 77 por ciento, principalmente, por diabetes, cardiopatía isquémica, enfermedad renal crónica.

Para atender esta nueva realidad es necesario contar con personal de salud más capacitado, dado los avances tecnológicos en que cada vez es más compleja la atención del paciente.

Así como las enfermeras y enfermeros han sido fundamentales en las acciones para eliminar las enfermedades infecciosas, ahora su participación resulta crucial.

Sólo mencionaré algunos ejemplos.

En la instrumentación de la Estrategia Nacional para la Prevención del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes que usted, señor Presidente, lanzó en octubre de 2013, la labor de las enfermeras ha sido de la mayor importancia.

Un ejemplo nada más voy a dar de su actuación. En 2014 se realizaron más de 36 millones de pruebas para la detección de diabetes, obesidad, hipertensión arterial y dislipidemias.

Siendo el cáncer también uno de los problemas de salud actual, la aplicación de los tratamientos como las quimioterapias, requieren una preparación especializada del personal de enfermería, que es el encargado generalmente de llevarla a cabo; así como las diálisis de los pacientes con insuficiencia renal crónica.

Quiero hacer un amplio reconocimiento a la Comisión Permanente de Enfermería, que es el órgano colegiado en donde están representadas todas las instituciones públicas y privadas de salud, de educación, de educación superior y de los organismos de representación profesional.

La comisión ha tenido muchos logros en estos años, pero muy importante su participación en las guías de práctica clínica, en la aportación que hacen a la elaboración de las normas oficiales mexicanas, la formación especializada del personal de la salud en investigación clínica, por mencionar sólo algunos.

En el Sistema Nacional de Salud reconocemos a la enfermería institucional y laboralmente como profesión. Apoyamos el esquema de desarrollo profesional del personal de enfermería, y consideramos primordial su participación en los puestos directivos.

En la Secretaría de Salud continuaremos apoyando su formación profesional y especializada, indispensable, para mejorar la calidad de los servicios con el Programa de Promoción de Profesionalización de la Enfermería, que contempla su retabulación y mejora salarial, y se fortalece año con año gracias al compromiso de ustedes, de las enfermeras y los enfermeros por mejorar su nivel académico, y obviamente con el apoyo de nuestros sindicatos, muy especialmente agradecer al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud.

Justo por todo lo anterior, en los últimos años el personal de enfermería ha tenido un significativo aumento en su nivel académico.

A diciembre de 2014, de las 300 mil enfermeras que se desempeñan en esta profesión, ya más del 30 por ciento tiene licenciatura.

Los que tenemos muchos años en el Sector Salud, hace dos décadas, no pensaríamos que esta cantidad de personas con licenciatura estén ya en este nivel, como es en el momento actual. Esto es muy importante. Y casi el 15 por ciento tienen alguna especialidad o algún posgrado.

El Sistema Nacional de Salud, por ejemplo, cada día otorga, todo el sistema, un millón 152 mil consultas médicas, 88 mil 700 urgencias y todos los días están las enfermeras y los enfermeros en estas acciones.

Por lo que hoy, el Día Internacional de Enfermería, quiero agradecer su trabajo, por el objetivo común de cuidar y mejorar la salud de los mexicanos.

La población se los reconoce, ya que la enfermería ocupa el segundo lugar de entre las profesiones más valoradas y que gozan de mayor prestigio en la ciudadanía.

Señor Presidente.

Señoras y señores.

Señor Presidente:

Usted ha destacado la importancia de considerar las dimensiones social y económica para alcanzar un México justo e incluyente, a la cual contribuyen día a día mexicanos excepcionales, como las enfermeras y enfermeros.

Los trabajadores de la salud tenemos un papel preponderante en esta tarea nacional y juntos podemos lograr el México más sano al que usted nos ha convocado.
Muchísimas gracias por su atención.

-MODERADOR: Les invitamos a ocupar sus lugares, damas y caballeros.

Veremos la proyección del video: Día Internacional de la Enfermería 2015.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: Escuchemos las palabras de la maestra Juana Jiménez Sánchez, Coordinadora General de la Comisión Permanente de Enfermería.

-MTRA. JUANA JIMÉNEZ SÁNCHEZ: Buenas tardes a todas y a todos.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de la República Mexicana: le saludo y agradezco presidir esta importante ceremonia conmemorativa del Día Internacional de Enfermería 2015.

Doctora Mercedes Juan, Secretaria de Salud y Presidenta de la Comisión Permanente de Enfermería: le agradecemos su cercanía y apoyo para el desarrollo de las actividades de la Comisión y el desarrollo de la enfermería en nuestro país.

Distinguidos miembros del presídium; señoras y señores.

Colegas enfermeras y enfermeros:

Para la enfermería mexicana este día se constituye en un hecho histórico al conmemorar por primera ocasión, el Día Internacional de la Enfermería como un acto de Gobierno, lo cual representa el reconocimiento que usted, señor Presidente, tiene para los profesionales de enfermería del país y que se suma, como lo apreciamos en el video, al reconocimiento social que hemos alcanzado como profesión.

El Día Internacional de Enfermería fue instituido por el Consejo Internacional de Enfermeras, para conmemorar el natalicio de la fundadora de la enfermería profesional: Florence Nightingale, célebre por los cuidados que otorgaba a los heridos de guerra en Crimea, visitándolos acompañada de una lámpara, misma, que se convirtió en símbolo mundial de la enfermería profesional.

