El Presidente Enrique Peña Nieto encabezó este jueves una reunión de alto nivel de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo del Norte, con el objetivo de impulsar la integración energética en Centroamérica, en el marco del X Foro Económico Mundial sobre América Latina (WEFLA 2015), celebrado en la Riviera Maya.

El evento contó con la participación de los ministros de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales Moscoso; de El Salvador, Hugo Martínez Bonilla, y de Colombia, María Ángela Holguín; el embajador de Honduras en México, Mariano Castillo; el consejero del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, Thomas Shannon, y del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno Mejía, entre otros.

El Presidente Peña Nieto refrendó el acompañamiento de México a la estrategia de la Alianza para la Prosperidad. Subrayó que el desarrollo y la creación de oportunidades en el Triángulo del Norte son claves para el propio desarrollo de México.

Durante la reunión se registraron avances en la definición de una hoja de ruta para concretar un gasoducto regional y para acelerar el proceso de interconexión eléctrica entre Centroamérica y América del Norte.

Los participantes refrendaron su compromiso de profundizar el esfuerzo conjunto para la reducción de los costos de la energía y el fomento a la productividad, necesarios para la generación de empleos y el crecimiento económico incluyente en la región.

La Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte es un plan estratégico integral que parte del reconocimiento de los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador, de la necesidad de diseñar políticas de Estado que promuevan el desarrollo económico y social para atender las causas estructurales que alientan la migración masiva de su población, en especial la más joven y productiva.

El comercio de México con Centroamérica suma 10 mil millones de dólares y la inversión acumulada de nuestro país alcanza los 4 mil 500 millones de dólares.