Hoy, al encenderla, renovaremos el compromiso de mantener en continuo, la actualización de conocimientos y la transferencia para las nuevas generaciones.

El tema central 2015 es: las enfermeras, una fuerza para el cambio, eficaces en cuidados, eficientes en costos. Refuerza el hecho de que no es posible lograr la salud global, sin la participación de enfermería en todos los niveles del sistema de salud para mejorar el acceso, la seguridad de los pacientes y la calidad de los servicios.

Afortunadamente para México, este tema ya está siendo atendido, la Comisión Permanente de Enfermería, desde su formalización, ha venido desarrollando un importante trabajo de diseño de modelos que han permitido la incorporación de nuevos roles de participación de enfermería en los servicios de salud, nuevas formas de enseñanza y desarrollo de competencias en el pregrado y posgrado y nuevas formas de proyectar el grado de madurez profesional alcanzado.

Ante la necesidad de contener los costos de la asistencia sanitaria, se hace necesaria la adopción de intervenciones que logren mayores beneficios con los recursos disponibles.

Por ejemplo, el número de enfermedades diarreicas prevenidas, el número de amputaciones o cesáreas evitadas, los años de vida salvados, o la mejora de la calidad de vida; lograr la eficiencia en los cuidados, con calidad técnica, pero con impacto en los denominados costos intangibles de precio incalculable, que se identifican a través del dolor, el sufrimiento, la pérdida de la autoestima o la merma de la calidad de vida.

Por ello, los diferentes proyectos propuestos por la Comisión han sido adoptados o adaptados a nivel nacional, porque tienen como propósitos trabajar bajo esquemas de cuidados y tratamientos estandarizados, basados en guías de práctica clínica o protocolos, colaboraciones multidisciplinarias, planes de evaluación de los tratamientos ofrecidos, formación especializada del profesional de salud y la investigación clínica del cuidado para documentar y hacer evidente este costo-beneficio.
Es necesario, también, reconocer que hay un camino importante que recorrer para que el personal de enfermería cuente con lo que el Consejo Internacional de Enfermeras denomina: Entornos Positivos para la Práctica, en los que se garantice la salud, la seguridad, el bienestar, la motivación, productividad y desempeño de las personas y de las organizaciones.

Un tema fundamental de la mejora del entorno es la adecuación de los indicadores enfermera-paciente. La Comisión Permanente ya se encuentra trabajando en la actualización de diferentes documentos normativos relacionados con el tema.

Respecto de la formación de los recursos humanos en enfermería, la Comisión ha tenido avances al mejorar el proceso de evaluación de la calidad de los proyectos educativos, y en conjunto con la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud, la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Salud, se están analizando los mecanismos para mejorar la calidad de la formación de enfermería.

Los grupos de enfermería en cada entidad federativa han hecho grandes esfuerzos por sumarse al proyecto nacional, en temas como la atención materna y perinatal, la atención del adulto mayor, el cuidado de los pacientes con heridas crónicas y agudas, y más recientemente, en el posicionamiento de la enfermería como elemento fundamental en la atención a los pacientes en fase terminal a través de los cuidados paliativos.

Por eso, el día de hoy se reconocerá a 3 enfermeras que reflejan, a través de su persona, la incansable labor que han venido realizando: la maestra María del Carmen Ramírez García, o la maestra Carmelita como la conocemos, digna receptora del máximo galardón en enfermería.

El reconocimiento al Mérito Graciela Arroyo de Cordero, por toda una trayectoria de vida a la formación de profesionales de enfermería y al desarrollo de las instituciones como el IMSS, de la cual es jubilada y actualmente en la Secretaría de Salud de Puebla.

De igual manera, digno reconocimiento el que recibirá la maestra Teresita de Jesús Ramírez Sánchez, del Instituto Mexicano del Seguro Social, por su contribución a la investigación e innovación tecnológica para favorecer la práctica de enfermería, con el Premio Sor María Cerisola.

Finalmente, un merecido reconocimiento a la licenciada en enfermería Miriam Barreto Caudillo, quien con su juventud y profesionalismo ha desarrollado una importante función como líder de la Clínica de Terapia Intravascular en la Secretaría de Salud y con ello una importante contribución a la mejora de la calidad de los servicios de salud, tal y como lo instituye el Premio María Suárez Vázquez.

Señor Presidente.

Señora Secretaria:

Hoy más que nunca la enfermería mexicana está a la altura de contribuir, conjuntamente con ustedes, a lograr ese estado de bienestar que merecen los más de 120 millones de mexicanas y mexicanos.

Cuenten con nuestro compromiso y solidaridad.

Enfermería es la fuerza del cambio.

-MODERADOR: El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, la Secretaria de Salud y la Coordinadora General de la Comisión Permanente de Enfermería procederán al encendido de la Lámpara del Conocimiento.

(ENCENDIDO DE LÁMPARA)

-MODERADORA: Enseguida el Presidente de la República, la Secretaria de Salud y la Coordinadora General de la Comisión Permanente de Enfermería, harán entrega de reconocimientos del Consejo de Salubridad General.

(ENTREGA DE RECONOCIMIENTOS)

-MODERADORA: Enseguida se entonará el Himno de las Enfermeras y Enfermeros de México, por lo cual les pedimos sean tan amables en ponerse de pie.

(HIMNO DE LAS ENFERMERAS Y ENFERMEROS DE MÉXICO)
(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO, SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)